PUBLICIDAD

«Jesús murió por su compromiso con el pueblo»

|

Religión Digital ha tenido el dudoso gusto de saludar el Viernes Santo anunciando, a través de su colaborador el sacerdote Faustino Vilabrille, que esta solemnidad celebramos un absoluto fracaso, porque Cristo no murió por nuestros pecados ni para darnos la vida eterna, sino para “denunciar a los opresores”. Sin mucho éxito, como parece.

“Jesús no murió por Dios, porque a Dios no le hacía falta para nada la muerte de su Hijo”, nos informa este Viernes Santo el portal Religión Digital por boca de su colaborador, el sacerdote Faustino Vilabrille. “Jesús murió por su compromiso con el pueblo, murió por denunciar a los opresores del pueblo, tanto políticos, como sobre todo religiosos oficiales “que ataban cargas pesadas, y las echaban a las espaldas de la gente sin arrimar ni un dedo para ayudar a llevarlas” (Ver Mateo 23,4).

Qué espantoso fracaso, qué muerte tan inútil; qué espejismo hemos estado viviendo durante veinte siglos, dos mil años de fe, de santos, de persecuciones, de mártires, hasta que ha llegado Vilabrille, el mismo que aprovechó la fiesta de Cristo Rey para aleccionarnos de que “llamarle a Jesucristo Rey es una verdadera ofensa”, y nos ha revelado el secreto trágicamente ignorado todo este tiempo: Jesucristo no murió por nuestros pecados; no murió para salvar el abismo que nos separaba de Dios y abrirnos la puerta de la Vida Eterna. Murió para denunciar a los opresores; su compromiso era con esa cosa nebulosa que tan buen resultado da a los demagogos y que cada cual interpreta a su gusto: el ‘pueblo’. Del que, se da por supuesto, están excluidos ‘los opresores’, una especie aparte.

Dice Vilabrille que Jesús no murió por Dios, “porque a Dios no le hacía falta para nada la muerte de su Hijo”. Pero, de algún extraño modo, su muerte sí era necesaria para denunciar a los opresores. Si a Dios, por ser Dios, no le “hace falta” la muerte de su Hijo, ¿por qué iba a hacer falta esa muerte para ejercicio tan inante -y repetitivo- como denunciar a los opresores? ¿No le sería más fácil destuirlos?

Hay una posibilidad de superar este dilema, y es que no se crea que Cristo era Dios. Entonces todo se explica, aunque incluso así sea un anacronismo ideológico bastante ridículo querer hacer de Jesús de Nazaret una especie de Martin Luther King o Mandela del Siglo I. Pero si Jesús no era Dios, la religión de don Faustino no es la cristiana, y Religión Digital hace un flaco favor -otro más- a la fe publicando sus columnas.

Porque el cristiano cree que la muerte de Cristo ha sido fructífera, la acción más fructífera de la historia del universo, la que nos ha reconciliado con Dios y nos ha abierto las puertas de la Vida Eterna. Pero si uno cree lo que cree Vilabrille, entonces la muerte de Jesús es una trágica banalidad. Porque los opresores siguen con nosotros, como ayer, como sin duda mañana.

Si lo de Jesús era un ‘compromiso político’, su muerte es una anécdota. Interesante, sin duda, para el historiador, pero nada más. Nadie se enfrenta a los leones por el ejemplo de un líder político fracasado, menos aún generaciones enteras de santos y mártires que dieron el testimonio de sus vidas.

Vilabrille no tiene demasiado amor a la Iglesia, según testifican sus textos, y es curioso en tal caso que se hiciera sacerdote católico, que es un modo de entrar directamente en esa estructura que tan a menudo condena. Pero no es un caso aislado, y la explicación tampoco es difícil: nadie daría un duro por los pensamientos de un Vilabrille fuera de la Iglesia, y lo sabe, como lo saben legiones de teólogos que contradicen tranquilamente la doctrina, que se sitúan con sus palabras fuera de la fe pero siguen viviendo de ella.

Lo sorprendente es que nuestra jerarquía muestra del modo más revelador su preferencia por esa publicación que tales textos favorece: con su publicidad. Esa que no verán ustedes en este portal.

21 comentarios en “«Jesús murió por su compromiso con el pueblo»
  1. Son los adalides de la Teología de la Liberación y del pobrismo, inspirados en la ideología marxista, defendido y promocionado por la actual mafia lavanda que gobierna Roma.
    “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.” (Juan 14:6). Por lo tanto MURIÓ POR NUESTROS PECADOS, ricos y pobres, para PROVEER el camino hacia su Reino.

  2. Es una blasfemia!!!
    Despreciar todo lo que Cristo hizo por nosotros de esa manera?!!? Hay que ser…
    Según esta nueva teoría primaveroide hay resurrección o se tratará de algo simbólico???

  3. Señor Esteban, es una lástima que con las cualidades literarias que usted tiene, además de su espiritualidad se esté dedicando a criticar a otros. No estoy de acuerdo con lo publicado en Religión Digital, pero me parece deplorable que en un día santo usted esté criticando y haciendo criticar. La belleza de nuestra Iglesia es que es Católica, hay diversas escuelas y criterios, la doctrina es una pero con matices distintos, busquemos lo que nos une, no lo que nos divide. Desde ya le deseo ¡felices Pascuas!

    1. Deplora usted que Esteban lo comente…pero no deplora que ese otro tipo siendo sacerdote arrastre a Cristo por el piso. Más le molesta que denuncien…¿qué propone? Que miremos para otro lado buenonamente y finjamos todos que aquí no pasa nada?

    2. Un día Santo, Edgar, como todos los días, es el mejor para dar cuenta de la verdad. Y la Verdad es que Jesucristo nuestro Señor es la Vida y es nuestra salvación. Otra cosa es mentira y es confundir a la gente.

    3. La paz Edgar y felices Pascuas.
      Yo creo que lo que nos une es un «solo Señor, un solo Bautismo etc».Como católicos estamos llamados a obedecer al Magisterio de la Iglesia y no a ningún teólogo por más sabio que fuese.
      Si un teólogo no obedece al Magisterio, se excluye de la misma, él mismo con su teología se retira o abandona la Iglesia. Yo creo que mas que «criticar» está aclarando la fe de la Iglesia.
      Recuerdo aquellas palabras de Leonardo Boff: «Prefiero andar con la Iglesia que sólo con mi teología». Y todos sabemos que dejo su sacerdocio se casó y se alejó de la Iglesia hasta el día de hoy.
      Saludos.

  4. En una iglesia que fuese auténtica testigo, este tipejo estaría ya fuera de la iglesia. En esta iglesia franciquita donde cualquier ateo y anticristiano tiene cabida y los fieles a la fe catolica son expulsados, este tipejo es rey de los ciegos

    1. Hay una aptitud de crítica frente a la Iglesia, especialmente contra el clero romano, los obispos, sucesores de los apóstoles. Critica Incluso desde dentro de ella. Critica más o menos objetiva y más o menos injusta; algunas veces, muy despiadada con respecto al pasado: sobresalen por ejemplo, el tema de la Inquisición, la convivencia con el poder temporal etc.
      Ante todo, la crítica a la Iglesia, como a cualquier institución (no olvidemos que la Iglesia también tiene carácter divina por su Fundador), se puede dar, incluso es conveniente que se dé. Solamente que el calificativo de crítica “despiadada” es lo que hay que matizar. En general, para que una crítica sea realmente digna de un acto religioso interno, y que tenga una finalidad constructiva, el que critica tiene que criticarse a sí mismo; es decir, no creerse un santo y que critica desde fuera. Si es cristiano, tiene que sentirse involucrado también en aquello que critica. Él es un responsable de la Iglesia: eso tiene que notarse

  5. Esta concepción soteriológica esta falseada, el giro antropológico es de tal extrema que quita todo valor a la obra salvadora de Jesús. Para este personaje, todo se reduce a la mirada romántica del mundo sin sufrimientos… ese es su concepto de salvación… Jesucristo nada nos da con su misterio pascual, solo fuerzas para lograr una salvación intramundana… simples utopías marxismo ideas.

  6. «La muerte de Jesús de Nazaret no fue voluntad de Dios» afirma Juan José Tamayo en el referido libelo difamatorio, órgano oficial de los enemigos internos de la Iglesia de Cristo.

    1. Francisco, no olvidemos que el ex padre Juan Tamayo dejo su ministerio para seguir las huellas del doctor Martin Lutero: tomó mujer. Y hoy junto con un grupo de ex sacerdotes casados, están minando la doctrina de la Iglesia. Cuidado que el demonio es más astuto que nosotros, y la mejor arma que tiene, es hacernos creer que no existe.

    2. La paz Francisco, tengo una lista de mas de 400 teólogos contestatarios, tanto latinos como europeos. Y algunos de ellos han salido de grandes universidades como por ejemplo, la Gregoriana, Salamanca, etc.
      Esto es bueno saberlo porque de repente estamos leyendo sus libros, sin darnos cuenta que están minando la doctrina de la Iglesia.
      Saludos

  7. Sr. Esteban: mi más sincera felicitación por su artículo.
    Dele fuerte a su defensa del catolicismo. Duro ahí. No recibirá parabienes de la jerarquía oficial, pero sí dará aliento a católicos fieles que viven en orfandad en estos difíciles tiempos.
    Además, Dios es buen pagador también en lo humano. Y a largo plazo, está usted ganando la credibilidad que otros ni han tenido ni tendrán jamás.

    1. Aintzane escribe: «No recibirá parabienes de la jerarquía oficial».
      Lo que dice el padre Faustino en este artículo, NO es la enseñanza de la Iglesia. Por consiguiente, ni para bien ni para mal tendría que dar su palabra la «jerarquía oficial».
      Saludos

  8. El problema no son los Vilabrille sino los Osoglios y Franciscos, que no sólo no los corrigen sino que les den halas con sus hagan lío y no abusen de la doctrina.

    1. Belzunegui la paz, en la Iglesia, NADIE es un obstáculo ni un problema en la Iglesia. El trigo y la cizaña crecerán hasta le venida del Señor. Todos entramos en el plan de Dios. Jesús elige a Judas, y Yahveh elige a David como rey de Israel.
      Saludos

  9. Una nueva infamia de Religión Digital.
    Que no sé a qué religión se refieren en su falso nombre, pero NO ES religión católica, y ni siquiera cristiana.

  10. El mero hecho de abrir la página de un medio que difunde tal gilipollez blasfema, es ayudar al enemigo. Por favor, ni lo abran, aunque les pique la curiosidad por saber qué nueva herejía, infamia o majadería propalan. Efectivamente, King tuvo historias tremendas, demostradas pero ocultadas y su mujercita…, y a Mandela lo encarcelaron por asesino al frente de una guerrilla potente, comunista, no por defender a sus «hermanos» negritos. Jesús no necesitaba morir para redimirnos, sensu stricto, pero sí para hacerse igual a todos, hasta en el padecimiento máximo de la injusticia. Este cura va algo flojo de remos y de tozuelo.

  11. Otros «teólogos» sostienen que Jesús perteneció al partido de los zelotes. Los enemigos de Jesús pudieron encontrar con facilidad una excusa para Roma.
    Aquí jugaron dos cosas:
    1. La cuestión mesiánica importante para Pilato, éste se sentía amenazado por su trono y
    2. Las palabras de Jesús sobre la destrucción del templo.
    A Jesús lo condenan como falso profeta y por blasfemo.
    Si la muerte de Jesús hubiese sido político, ¿porque sus discípulos huyen? ¿Por qué no se quedaron para luchar por él? Jesús no murió por una causa justa. ¿Acaso no se habla de un «mesías sufriente y del justo que sufre?
    En el destino de los profetas, ve Jesús prefigurado el suyo propio. Los profetas no fueron asesinados por una causa justa ni política. Jesús no provoco ningún acto revolucionario en Jerusalén, porque tenía confianza en el Padre.
    La escena del templo fue una provocación contra las autoridades judías, esto desato el proceso, jugando un papel decisivo contra las autoridades judías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles