PUBLICIDAD

La historia de las tres nuevas mártires españolas

Milicianas de la Guerra Civil española
|

Fueron asesinadas en la Guerra Civil

(Aciprensa)- El Papa Francisco firmó el decreto de martirio de las siervas de Dios, María Pilar Gullón Yturriaga y dos compañeras. Son conocidas como las enfermeras mártires de Astorga, que era su localidad natal. Las tres eran laicas y fueron asesinadas por odio a la fe en Pola de Somiedo, Asturias (España) el 28 de octubre de 1936.

María Pilar Gullón tenía 25 años; Octavia Iglesias tenía 41, y Olga Pérez era la más joven, con 23 años de edad. Las tres eran enfermeras de la Cruz Roja. Fueron violadas y posteriormente ejecutadas por mujeres milicianas que se ofrecieron de voluntarias para asesinarlas.   

Éste fue de los primeros asesinatos de enfermeras de la Cruz Roja, ya que hasta entonces el hecho de ser sanitarias les proporcionaba cierta inmunidad. Sin embargo las tres se declaraban abiertamente católicas y pertenecían a las Hijas de María, Conferencias de San Vicente de Paúl y Acción Católica.

Manuel Gullón, sobrino de María Pilar, que ahora será nombrada beata mártir, concedió una entrevista en el año 2006 a El Diario de León en la que explica que él junto con sus cinco hermanos iniciaron los trámites necesarios para la causa de martirio de estas tres enfermeras.

Según cuenta, “las enfermeras voluntarias de la Cruz Roja rotaban cada quince días, y ellas tuvieron la posibilidad de regresar a Astorga y turnarse con otras jóvenes para cuidar a los heridos de la guerra civil en el Hospital de Sangre de Pola de Somiedo, pero pidieron quedarse también en el segundo turno. Fue cuando atacaron los milicianos republicanos”.

“Las llevaron esposadas y atadas al pueblo. El jefe de la expedición, apodado «El Patas», les ofreció dejarlas libres y volver a Astorga si renegaban de su fe y se sumaban a su partido. Al negarse ellas, las encerraron en una casa de Pola, que existe todavía, y «El Patas» les dijo a los milicianos que hicieran con ellas lo que quisieran durante la noche. Éstos las violaron y su jefe incluso hizo circular por el pueblo un carro de bueyes para que el chirrido de sus ejes hiciera más difícil oír los gritos de las tres enfermeras. Al día siguiente, el 28 de octubre de 1936, al mediodía, las fusilaron desnudas”, relató en la entrevista.

Posteriormente, el jefe de la expedición conocido como “El Patas” fue apresado y en el juicio sumarísimo al que se le sometió declaró las circunstancias de la muerte de las tres enfermeras y “un grupo de vecinos de Astorga trajo, también por escrito, testimonios de los habitantes del pueblo. Es suficiente prueba de martirio”.

Manuel Gullón explicó entonces que no le constaba ningún milagro logrado por intercesión de estas tres jóvenes, pero sí recordó la mejoría de salud de su madre después de que su padre, hermano de Pilar Gullón que fue mártir, compusiera una oración para las enfermeras. Nueve días después de que su padre rezara esa oración su madre se “recompuso completamente”. “No profundizamos más, tenemos documentos médicos que acreditan que antes había estado enferma, pero no murió hasta el año pasado. No hemos hecho nada con este caso porque queremos acabar con la primera fase antes, pero trataremos de incorporarlo al proceso”, explicó.

En ese sentido también destacó que no les mueve “ninguna motivación política ni revanchista”, sino “sólo dar testimonio de su fe, de lo valientes que fueron las tres”. 

Publicado en Aciprensa.

13 comentarios en “La historia de las tres nuevas mártires españolas
  1. Estas chicas, son doblemente mártires, violadas y asesinadas. España es pais de gente muy perversa, pero también de gente valiente y héroica como estas tres enfermeras, hoy en día se ve la perversión: aborto, ideólogia de genero, colectivo lgbti, ataques a la religión, lo que no se ve mucho es a los héroes, solo algunos grupos hacen algunas cosas, también ha sido pais de grandes santos, igual estoy equivocada, pero tampoco se ven.
    En fin que como no espabilemos los creyentes, que no se puede vivir toda la vida de la herencia de nuestros mártires de la guerra.

  2. Una pena que las beatifique el mismo que beatificó al marxista Angelelli, quien, de ser martir, cosa harto dudosa, por no decir imposible, lo sería del comunismo, no del catolicismo.

  3. Aquí se junta memoria histórica con feminismo. Creo que las que más padecen en una guerra son las mujeres, violadas y vejadas por su condición femenina, leyendo estas cosas dan ganas de votar a la profesora de Puerto del Rosario (Fuerteventura) aunque claro, estamos en un foro de Religión y además es obvio que esas santas murieron perdonando, supongo que en estos casos tan extremos, es el Espíritu Santo quien ayuda al mártir y ellas optaron por no apostatar. Que intercedan ante Dios por nosotros, porque llevamos el mismo camino, incluso peor, dados los avances tecnológicos que no existían en el año 36.

  4. Y Ud., Alfredo, váyase a que le enseñen educación y de paso a leer, las detuvo un tal Patas, LAS VIOLARON HOMBRES y la noticia no dice el sexo de los asesinos, Ud. solo ha visto una foto de milicianas, que aunque ya sabemos que no eran angelitos, la noticia no dice que fueran las asesinas de esas mártires. Con esos humos y esa ignorancia, seguro que Ud. no se entera ni de a quién vota. Como verá no le mando al guano, sino a la escuela, que es mucho más edificante.

  5. Vale que las mataran milicianas, eran igual de asesinas que los milicianos, pero lo que dice la noticia es que las violaron MILICIANOS, con «O» y de eso es de lo que se trata, de las violaciones masivas que sufren las mujeres y niñas en las guerras, asesinatos los sufren ambos sexos.
    Son de agradecer los comentarios respetuosos y educados como el suyo, que sirven para enriquecer el debate. Que pase un buen día, Dumont.

  6. No veo que se junte «memoria histórica» con feminismo, la primera acepción es progre y su intención no es que se conozcan casos como estos sino únicamente los casos de los fusilamientos de Franco; por otra parte el que sean mujeres tampoco tiene nada que ver con feminismo sino con el hecho de que eran mujeres.
    Por lo tanto tanto memoria histórica como feminismo están de más aquí. Fueron tres mujeres vejadas y fusiladas por ser católicas, lo único que sostiene la causa de martirio es su negativa a apostatar, el resto te lo has inventado tú por interpretación demagógica.

  7. No se puede decir mejor que María Jesús. Apunte: veo muy difícil que una mujer viole a un hombre y más si son femimarxistas dado que sus innumerables gracias y atractivos dones logran que los alzamientos se tornen en descendimientos. De hecho me informó un conocido que en la Guerra Civil tuvieron que retirar a grandes grupos de milicianas del frente ya que sus relaciones sexuales con los milicianos producían más bajas que los disparos de las tropas nacionales. En fin.

  8. Si no fuera porque lo veo todos los días, no me lo creería;

    Son las primeras mujeres miembros de la Cruz Roja beatificadas. Son los primeros miembros de la Cruz Roja muertos en acciones de Guerra. Las «feministas católicas» deberían de exultar, y publicitar a estas pioneras…. hay, amigo, que los mataros lAs progresistas, complices de su violación. Circulando…. que no hay nada que ver…..

    Preocupación por la mujer… claro……..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles