PUBLICIDAD

Francisco, en Marruecos: convertir no es nuestra misión

Vatican Media
|

Durante su visita a Marruecos, ya finalizada, Su Santidad se reunió con la diminuta comunidad católica del país vecino para insistir en que no hagan conversos entre sus vecinos musulmanes.

Es otro de los ‘leit motiv’ de Francisco, sobre el que ha vuelto a insistir, aún con mayor claridad y énfasis, al reunirse con la reducida minoría católica del sultanato marroquí y disuadirles de que traten de convertir a sus conciudadanos musulmanes, la abrumadora mayoría.

“Los cristianos son una pequeña minoría en este país”, les dijo en el curso de un encuentro en la catedral de Rabat. “Pero, en mi opinión, eso no es un problema aunque me doy cuenta de que a veces debe ser difícil para vosotros”.

“La Iglesia no crece a través del proselitismo, sino de la atracción”, insistió. “Esto significa, queridos amigos, que nuestra misión como bautizados, sacerdotes y hombres y mujeres consagrados no está realmente determinada por el número o el tamaño de los espacios que ocupamos, sino más bien por nuestra capacidad de generar cambio y despertar el estupor y la compasión”.

Los autores católicos han insistido a menudo que en la Iglesia casi todo se trata de un “no solo, sino también”, pero Francisco parece preferir la disyuntiva. Aunque siempre se ha insistido en eso que ha quedado como refrán de “predicar con el ejemplo”, no solo la doctrina unánime de los padres y los pontífices anteriores, sino incluso el celo evangelizador -de evangelización activa, predicando- de tantos santos parecen en abierto conflicto con la ocurrencia de Francisco.

Que no es nueva. Ya provocó cierto revuelo su declaración ante su periodista favorito, el ateo editor de La Repubblica, en el sentido de que “el proselitismo es un solemne disparate”. Algunos grupos católicos de peso que han hecho a lo largo de toda su historia un hincapié especial en el proselitismo -incluso con ese mismo nombre- trataron en su momento de explicar las palabras del Papa diciendo que se refería a ese proselitismo agresivo y muchas veces teñido de ideología que había dado mal nombre al término, especialmente en la escena italiana.

Pero la actitud de Su Santidad ha sido, al menos, en esto, constante y coherente, y esa explicación duró tan poco y fue siempre tan poco creíble como la interpretación que se apresuraba a dar la radio de los obispos, COPE, sobre la extraña ‘cobra’ del Papa en Loreto: un gesto de profunda humildad.

No, ya nadie puede negar que el significado de las palabras del Papa es transparente: el único modo legítimo de evangelizar es “generando cambio” y, en general, llenándonos tanto de Dios que irradie y nos quieran imitar. O algo así. Si saben de algún prelado vivo que consiga, sin predicar y solo mediante su ejemplo, atraer a la gente a Cristo, yo, al menos, no lo conozco.

Lo cierto es que la necesidad de predicar no es meramente el método más obvio de transmitir una noticia -en este caso, la Buena Noticia- y ha sido invariablemente usado desde los Apóstoles, sino que es un mandato directo y claro del mismo Cristo en el Evangelio.

En especial, el Papa ya sugirió que, al menos determinados grupos religiosos, si no todos, no tienen ‘necesidad’ de convertirse. Lamentó la creación del Ordenariato por parte de Benedicto XVI, señalando que lo que deberían hacer los anglicanos era ser buenos anglicanos, no convertirse en católicos, y ante un grupo de luteranos confesó no tener la menor intención de convertir a Roma a ninguno de ellos. Apostolizar a judíos es ‘haram’ ahora, y otro tanto parece poder decirse de los musulmanes. Exactamente cómo podría haber llegado la Iglesia al siglo XXI si se hubiera seguido siempre esa estrategia es un misterio que todavía no se nos ha explicado.

52 comentarios en “Francisco, en Marruecos: convertir no es nuestra misión
    1. Mc 16, 15, no es, en efecto, restrictivo: «por todo el mundo» y «a toda criatura». Esta vez se ha pasado, como dice por aquí «veinte pueblos».

  1. Claro que no. La misión de un católico es cuidar de la pachamama, ser ecumenista, cantar al sol por la mañana y convertirse al islam.
    Ya lo dijo Jesús: Id por todo el mundo y predicad lo que cada uno quiera oír…

    1. No ha dicho ningún disparate Mariela. Francisco el tarambanas y sus corifeos no cesan de hablar de la Pachamama e incluso le ha dedicado una encíclica.

      1. Da igual cómo se digan las cosas.
        Los papólatras no se van a leer una encíclica del Papa, por mucho que lo elogien.
        Unos porque no saben leer, otros porque no saben qué es una encíclica y otros, por ambas razones.

  2. Lo que dice es una negación frontal de lo dispuesto por el Concilio Vaticano II en Lumen Gentium 2, 14 y el decreto Ad gentes divinitus I, que establecen la necesidad OBLIGATORIA de convertir a todas las gentes. Es decir, Francisco no sólo NO se basa en el Concilio sino que se carga el Concilio y lo transgrede.

    1. El espiritu santo suscita muchos caminos de salvacion santidad y gracia fuera de la iglesia. Como ves, el vaticano II está tan inspirado por Dios q dice una cosa y la contraria tambien.

      1. Y Juan Pablo II el grande interpretando el sentido del cvii q acabo de decir nos enseña q Cristo por la encarnacion se ha unido a todo hombre para siempre, lo cual significa q no hace falta ser católico para salvarse. Nos volvemos tan sectarios q citamos sólo lo q nos conviene.

          1. Pero no seamos tan hipocritas, Francisco sólo predica en lenguaje popular lo que Juan Pablo II predicó en lenguaje de actor. Exactamente lo mismo y quien no lo quiera ver q se pegue de una vez contra la pared. Qué alucinados.

          2. Otro ejemplo de gente q ve un problema sólo en lo q dice Francisco pero no lo quiere ver en los papas anteriores es el numero 121 del catecismo del 92, todo un error magisterial digno de ser condenado que ya lo está, pero no pasa nada pq tenemos una venda

        1. Leete tu mejor el magisterio anterior al concilio a ver si es el mismo o diferente. Verás qué sorpresa. Mira, para q te sea mas facil hay un libro que se llama el Dezinger, es un resumen. ¿Cual es el magisterio verdadero que hay que creer?

  3. Nunca creí que viviría para ver a un Romano Pontífice recorrer en avión el mundo entero para condenar de una punta a otra el anuncio de Jesucristo a todas las gentes. Y si me deja boquiabierto el verlo, me froto y lo sigo viendo, entonces lo que veo es a la Iglesia en manos de las Tinieblas.

    1. Y digo condenar el anuncio de Jesucristo sin exageración por mi parte. Todos hemos oído varias veces al hombre este clamar con furia contra la predicación del Señor a las gentes, e incluso calificarla de «pecado» de forma amenazante, clara y terminante.

  4. Pues haberlo dicho antes y así el Verbo, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, no se habría tomado la molestia de hacerse hombre en Jesucristo y de redimirnos en la cruz. Me confirma en lo que comenté antes: Estos viajes no son viajes apostólicos sino a mayor gloria, más bien desgloria, de Francisco y de un pontificado, si es que lo es, que no hay por donde cogerlo, un fracaso total, una vida inútil.

  5. Poner por encima de todo «la búsqueda de la paz mediante el diálogo» suena bien en los oídos de la gente. Es una consigna encantadora para seducir a todos. Suena positiva, suena «lógica» (según la lógica del mundo) y cala en quienes ya no son cristianos más que de nombre. (Entre ellos muchos que deberían ser sucesores de los apóstoles, no administradores de ONGs)
    «Generar atracción, estupor y compasión» también suena muy bonito, pero no tiene el menor sentido si no anunciamos al mismo tiempo que la única salvación está en Jesucristo.
    Lo cierto es que para los cristianos PROCLAMAR LA VERDAD ESTA POR ENCIMA DEL DIALOGO Y DE LA PAZ.
    Jesucristo nos dejó claro que es obligado «hacer proselitismo» (final solemne del Evangelio de San Mateo) aunque provoque conflicto. La Verdad siempre escuece . «Yo no he venido a traer la paz sino la espada» ( Mt. 16, 34)

  6. El Papa está inventando una nueva religión, el bergoglianismo, que viene a ser un peronismo del siglo XXI explicado con ropa talar. Llevaría mucho espacio y tiempo desarrollarlo, pero básicamente es eso: un político populista, que busca siempre el aplauso del que le rodea y a quien molestan sobremanera los aspectos tradicionales y sobrenaturales del discurso.

    Y que nadie se equivoque: él es el único centro de su mensaje.

  7. ¿Qué otra demostración se necesita para comprobar que Bergo glio es un farsante? Porque se suma a la concepción comunista-onusista sobre que el cristianismo sólo está permitido si está encerrado entre cuatro paredes.

    Nunca jamás un Papa -y esto comprueba que Jorge no lo es- prohibió el proselitismo, es decir, el alma de la MISIÓN.

    Por el contrario, la Iglesia Católica es por esencia MISIONERA, ir en contra de la Misión, prohibir el proselitismo, es ir en contra de Jesucristo mismo, quien nos exige la predicación del Evangelio a todo el mundo, a tiempo y a destiempo, al decir de San Pablo.

    Bergo glio, hijo de Satán, no se equivoca, ataca al Señor en sus Palabras capitales de vida eterna.

  8. Bueno, sólo está formalizando una situación de hecho. Puedes pasarte la vida entera viviendo pegado a una parroquia, que jamás nadie de la parroquia va a tocar tu timbre. Hace 40 años tal vez, pero ahora ni soñar.

  9. Cuántos misioneros a lo largo y ancho de nuestro mundo y a través de los siglos, han obedecido el mandato del Señor: id por todo el mundo y anunciad el Evangelio. El que crea y se bautice se salvará….tantos apóstoles mártires por el Evangelio!!! Tantos misioneros metidos en tierras estériles, siguen fecundando con la Palabra de Dios y los Sacramentos!! Y ahora dice don Francisco que no hay que predicar….no se puede creer!!

  10. «¿Cómo invocarán a aquel en quien no han creído?; ¿cómo creerán en aquel de quien no han oído hablar?; ¿cómo oirán hablar de él sin nadie que anuncie? y ¿cómo anunciarán si no los envían?…La fe nace del mensaje que se escucha, y la escucha viene a través de la palabra de Cristo» (Rom 10, 14 . 17).
    Parecería que muy poco se aprecia el tesoro del Evangelio, que el Señor ha encomendado expandir a sus discípulos, si se lo limita sólo al buen ejemplo. Porque, ¿qué admirarán los no cristianos en el creyente honesto y dialogante , a Cristo, viviendo en él o a sus buenos modales, sus obras sociales, sus organizaciones para combatir el hambre. Cosas muy excelentes y mandadas por el mismo Cristo, pero jamás ocupando su lugar único y primordial.

    1. Gerona, puedes esperar sentado@,. Nadie te va a contestar, cada quien trae su rollo, como también yo, 😉, (aquí entre nos), parece manicomio,😜, ⬅y ésa soy yo.

    2. Yo sigo rezando los misterios de antes porque me dan más devoción que las nuevas fórmulas y no es de obligado cumplimiento. Pero viendo tu enunciado, se ve que el papa tampoco reza los luminosos. Muy bueno tu comentario.

  11. San Juan Pablo II teniendo en cuenta los bergo glios antimisioneros de todos los tiempos expresaba:

    La Iglesia en Europa y en todos los continentes debe darse cuenta de que siempre y en todas partes es Iglesia misionera (in statu missionis). La misión pertenece de tal modo a su naturaleza, que nunca y en ninguna parte, ni siquiera en los países de sólida tradición cristiana, puede dejar de ser misionera.

    La Iglesia debe ser incansable en esta misión recibida de Cristo. Debe ser humilde y valiente, como Cristo mismo y como sus Apóstoles. No puede desanimarse ni siquiera ante disidencias, protestas o cualquier tipo de acusación, como, por ejemplo, la de HACER PROSELITISMO o la de supuestos intentos de clericalizar la vida social.

    1. Y continúa el santo polaco en Memoria e Identidad cap. 19:

      «Sobre todo, no puede dejar de proclamar el Evangelio. Ya san Pablo fue consciente de esto cuando escribió a su discípulo: «Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo, rebate, reprende, reprocha, exhorta con toda paciencia y deseo de instruir» (2 Tm 4, 2). Este deber tan íntimo, confirmado por aquellas otras palabras de Pablo: «¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio!» (1 Co 9, 16), ¿de dónde proviene? ¡Está muy claro! Surge del saber muy bien que, bajo el cielo, ningún otro nombre nos puede salvar, sino uno solo: el de Cristo (cf. Hch 4, 12).»

      En definitiva queda claro que es Jorge quien protesta y acusa de proselistismo a los católicos como si fuera un gran mal. Procedimiento habitual del jorgismo: llamar mal al bien y bien al mal.

      No desanimarnos ante el enemigo interno, los mafiosos sangallenses, y predicar siempre al Señor a tiempo y a destiempo.

  12. El título del artículo tergiversa lo que el Papa está diciendo.
    No está en contra de la conversión, sino del proselitismo, que es degradar la tarea de evangelizar a una mera labor comercial, sin alma ni caridad.
    En estos países, lo que convierte (porque además es que otro modo te ponen en la frontera) es la vida.
    Conversión que en algunos casos termina en bautismo, en otros, muchos, en cambio de vida, en alejamiento del fundamentalismo, en una vivencia religiosa (aunque sigan profesando el Islam) centrada en aquellos valores más próximos al mensaje de Jesucristo.
    Esa es la evangelización silenciosa de nuestros hermanos en Marruecos, por cuya fidelidad hay que dar tantas gracias.

    1. Lo que convierte es la Gracia de Dios, actuando en las almas mediante la predicación y haciendo «proselitismo», es decir atrayendo a otros. La vida es importante pero no definitiva para convertir, porque ésta, por la palabra, depende de Dios que mueve los corazones que, o le acogen o rechazan. Si la Iglesia hubiera esperado a tener evangelistas perfectos y completos, estaría apañada. Santo Tomás de Aquino ya se plantea la cuestión de la «perfección» y, dice obviamente, que no puede depender de ella. Y, si esto fuera así, los primeros cristianos, muriendo por la fe, hubiesen conseguido, por ese solo hecho, la conversión de todos. La predicación es necesaria, si va unida a la vida mejor, pero no se puede dejar de predicar porque uno no viva todo lo santamente que se quiera.

  13. Se ve el ataque al Sagrado Concilio Vaticano II por parte de Jorge Mario al leer, por ejemplo, una cita del importantísimo decreto APOSTOLICAM ACTUOSITATEM:

    «El apostolado se ejerce en la fe, en la esperanza y en la caridad, que derrama el Espíritu Santo en los corazones de todos los miembros de la Iglesia. Más aún, el precepto de la caridad, que es el máximo mandamiento del Señor, urge a todos los cristianos a procurar la gloria de Dios por el advenimiento de su reino, y la vida eterna para todos los hombres: que conozcan al único Dios verdadero y a su enviado Jesucristo (Cf. Jn., 17,3).

    Por consiguiente, se impone a todos los fieles cristianos la noble obligación de trabajar para que el mensaje divino de la salvación sea conocido y aceptado por todos los hombres de cualquier lugar de la tierra.»

    A esta actividad misionera de los laicos, que el mensaje divino se propague, Bergo glio lo llama de modo despectivo proselitismo, el sonsonete ateo.

    1. No puede imponerse:Dios no quiere nada por imposición,si así fuera no contaría con la libertad del hombre,por tanto la nueva evangelización solo es posible con el ejemplo de vida,viviendo según el Evangelio de un modo práctico.

  14. San Francisco llamó a uno de sus hermanos, y le dijo:. Vamos a predicar, y si es necesario, hablaremos. Cuando llegaron al convento ya de regreso, el hermano extrañado preguntó: ¿Cuándo predicamos?, Ya lo hicimos, le dijo San Francisco. Sería tonto pararse en la plaza a predicar, en un país musulmán,, pues apenas empezaran a hablar, cuando ya te corren del país, ( lo mínimo), lo mejor es la presencia,. Y quisiera ver quién es el valiente de los aquí enojados, que va a Marruecos y empieza a predicar el Evangelio en plena calle, ya que hacer éso, no solo es cosa de frailes, también los laicos lo podemos hacer. Y con ésto no defiendo al Papa, es tan solo sentido común. La Iglesia, como Madre que es, no te dice, hagan fila a ver quién alcanza a predicar más. Ella espera, ya que Dios actúa.

  15. Lo del testimonio sin predicación me hace acordar a un programa de la tele que se llamaba «Dígalo con mímica», donde había que hacer entender el nombre de una película mediante gestos. Cuáles serán los gestos para la Trinidad, la Encarnación, la gracia, el pecado original, la resurrección de la carne, etc., no?

  16. Leo que la mayoría de los comentarios han caído en la trampa. En las ambigüedades propias de este pontificado.
    El Papa Francisco dice que «convertir no es nuestra musión», y efectivamente no lo es.
    Nuestra misión es proclamar, de palabra y obra, la buena nueva de la salvación. Anunciar por todo el mundo el Evangelio.
    No tenemos ordenado convertir a nadie. La conversión no es nuestra responsabilidad.
    Convertir, dar la fe, es obra de Dios, que da sus dones a quien quiere. No es algo que debamos hacer, por el convencimiento, por la persuación, la amenaza, la insistencia, y menos por la imposición. ¿Se puede «convertir» a alguien por la fuerza?
    No tenemos que convencer a nadie, solo anunciar. Dios llama a través nuestro y le responde quien quiere.
    Agradezcamos el don de la fe y perseveremos en el anuncio. Y como dijo el Papa: «Convertir no es nuestra misión».
    Oremos por el Papa, lo necesita, y mucho.

  17. Único mandato de Jesucristo a los apóstoles: «Id y predicad el Evangelio».
    Reitero el consejo (encarecidamente) para que lean este libro: El secreto de Benedicto XVI. Socci. Homo Legens.
    Lo pueden adquirir a través de esta misma web en su apartado librería.
    Tendrán todo meridianamente claro.
    Oremos por nuestro Papa Benedicto XVI, el Centinela de Dios (Cit. El secreto de Benedicto XVI)

  18. Lo que Cristo dijo es «id y predicad el evangelio» pero lo dijo porque fuera de la Iglesia no hay salvación pq «el que crea se salvará y el q no crea se condenará», y pq «quien no está conmigo está contra mí «. Pero en el momento en que el vaticano II establece que sí que hay salvación pq «fuera de la iglesia el espiritu santo suscita otros caminos de salvacion santidad y gracia», deja de tener sentido convertir a nadie. Si quitamos el fin ultimo de la Iglesia se derrumba la iglesia pq ese fin es sustituido por otro q por lo menos en España es «pon la x del irpf pq le ahorramos al Estado», fin q nunca dijo Jesucristo. Como dijo el cardenal Siri-Gregorio xvii, «si la Iglesia no fuese santa, el cvii habría acabado con ella»

  19. Nos hace falta más oración y silencio interior para discernir en que modo podemos crear comunidad y dar ejemplo al hermano.
    Como bien he leído aquí cada uno pone su parrafada a modo de desahogo, quedando todas las aportaciones de cada cual como inconexas y tristemente se vela el riquísimo fondo de muchos comentarios que sin duda alguna están suscitados por el Espíritu Santo.
    Yo reconozco que me trastocan mucho gran parte de las actuaciones del Santo Padre pero también veo que la solución no pasa por despotricar sin medida cada noticia.
    Recordemos que un reino en guerra contra si mismo no se sostiene. No se lo pongamos tan fácil por lo menos.

  20. ¿ Cuándo vas a corregir, Francisco, el documento firmado de que todas las religiones son expresión de la misteriosa voluntad divina, incurriendo en el gravísimo error de que son equiparables ? ¿ Nunca ? Pues te vas a condenar y lo sabes.

  21. Dado que están dichas en Marruecos, entiendo que esas palabras van más dirigidas a los musulmanes que a los católicos, a fin de que se tranquilicen y no se mosqueen y les dejen tranquilos. Bueno, es el Pastor cuidando de su rebaño. Yo creo que los musulmanes, y también los cristianos no católicos, y los ateos, le tienen pánico al apostolado católico, y pueden llegar a reaccionar con violencia. Además, tampoco es tan inexacto, en realidad nosotros no podemos convertir a nadie. Es Dios quien transforma las almas. Nosotros sólo podemos sembrar la semilla, y luego crece sola.

  22. Si esto es muy facil de entender. Si el Vaticano II establece que fuera de la Iglesia hay muchos caminos de salvacion, santidad y Gracia en otras religiones y nos leemos el documento Nostra Aetate de dicho concilio, lo normal es que concluyamos con lo que dice Francisco, que es lo mismo que dice Juan Pablo II, ese otro papa que se atreve a decir que las religiones falsas son las semillas del Verbo de san Justino, lo cual es mentira. Por eso para Francisco Juan Pablo II es santo.

  23. En vez de decir estas cosas, podría haberle preguntado al morito cómo montaron sus servicios secretos el 11-M en colaboración con los servicios de inteligencia franceses y con la asquerosa e indignante labor de cobertura posterior por parte del CNI y la Policía Nacional Española, aparte del encargo por parte del gobierno socialista del sr. Zapatero al sr. Gómez Bermúdez de construir la mayor patraña de toda la historia de la justicia universal. Ya se sabe: «Los españoles no están preparados para conocer la verdad sobre el 11-M».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles