PUBLICIDAD

¿Qué es “la Iglesia de Francisco”?

|

Publica Vatican News, el órgano vaticano online, un comentario sobre un artículo escrito por el teólogo y jesuita catalán Víctor Codina, y lo presentan con el preocupante titular -que explica bastante más que lo que cuenta Codina- de ‘Los opositores a la Iglesia de Francisco’.

Porque ese es el punto, que el autor nos concede de entrada cortésmente: la idea misma de que el de Francisco no es un pontificado más, dedicado, como todos ellos con mayor o menor fortuna, a conservar fielmente un depósito de la fe que no pasará cuando hayan pasado el cielo y la tierra y, en todo caso, permitir su desarrollo orgánico.

No, aquí hablamos de “la Iglesia de Francisco”, igual que la evangélica puede denominarse legítimamente “la Iglesia de Lutero”. Solo con eso el autor tendría respondido lo que se plantea como pregunta, las causas de que exista una oposición a la línea de este papado.

Pero, naturalmente, eso sería esperar demasiado. En la Iglesia, e incluso dentro de la doctrina, hay y habido siempre suficiente margen para la discusión, para que cuestiones concretos no definidas o insuficientemente delimitadas se discutan y surjan, al menos, dos bandos al respecto, como sucedió en el asunto de la relación entre las obras y la gracia que dividió a dominicos y agustinos, manteniéndose ambos en el terreno de la ortodoxia y en perfecta unidad eclesial.

Pero lo que permite precisamente estas controversias -además, naturalmente, del respeto a lo que no puede ponerse en duda- es una especie de lealtad elemental en el debate, que exige el reconocimiento en el otro, o la presunción, como poco, de intenciones igual de legítimas que las propias. Y aquí es donde, en primer lugar, se produce la quiebra.

Me refiero a que el bando, por llamarlo honestamente, que más machaconamente hace hincapié en la necesidad de no juzgar, extremando incluso las palabras de Cristo hasta un límite rayano en la estupidez, es precisamente el que se arroga el derecho, no solo a juzgar la postura del contrario -lo que es perfectamente razonable-, sino también sus intenciones, que es claramente abusivo. Eso es precisamente a lo que se referían las palabras de Cristo, quien naturalmente no nos estaba pidiendo que renunciáramos a la capacidad intelectual de elaborar juicios, sino a no judicializar los comportamientos ajenos ignorando el fuero privado, del que nada podemos presumir con certeza.

Para que el diálogo sea posible entre dos bandos, entre dos posturas legítimas, las dos deben reconocer lealmente que tienen sus razones para creer lo que creen y que lo mismo suponen de entrada en los otros. Es imposible dialogar siquiera si una de las partes ve necesario explorar motivaciones tácitas y ocultas en los otros, partiendo de que su propia postura no precisa de tal cosa por ser evidente por sí misma.

Es esa misma negación que se ve en los regímenes totalitarios, tan convencidos de que su ideología es la correcta que cualquiera que se oponga a ella debe hacerlo por fines inconfesables que hay que aventurar y diagnosticar con aplomo. Así, en la extinta URSS, negar la intrínseca bondad del comunismo se tenía por tan disparatado que, en muchos casos, se internaba a los disidentes en hospitales psiquiátricos, porque solo la locura podía justificar su oposición.

Es el juego al que juegan los defensores a ultranza de la ‘renovación’ con todo fiel que exprese dudas o alarmas ante lo que, correcta o equivocadamente, se les antoja un malbaratamiento del depósito de la fe: como es imposible que sus objeciones sean realmente las que plantean -o, puestos a ser maliciosos, como no tenemos respuestas coherentes y con base firme a sus objeciones- recurramos al argumento ad hominem, al hombre de paja y a las intenciones ocultas, saltándonos a la torera ese principio básico según el cual del fuero interno ni la Iglesia puede opinar.

Así, por dos veces encontramos en el resumen que ofrece Vatican News sobre la crítica de Codina la delatora expresión “en el fondo”, ese fondo del alma ajena que el jesuita presume de conocer.

“Lo que en el fondo molesta a sus detractores es que su teología parta de la realidad, de la realidad de la injusticia, pobreza y destrucción de la naturaleza y de la realidad del clericalismo eclesial”, primera.

“En el fondo la oposición a Francisco es una oposición al Concilio Vaticano II y a la reforma evangélica de la Iglesia que Juan XIII quiso promover. Francisco se sitúa en la línea de todos los profetas que quisieron reformar la Iglesia, junto a Francisco de Asís, Ignacio de Loyola, Catalina de Siena y Teresa de Jesús, Angelo Roncalli, Helder Cámara, Dorothy Stang, Pedro Arrupe, Ignacio Ellacuría y el nonagenario obispo Casaldáliga”, segundo.

PUBLICIDAD

¿Cómo sabe eso Codina? ¿Cómo sabe cuál es el ‘fondo’ de las motivaciones? ¿No tienen ellos ‘fondo’, es todo perfectamente transparente y obvio, sin intereses ideológicos o de poder de ningún tipo; sin confusiones, falacias, inercias, adoctrinamientos, tendencias políticas, y otros motivos no expresos que haya que explicar, o eso solo sucede con sus contrarios?

Como en estas páginas he criticado a menudo lo que, respetuosamente, considero una deriva peligrosa y, por tanto, podría sin problema situarme entre aquellos cuyo ‘fondo’ tan milagrosamente conoce Codina, responderé personalmente a sus presuntuosas afirmaciones sobre lo que nos “molesta”.

“No molesta que abrace a niños y enfermos, pero sí molesta que visite Lampedusa y campos de refugiados y migrantes como Lesbos, molesta que diga que no hay que construir muros contra los refugiados sino puentes de diálogo y hospitalidad; molesta que, siguiendo a Juan XXII, diga que la Iglesia ha de ser pobre y de los pobres, que los pastores han de oler a oveja, que ha de ser una Iglesia en salida que vaya a los márgenes y que los pobres son un lugar teológico”.

Pues no, padre: molesta -no es ese el verbo, pero lo aceptaré por ser el que utiliza- que su preocupación no sea meramente por el destino de los migrantes, sino por una política de migración muy concreta y, me permitirá, más que discutible, que nunca Papa o doctor de la Iglesia antes de ahora ha defendido como medida de Estado. En cuanto a los muros y los puentes, no dejan de ser metáforas de varia aplicación cuya machacona repetición vuelve cansinas y vacía de sentido.

No molesta -no me molesta, al menos, al contrario- que diga que la Iglesia ha de ser pobre y de los pobres, sino que lo diga y no lo haga, pudiendo disponer, digamos, de la espectacular riqueza de la APSA y sus inmuebles sin significado particularmente religioso; o que parezca prestar una especial preferencia a las preocupaciones doctrinales de una iglesia -la alemana y, por extensión, la occidental- singularmente rica y poco periférica, mientras ignora sistemáticamente la periferia africana o a los abandonados fieles chinos, probablemente juzgados como demasiado rígidos. En cuanto al ‘olor a oveja’, no sabría decirle a qué huelen los prelados más allegados al Pontífice, pero apostaría por algún aroma algo más costoso.

“Molesta que diga que el clericalismo es la lepra de la Iglesia y que enumere las14 tentaciones de la Curia vaticana que van del sentirse imprescindibles y necesarios hasta el ansia de riquezas, la doble vida y el Alzheimer espiritual”.

Una vez más: no molesta en absoluto que lo diga; molesta que se quede en simples palabras y que precisamente este insólito espíritu de “prietas las filas” en la jerarquía que lleva a imitar hasta la última muletilla u ocurrencia papal en el último obispo hiede, precisamente, al clericalismo del peor tipo.

“Molesta a grupos conservadores el que Francisco haya agradecido sus aportes teológicos a Gustavo Gutiérrez, Leonardo Boff, Jon Sobrino, José María Castillo y haya anulado las suspensiones “a divinis” a  Miguel d´Escoto y Ernesto Cardenal; disgusta a algunos que Hans Küng, destituido de su cátedra por Pablo VI por el tema de la infalibilidad papal, haya escrito a Francisco sobre la necesidad de repensar infalibilidad y Francisco le haya contestado llamándolo “querido compañero” (lieber Mitbruder)…”

Mire, ahí se acerca más al blanco: sí, molesta que se apoye y homenajee con preferencia a aquellos que se opusieron en abierta rebeldía a sus inmediatos predecesores, como si de algún modo místico Francisco fuera más Papa que todos ellos -algo, por cierto, que es fácil leer entre líneas en muchos de sus acérrimos defensores-, y como si esto supusiera una apertura al disenso y no una coincidencia de líneas, sabiendo como sabemos todos que esta Curia, como la que más, defenestra, excomulga, disciplina y ‘comisaría’ a sus propios disidentes. Y, ya que estamos en este punto, no deja de ser, digamos, curioso que todos los que ahora invocan la primacía petrina para callar a los críticos fueron los que durante décadas se dedicaron a cuestionarla y atacarla. He aquí, paradójicamente, el único dogma que no puede ponerse en duda ni matizarse de un pontificado que predica que no nos ‘obsesionemos’ con la pureza de la doctrina. Un punto, me parece, que bien valdría un “en el fondo”.

“Molesta que diga que él no es quién para juzgar a los homosexuales, que afirme que la Iglesia es femenina y que, si no se escucha a las mujeres, la Iglesia quedará empobrecida y parcializada”.

Molesta en esto que insista en lo que ya predica a voz en grito el siglo, como si en vez de ser la Iglesia la depositaria de una verdad eterna y una Buena Nueva para los hombres fuera una asociación envejecida que intenta ganar simpatías repitiendo lo que todos dicen. La Iglesia, por cierto, es de las instituciones más feminizadas que existen; podríamos jurar que su excesiva virilidad no es exactamente el problema que le aqueja hoy.

La renovación auspiciada por Francisco abre muchos y muy serios debates. Si quienes la procuran sienten que esta es la suya y que esta es la hora de aplicar desde el poder su apolillada eclesiología sesentaiochista, adelante, poco es lo que los fieles podemos hacer. Si, en esa posición se niegan a dialogar -y, pese a sus palabras, esa parece ser la opción elegida- y prefieren imponer, qué remedio. Pero permítannos, al menos, saber por qué defendemos lo que defendemos frente a la “Iglesia de Francisco”. En el fondo, padre.

81 comentarios en “¿Qué es “la Iglesia de Francisco”?
  1. La iglesia De Francisco el prepotente es lo más contrario a la Iglesia Católica; es sustancialmente anti doctrina, anti moral, homosexualista, ambientalista, migracionista, globalista y legetebista.

    1. Sí Carlos Esteban. Alguien debe prender las alarmas; sobre todo cuando hay tantos que duermen profunda plácidamente. Y aquí está en juego la salvación. Esto tiene mucho de largo, de ancho y de profundo. Hay mucha tela por cortar.
      Gracias por su artículo. Queda lo más importante: ORAR, ORAR Y ORAR; porque el enemigo anda como León…

      1. Nunca he puesto la X para la Iglesia de Francisco, lo del Instituto Juan Pablo II, me confirma en mi decision. No, no voy a apoyar economicamente al Anti-Evangelio, la Anti-Iglesia, que dijera el Cardenal Woytila en los actos de Conmemoracion del Bicentenario de la Declaracion de Independencia en Canada.

    2. Lo de «Iglesia de Francisco» no es flor de un día ni una creación de autor. Es una denominación oficiosa que llevan años usando sin embozo todos los propagandistas de la apostasía funcional vaticana. Los beatos que hoy están dejando tirado a Jesús por esta punta de vividores sin fe ni vergogna no podrán jamás alegar que les han engañado. Si en algo está siendo honrada la herejía (ésta sí) de Francisco es en ir corto y por derecho, y no buscar engañar ni a las pocas viejas reviejas que quedan aún en las iglesias.

      1. En general, para que una crítica sea realmente digna de un acto religioso interno, y que tenga una finalidad constructiva, el que critica tiene que criticarse a sí mismo; es decir, no creerse un santo y que critica desde fuera. Si es cristiano, tiene que sentirse involucrado también en aquello que critica. Él es un responsable de la Iglesia: eso tiene que notarse.
        Toda crítica en que no se note que el que la hace, está criticándose a su vez, es decir que se siente responsable, sujeto mismo de la crítica, ciertamente no es una crítica intraeclesial.
        Desde luego hay cuestiones históricas muy complejas de resolver. Por ejemplo, la Inquisición, el caso Galileo etc. Yo, en general lo que diría sin entrar en exámenes históricos que la pureza del cristianismo no se mide por los errores que haya cometido. Lo que debe examinarse más bien, es si esos errores fueron en contra de su propio espíritu o no; y si para salir de ellos tuvo que arrancar páginas de su escritura o de su doctrina.
        Parte II

      2. Por lo demás, Carlos Esteban, me parece arrojarse a un bucle entrar a discutir cada uno de los estrambóticos temas estrella de los beati-marxistas como el Codina ese. Todos se devanan los sesos igual desde hace 50 ó 60 años. Es igual que debatir con un fanático del clima, el animalismo, el feminismo o con comunistas en general: puros mantras. La única diferencia es que ahora han colocado un papa, pero la cantinela es la misma y los referentes igual sólo que ya viejos reviejos o alimentados por sonda.

    3. La Iglesia ES de su Fundador: Jesucristo.
      ¿Donde se lee que sea la Iglesia de Francisco?
      Francisco es el PORTERO de la Iglesia, lo demás son especulaciones que es propio del Demonio que ha venido a dividir. Pero ahí están las palabras de Su Fundador.
      Saludos y no se guíen por algunas publicaciones.

    4. Hay una aptitud de crítica frente a la Iglesia, especialmente contra el clero romano, los obispos, sucesores de los apóstoles. Critica Incluso desde dentro de ella. Critica más o menos objetiva y más o menos injusta; algunas veces, muy despiadada con respecto al pasado: sobresalen por ejemplo, el tema de la Inquisición, la convivencia con el poder temporal etc.
      Ante todo, la crítica a la Iglesia, como a cualquier institución (no olvidemos que la Iglesia también tiene carácter divina por su Fundador), se puede dar, incluso es conveniente que se dé. Solamente que el calificativo de crítica “despiadada” es lo que hay que matizar. No olvidemos la crítica destructiva del doctor Martin Lutero hacia el Papa y todo lo que sale y entra a Roma. Para Lutero, Roma era la letrina del demonio. Puede ser verdad, pero eso no es la Iglesia Católica. Los santos y los Padres de la Iglesia, la contemplaban con los ojos de la fe y no con la razón.
      Parte I

  2. El Calígula de Santa Marta se comporta como Lenin.

    Usa Alcahuetes durante el tiempo que le sean útiles y purga a todos los que no lo obedecen en forma obsecuente.
    Y destierra a los que piensan, no solo que piensen diferente, sino que solo sean capaces de pensar.

    Dejémonos de intentar interpretarlo, es solo un hombre malo, autoritario y sin límites.

  3. Que el papa Francisco es la culminación de un proceso abierto con el concilio VII es algo en lo que enemigos y fieles de la Iglesia católica estamos de acuerdo. La diferencia es que unos consideran que eso es bueno y los segundos que no lo es. Todos los males que nos aquejan: desde los abusos pedófilos, la falta de vocaciones, la estampida en masa de los fieles, todo, todo, tiene su inicio ahí.

  4. Excelente artículo, esta es la realidad que tenemos. Dios nos asista y tenga misericordia de su pueblo para que acabe pronto tal desastre.

  5. Felicito al Papa Francisco porque en 6 años largos de pontificado, en medio de una terrible crisis eclesial:

    – Sigue vigente el celibato sacerdotal
    – No se ha permitido el acceso de mujeres al sacerdocio,
    – No ha cambiado la doctrina oficial sobre asuntos importantes como el divorcio, el aborto, la homosexualudad….
    – Sigue vigente la norma papal que permite la libre celebración de la Santa Misa Tradicional,
    – Etc.

    Felicidades Santo Padre Francisco. Y no haga usted caso de las manadas de hienas que le critcan cobardemente en internet.

    1. Pancracio: Quiera Dios que puedas seguir escribiendo el mismo comentario después del Sínodo de la Amazonia.
      Estaría bueno que te preguntaras quién colabora para la producción «de una terrible crisis eclesial».
      Pero, ten confianza porque la Cabeza de la Santa Iglesia, nuestro Señor Jesucristo, no suelta el timón, y la conducirá a buen puerto.
      Bendiciones.

    2. Claro, tenga en cuenta que la moneda tiene dos caras y usted ve solo una. Así no vale. Analizar sin pasiones lo que dice este hombre Bonaerense nos lleva a conclusiones consistentes. Jesús va por un camino, y este va por otro llevando consigo muchos que en medio de su encantamiento no pueden ver la verdad. Qué si es el Papa? Por sus frutos: heregias y apostasía lo conoceréis.
      AVE MARÍA PURISIMA!!!
      RUEGA POR ESTE HOMBRE ( EL DE ROMA), Y NOSOTROS.
      Benedicto XVI es el papa!!! Dio lo proteja!!!

        1. Qué clase de dificultad tienen los que creen que se puede llamar Papa a BenedictoXVI,que lo fue y dejó de serlo por expreso deseo de el mismo,expresado libre y voluntariamente,dejando al orbe católico Estupefacto?

          1. Eso está por verse. La componenda mafiosa del vaticano lo sacó de allí. Investigué y se enterará de los vicios que dejan en entredicho dicha elección.
            Por ejemplo uno: hubo cabildeo a favor de Francisco, cuando eso está prohibido. Al Espíritu Santo no lo dejaron entrar porque esa elección ya estaba cantada por el movimiento promasonico al interior del vaticano. Elección amañada. No vale.
            Ante los hombres el Papa es Francisco; ante Dios es Benedicto XVI.

          2. Susanaa.
            ¿Lo dejó porque quiso? ¿En serio?
            Por favor. Teclee en YouTube y busque el vídeo donde la mayoría de cardenales alemanes niegan el saludo a Benedicto.
            Si después de ver el vídeo sigue pensando lo mismo, ya no sabría qué decirle.

    3. Jajajaja antes debiste felicitar a Nuestro Señor quien garantizó que las puertas del infierno no prevalecerán. Pero bien claro dijo también que cuando el hijo de hombre volviera, ¿hallará la Fe sobre la Tierra?, en clara alusión a estos apóstatas que en todo quieren ser novedosos y diferenciados de lo que dijo nuestro Señor. Tú puedes quedarte como manso borrego a recibir la doctrina adulterada, que también está escrito que en estos tiempos, estos novedosos modernos, se harían de falsos maestros por el prurito de oír novedades porque les incomoda la sana doctrina

  6. francisco es pedro el romano,y pedro hizo una iglesia con las ideas de jesus, la iglesia de pedro y la iglesia de francisco,pero ouien le ha dado las ideas a francisco pues yo

    1. Mariela, busqué el video que sugeriste que se viera, y se ve de pronto, lo que dices, pero en los comentarios te hacen ver la realidad: el Papa está haciendo la presentación del Sr. al que si saludan, no hay falta de respeto.
      Tal vez algunos no lo quieran nadita, pero en el video eso no sale por supuesto. Hay que ver que no nos manipulen con falsa información. 👀

      1. Spes.
        Sea como sea, a mí me parece una falta de respeto dejar al Papa con la mano extendida sin responder al saludo.
        De hecho, si fuera algo de protocolo, ¿por qué unos si responden y otros no?
        He leído los comentarios y por más que me lo expliquen, me parece un desaire total. A mí no se me hubiera ocurrido dejarle tocando tablas. Ni a él ni a nadie, pero menos a él.

        1. Entonces me está diciendo usted Mariela que Benedicto deja de ser Papa porque ,otros cardenales,no le saludan cortesmente,eso es de patio de colegio,yo respeto demasiado a Benedicto como para dar crédito a ese argumento,que me parece a todas luces insustancial.Nadie abandona su misión en la Iglesia,porque sus compis no le adjunte!!!!.

  7. Los fieles no somos quienes para decir al Papa o a la jerarquía lo que deben hacer. Pero sí somos quienes para cerrar el bolsillo. Y, sobre todo, para usar el arma más potente de un cristiano, la oración.

  8. Y continua emerichVi cosas deplorables: se jugaba, se bebía, se parloteaba, se seducía a las mujeres en la iglesia, en una palabra se cometían allí todo tipo de abominaciones..Los sacerdotes dejaban que se hiciera cualquier cosa y decían la misa con mucha irreverencia. Vi pocos que tuvieran todavía piedad y juzgasen sanamente las cosas. ..Vi construir una iglesia extraña y al revés de todas las reglas..es propiamente una iglesia de fábrica humana siguiendo la última moda, tan bien como la nueva iglesia heterodoxa de Roma, que es de la misma especies..Vi en el futuro la religión caída muy bajo y conservándose únicamente en algunos lugares, en algunos hogares y en algunas familias que Dios ha protegido también de los desastres de la guerra».
    Es comonsi estuviese describiendo a la Iglesia De Francisco.

  9. Creo en «UNAM, Sanctam, Catholicam et Apostolicam Ecclesiam», fundada por el mismísimo Jesús y ungida por la Ruah Santa en Pentecostés. Desconozco a toda «iglesia de»…

  10. No hay buen corazon en la iglesia catolica solo vivoras y aprobechados no hay nobleza

    mateo 23;33
    Serpientes! ¡Camada de víboras! ¿Cómo escaparéis del juicio del infierno?

  11. Pues allá todo el que quiera ser de la Iglesia de Francisco. Yo sigo católico. Bastante que rechacé evangélicos y testigos de Jehová y Mormones, ahora que no saque las mentiras de este, por más ‘humilde’ que se presente

  12. Cuando el Papa es de la cuerda conservadora, nos hartamos de oír que “Ubi est Petrus, ibi est Ecclesia”, “lo que tú atares..” y todo eso, pero cuando no les gusta a esos señores, se permiten rociarlo con los peores insultos y no hacerle ningún caso. Las tradiciones que no les gustan, las borran del registro (cuando era posible hacerlo, quemaban los documentos o les arrancaban las hojas –como a una biografía de Jesús-. Luego llaman “Tradición Católica” a las decisiones o prácticas que les gustan. Un ejemplo indiscutible y corto de relatar: “¿Por qué no protestan de que dejase de cumplirse la tradición de que los Papas y obispos se casen, que comienza con el Evangelio y reitera S Pablo al decir que “El que no esté casado no sirve para obispo”? ¿Quién les ha dado a unos determinados señores el poder de decir lo que es la tradición y de aprobar o descalificar a Papas?

    1. Sota de Bastos.
      El Papa no puede atar o desatar cosas que vayan en contra del evangelio y si lo hace, hay que reprenderlo y por supuesto, en ese caso, no estamos obligados a obederle.
      Véase 303 del Amoris, hacer estatua y sello a Lutero, contestar que se puede ser protestante y católico a la vez. En fin, ¿a qué seguir?
      ¿Resulta que puede atar y desatar y luego decir que él no es quien para juzgar? Algo no cuadra…

  13. !Vaya! y el resto de católicos pensando que La Iglesia es la de Jesucristo. Lo que no se es como no ha elegido de nombre para su pontificado Jesucristo II o Pedro II, digo más, hasta podría haber elegido ! Jorge Mario!
    San Francisco se estará tapando los ojos en el Cielo.
    Lean a Castellani y el Apokalipsis de San Juan. Allí verán desfilar a los precursores del……………
    Y si leen algo sobre judeo-masonería, lo verán todavía más claro.
    En esa deriva andamos…

    1. Eso es lo que hay que hacer. Leer, documentarse. Los hechos, no suposiciones, determinan una realidad. Registros fílmicos, fotográficos, audios, etc, etc, profesias… Aquí no se trata de atacar a un hombre supuestamente papa para muchos. Al contrario hay que orar mucho por el (impostor) y que llegue el Espíritu Santo y haga brillar su verdad.
      AVE MARÍA PURISIMA!!!
      RUEGA POR NOSOTROS!!!

    2. Dijo Jesus: … y yo te digo: tú eres Pedro y sobre esta piedra fundaré (edificaré)
      «MI» iglesia. Léase bien : «MI». No dijo, UNA, o funden una iglesia.
      Entonces de quién es la iglesia?
      Los santos han sido fieles a Jesús, hasta soportar el martirio; nos han dado muchas lecciones de su fidelidad. Por eso debemos orar mucho para que el Señor Jesús y la Virgen María nos ayuden a ver los lobos que se la quieren devorar.
      «San Miguel Arcangel, sed nuestro amparo ante las maldades y acechanzas del demonio. Reprimele, oh Dios como rendidamente te lo suplicamos. Y tú, oh Principe de la milicia celestial, armado con el poder divino, precipita al infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos que para la perdición de las almas vagan por el mundo, AMÉN.
      Quién como Dios? Nadie como Dios.

  14. No deja de sorprenderme la cantidad de Clerigos, sobre todo de Obispos para arriba, que a sus 70 se revelan como «hippones» reprimidos.
    O no reprimidos, pero que por sus decires, exponen que han vivido cinco decadas fingiendo.

    Sin creer en quien decian creer y proclamaban.
    Sin vivir como fingian vivir.
    Practicando la homosexualidad, o tolerandola a su alrededor a pesar de haber elegido libremente el celibato.

    Gente que por su prontuario deberia callarse y recluirse, y pretende decirnos a los normales como debemos vivir.

    No seja de sorprenderme, y espantarme tan gran exhibicion de flagrante hipocresia

  15. El celibato sacerdotal sigue, a pesar de Francisco. La comunión en pecado mortal se practica, gracias a Francisco. La no ordenación de mujeres sigue, a pesar de Francisco. La misa tradicional es perseguida, gracias a Francisco. La homosexualidad ya se puede practicar a discreción, pues Francisco no se atreve a condenarla ¿quién soy yo ? y se ha rodeado de homosexualistas. La migración masiva desarraigadora y abaratadora de la mano de obra es el nuevo dogma francisquita, como el ambientalismo limitador de la natalidad contaminadora. El matrimonio sigue siendo indisoluble en teoría, pero el nulivorcio exprés y la comunión adulterina dicen lo contrario. El pecado se ha elevado a rango de respuesta generosa a la voluntad divina: AL 303. La absolución de los pecados, si es que lo siguen siendo, ya se puede obtener sin necesidad de verdadero arrepentimiento ni propósito de la enmienda. La presunción de validez de todo matrimonio se ha mutado en presunción de nulidad, etc, etc.

  16. A frncisco le pasara lo oue a jesus el gallo y pedro en este caso dira oue no conoce a jose,sus intereses por formar una iglesia esclusivamente de frncisco lo ciegan hasta el puento de negar a Dios la historia se repite

  17. Yo lo sé. La iglesia de Francisco es la misma Iglesia conciliar inventada en el Vaticano II de la que se continúa hermeneuticamente como aquella se continuaba de la tradicional, y esta consiste en otro estadio de evolución en el que entendemos aún mejor el evangelio, y así sucesivamente estaremos pasando por etapas hasta que lleguemos al punto omega, lugar en donde se encuentra Rahner.

  18. ¿Sólo sabéis insultar….? Demostráis lo que sois, los que atacáis al Pontífice legítimo de la Iglesia de Jesucristo, que es el Papa Francisco. como lo ha manifestado públicamente y de forma reiterada en anterior Pontífice Benedicto XVI. Estáis ofuscados y errados. Tenéis mucho de arrogancia y nada de caridad. O sea, mucho de malo y nada de bueno.

    1. Es verdad, Pancracio. Qué atrevimiento el nuestro al oponernos al 303 del Amoris. ¿Quiénes somos nosotros para juzgar a los recasados por lo civil que les apetezca comulgar? Si ellos creen moralmente que puede ir tranquilamente, debemos respetarlo. ¿No es acaso la moral de cada uno la que marca la norma a seguir? ¿Qué tiene que decir el evangelio o la tradición de la Iglesia acerca de lo que se debe o no hacer o de lo que nos apetezca o nos disguste? Nada.
      Ahora pregunto: ¿qué le sucederá al sacerdote que no de la comunión a dos recasados por lo civil por razones (hasta ahora) obvias y quieran denunciar la lealtad a la Iglesia de ese sacerdote?

      1. Me parece que no te has leído Amoris Letitia, has leído, o se te ha infundido, otra cosa. Por si sirve para algo (que lo dudo) te diré que sigue vigente que no está permitido comulgar a un católico en pecado mortal. Si se cumple el sueño de muchos, de quitar de en medio al Papa Francisco, ya veremos.

        1. Entonces ¿ para qué la Amoris Laetitia ? ¿ para decir lo mismo que la Familiaris Consortio y su exigencia neta de vivir como hermanos para acceder a la comunión? Los profesores del Instituto Juan Pablo II han pretendido lo imposible: interpretar la Amoris en continuidad con el magisterio. Por eso han sido expulsados, pues Francisco, el nuevo paradigma, más viejo que el pecado, pretende descaradamente lo contrario, aunque no se enteren los pancracios, que sea el magisterio el que se interprete conforme a la calamitosa Amoris.

        2. Pancracio. Quien no se ha leído el 303, eres tu. Y ese punto dice lo que dice y el Papa en la carta a los obispos de Buenos Aires, dice que no hay interpretación a lo escrito. Que es tal cual.
          Así que si un sacerdote se pasa el 303 por el arco del triunfo, que sea consciente de que al día siguiente puede estar de patitas en la calle.

    2. Documentese, por favor.
      Los hechos hablan por sí solos
      Esto es como una empresa. Los empleados sabrán discernir si como subordinados lo que van a ejecutar por orden superior es lícito. Con eso nadie nos puede engañar.

  19. holas hermanos.
    Meda mucha pena que nuestra iglesia tenga muchos nombres, ahora se llama la Iglesia de Francisco, pasado maña se llamara la iglesia de…….. etc.
    Pero no han oído lo que dice el Espirtu Santo Sobre esta roca edificare mi Iglesia, esa roca no era Pedro, ni Pablo….. etc.
    la Iglesia se construye bajo los fundamentos de sus Santos que son los Apóstoles y Profetas, siendo la principal piedra de angulo Jesucristo mismo y el es cabeza de la iglesia, por que Jesucristo es dios vivo,
    entonces la iglesia es de Cristo.
    Cristo esta en nosotros por el espíritu que se nos dio somos todos hijos de Dios y todos somos uno.

    Paz en Cristo Jesús.
    Amen Amen aleluya Ven Señor Jesús.

  20. ¿Qué es “la Iglesia de Francisco”? Es sencillo. Es la secta cismática de San Gallo que gobierna ilegítimamente y oprime a la Iglesia Católica.

    1. Para mí, la misa de siempre y la doctrina tradicional es el arca de Noé moderna… Y que venga después el diluvio de la Iglesia de tal Concilio y tal otro papa.

  21. Cuál es la Iglesia de Francisco? Cuándo fue inaugurada??? Pues si lo que quiere Francisco y todos sus obsecuentes adeptos, es su propia Iglesia, yo no derramaría una lágrima si abandonaran todos el Vaticano y se fueran con sus creencias a otra parte…yo conozco la Iglesia de Jesucristo, tal como Él quiso que fuera… Francisco y todos sus adeptos, un poco más de humildad!!!

  22. La iglesia de Francisco lo que tiene que hacer, en coherencia, es marcharse de la Iglesia Católica y fundar su propia iglesia, que tendría escasos seguidores. No lo harán porque lo que pretenden es adulterar, desde dentro, la Iglesia Católica, transformarla en una secta protestante convergente en el poliedro ecumenista de las religiones relativistas. Hay que resistir y protestar una y otra vez ante tanta ofensa a Nuestra Madre la Iglesia y Nuestro Señor Jesucristo, su divino fundador.

    1. Es la diferencia monumental: los cismáticos de antes se iban, ahora se quedan. Bergo.glio y su sangallen boys son parásitos que no viven por sí mismos, nos exprimen y, además, pretenden obediencia.

  23. ¿Qué es la «Iglesia de Francisco»? No lo sé.
    Sólo sé que si tal iglesia es de Francisco, no puede ser la de Nuestro Señor Jesucristo a la vez. Hay un sólo Señor. No dos.

  24. Es triste notar que este fenómeno descalificador ahora está afectando a la Iglesia Católica. Hasta hace unos años, se podía sancionar a sacerdotes y teólogos que enseñaran cosas contrarias a la fe católica o que tomaran decisiones de vida en clara contradicción con la enseñanza de la Iglesia, y esto, sin embargo, ocurrió a través de un proceso interno en el que se escuchaban las razones del «Demandado» e invitado a cambiar de conducta antes de resignarse a la sanción pública. Este ya no es el caso: alrededor del Papa Francisco se creó un movimiento «revolucionario», o lo precedió, que interpreta el comienzo del pontificado actual como el comienzo de una nueva era: ya no habla de la Iglesia Católica sino de Iglesia de Francisco, trata los documentos del pontífice como la carta fundamental de una nueva Iglesia, hace justicia sumaria a aquellos que, incluso simplemente, recuerdan una verdad fundamental de la Iglesia católica: la continuidad necesaria del magisterio de cualquier papa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles