PUBLICIDAD

La mitad de los católicos de EEUU no sabe qué es la Eucaristía

|

Según una reciente encuesta de Pew Research realizada entre católicos de Estados Unidos, la mitad de ellos cree que la Sagrada Eucaristía es un “símbolo”, e ignora que se trata de la Presencia Real de Cristo bajo las especies de pan y vino.

Según la encuesta, exactamente el 50% de los católicos consultados en Estados Unidos respondió correctamente a la pregunta sobre lo que la Iglesia enseña sobre la Transubstanciación, por la que en el momento de la Consagración el pan y el vino se convierten en el Cuerpo, la Sangre, el Cuerpo y la Divinidad de Jesucristo.

La otra mitad, en cambio, cree que la Iglesia enseña que el pan dado en comunión es meramente un “símbolo” del cuerpo y la sangre de Cristo, salvo un pequeño porcentaje que dice no estar seguro de la respuesta correcta.

Es difícil no preguntarse cómo pueden los pastores norteamericanos insistir en sus obsesiones políticas y en sus interpretaciones de la doctrina católicas más adaptadas a las modas ideológicas del mundo cuando la mitad -la MITAD- de sus fieles ignora el más consolador y anonadante misterio de nuestra fe.

Este es el resultado más desolador en una población que, estando bautizada y confesándose católica, ignora uno de los misterios centrales de nuestra fe, que además nos distingue de otras denominaciones cristianas. Pero no es el único.

En cuanto otro dogma de fe que distingue a la Iglesia Católica, la existencia y naturaleza del Purgatorio, una cuarta parte cree que es un lugar de condenación para quienes no mueren en gracia. Solo el 71% de los católicos respondió correctamente la pregunta sobre el purgatorio.

28 comentarios en “La mitad de los católicos de EEUU no sabe qué es la Eucaristía
  1. Al menos lo ignoran. De la ignorancia se puede pasar al conocimiento. El problema es cuando no se cree en la Presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, como sucede con Francisco, quien nunca se arrodilla ante el Rey de reyes porque no cree. No debió siquiera ordenarse sacerdote.

    1. Belzunegui, lo más importante es la fe en la Eucaristía. En la última Cena, todos los apóstoles estuvieron sentados, incluyendo al mismo Judas. Así que «arrodillado» o de pie, sea recibido el Señor. Así que no es cuestión de ignorancia, ni la forma cómo recibir el Sacramento, sino de humildad y de fe.
      Lo mismo sucede durante la Misa cuando el sacerdote nos dice: “La paz con ustedes”. Pero no hay que olvidar que detrás de esta paz, está la puñalada. Así es como Judas le da un beso a Jesús, pero detrás de este beso una traición.
      Saludos

  2. Como seminarista en los Estados Unidos me atreveria a decir que muchos sacerdotes aqui no creen en la presencia real de Jesus en la Eucaristia. Tampoco creo que crean en el infierno. Al no creer en el infierno, no hay certeza de que el pecado es pecado. Por ende para que ir a la iglesia, para que creer o para que prepararse para la eucaristia. La eucaristia entonces se convierte en un evento social, como una fiestecita dominguera y nada mas. En otras palabras si el maestro, ques es el sacerdote no ensena, nadie puede aprender y ningun maestro puede ensenar lo que no sabe.

    1. Alessandro. Lo importante es que haya seminaristas, diáconos, sacerdotes, obispos y cardenales que aún crean en el evangelio. Predica la Verdad a tiempo y a destiempo, alta clara y sin miedo, entre quienes te encuentres. La Verdad nada tiene que temer y Jesús está contigo.
      Sé valiente y ten ánimo. Seguro que llegarás a ser un sacerdote santo. Pediré por ello.
      Saludos!!

  3. Y mientras, la gran mayoría de los curas dedican sus sermones, conferencias o «meditaciones» a temas banales, consejitos de autoayuda y chascarrillos autocomplacientes. A ver cómo lo explicarán al Señor en su momento.

  4. Que se lo pregunten a bxvi, que cuando era prefecto de doctrina de la fe dijo que la misa nestoriana que carece de consagración era válida porque se sobre entendía.

    1. De lo que afirmaba ratzinger en doctrina de la fe se derivan consecuencias muy graves, pero nadie quiere verlo, sólo se centran en lo que hace Francisco sin mirar lo que hicieron otros. Memoria selectiva. La representacion de una cena en vez de un sacrificio altera la intencion de la misa y no asegura la validez, el ofertorio del novus ordo altera la intención, la intencion por todos los hombres la hacía inválida seguramente y el tono narrativo no asegura la lresencia real. ¿De qué os quejais? La gente cree lo que los curas han trasmitido.

  5. En los seminarios modernistas que benedicto y juan pablo consintieron se les enseña que eso de que la misa tenga materia, forma e intencion para ser valida, son antiguallas medievales pq hoy día se piensa que la misa no tiene palabras magicas, sino que la misa en su conjunto hace la consagración porque cuando dos o tres se reunen en mi nombre ahí estoy Yo en medio de ellos. Por eso en el novus ordo primero levantan la hostia para que el pueblo la consagre y luego el cura se arrodilla. El novus ordo por sí solo no asegura ninguna presencia real, necesita que la intencion del cura sea la intención tradicional, no la q le enseñaron en el seminario. Y el opus no es una excepcion.

    1. Formula Intentionis:

      «Ego volo celebrare Missam et CONFICERE CORPUS SANGUINISQUE DOMINI NOSTRI IESUCRISTE, iuxta ritum Sancta Romanae Ecclesiae …..»

  6. Otros muchos aseguran que hay presencia real pero se refieren a que la presencia espiritual es real, con lo cual no creen en lo que cree la iglesia ni tienen la intencion de la iglesia al consagrar. El pueblo católico está muy mal porque el clero está peor y los papas no han aclarado nada ni han condenado el error, han dado libertad a todas las chifladuras teológicas y han condenado y excomulgado la tradición. Cosechan lo que ellos mismos sembraron.

  7. Juan Pablo II y Pablo VI papas que les dio exactamente igual si la intención en la consagración de la misa era por muchos o por todos los hombres, qué más da la validez, lo importante es el amor y la dignidad humana.

  8. El 100 % de los catolicos novus ordo piensa que la misa es una cena como los protestantes y los judíos, puesto que visualmente no aparece el sacrificio propiciatorio por ninguna parte, con lo cual desconocen lo que es la misa. Exigen creer en el cvii cuando ni siquiera creen en el dogmático Trento.

    1. Uno que otro. Coincido con usted. Y además, quien no crea que la misa novus ordo es una copia de la misa luterana, que acuda a una o vea algún vídeo en youtube. Hasta las canciones son iguales.
      Quien no quiera abrir los ojos, pues que continúe con ellos cerrados.

  9. Si lo pastoral debe estar subordinado a las intenciones de lo dogmático, el Novus Ordo ha supuesto un retroceso real respecto de Trento y alguien deberá rendir cuentas de ello algún día, cuando los especialistas en el botafumeiro eclesiástico se cansen de hacer la ola a este magnífico Concilio cuyos frutos son hechos y contra hechos no valen argumentos. ¿50 años no son suficientes? ¿necesitamos 100 años más? La aplicación de Trento no experimentó, ni de lejos, los altibajos del CVII. A ver si se caen del burro. El problema es que la protestantización gestual que implica la protestantización ritual del Novus Ordo no sale gratis. Si el sacerdote da la espalda al Santísimo, como Lutero, ¿cómo sorprenderse de que la gente deduzca que la presencia es simbólica y no real? Lo raro sería lo contrario.

  10. En definitiva, todo un éxito.

    Si los modernistas e infiltrados posconciliares se proponían confundir al pueblo católico y mentirle acerca de la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo en la Sagrada Eucaristía, lo han logrado.

    Me gustaría ver la misma estadística del año 1955, a ver cuánto decayó la Fe en la presencia real.

  11. No solo alli. Un católico q vive en pecado me dijo abiertamente q no sentía ningún cargo de conciencia y q ademàs cuando iba a misa (cada vez menos) comulgaba tranquilamente pq a él eso le importaba tres pepinos.

    Su argumento?… Todo se resume en amar al prójimo.

    El problema es q cuando obispos, sacerdotes, catequistas etc. enseñan q lo màs importante es amar al prójimo se olvidan de añadir q hay q amarle como Cristo le amó y eso es imposible sin Cristo, es decir, sin Eucaristia.

    Formación nefasta la q reciben los fieles.

    1. Así es ACS.
      Jesús se refería al amor ágape. Y a la gente como no le importa nada el lenguaje, te mezclan eros, ágape, philia y ahora todas las parafilias que cada pervertido se quiera inventar. Y como hacen un juntón y no diferencian y la conciencia la tienen por donde evacúan, pues pueden comulgar tranquilamente. ¿Qué más les da?
      Yo no se si cuando Le vean sin el velo de las especies sacramentales también les dará lo mismo, mira que lo dudo…
      Saludos!!

  12. ¿Y que han hecho hasta la fecha los sacerdotes americanos con sus feligreses para que esto se haya producido?
    ¿Cómo los Bautizan sin percarse de la formación de los padres y padrinos? ¿No reciben catequesis para tomar la Primera Comunión?¿Que les cuentan en la Confirmación?
    ¿Quienes son los verdaderamente responsables de esto?
    Leyendo La Guerra de Don Manuel. Homo Legens, se darán cuenta (y eso que lo cuenta con enorme delicadeza y prudencia) quienes dominan EEUU : los íncubos del demonio, la judeo-masonería. EEUU y el mundo.
    Todos estos que desconocen La Eucarístia, conoceran perfectamente la Nueva Era y darán culto a los Rockefeller que si son los «p…….. amos»

  13. Bueno, excepto en el OPUS, donde los confesionarios no son de «aterezzo» en el resto de Iglesias y catedrales verán Uds. al 99% de quienes asisten a Misa ir a Comulgar, sin verlos nunca confesarse.
    De esto tienen parte de responsabilidad los sacerdotes y su «políticamente correcta existencia».
    !Cuánta falta nos hace un San Vicente Ferrer! !Temed a Dios y dadle Gloria!

  14. Le damos poco énfasis para la Iniciación cristiana. Tenemos una pastoral de sacramentalizacion y no de evangelización. Le damos los sacramentos pero no le hablamos de Jesucristo. Y no sabemos que sacramento y evangelio van juntas.
    Saludos

  15. He ido a misa desde que tengo uso de razón e incluso antes. Hasta los 17 años, creía que la Hostia era un símbolo y a los 51 me enteré de qué era el Purgatorio, y fue por boca de un ateo, masón y enemigo furibundo de la Iglesia. ¿Quién se dedica a enseñarnos estas cosas en la Iglesia?. Desde luego, las conclusiones del artículo muestran más la desidia de la Iglesia en su propia doctrina que el desinterés de los fieles en sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles