PUBLICIDAD

Andrea Tornielli: Los que dicen que Francisco es comunista cuando habla de pobreza no conocen a los Padres de la Iglesia

|

«Francisco es el Papa de la misericordia»

Andrea Tornielli ha sido entrevistado por Irene Hernández Velasco, de El Mundo, entrevista que fue publicada el pasado 21 de julio. Andrea Tornielli es un conocido vaticanista que durante 26 años ha informado sobre todo lo que acontecía en los Sacros Palacios y en la Iglesia universal. En diciembre del año pasado fue nombrado director editorial de los medios de comunicación de la Santa Sede.

Les de jamos la entrevista publicada en El Mundo:

En diciembre pasado fue nombrado director editorial del dicasterio para la Comunicación vaticana. ¿En qué consiste exactamente su trabajo?

Trabajo bajo la supervisión del Prefecto en la línea editorial de todos los medios de la Santa Sede, es decir: Radio Vaticana y la página web Vatican News (que cada día retransmiten y publican en 35 diferentes idiomas), la producción de vídeo, el diario L’Osservatore Romano y la editorial de libros Libreria Editrice Vaticana. En realidad continúo haciendo mi trabajo de siempre, que es ser periodista.

¿Cuál es la línea editorial de los medios vaticanos? ¿Qué cosas se deben decir y qué cosas no se pueden decir?

Los medios vaticanos tienen que decir la verdad y dar una buena información sobre el Papa, la Santa Sede, la Iglesia católica en el mundo, el diálogo con las otras religiones y más en general sobre asuntos internacionales. Como todos los otros medios del mundo cada día tenemos que elegir qué noticias consideramos importantes y cómo presentarlas a los que nos escuchan, nos ven, nos leen. Mi tarea es fortalecer siempre la calidad periodística y profesional de nuestra producción informativa, con contenidos multimedia y sin caer en el riesgo de concentrarse sólo en el «medio» de comunicación, porque lo importante es siempre lo que se comunica. Creo que es fundamental una buena información elaborada por comunicadores profesionales. En un tiempo en el cual todo el mundo comenta, antes de ofrecer comentarios se deben presentar bien los hechos, su contexto. No todo lo que hace o dice el Papa es «nuevo», por ejemplo.

¿Qué es lo más fácil de comunicar de Francisco?

Su capacidad de manifestar cercanía hacia la gente y particularmente a los que sufren. Sus gestos.

¿Y qué es lo que más cuesta de comunicar de este Papa?

Lo más difícil es intentar sacarlo del fuego cruzado de dos grupos contrapuestos. Por una parte están los que critican a Francisco de manera muy fuerte y continua, haga lo que haga o diga lo que diga. Y por otro lado de los que pretenden imponer su propia agenda al Papa, y dicen que va a hacer cosas que Francisco nunca se ha planteado hacer. Esos dos grupos finalmente están de acuerdo en presentar a Francisco como una novedad total en la historia de la Iglesia. No es así. Por eso es importante entender los contextos y ofrecer una lectura que sepa indicar las novedades que cada Papa aporta en el marco de la tradición de la Iglesia.

Póngame un ejemplo, por favor…

Cuando Francisco habla de pobreza hay quien dice que es marxista o comunista, simplemente porque los que hacen estos comentarios no conocen a los Padres de la Iglesia antigua que mil años antes del marxismo y del comunismo ya dijeron cosas muy fuertes sobre la atención a los pobres y el uso del dinero. De ellos nadie dijo que eran marxistas, porque el marxismo aun no existía.

PUBLICIDAD

Justo le iba a preguntar por eso… Francisco le gusta mucho a la gente de izquierdas, a pesar de ser muchos de ellos anticlericales, y sin embargo tiene muchos detractores entre la gente de derechas, por lo general más religiosos, porque le consideran comunista. ¿Por qué cree que sucede eso?

Puede tener diferentes explicaciones. Pero yo creo que es tal vez porque ni los unos ni los otros escuchan o leen todo lo que el Papa dice. Por otra parte, el hecho de que haya personas de izquierdas que quieran a Francisco no puede generalizarse: hay quienes no lo entienden o tratan de instrumentalizar políticamente su mensaje, pero también hay quienes verdaderamente se han dejado tocar el corazón por su gestos o palabras. Y tampoco se puede generalizar con la gente de derechas que lo ataca: hay ataques de mala fe, que se expresan con palabras de odio y burla; y hay desacuerdos y críticas expresadas con amor y siempre presentadas con una mirada desde la fe.

¿Cómo es Francisco como comunicador?

El Papa es un buen comunicador, sabe trasmitir su mensaje evangélico con sus gestos y sus palabras. La gente lo entiende y percibe su cercanía. Me parece que da testimonio del rostro de un Dios acogedor, que antes de juzgarnos, nos abraza a todos y nos dice: «Te quiero».

De periodista a periodista. Si tuviera que resumir a Francisco en un titular, ¿cuál sería?

Mi titular sería: «Francisco es el Papa de la misericordia». Verdaderamente misericordia es la palabra y la experiencia que mejor describe su magisterio, su mensaje, su testimonio.

¿Qué entiende el Papa por misericordia?

La posibilidad de todos, ofrecida a todos, en cualquier condición, de encontrarse con el abrazo de un Dios que es un Padre bueno, que nos quiere y que intenta hacer todo para acercarse a nosotros, especialmente a los que se han caído.

¿Qué es lo que más le preocupa de la comunicación vaticana?

Me preocupa que no seamos capaces de comunicar bien y en su totalidad el mensaje del Papa. Me preocupa el riesgo de razonar por lemas, por simplificación, en lugar de dar cuenta de todos los elementos de la realidad que informamos. Sobre todo en la comunicación vaticana lo que más me preocupa son mis límites, que son muchos, frente a una responsabilidad que es grande y a un equipo extraordinario de periodistas de todo el mundo que cada día ofrece en muchísimos países la información sobre el Papa, la Santa Sede y la Iglesia.

El escándalo de pederastia es sin duda el que más daño ha hecho a la imagen de la Iglesia en los últimos años. ¿Cree que se está comunicando bien por parte de los medios vaticanos? En ocasiones las informaciones parecen tener un tono de justificación, al insistir casi siempre en que hay más abusos sexuales en el ámbito familiar que en la Iglesia y que no sólo entre los sacerdotes hay pederastas…

Creo que intentamos hacer un buen trabajo: dar todas las noticias, profundizar en ellas, ofrecer contextos y datos, enriquecer la información con entrevistas que ayuden a comprender mejor la situación, hablar con las víctimas, darles voz… Seguramente hemos cometido errores porque no somos infalibles. Pero no me parece que hayamos tenido ningún tono de justificación sobre el fenómeno insistiendo en que hay más abusos sexuales en el ámbito familiar que en la Iglesia. Hemos publicado muchísimos artículos sobre este tema y no me acuerdo de esa insistencia. Por cierto, si el Papa, después de hablar de las culpas de los clérigos y expresar su profundo dolor por lo que ha pasado, cita también unas estadísticas de las Naciones Unidas sobre el fenómeno, creo que todos los medios -y no sólo los del Vaticano- tendrían que hacer una referencia a ellas. Pero eso no significa de ninguna manera ni insistir ni intentar justificar o disminuir este acto criminal y ese pecado tremendo, esta horrible llaga que ha afectado a las comunidades de la Iglesia. Simplemente significa alertar a todas las sociedades diciendo: cuidado, los menores deben estar protegidos. Ayudemos todos juntos a lograrlo.

Usted ha entrevistado varias veces al Papa como periodista y es amigo suyo. El hecho de que ahora trabaje para el Vaticano, ¿ha hecho cambiar su relación con Francisco?

Es verdad que lo conocía desde antes su elección y que lo entrevisté, pero soy sólo uno del montón de personas que él conocía en Italia. Mi trabajo en el Vaticano ha cambiado mi relación con él porque ahora puedo seguir sus viajes estando mucho más cerca de él al formar parte del séquito.

¿Qué se siente trabajando del lado del que usted antes informaba? ¿El Vaticano es igual visto desde dentro de lo que le parecía desde fuera?

A la primera pregunta le puedo responder que no ha cambiado mucho, porque mi trabajo sigue siendo periodístico, aunque ahora la estructura sea mucho más grande y complicada de gestionar, no solo por el número de periodistas que trabajan en los medios vaticanos sino también por el hecho de trabajar junto a redactores de diferentes países, con diferentes culturas e idiomas. A la segunda puedo responder que trabajando como vaticanista desde 1992 conocía bastante el Vaticano antes de ser nombrado para este nuevo cargo.

 ¿Es necesario ser creyente para hacer el trabajo que hace usted ahora?

No es necesario ser creyente para hacer un buen trabajo periodístico sobre el Vaticano. Lo que se necesita es la humildad y la paciencia de conocer y estudiar, porque para informar bien sobre una religión, una Iglesia, una organización, creo que siempre es importante comprender su estructura, su pensamiento y lo que ésta dice de sí misma. Pero en los medios de la Santa Sede del dicasterio de la Comunicación, como en todos los otros dicasterios, normalmente piden a los trabajadores que compartan la fe católica.

Publicada en El Mundo.

22 comentarios en “Andrea Tornielli: Los que dicen que Francisco es comunista cuando habla de pobreza no conocen a los Padres de la Iglesia
  1. Recuerdo el primer anuncio del primer Gramófono de RCA Victor.
    Se mostraba un perro escuchando la bocina del aparato.
    El texto decía :

    LA VOZ DE SU AMO

  2. El mismo entrevistado lo dice «porque no existía el marxismo» claro! pero ahora existe, y si el Papa Francisco parece marxista, una de dos, o es porque el propio Papa es marxista, o es porque la capacidad de comunicación del Vaticano es de pena y hace aguas por todos los lados….
    A los Padres de la Iglesia se les entendía perfectamente, pero ¿Y al Papa actual, teniendo en cuenta que dispone de mas medios y asesores que los Padres de la Iglesia?
    Si el marxismo existe, y a todo el planeta les consta ¿porque no se mide el alcance de las comunicaciones si lo que se pretende es no ser confundido con el marxismo?

    1. Ladrad perros y perras del demonio. Os duele que nuestro Señor Jesucristo ha puesto al frente de su Iglesia al Santo Padre Francisco, sufrid sabandijas diabólicas que no aceptais el dinamismo pastoral de nuestro amado Papa Francisco

      1. Edgar, si al uso de la lógica en las propias palabras usadas por este Sr., ud solo es capaz de replicar con el insulto, me esta dando la razón, como dice la frase aquella de el insulto es la razón de los que razón no tiene.
        En cuanto a quien se ponga como Papa..casi que también da la razón porque todo el escenario profético cristiano apunta a un escenario en que todo lo que represente a Dios sera perseguido, con lo cual lo que ud. alega solo habla en favor de que se esta preparando el terreno para algo peor que esta por venir, y el Evangelio parece que tampoco le esta dando la razón «por sus frutos los conoceréis» ¿cuales son los frutos?…la izquierda-marxista sociológica que no era católica o cristiana ni pisa la Iglesia, ni la va a pisar, y el fruto que vemos es una desafección histórica sin precedentes ante el Papa. Tome el asunto por donde lo tome, lleva al mismo resultado.

  3. El pequeño Goebbels Tornielli, el mismo vomitivo personaje que ha transmitido desde los medios oficiales del bergogliato el embuste de poner en boca de nuestro Pontífice Máximo Benedicto PP XVI la fábula de que Bergo.glio es Papa y único, ahora se descuelga con unos tips teólogicos de cuarta división, acordes a la insania mental degradante de su jefe argentino.

    Nos advierte Tornielli del grave problema de falta de lectura de los Padres de la Iglesia de aquellos que juzgan al usurpador de la silla de Pedro.

    Sin embargo, cómo explica el pequeño Goebbels bergo.gliano que dos doctores que han leído a los Padres muy bien, varias veces y, además, enseñan eruditamente sobre ellos, han calificado a llámame Jorge, uno , de here.je como lo hecho la formidable Anna María Silvas y, otro, el notable teólogo Thomas Weinandy de pontífice de la confusión, del caos moral y doctrinal y generador de una opresiva atmósfera eclesial.

  4. Tiene dos problemas el pequeño goebbels no ilustrado Tornielli.

    Primero. No se conoce ningún erudito en Patrística que defienda a llámame Jorge.

    Segundo. Da consejo de algo que él mismo no hace: leer a los Padres. Porque si los hubiera leído, siendo ellos los que enmarcaron en sus luchas contra las here.jías el verdadero concepto de catolicidad, cuestionaría el carácter de católico de Bergo.glio.

    Por ejemplo, en aplicación de las reglas de San Vicente de Lerins el usurpador no tiene jamás el derecho a usar el nombre de católico.

  5. El papólatra Andrea Tornielli, del sector francisquita de Comunione e Liberazione, a guerra con el sector de Don Giussani, defiende a Francisco especialmente cuando se equivoca; o sea, casi siempre.

  6. El Papa no es comunista, es algo peor. Cuando habla de los pobres lo hace de manera tal que mezcla lo político y lo evangélico. Los confunde, como la mayoría de los que sostienen la Teología de la Liberación y pavadas por el estilo. Ojalá se vaya pronto.

  7. Las piezas del teatro francisquista y sus movimientos ya son universalmente conocidas. Marco Tosatti nos ofrece un largo estudio de cada uno de estos personajes y de sus complicadas trastiendas. Aconsejamos su lectura que es un buen resumen sobre el estado de la situación del llamado círculo mágico de Su Santidad. Con tristeza llegamos a la conclusión de que no se salva uno. Cada uno somos muy libres de elegir los compañeros de viaje que queramos, y en este sentido nada debemos juzgar. El problema es que estás ‘amistades’ son las que están gobernado la Iglesia en puestos relevantes y aquí ya no hablamos de una cena con amigos sino de decisiones que afectan al tan olvidado pueblo de Dios. Ya no es fácil que aparezcan muevas caras y con estos terminará el periodo de Papa Francisco. Specola.

  8. El papa Francisco es un teólogo populista comunista y su INTENCIÓN es
    continuar con la destrucción de la Iglesia de Jesús Cristo amparada en la
    marxista CV II hasta convertir a la compañía de Jesús en un líder sin
    evangelios ni Iglesia fundadas en la Ley Natural, Moral y de Dios.

  9. No hay que ir tan lejos como a los Padres de la Iglesia. Juan Pablo II o Benedicto 16 también hablaban a favor de los pobres. Y nadie los tachó de comunistas. No se le dice comunista al que habla de los pobres como cristiano, sino al que habla de los pobres como comunista.

  10. Solo a los que no conocen la doctrina de la Iglesia, les puede parecer comunista el Papa. Ya Juan Pablo II, en Sollicitudo Rei socialis, proponía enajenar propiedades de las Iglesia y los creyentes, si fuera necesario para alimentar a los Pobres, y decía que formaba parte de la verdadera Tradición de la Iglesia, y nadie le dijo comunista.
    Este, es un artículo que solo Infopatética podía escribir .

    1. El Beato Juan Pablo II combatió la llamada teología de la liberación, que excluye a los pobres de la Iglesia, y nunca afirmó el disparate de que China es el país que mejor aplica la Doctrina Social de la Iglesia. Por otra parte, el Papa es S.S. Benedicto XVI

  11. El mismo Francisco, en una de las entrevistas del director de la República afirmó literalmente que se identificaba la doctrina social de la Iglesia Católica con el comunismo. Para ser periodista y con el cargo que ocupa, lo veo poco informado.
    En cuanto a lo que dice que el papa es el papa de la misericordia, me pregunto si sabrá explicar lo que es la misericordia según la doctrina de la Iglesia. Tiene una ignorancia supina, simplemente utiliza tópicos y lugares comunes como hacen los malos políticos. En cuanto a que se puede ser buen jefe de prensa del Vaticano sin tener fe, lo veo dudoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles