PUBLICIDAD

7 cosas que debes saber sobre la medalla y la cruz de San Benito

|

(Aciprensa)- Desde hace siglos, muchos cristianos han usado la medalla y la cruz de San Benito, el santo abad y patrono de Europa, para luchar contra las fuerzas del mal.

Aquí presentamos 7 datos importantes sobre estos objetos que poseen mucha tradición e historia, vinculadas al gran santo que vivió entre los años 480 y 547.

1. El origen de la medalla es incierto

En el siglo XVII, durante un juicio de brujería en Alemania, unas mujeres acusadas testificaron que no tenían poder sobre la Abadía de Metten porque estaba bajo la protección de la cruz.

Cuando se investigó, se hallaron en las paredes del recinto varias cruces pintadas rodeadas por las letras que se encuentran ahora en las medallas. Más adelante, se encontró un pergamino con la imagen de San Benito y las frases completas que sirvieron para escribir esas abreviaturas.

2. Con la medalla se puede obtener indulgencia plenaria

La medalla, como se le conoce ahora, es la del jubileo de 1880 por los 1400 años del nacimiento del santo. Fue lanzada exclusivamente por el superior abad de la famosa abadía benedictina de Monte Cassino en Italia.

Con ella se puede obtener la indulgencia plenaria en la Fiesta de San Benito, que la Iglesia celebra el 11 de julio, siguiendo las condiciones habituales que manda la Iglesia: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa.

3. Cuando San Benito hacía la señal de la cruz obtenía una especial protección divina

Cierta vez quisieron envenenar a San Benito. El santo, como era su costumbre, hizo el signo de la cruz sobre el vaso y el objeto se partio en pedazos.

En otra ocasión, un pájaro negro empezó a volar a su alrededor, San Benito hizo la señal de la cruz y tuvo entonces una tentación carnal en la imaginación. Cuando estaba casi vencido, ayudado por la gracia, se quitó las vestiduras y se arrojó a un matorral de espinas y zarzas, lastimando su cuerpo. Después de ello nunca volvió a sufrir una tentación similar.

4. La medalla tiene gran poder de exorcismo

PUBLICIDAD

La medalla de San Benito es un sacramental reconocido por la Iglesia con un gran poder de exorcismo. Los sacramentales son “signos sagrados con los que, imitando de alguna manera a los sacramentos, se expresan efectos, sobre todo espirituales, obtenidos por la intercesión de la Iglesia».

El Catecismo de la Iglesia Católica establece que por los sacramentales «los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida».

5. La medalla muestra a San Benito sosteniendo una cruz y el libro de sus reglas

A ambos lados del santo dice: “Crux Sancti Patris Benedicti” (Cruz del Santo Padre Benito). Se puede ver también una copa de la cual sale una víbora y un cuervo. De manera circular aparece la oración: “Eius in óbitu nostro preséntia muniamur” (A la hora de nuestra muerte seamos protegidos por su presencia). En la parte inferior central se lee: “Ex. S. M. Cassino MDCCCLXXX” (Del Santo Monte Cassino 1880).

6. Las siglas de la medalla en el reverso y su significado

C.S.P.B.      «Cruz del Santo Padre Benito».
C.S.S.M.L.  «La santa Cruz sea mi luz» (crucero vertical de la cruz).
N.D.S.M.D. «Que el dragón infernal no sea mi guía» (crucero horizontal).

En círculo, comenzando arriba hacia la derecha:

PAX         «Paz».
V.R.S.      «Vade Retro Satanás».
N.S.M.V.  «No me aconsejes cosas vanas».
S.M.Q.L.  «Es malo lo que me ofreces»
I.V.B.        «Traga tú mismo tu veneno».

7. La medalla debe ser bendecida por un sacerdote con esta oración especial 

-Nuestra ayuda nos viene del Señor

-Que hizo el cielo y la tierra.

– Te ordeno, espíritu del mal, que abandones esta medalla, en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene.

Que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del adversario, todo el poder del diablo, todos los ataques e ilusiones de satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo.

En el nombre del Padre Omnipotente y de su Hijo, nuestro Señor, y del Espíritu Santo Paráclito, y por la caridad de Jesucristo, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos y al mundo por el fuego.

Bendición

-Señor, escucha mi oración.

-Y llegue a tí mi clamor.

– Oremos:

Dios omnipotente, dador de todos los bienes, te suplicamos humildemente que por la intercesión de nuestro Padre San Benito, infundas tu bendición sobre esta sagrada medalla, a fin de que quien la lleve, dedicándose a las buenas obras, merezca conseguir la salud del alma y del cuerpo, la gracia de la santificación, y todas la indulgencias que se nos otorgan, y que por la ayuda de tu misericordia se esfuerce en evitar la acechanzas y engaños del diablo, y merezca aparecer santo y limpio en tu presencia.

Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor. Amén.

Publicado en Aciprensa.

12 comentarios en “7 cosas que debes saber sobre la medalla y la cruz de San Benito
  1. San Benito, Patrón de Europa ese ENORME santo y gran desconocido, a quien debemos la cristianización de nuestro continente.
    Yo regalo la medalla a todos mis amigos, para llevar ellos, para sus empresas, para sus vehículos.
    Puedo testificar lo siguiente: Incendio en un polígono industrial. Las llamas arrasaron toda la manzana; de forma extraordinaria los bomberos no entendían como las llamas pasaban por encima de una nave a otra, respetando la de enmedio y seguían consumiendo el resto de naves. Era la nave de un amigo a quien regalé la Medalla de San Benito bendecida «Por los monjes benedictinos» Adquirida en el Monasterio de la Santa Cruz del Valle de los Caídos.
    Regalo medallas a todos los camiones de una empresa de otro amigo. Compraron uno nuevo. No quisieron pedirme otra. Saliendo del concesionario tuvo un accidente. El resto de camiones (que viajan por todo el mundo) y llevan medalla nunca tuvieron un accidente, ni cuando se vino a abajo un famoso puente por el que iban.

    1. Creo que no hay mayor protección que el nombre de Jesus y la Sangre que el derramo en la cruz, donde el enemigo fue vencido al invocarlo satanas es tiene que dejar de actuar. pero satanas puede hacer concesiones de respetar lo que se le pida a un Idolo, para así se rindan a «su protección» como en la mafia si no lo haces pues te daña lo que no le pides que te proteja como un castigo por no hacerlo, eso no lo hace el Señor Jesus.

  2. El cardenal Gerhard Müller, ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, rechaza sin apelación el Instrumentum Laboris del Sínodo para el Amazonas: «Nace de una visión ideológica que no tiene nada que ver con el catolicismo». «Tratan nuestro Credo como si fuera nuestra opinión europea, pero el Credo es la Revelación de Dios en Jesucristo, que vive en la Iglesia. No hay otras creencias «.» Debemos rechazar absolutamente expresiones como «conversión ecológica». Solo hay conversión al Señor, y como consecuencia también está el bien de la naturaleza «. «Los sacramentos no son rituales que nos gustan y el sacerdocio no es una categoría sociológica». «La Revelación de Dios en Cristo se hace presente en los sacramentos, y la Iglesia no tiene autoridad para cambiar la sustancia de los sacramentos».

    Lo entrevista Riccardo Cascioli-La Nuova Bússola Quotidiana

  3. Oportunísimo este artículo sobre la medalla de San Benito en un momento en que la acción satánica contra los hombres -especialmente contra los cristianos que viven en gracia- se ha redoblado, multiplicada por mil, y no cesa de fraguar estratagemas para hacernos caer. Hoy ya no hay «casualidades» sino tentaciones que aparecen disfrazadas de muchas formas para sacarnos del abrazo de Jesucristo. Por eso la cercanía de María que nos acerca a Él es fundamental. CON MARÍA es la pauta de estos últimos tiempos. La medalla de san Benito puede llevarse sola o en la cruz de un rosario, siempre es eficaz.

  4. Si Juanito, Después de Cristo, María.
    Dice un sacerdote que no debemos mencionar a 👺, porque así como uno voltea si oyes decir tu nombre, así ése engendro voltea a verlo a uno, por el hecho de oírse nombrar.
    Entonces, tener el nombre de María continuamente, hará que Ella nos mire.
    Y yo aquí hablando, y por mis acciones parece que al que nombro sea al engendro, pues estoy siendo muy grosera en otros comentarios.
    Una sincera disculpa y un ruego a San Benito, para que me libre de hacerle caso al otro mugroso de 👺

    1. Spes, de acuerdo en todo.
      Por cierto, alguien ha puesto un comentario con mi nombre habitual (Juanito) en el art. sobre la muerte de Lambert. No es mío y ahora tendré que estar prevenido contra el que lo está utilizando.

  5. Una cosa muy importante: la medalla antigua NO tenia escrito PAX, pero el SSmo. Nombre: IHS!
    Hoy, no es muy fácil encontrar esta medalla con el Nombre, que es la original, pero existe aún.
    Aún sabiendo que Pax es muy importante para nosotros, cristianos, pues la Paz que Cristo da, no es la del mundo… hacer desaparecer el Nombre de Dios, muchísimo poderoso, parece obra del Enemigo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles