PUBLICIDAD

EE UU crea una ‘Comisión de Derechos Inalienables’ en desafío a la ONU

|

Mary Ann Glendon, que desde la embajada de Estados Unidos en Roma coordinó con Juan Pablo II la estrategia provida en todo Occidente, presidirá una nueva Comisión de Derechos Inalienables creada por la Administración Trump para orientar su política internacional.

¿Quién podría oponerse a la creación de una Comisión de Derechos Inalienables, creada para orientar la política exterior de la hiperpotencia mundial, salvo quizá quienes opinan que ya hay demasiados organismos en este sentido?

Yo se lo digo: quienes aborrecen todo lo que haga Donald Trump. Si, además, el fautor de la idea es el secretario de Estado, Mike Pompeo, y la comisión se plantea para “clarificar” lo que es realmente un derecho inalienable, en oposición a la inflación de derechos que plantea la ONU, mucho más. Y si ya, encima de todo esto, se nombra para presidirla a la profesora de Harvard Mary Ann Glendon, ni les cuento.

Glendon tiene un historial sobradamente brillante y cuajado de méritos para cualquier cargo, pero le aquejan varios ‘defectos’ imperdonables. El primero es ser católica ortodoxa; el segundo, haber sido un apoyo crucial de Juan Pablo II, desde su puesto de embajadora de Estados Unidos ante la Santa Sede, en su arrolladora estrategia en favor de la vida.

En su presentación, Pompeo aseguró que la primera misión de la comisión será replantear “la pregunta más básica: ¿qué significa decir o afirmar que algo es, de hecho, un derecho humano?», y recordó, citando al líder checo de la resistencia contra el régimen comunista Vaclav Havel, que «palabras como ‘derechos’ pueden usarse para bien o para mal».

«Con esto en mente, es el momento adecuado para una revisión informada del papel de los derechos humanos en la política exterior estadounidense», dijo Pompeo.

El nombramiento de Glendon es una evidente declaración de principios sobre qué supuestos ‘derechos’ no solo no lo son realmente, sino que se utilizan para vulnerar otros verdaderamente inalienables, como el derecho a la vida.

Glendon representó al Vaticano en la conferencia de la ONU de 1995 sobre las mujeres en Pekín, donde la entonces primera dama de Estados Unidos, Hillary Clinton, años después secretaria de Estado, pronunció un histórico discurso en el que declaró que «los derechos de las mujeres son derechos humanos». La profesora de Harvard, que Pompeo ha calificado de ‘perfecta’ para encabezar la nueva comisión, fue muy crítica entonces con este planteamiento aberrante. Lo que se pretendía en la Conferencia de Pekín, aclaró más tarde en First Things, era «forjar un vínculo entre la ayuda para el desarrollo y los programas que presionan a las mujeres pobres para que aborten, se esterilicen y utilicen métodos anticonceptivos de riesgo». Es decir, se disfrazaba de preocupación por unos vaporosos “derechos reproductivos” una implacable política imperialista para reducir la población africana.

Además de Glendon, el panel de Pompeo incluye a Katrina Lantos Swett, una demócrata que ha trabajado para preservar el legado de su padre, el fallecido congresista Tom Lantos, un crítico abierto de los regímenes opresivos. También está integrado por Russell Berman, Peter Berkowitz, Paolo Carozza, Hamza Yusuf Hanson, Jacqueline Rivers, Meir Soloveichik, Christopher Tollefsen, y David Tse-Chien Pan.

36 comentarios en “EE UU crea una ‘Comisión de Derechos Inalienables’ en desafío a la ONU
  1. Vale la pena leer lo que cuenta Peter Weigel en la biografía de Juan Pablo II, «Testigo de esperanza», sobre la acción de Glendon en la conferencia sobre la mujer de Pekín (1995). ¡Una mujer católica, brillante y decidida! ¡Otra buena de Trump!

    1. Una corrección a un error mínimo de su excelente comentario. Es George no Peter.

      Admirables y en comunión de alianza por la vida humana tanto Trump, como el santo polaco junto a nuestro único Papa Benedicto PP XVI, quien ilustra este buen artículo de Esteban junto a la profesora estadounidense.

      1. Es el derecho a la vida humana, sobre todo, la de los más débiles, indefensos e inocentes.

        Derecho a la vida hoy arrasado por la cultura de la muerte imperante, que ha dejado como bebe de pecho a Hitler ante el presente gigante, espantoso genocidio del aborto y eutanasia presentados en una inversión de valores de carácter cínico, como el sumo bien.

    1. EsTROL, EsMIENTE, EsDEMENTE dijo: «Luego se hacen activistas pro vida y matan a las abortistas»
      Seguimos esperando a que nos digas dónde ha ocurrido tal cosa.
      tic-tac, tic-tac, tic-tac,

  2. ¡Excelente noticia! Que el Espíritu Santo siga iluminando a Donald Trump en la defensa de la vida desde el mismo momento de la concepción.
    Excelente la persona designada para presidir la nueva Comisión de Derechos Inalienables.

  3. Muy buena iniciativa, entre EEUU y Rusia, podrían parar uno lo del aborto y el otro la ideólogia de genero, pero trabajando juntos
    en esto, e influyendo en la ONU.
    Esta muy bien que lo dirija una mujer.

        1. Liuva. Y sin discernimiento. Teniendo en cuenta que los luteranos ya pueden comulgar, el también podrá, digo yo.
          Y si es porque está requetecasado, con que se ponga una camiseta al ir a comulgar con el número 303, pues ya está…

      1. Tampoco Carlomagno era un modelo de esposo ni de padre, pero si no es por su abuelo Carlos Martel y él estaríamos mirando a la Meca desde hace 12 siglos.

        1. No, si cuando a vosotros os interesa la teoría del mal menor y la gilipuertez aquella del doble efecto no hay quien os tosa.
          Con la política nacional sin embargo luego os ponéis más exquisitos.

          1. Bueno, pregúnteles a los sacerdotes rusos a los que sacó Stalin de los campos de concentración para actuar de capellanes en la «guerra patriótica» contra los nazis por qué eligieron «el mal menor» teniendo en cuenta que en 1937 arrestó a más 130 000 y asesinó a más de
            88 000. Por cierto, ya que eres tan listo, ilustranos con tu sabiduría y dinos qué deberían haber hecho.

  4. El dijo en un discurso a sus paisanos,
    Que no tenían ni idea de lo poderosas que serían las fuerzas a las que se enfrentaría. Como yo no sabia nada de él, me bastó ver a cuáles fuerzas se refería, para ponerme de su lado.
    Ahora el va a hacer sufrir a mi país, porque él si ve por su país, el mío se lo ofrecieron en bandeja, como la cabeza de San Juan. Que Dios le de larga vida a la Señora Mary Ann, y haga mucho bien.

  5. Gallup, la encuesta de la sociedad estadounidense de sondeo, publicó los resultados de su investigación anteayer, que mostró que actualmente el 60 por ciento de los residentes de los EE. UU. cree que en todos o casi todos los casos, el aborto ya no debe ser legal. En comparación con el año pasado, aquellos que lo creen han aumentado en un 6 por ciento.
    ¿Qué periódico o noticiero ha dado o dará la noticia? Muy probablemente ninguno. Los posicionados en pro del aborto porque durante mucho tiempo han optado por censurar este tipo de información; y aquellos de los cuales uno esperaría una posición contraria, a partir de la prensa católica no oficial, por subordinación a la cultura secular-radical predominante. Más o menos en los mismos días, Trump se ha desplegado públicamente en defensa del derecho a la objeción de conciencia de los médicos y paramédicos antiaborto, pero menos que nunca hemos sabido algo al respecto.

  6. Ejemplos de esos pseudoderechos que no figuran en la declaración universal de los derechos humanos de 1948 están : el «derecho a la muerte digna» (=suicidio asistido, eutanasia), los «derechos a la salud sexual y reproductivos» (al aborto y a anticonceptivos), e imagínate ahora si metemos los derechos LGTBI+istas (fueros especiales, persecución de la disidencia, derecho a calumniar la disidencia como «discurso del odio», inversión de la prueba, presunción de culpabilidad, adoctrinamiento LGTBI en la enseñanza a los menores,…)

  7. Jolín que se me olvidaba entre los derechos a la salud sexual, implícitamente el derecho a las prácticas sexuales no reproductivas: sexo anal, orogenital y oroanal. La prevención no debe limitar la libre sexualidad, y los tratamientos de las enfermedades, a cargo de todos; las campañas de prevención no deben jamás citar «Abstinence», «Be faithful» del ABC preventivo, solo el C de «condom»,…

    1. Vives (la vida de los demás) con un morbo y una obsesión que, enfocada a otras iniciativas, te podría divertir muchísimo más o incluso proporcionarte bastante dinero. Pero bueno, a otros les da por el vino.

      Las parejas heterosexuales (casadas incluso; ¡católicas incluso!) también se lo pasan bastante bien con el sexo no reproductivo. El reproductivo es que ya hoy en día se limita solo a cuando responsablemente encarta.
      He visto tu posible desconocimiento y la necesidad de notificártelo, no hace falta que me des las gracias.

      1. Ha debido de ser un buen argumento el mío, ya que le ha molestado. Bueno Guillermín, no sufras, vida, que mamá te quiere, y en cuanto llegues a casa te va a dar un besito.

  8. Excelente, acertadísimo Trump.

    Da combate en el terreno jurídico, una cara crucial de la cultura de la muerte.

    La otra cara de esta cultura siniestra es el área médica. En la cual el Presidente también con gran inteligencia está encarando el buen combate, a fin de liquidar la promoción de la muerte introducida y obligada a los galenos, en contra de su misión esencial.

    El médico debe cuidar la vida humana, no ser sus verdugos.

    En estas dos áreas de la cultura de la muerte promocionada por la ONU, investigando desde dentro, trabajó sabia y cristianamente el sacerdote Michael Schooyan, encargado, junto a otros curas de feliz memoria (por ejemplo Juan Carlos Sanahuja), por Juan Pablo II el Grande, a luchar en la guerra cultural por la vida humana.

    Eran otros tiempos contrariamente al actual: desde el ejercicio activo del Papado, se daba la luz de Cristo al mundo.

  9. Estados Unidos se convierte en la única superpotencia mundial, que va a forzar a la ONU a pronunciar al mundo que es un derecho inalienable, todos los que aún creemos en los valores que antes defendía la ONU, y que ahora solo promueve el modernismo y la dictadura cultural liberal , debemos orar por las naciones que promuevan los derecho de la familia , de la vida y la libertad de creencias del ciudadano.

  10. Reducir la defensa de la vida al tema del aborto es pura hipocresía. Un gobierno que promueve el armamentismo, que se opone a la lucha contra la corrupción, que no defiende la ecología, que pisotea la dignidad humana de los migrantes y que se opone al aborto, es un gobierno hipócrita.

    1. Señora Edgar te invito a que leas Evangelium Vitae escrito por un Papa de verdad y santo. Tu cabezita también puede entender esa admirable enciclica y comenzarás a dejar de escribir mentecateces.

  11. Dios mio, cuanto boludo suelto.
    Que Trump haga algo bien molesta a muchos buenudos.

    Con tanto católico gil, al Rey Desnudo se le hace más facil.
    Si hasta hay quienes critican a Müeller !!!
    Sarah zafa porque es negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles