PUBLICIDAD

Francisco: «La tradición de la Iglesia está siempre en movimiento»

"El problema de Benedicto son las rodillas, no la cabeza"EFE/Luca Zennaro
|

(Aciprensa)- Este domingo, durante el vuelo que lo llevó de Rumanía a Roma, el Papa Francisco concedió una rueda de prensa en la que abordó el ecumenismo, relató cómo ha visto a Benedicto XVI y llamó a Europa a retomar el sueño de los padres fundadores de la Unión Europea.

A continuación el texto completo de la conferencia de prensa:

Alessandro Gisotti (Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede):

Buenas noches, bienvenido Santo Padre. Vuelo de regreso: el lema de este viaje era “caminos juntos”, pero también volamos juntos porque pienso que hemos volado siempre tanto, también el compromiso, el cansancio. En la discurso a la prensa extranjera hace pocos días concluía diciendo “veo en los viajes apostólicos su cansancio, el cansancio, la fatiga, el compromiso de los colegas que ha relatado este viaje, hoy en la jornada de las comunicaciones sociales, obviamente como saben con el tema “…” . santo Padre, sé que quiere, antes de las preguntas, ofrecer alguna reflexión sobre esta jornada a nosotros dedicada.

Papa Francisco:

Buenas noches. Muchas gracias a su compañía y como dijo Gisotti, hoy esta jornada llama a ustedes, llama nuestro pensamiento a ustedes. Ustedes trabajan en las comunicaciones, son operadores como dijo Alessandro, pero antes de todo ustedes son, deberían ser, testimonios de la comunicación. Hoy la comunicación va en retroceso, en general, va adelante el contacto, hacer los contactos y no llegar a comunicar. Y ustedes por vocación son testimonios en el comunicar. Es verdad, deben de hacer los contactos, pero no detenerse ahí. Los aliento a ir adelante en este testimonio de comunicar. Este tiempo tiene menos necesidad de contactos y más de comunicación. Gracias, felicidades por su jornada y adelante con las preguntas.

Diana Dumitrascu (TVR):

Santo Padre, le agradezco su visita a Rumanía. Santidad, usted sabe que millones de nuestros connacionales han emigrado en los últimos años. ¿Cuál sería su mensaje para una familia que deja a sus propios hijos ir a trabajar al extranjero con el objetivo de asegurar un futuro mejor?

Papa Francisco: Esto me hace pensar en el amor de la familia, porque partirse en dos y tres no es una cosa bella. Siempre está la nostalgia por el reencuentro, pero partirse porque no falte nada a la familia es un acto de amor. En la Misa de ayer hemos escuchado la última petición de aquella señora que trabajaba en el extranjero para ayudar a la familia. Siempre un desplazamiento así es doloroso. ¿Por qué se van? No para hacer turismo, por necesidad. Tantas veces no es porque en el país no encuentren…tantas veces son resultado de una política mundial que incide en esto. Sé que en la historia de tu país después de la caída del comunismo, y después tantas, tantas empresas extranjeras han cerrado para abrir en el extranjero y ganar más. Cerrar hoy una empresa es dejar a la gente en la calle y esta es una injusticia mundial, general, de falta de solidaridad. Es un sufrimiento.

¿Cómo luchar? Buscando abrir fuentes de trabajo. No es fácil, no es fácil en la situación mundial de las finanzas y de la economía. Pero piensen que tienen un nivel de natalidad impresionante, aquí no se ve el invierno demográfico que se ve en Europa. Es una injusticia no poder tener fuentes de trabajo para tantos jóvenes. Por eso deseo que se resuelva esta situación que no depende solo de Rumanía, sino del orden mundial financiero, de esta sociedad del consumismo, del tener más, del ganar más, y tanta gente queda sola. Esta es mi respuesta, un apelo a la solidaridad mundial en este momento que Rumanía tiene la presidencia (rotaria de la Unión Europea Ndr).

Cristian Micaci (Radio María Rumanía de idioma húngaro) :

Santo Padre, como dijo el director antes, se ha hablado tanto de caminar juntos. Ahora a su partida que nos aconseja a nosotros en Rumanía, cuáles deberían ser las relaciones entre las confesiones, en particular entre la Iglesia Católica y Ortodoxa, entre la minoría católica y la mayoría ortodoxa, la relación entre las varias etnias, la relación entre el mundo político y sociedad civil?.

PUBLICIDAD

Papa Francisco: Una relación en general yo diría. La relación de la mano extendida cuando hay conflictos. Hoy un país en desarrollo con alto nivel de natalidad como ustedes, no puede darse el lujo de tener enemigos dentro.

Se debe hacer un proceso de acercamiento, siempre. Diversas etnias, diversas confesiones religiosas, sobre todo las dos cristianas. Esto es lo primero: siempre la mano extendida, la escucha del otro. Con los ortodoxos, ustedes tienen un gran patriarca, un hombre de gran corazón y un gran estudioso. Conoce la mística de los padres del desierto, la mística espiritual, estudió en Alemania, y también un hombre de oración. Es fácil acercarse a Daniel, es fácil, porque lo siento hermano, y hemos hablado como hermanos, y no diré más porque ustedes el lunes dirán… Caminemos juntos teniendo siempre esta idea: el ecumenismo no es llegar al final del partido, de la discusión. El ecumenismo se hace caminando juntos, rezando juntos; el ecumenismo de la oración.

Tenemos el ecumenismo de la sangre. Cuando asesinaban a los cristianos no preguntaban: ¿Tú eres ortodoxo?, ¿tú eres católico?, ¿tú eres luterano?, ¿tú eres anglicano? No, tú eres cristiano. La sangre se mezclaba.

Un ecumenismo del testimonio, de la oración, de la sangre, el ecumenismo del pobre que es trabajar juntos. Eso: debemos trabajar para ayudar a los enfermos, a los marginados, ayudar. Mateo 25 es un bello programa ecuménico. Caminar juntos es ya una unidad de los cristianos, pero no esperen que los teólogos se pongan de acuerdo para llegar a la Eucaristía. La Eucaristía se hace todos los días con la oración, con la memoria de la sangre de nuestros mártires, con las obras de caridad y deseándose el bien.

En una ciudad de Europa hay una relación entre el arzobispo católico y el arzobispo luterano. El arzobispo católico debía estar en el Vaticano el domingo en la noche, me ha llamado que llegaría el lunes en la mañana. Cuando ha llegado me dijo: “Discúlpame, ayer el arzobispo luterano ha debido irse a una reunión de ellos y me ha pedido ‘ven por favor a mi catedral y haz tú el culto’”. Existe la fraternidad, llegar a esto es tanto, ¿no? Y la hizo el católico. No hizo la Eucaristía, pero sí la predicación.

Cuando yo en Buenos Aires he sido invitado por la Iglesia escocesa a hacer prédicas, iba y hacía la prédica. Se puede caminar juntos. Unidad, fraternidad, mano extendida, mirarse bien, hablar mal de los demás. Defectos tenemos todos, si caminamos juntos, todos los defectos los dejamos de lado.

Xavier de Normand (medios franceses):

Santidad, mi pregunta tiene que ver con la primera. El primer día de este viaje usted fue a la catedral ortodoxa para este momento bello pero también un poco duro de la oración del Padrenuestro. Un poco duro porque católicos y ortodoxos estaban juntos, pero no han rezado juntos. Usted ha hablado del ecumenismo de la oración. Mi pregunta es: Santidad, ¿qué ha pensado usted cuando ha permanecido en silencio durante la oración del Padrenuestro en rumano?, y ¿cuáles son los próximos pasos concretos en este caminar juntos?

Papa Francisco: Hago una confidencia. No he permanecido en silencio, he rezado el Padrenuestro en italiano y he visto durante la prédica del Padrenuestro, la mayoría de la gente sea en rumano, sea en latín, rezaba. La gente va más allá de nosotros las cabezas. Nosotros los jefes debemos hacer los equilibrios diplomáticos para asegurar que caminamos juntos, hay hábitos, reglas diplomáticas que es bueno mantener para que las cosas no se arruinen. Pero cada pueblo reza junto, también nosotros cuando estamos solos rezamos juntos. Este es un testimonio, y tengo una experiencia de oración con tantos pastores, luteranos, evangélicos, también ortodoxos. Los patriarcas están abiertos, también nosotros los católicos tenemos gente cerrada que no quiere, que dice que los ortodoxos son cismáticos. Son cosas viejas. Los ortodoxos son cristianos. Hay grupos católicos un poco integristas. Debemos tolerarlos, rezar por ellos, porque el Señor con el Espíritu Santo ablande. Pero yo he rezado los dos, no he mirado a Daniel pero creo que él también lo mismo.

Manuela Tulli (Ansa):

Hemos estado en Rumanía, país que se mostró europeísta. En estas elecciones algunos líderes como nuestro vicepremier Matteo Salvino han hecho campaña política mostrando símbolos religiosos. ¿Qué impresión le ha dado esto?, y si es cierto que usted no quiere encontrar a nuestro vicepremier…

Papa Francisco: Comienzo con la segunda (pregunta). Yo no he escuchado que nadie del gobierno, excepto el premier, haya pedido audiencia, nadie. Porque para una audiencia se debe hablar a la Secretaría de Estado. El premier Conte la ha pedido, fue dada como indica el protocolo. Fue una bella audiencia con el premier, de una hora o más quizás, un hombre inteligente, un profesor que sabe de qué cosa habla.

Segundo: del vicepremier no he recibido nada, y de los demás ministros tampoco. Sí, al presidente de la República lo he recibido.

Sobre las imágenes: he confesado tantas veces que de los periódicos leo dos: el diario del partido, que es L’Osservatore Romano. Sería bello que ustedes lo leyesen porque encontrarían interpretaciones muy interesantes, y cosas que digo también están ahí. El periódico del partido y después Il Messaggero que me gusta porque tiene los títulos grandes y lo hojeo así, algunas veces me detengo ahí; y no he entrado en estas noticias de las propagandas, cómo ha hecho un partido la propaganda electoral, de verdad.

Hay un tercer elemento. En esto me confieso ignorante: yo no comprendo la política italiana y de verdad debo estudiarla, entonces, decir una opinión sobre el comportamiento de una campaña electoral, de uno de los partidos, sin una información así, sería muy imprudente de mi parte. Yo rezo por todos, porque Italia vaya adelante, para que los italianos se unan y sean leales en el compromiso, también yo soy italiano porque soy hijo de un inmigrante italiano, de sangre soy italiano. Mis hermanos tienen todos la ciudadanía, yo no he querido tenerla porque en el tiempo que la han concedido yo era obispo y he dicho que el obispo debe ser de la patria.

Hay en la política de tantos países la enfermedad de la corrupción. Por todos lados. No digan mañana que el Papa ha dicho que la política italiana es corrupta. No. Yo he dicho que una de las enfermedades de la política, por todas partes, es caer en la corrupción. Por favor, no me hagan decir lo que no he dicho. Una vez me han dicho cómo son los pactos políticos. Figúrate una reunión de nueve empresarios, a la mesa; discuten para ponerse de acuerdo sobre el desarrollo de su empresa, al final después de horas, horas, café, café, café, se ponen de acuerdo, han tomado la palabra, hacen el asunto, agradecen, “de acuerdo, de acuerdo”; mientras lo hacen imprimir, toman un whisky para festejar, y después, comienzan a girar los papeles para firmar el acuerdo. En el momento que giran los papeles, bajo la mesa, le hago otro bajo la mesa. Esto es corrupción política. Que se hace un poco por todas partes. Debemos ayudar a los políticos a ser honestos, a no hacer campaña con banderas deshonestas, la calumnia, la difamación, los escándalos; y tantas veces sembrar odio y miedo.

Esto es terrible, un político nunca debe sembrar odio y miedo, solo esperanza. Justa, exigente, pero esperanza, porque debe conducir al país ahí, y no darle miedo.

Eva Fernández (COPE):

Santo Padre, ayer en el encuentro con los jóvenes y las familias ha insistido de nuevo en la importancia de la relación entre los abuelos y los jóvenes a fin que los jóvenes tengan raíces para ir hacia adelante y los abuelos puedan soñar. Usted no tiene una familia cercana, pero ha dicho que Benedicto XVI es como tener un abuelo en casa. ¿Aún lo ve así?

Papa Francisco: Y más. Cada vez que voy donde él a visitarlo lo siento así, le tomo la mano y le hago hablar. Habla poco, habla despacio, pero con la misma profundidad de siempre, porque el problema de Benedicto son las rodillas, no la cabeza. Tiene una gran lucidez. Y sintiéndolo hablar me vuelvo fuerte, siento el zumo de las raíces que me vienen y me ayudar a seguir adelante. Siento esta tradición de la Iglesia que no es una cosa de museo la tradición. La tradición es la raíz que te dan el zumo para crecer, y tú no serás como la raíz, no; tú florecerás, el árbol crecerá y dará los frutos, y las semillas serán las raíces para los demás. La tradición de la Iglesia está siempre en movimiento.

En una entrevista que ha hecho Andrea Monda en L’Osservatore Romano – ustedes leen L’Osservatore, ¿no? – hace unos días, había una situación que me ha gustado tanto, del músico Gustav Mahler, y hablando de la tradición él decía: la tradición es la garantía del futuro y no la custodia de las cenizas. No es un museo. La tradición no custodia las cenizas. La nostalgia de los integristas: regresar a las cenizas. No, las tradiciones son raíces que garantizan que el árbol crezca, florezca y dé fruto; y repito esa pieza del poeta argentino (Francisco Luis Bernárdez, Ndr) que me gusta tanto: todo lo que el árbol tiene de florido, vive de lo sepultado.

Estoy contento porque en Iasi hice referencia a esa abuela que ha tenido un gesto de complicidad y que con los ojos, en aquel momento he estado tan emocionado que no he reaccionado, y después el papamóvil ha seguido adelante y habría podido decir a esta abuela que venga para hacer ver este gesto, y he dicho al Señor Jesús: es una pena, pero Tú eres capaz de resolver, y nuestro bravo Francisco cuando ha visto la comunicación que he tenido con aquella mujer con los ojos, ha tomado la fotografía y hecho pública. La he visto esta tarde en Vatican Insider. Estas son las raíces. Y esto crecerá, no será como yo, pero yo doy lo mío. Es importante este encuentro.

Después están los verbos, cuando los abuelos sienten de tener nietos que llevarán adelante la historia, comienzan a soñar; y los abuelos cuando no sueñan se deprimen. Existe el futuro y los jóvenes animados comienzan a profetizar.

Lucas Wiegelmann (Herder Correspondenz):

Santo Padre en estos días ha hablado tanto de la fraternidad y de la gente y del caminar juntos, como hemos ya escuchado, pero vemos que en Europa crece el número de los que no desean la fraternidad, sino el egoísmo y el aislamiento, y prefieren caminar solos. ¿Por qué es así?, y ¿qué debe hacer Europa para cambiarlo?

Papa Francisco: Discúlpame si me cito, pero lo hago sin vanidad, por utilidad. Hablé de este problema en los dos discursos en Estrasburgo: en el discurso que he dado cuando recibí el Premio Carlo Magno y después en el discurso que di a todos los jefes de Estado y de gobierno en la Capilla Sixtina en el aniversario de los pactos, en la fundación de la Unión Europea.

En estos discursos he dicho todo lo que pienso, y también hay un quinto discurso que no lo he dado yo, sino el alcalde Bugermeister de Aachen. Este es una joya, una joya  suya de los alemanes.

Europa debe coloquiar, no debe decir “pero somos unidos, ahora dile a Bruselas arréglense ustedes.

Todos somos responsables de la Unión Europea y esta circulación de la presidencia no es un gesteo de cortesía como bailar el minueto: te toca a ti, te toca a ti. No, es un símbolo de la responsabilidad que cada uno de los países tiene sobre Europa. Si Europa no mira bien los retos futuros, Europa se desvanecerá, será desvanecida. Me permití decir en Estrasburgo que siento que Europa está dejando de ser la madre Europa; se está convirtiendo la “abuela Europa”. Se ha envejecido, ha perdido la ilusión de trabajar juntos. Quizás a escondidas alguno se puede hacer la pregunta: ¿no será este el fin de una aventura de 60 años?

Retomar la mística de los padres fundadores. Retomar esto. Europa tiene necesidad de sí misma, de ser ella misma, de la identidad propia, de la propia unidad; y superar con esto, con tantas cosas que la buena política ofrece, las divisiones y las fronteras. Estamos viendo las fronteras en Europa. Esto no hace bien, al menos las fronteras culturas, no hacen bien. Es verdad que el país tiene su propia cultura y debe cuidarla, pero con la mística del poliedro. Hay una globalización donde se respeta la cultura de todos, pero todos unidos.

Por favor, que Europa no se deje vencer por el pesimismo o las ideologías, porque  Europa es atacada no con cañones o bombas en este momento, sí con ideologías, ideologías que no son europeas, que vienen de afuera, o crecen en los grupitos de Europa, que no son grandes. Piensen en la Europa dividida y beligerante del 14 y del 32, 33, hasta el 39, que ha estallado la guerra. No regresemos a esto por favor. Aprendamos de la historia, no caigamos en el mismo hueco. La otra vez les he dicho que se dice que el único animal que cae dos veces en el mismo hueco es el hombre. El asno nunca lo hace. Pero lee el discurso de Bugermeister, una joya.

Gisotti: Gracias Santo Padre, gracias por esta disponibilidad al término de tres días así ocupados, también para estos cinco viajes, uno después del otro en esta primera parte del año, ricos de momentos.

Papa Francisco: Ahora dos cosas, por motivos del clima debí ir ayer en auto dos horas y cuarenta. Fue una gracia de Dios, he visto un paisaje bellísimo como nunca había visto. He cruzado toda Transilvania.

Hoy para ir a Blaj, lo mismo. Una cosa bella. El paisaje de este país, agradezco también la lluvia que me ha hecho viajar así y no en helicóptero. Tener más contacto con la realidad.

La segunda cosa: sé que algunos de ustedes son creyentes, otros no tanto, pero diré a los creyentes: recen por Europa, recen por Europa, el Señor nos dé la gracia. A los no creyentes deseen la buena voluntad, el deseo de corazón para que Europa regrese a ser el sueño de los padres fundadores.

Publicado en Aciprensa.

39 comentarios en “Francisco: «La tradición de la Iglesia está siempre en movimiento»
  1. La mística del poliedro!!
    Pero cómo no se nos pudo ocurrir antes!!!
    El caso es que al poliedro hizo Jesús alusión en el evangelio de… Bueno, que hizo referencia y en algún sitio estará.

  2. El Papa Francisco nos confiesa que de política italiana no entiende. No tenemos la menor duda de que es así y los hechos y dichos son elocuentes. Lo verdaderamente extraño es que uno que sabe no entender se convierta en el centro de la última campaña con sus continuas referencias directas sobre algo que desconoce y no le compete. Nos tememos que las consecuencias recaerán sobre los obispos italianos que, estos sí, algo entienden de su propio país, y han tenido que sufrir una situación grotesca. El que no sabe opina de todo y el que sabe se queda callado porque no puede entrar en contradicción con el que no sabe. Una situación demencial. ¿ Tradición en movimiento o demencia con iniciativa ?

  3. La Iglesia lleva toda la vida en movimiento. Fíjense que ahora incluso acepta que la Tierra gira alrededor del Sol. Fíjense que ahora incluso acepta que la esclavitud está mal, o que la mujer tenga los mismos derechos que el hombre (entre ellos, votar). Fíjense cómo ha evolucionado que ahora ya no quema brujas en la hoguera, o acepta la teoría de la evolución (que explica el origen de la vida SIN la necesidad de ningún ser creador).

    Ahora incluso acepta que no es malo ser homosexual (mientras te mantengas casto, claro). Acepta el divorcio (aunque le de otro nombre…), e incluso los anticonceptivos, criticando a quien tiene hijos «como conejas».

    Nada nuevo bajo el Sol.

    1. Desidereo.
      Que la Tierra gira alrededor del Sol, lo sabía la Iglesia desde Copérnico, que era sacerdote, dicho sea de paso. Y los científicos de la época decían que nanai, que Aristóteles tenía la razón.

      1. Mariela: NO responde usted a nada. Por algo será.

        Más preguntas para Mariela:

        ¿De dónde saca usted que Copernico fuera sacerdote?

        ¿Por qué motivo juzgaron y condenaron a Galileo? ¿No es cierto que la Iglesia mantuviese que la Tierra era el centro del Universo, y que fuera pecado afirmar lo contrario? ¿No ocurrió lo mismo con la teoría de la evolución? (sí, ya sé, Darwin creía en Dios… ¿Y?).

        ¿No es cierto que a lo largo de la Biblia se defiende la esclavitud (o no se condena en absoluto)? ¿NO es cierto que la Iglesia SIEMPRE trató de forma distinta al hombre y la mujer?.

        En fin… ¿Vale la pena discutir con usted?

        1. Me encanta la última frase, muy ilustrativa del pensamiento absolutista y superficial posmoderno: «En fin… ¿Vale la pena discutir con usted?». Es decir, usted no dialoga, sino que discute; usted no busca llegar a la verdad en un asunto, sino que considera que no vale la pena dialogar con quien no piensa lo mismo que usted, que es, a saber, incorrecto e incompleto en la mayoría de sus tópicos.

  4. Francisco dice que de política italiana no entiende, ¿entiende de algo?. americana su continenete Se cree un Moisés que tieneque liberar a los pueblos del mundo de la ultraderecha, de la derecha, y del capital y del catolicismo secular, yo creo que este hombre se ha leido unos libros de autoayuda y de psicología barata, mezclado con utopías varias de maravillosos pueblos indígenas que sólo están en su imaginación. Los romanos conquistaron las Galias, pero los pueblos que habitaban tras las fronteras del Rhin y el Danubio no vivían en el paraiso terrenal.

  5. EL PADRE QUE VE EN LO SECRETO TE RECOMPENSARA EN LO PUBLICO. Un poco raro esto, verdad? Es que los evangelios son raros si. Están escritos para niños. El Padre te ve en lo secreto, y si no llegas a lo secreto, no te ve. Una vez te ve en lo secreto, te cambia en lo no secreto: incluso tu yo habitual sana. Esa es la recompensa, colega. Y no es mala recompensa, no… Sanar del fascismo, sanar del racismo, sanar del sexismo, sanar del clericalismo, el modernismo, el catolicismo….. POR FIN LIBRES. Y cómo llegar a lo secreto? TE LO HE DICHO YA!!!! Inspirando, genero alegría… Espirando genero alegria……😄

  6. Soy partidario de que que se acaben de una vez las entrevistas, las ruedas de prensa, las improvisaciones, la verborrea. Lo que la Iglesia tiene que decir lo debe decir como Iglesia, mediante documentos oficiales bien pensados, bien rezados, bien reconsiderados, bien redactados. Basta de jugar a lo que no somos. Ya hay suficientes políticos, sociólogos, ong, onu, sectas protestantes, ambientalistas, globalistas, homosexualistas, ecuménicos eciumaníacos, sinodalistas de la nada, etc. La Iglesia Católica la fundó Jesucristo como sacramento de salvación, que es lo que no se está haciendo. Ahora mismo lo más necesario y urgente es un documento sobre el pensamiento único y el gender, el mayor obstáculo actual para la salvación, pero Roma mira para otro lado.

  7. Si la Tradicion de la Iglesia está viva y siempre en movimiento o cambiando quiere decir que no existe ninguna Tradición. Por ejemplo, por Tradicion sabemos que María fue asunta al cielo, no es que a Pio XII se le ocurriera tal idea sino q los Apostoles ya sabían de la asunción de María. Pio XII puso la Asunción como dogma de Fe precisamente porque la Tradición no está en movimiento, sino q es siempre igual, porque si hubiese estado viva y en movimiento, Pio XII desconocería la Asunción de María y creería cualquier otra cosa evolucionada y modificada por movimiento del paso del tiempo. Tradición significa todo lo contrario: que a pesar del tiempo no ha habido movimiento y ha sido creencia siempre igual. Y luego dicen q Lefebvre tenía un concepto herético de Tradición y es al revés, son los Papas postconciliares los que tienen un concepto erróneo de Tradición, q es en la practica la sola escritura de Lutero.

    1. Por eso mismo los Papas postconciliares se atreven a cambiar el magisterio que les llega por Tradición por otro magisterio nuevo que no procede de Cristo. Cristo no enseñó ecumenismo ni libertad religiosa ni colegialidad ni misa de Pablo VI. «La autoridad de los sucesores de Pedro no fue dada para enseñar doctrinas nuevas sino para transmitir las que han recibido por tradición», esta frase del vaticano I vale más que todo el chapucero vaticano II con letras de oro.

  8. Eso del «ecumenismo de la sangre» suena muy bien, pero no forma parte del magisterio de la magisterio de la Iglesia, primero porque tanto Lumen Gentium como Unitatis Redintegratio han alterado la doctrina católica que desde el primer Concilio de Jerusalén hasta el último han afirmado siempre y en todo lugar que la Iglesia católica «es» la Iglesia de Cristo. En el Vaticano II Lumen Gentium en su numeral 8 sostiene que la Iglesia católica «subsiste en» la Iglesia de Cristo. Ésta es la base del ecumenismo y del sincretismo de Asís. La pregunta es: ¿Se han equivocado todos los Papas y todos los Concilios menos el Vaticano II? Pero aún hay más, por si fuera que el que esto escribe no hubiera entendido bien, vayamos a la Bula Cantate Domino del Concilio de Florencia que dice expresamente que «nadie puede salvarse, ni siquiera aunque haya derramado su sangre por Cristo, a menos que persevere dentro de la unidad de la Iglesia católica». Lo cual es coherente con «extra Eccclesia nulus salus».

  9. mal rallo os caiga a todos si ouereis criticarme ahora es el momento antes de la sentencia,viene tiempos malos,y no encuentro seguidores,mal rallo os caiga,(palabra de dios)

  10. No se puede escribir en serio, la maquina te fulmina. Al unico que no fulmina es al Padre Belzunegui, no es sospechoso? El puede escribir en serio y los demas no. Recjamos firmas y mandemoslas a la dirección NO HAY DERECHO. 😥

  11. DESIDEREO.
    Copérnico fue astrónomo, estudió medicina y fue sacerdote, aunque usted diga que no. ¿De dónde lo he sacado? De leer su biografía y en especial del libro llamado «El Secreto de Copérnico» de Rola. ¿Que habrá gente que diga que no fue nada de eso y que se dedicaba a la agricultura? Pues vale. Pero no es histórico.
    Conmigo no vale la pena discutir porque no me trago la leyenda negra.

  12. 😀😀😀 Francisco dice cosas que son obvias. La Iglesia se ha movido hacia donde yo estoy, de modo que vuelvo as estar en ella. En cambio muchos de vosotros, no estais ya, en apariencia. Todos esos tejemanejes mentales os ponen en la picota. Pero no os preocupeis, el P. Belzunegui va a montar otro Palmar de Troya, y podreis iros con él😂😂😂

  13. Noi, semplici preti e semplici fedeli, non chiediamo una “rivoluzione”, un “cambio di paradigma”, una “Chiesa di Francesco”. Siamo stanchi di vuote parole e di slogan ideologici. Chiediamo solo la fedeltà al Vangelo e l’annuncio della salvezza donataci da Gesù Cristo. Non vogliamo una Chiesa il cui obiettivo sembra essere quello di farci sentire in colpa se non ci schieriamo a favore dell’apertura dei porti e dell’accoglienza indiscriminata e dissennata a tutti i migranti. Non vogliamo una Chiesa che ci mette ossessivamente sotto accusa se non ci diciamo a favore del dialogo ad ogni costo con i musulmani e se, seguendo l’invito di Gesù, facciamo proselitismo. Non vogliamo una Chiesa che ci fa sentire come dei reietti se non votiamo per i partiti appiattiti sui diktat dell’Unione europea.

    1. Non vogliamo una Chiesa che ci accusa di essere “senza cuore” quandoe restiamo quanto meno perplessi di fronte al gesto irresponsabile di un elemosiniere pontificio, quando vediamo il nostro Papa sorridere soddisfatto ricevendo in dono un crocifisso blasfemo con la falce e il martello, quando lo sentiamo dire che non si interessa della politica italiana e che quel poco che sa lo apprende leggendo l’Espresso. Siamo stanchi.
      Cari pastori, non vi dovete certamente meravigliare se, come esito finale del vostro essere sempre dalla parte sbagliata, vi ritrovate un popolo che non vi considera più come guide attendibili e va alla ricerca di altri punti di riferimento. E non potete fare spallucce dicendo che tanto quello non è il “vostro” popolo.Non è vero! Questo popolo stanco e disorientato è il vostro popolo! È un popolo che si commuove quando pensa a san Giovanni Paolo II e a Benedetto XVI e non si capacita della situazione attuale.

      1. Un popolo che ama e soffre per la Chiesa, perché la vede in balia di forze che nulla hanno a che fare con la tradizione cristiana. Un popolo che, nonostante tutto, osa guardare in alto sperando in un miracolo, perché ai miracoli questo popolo ancora crede.

  14. Desidereo,
    La doctrina de la Iglesia se ha desarrollado pero su núcleo mismo sigue siendo el mismo.
    La Biblia, tanto Antiguo como Nuevo Testamento, ni defiende, ni promueve la abolición de la esclavitud; admite la realidad existente de la esclavitud en las sociedades pero el Nuevo Testamento introduce algo que creo que es revolucionario en la historia de la humanidad, y es que el Espíritu Santo puede encontrarse en un esclavo, cambiando sustancialmente el concepto existente en las sociedades pre cristianas sobre que el esclavo es una «cosa», como cualquier objeto material, a que puede encontrarse el Espíritu Santo.
    En relación a Copernico, se sabe, como la mayoría de científicos que protagonizan la revolución en ciencias que permitirá la revolución industrial, que era cristiano.

  15. La Tradición está en continuo crecimiento y, de una manera admirable, supone un descubrimiento constante que confirma la doctrina de siempre con una fuerza cada vez mayor. Lo que no hace es dejar de estar en un sitio para trasladarse a otro. Si movimiento significa mutación, estamos ante una afirmación incorrecta. Si movimiento significa progresión que amplía la comprensión de la doctrina inmutable de Cristo, la afirmación es correcta.

  16. No es latín! Es italiano! Escribe en italiano. Yo creo que viene de la otra página y tiene carta blanca aquí. La máquina nunca le siega los mensajes, y eso que son largos. Para mí que es cura.

  17. «La tradición de la Iglesia está siempre en movimiento», frase ambigua y propia de modernista como muy bien señaló San Pio X: es el lenguaje nunca exacto, ambiguo, interpretativo si se le contesta, el según y como, etc. Le añadiría la definición del viento, una definición simple: ¿qué es el viento? es el aire en movimiento. Y la doctrina de la Iglesia y la tradición, incluso ésta , la con minísucla, es lo contrario al viento y al veleteo. La
    Sagrada Escritura nos dice -con la Iglesia auténtica- lo contrario: «…no os dejeis llevar por doctrinas diversas y extrañas… sacudidos por las olas y llevados de aquí para alla por TODO VIENTO DE DOCTRINA» (Heb. 13, 9). ¿A quién pues haremos caso a Dios o a los hombres vestidos con piel de oveja y que por dentro son lobos feroces, como también nos advierte la Sagrada Escritura?.

  18. Hacerme cura? Esa gentuza no me quiere, ni yo a ellos. No son todos malos, alguno hay que tiene buen rollito. Pero todos sabemos lo que de verdad quieren. Ya no nos quedan dudas.

  19. Pero tampoco voy a ser negativo. Yo creo en el celibato, y los monjes budistas lo son. Los monjes se hacen celibes porque tienen una meta a la que no suelen llegar quienes no renuncian al sexo. Esa meta es la budeidad. La santidad, para vosotros. Y cuantos curas hay que esten buscando la santidad? Hacer misas no lleva a la santidad, segun ha demostrado Maciel. La santidad solo se consigue mediante la practica de la meditación mindfullness o, mucho más raramente, algún tipo de oración contemplativa, como la centering prayer, que enseñó el P. Keating, que sí era santo. Pero, los Belzunegui? Ved lo que escriben para saber lo que llevan dentro. Ay que pena😧

  20. Claro, claro. Buda.
    A Jesús, durante su andadura por el planeta azul, se le olvidó mencionarlo.
    Sin embargo, en mi pueblo lo menciona la gente mayor todos los días. Cuando mandan a freír espárragos a alguien: udaaaa.
    Cuando quieren espantar un perro: udaaaa. Y así todo el rato. Es muy mencionado el tal uda ese de la meditación.

  21. La Tradición no es algo, es Alguien, Jesucristo y Jesucristo, que es Dios, no está en continuo movimiento, no cambia, es el mismo ayer, hoy y siempre. Lo que pasa es que te gustaría, por ejemplo, que dijera ahora que el matrimonio ha pasado a ser disoluble. Te conocemos de sobra. Quieres cambiar lo que es inmutable: la Palabra de Dios, que se hizo hombre en Jesucristo.

  22. Cada vez estoy más convencido que Francisco es un enviado de Dios. Razón: le critican los maestros de la ley, igual que hicieron con Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles