PUBLICIDAD

«La Iglesia se muere porque los pastores tienen miedo de hablar con toda verdad y claridad»

"La Iglesia, que debería ser un lugar de luz, se ha convertido en una madriguera de tinieblas". "No busco ni el éxito ni la popularidad. ¡Este libro es el grito de mi alma!"(CNS photo/Paul Haring)
|

Hoy se ha dado a conocer un extracto del nuevo libro del cardenal guineano Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y el sitio web Dominus est lo ha traducido del francés original. Por su interés lo reproducimos aquí para nuestros lectores. El libro tiene como título ‘Le soir approche et déjà le jour baisse’.

¿Por qué tomar de nuevo la palabra? En mi libro anterior, os invito al silencio. Sin embargo, no puedo callarme. No debo callarme. Los cristianos están desorientados. Cada día, recibo de todas partes las llamadas de auxilio de quienes ya no saben qué creer. Cada día, recibo en Roma a sacerdotes desanimados y heridos. La Iglesia atraviesa la experiencia de la noche oscura. El misterio de iniquidad la envuelve y la ciega.

Diariamente nos llegan noticias cada vez más aterradoras. No pasa ni una semana sin que un caso de abuso sexual se nos revele. Cada una de estas revelaciones lacera nuestro corazón de hijos de la Iglesia. Como decía san Pablo VI, el humo de Satanás nos invade. La Iglesia, que debería ser un lugar de luz, se ha convertido en una madriguera de tinieblas. Ésta debería ser una casa familiar segura y apacible, y ¡he ahí que se ha convertido en una cueva de ladrones! ¿Cómo podemos soportar que entre nosotros, en nuestras filas, se haya introducido predadores? Numerosos sacerdotes fieles se comportan cada día como pastores solícitos, en padres llenos de dulzura, en guías firmes. Pero ciertos hombres de Dios se han convertido en agentes del Maligno. Estos han buscado profanar el alma de los más pequeños. Han humillado la imagen de Cristo en cada niño.

Los sacerdotes del mundo entero se han sentido humillados y traicionados por tantas abominaciones. Después de Jesús, la Iglesia vive el misterio de la flagelación. ¡Su cuerpo está lacerado. ¿Quiénes son los que golpean? Aquellos mismos que deberían amarla y protegerla! Sí, me atrevo a tomar prestadas las palabras del Papa Francisco: el misterio de Judas se cierne sobre nuestro tiempo. El misterio de la traición transpira por los muros de la Iglesia. Los abusos sobre los menores lo revelan de la manera más abominable. Pero se necesita tener el valor de mirar nuestro pecado a la cara: esta traición ha sido preparada y causada por muchos otros, menos visibles, más sutiles pero al mismo tiempo profundos. Vivimos después de mucho tiempo el misterio de Judas. Lo que ahora sale a la luz tiene causas profundas que es necesario tener el valor de denunciar con claridad. La crisis que vive el clero, la Iglesia y el mundo es radicalmente una crisis espiritual, una crisis de la fe. Vivimos el misterio de la iniquidad, el misterio de la traición, el misterio de Judas.

Permítanme meditar con ustedes sobre la figura de Judas. Jesús le había llamado como a todos los apóstoles. ¡Jesús le amaba! Él lo había enviado a anunciar la Buena Nueva. Pero poco a poco la duda se apoderó del corazón de Judas. De manera insensible, se puso a juzgar la enseñanza de Jesús. Se dijo a sí mismo: este Jesús es demasiado exigente, poco eficaz. Judas quiso hacer venir el Reino de Dios sobre la tierra, enseguida, por medios humanos y según sus planes personales. Sin embargo, había escuchado a Jesús decirle: « No son mis pensamientos vuestros pensamientos, ni mis caminos son vuestros caminos » (Is 55, 8). Judas se alejó a pesar de todo. Ya no escuchó a Cristo. Ya no le acompañó en aquellas largas noches de silencio y de oración.

Judas se refugió en los asuntos del mundo. Se ocupó de la bolsa, del dinero y del comercio. El mentiroso continuaba siguiendo a Cristo, pero ya no creía. Él murmuraba. La tarde del Jueves Santo, el Maestro le había lavado los pies. Su corazón debió estar bien endurecido para no dejarse tocar. El Señor estaba ahí frente a él, de rodillas, servidor humillado, lavando los pies de aquel que debía entregarlo. Jesús posó sobre él una última vez su mirada llena de dulzura y de misericordia. Pero el diablo ya se había introducido en el corazón de Judas; él no bajó la mirada. Interiormente, debió pronunciar la antigua palabra de la revuelta: «non serviam», «no serviré». En la Última Cena, él comulgó mientras que su proyecto esperaba. Aquella fue la primera comunión sacrílega de la historia. Y él traicionó.

Judas es para la eternidad el nombre del traidor y su sombra se cierne hoy sobre nosotros. Sí, como él, ¡hemos traicionado! Hemos abandonado la oración. El mal del activismo eficaz se infiltró por doquier. Buscamos imitar la organización de las grandes empresas. Olvidamos que sólo la oración es la sangre que puede irrigar el corazón de la Iglesia. Afirmamos que tenemos tiempo para perder. Queremos emplear ese tiempo en obras sociales útiles. Aquel que ya no reza, ya ha traicionado. Ya está listo para todos los compromisos con el mundo. Camina sobre el camino de Judas.

Toleramos todas las puestas en causa. La doctrina católica es puesta en duda. En nombre de posturas llamadas intelectuales, los teólogos se divierten deconstruyendo los dogmas, vaciando la moral de su sentido profundo. El relativismo es la máscara de Judas disfrazada de intelectual. ¿Cómo asombrarse cuando nos enteramos que tantos sacerdotes rompen sus compromisos? Relativizamos el sentido del celibato, reivindicamos el derecho a tener una vida privada, lo que es contrario a la misión del sacerdote. Algunos llegan incluso a exigir el derecho a conductas homosexuales. Los escándalos se suceden, entre los sacerdotes y entre los obispos.

El misterio de Judas se extiende. Quiero entonces decir a todos los sacerdotes: Permaneced fuertes y rectos. Ciertamente, por causa de algunos ministros, seréis etiquetados como homosexuales. Se arrastrará al lodo a la Iglesia católica. Se la presentará como si estuviera compuesta por completo de sacerdotes hipócritas y ávidos de poder. Que vuestro corazón no se turbe. El Viernes Santo, Jesús fue acusado de todos los crímenes del mundo, y Jerusalén gritaba: «¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!» No obstante las encuestas tendenciosas que os presentan la situación desastrosa de eclesiásticos irresponsables con una anémica vida interior, al mando del mismo gobierno de la Iglesia, permaneced serenos y confiados como la Virgen y San Juan al pie de la Cruz. Los sacerdotes, los obispos y los cardenales sin moral no empañarán en nada el testimonio luminoso de más de cuatrocientos mil sacerdotes a través del mundo que, cada día y en fidelidad, sirven santa y alegremente al Señor. A pesar de la violencia de los ataques que pueda sufrir, La Iglesia no morirá. Es la promesa del Señor, y su palabra es infalible.

Los cristianos tiemblan, vacilan, dudan. He querido este libro [‘Le soir approche et déjà le jour baisse’] para ellos. Para decirles:

¡No duden! ¡Mantengan firme la doctrina! ¡Mantengan la oración! He querido este libro para reconfortar a los cristianos y a los sacerdotes fieles.

El misterio de Judas, el misterio de la traición, es un veneno sutil. El diablo busca hacernos dudar de la Iglesia. Quiere que la veamos como una organización humana en crisis. Sin embargo, ella es más que eso: ella es Cristo continuado. El diablo nos empuja a la división y al cisma.

PUBLICIDAD

El diablo quiere hacernos creer que la Iglesia ha traicionado. Pero la Iglesia no traiciona. La Iglesia, llena de pecadores, ¡ella misma es sin pecado! Habrá siempre bastante luz en ella para quienes buscan a Dios. No seáis tentados por el odio, la división, la manipulación. No se trata de crear un partido, de dirigirnos los unos contra los otros: «El Maestro nos ha puesto en guardia contra estos peligros al punto de tranquilizar al pueblo, incluso respecto a los malos pastores: no era necesario que a causa de ellos se abandonara la Iglesia, este púlpito de la verdad […] No nos perdamos entonces en el mal de la división, por causa de aquellos que son malvados», decía ya San Agustín (carta 105).

La Iglesia sufre, ella es burlada y sus enemigos están al interior. No la abandonemos. Todos los pastores son hombres pecadores, pero llevan en ellos el misterio de Cristo.

¿Qué hacer entonces? No se trata de organizar y poner en obra estrategias. ¿Cómo creer que podríamos mejorar por nosotros mismos las cosas? Ello sería entrar todavía en la ilusión mortífera de Judas.

Ante la avalancha de pecados en las filas de la Iglesia, estamos tentados a querer tomar las cosas en nuestras manos.

Estamos tentados a querer purificar la Iglesia por nuestras propias fuerzas. Esto sería un error.

¿Qué haríamos nosotros? ¿Un partido? ¿Una corriente? Tal es la tentación la más grave: el oropel de la división. Bajo pretexto de hacer el bien, nos dividimos. No reformamos la Iglesia por la división y el odio. ¡Reformamos la Iglesia comenzando por cambiarnos a nosotros mismos! No dudemos, cada uno en nuestro lugar, en denunciar el pecado comenzando por el nuestro.

Tiemblo ante la idea de que la túnica sin costuras de Cristo corra el riesgo de ser desgarrada de nuevo. Jesús sufrió la agonía viendo por adelantado las divisiones de cristianos. ¡No le crucifiquemos de nuevo! Su corazón nos suplica: ¡tiene sed de unidad! El diablo teme ser nombrado por su nombre. Él ama envolverse en la niebla de la ambigüedad. Seamos claros. «Mal nombrar las cosas, es sumar a la desgracia del mundo», decía Albert Camus.

En este libro no dudaré en tener un lenguaje firme. Con la ayuda del escritor Nicolas Diat, sin quien pocas cosas habrían sido posibles y que ha estado desde que escribí ‘Dios o nada’ con una fidelidad sin falla, quiero inspirarme en la palabra de Dios que es como una espada de dos filos. No tengamos miedo de decir que la Iglesia tiene necesidad de una reforma profunda y que ésta última pasa por nuestra conversión.

Perdonen si algunas de mis palabras os incomodan. No quiero adormecerlos con palabras tranquilizantes y mentirosas. No busco ni el éxito ni la popularidad. ¡Este libro es el grito de mi alma! Es un grito de amor por Dios y por mis hermanos. Os doy, a vosotros cristianos, la única verdad que salva. La Iglesia se muere porque los pastores tienen miedo de hablar con toda verdad y claridad. Tenemos miedo de los medios de comunicación, miedo de la opinión, ¡miedo de nuestros propios hermanos! El buen pastor da la vida por sus ovejas.

Hoy, en estas páginas, os ofrezco lo que es el corazón de mi vida: la fe en Dios. Dentro de poco tiempo, compareceré ante el Juez eterno. Si no os transmito la verdad que he recibido, ¿qué le diré entonces? Nosotros obispos deberíamos temblar al pensar en nuestros silencios culpables, en nuestros silencios de complicidad, en nuestros silencios de complacencia con el mundo.

A menudo me preguntan: ¿Qué debemos hacer? Cuando la división amenaza, es necesario reforzar la unidad. Ésta no tiene nada que ver con una atención del cuerpo como existe en el mundo. La unidad de la Iglesia tiene su fuente en el corazón de Jesucristo. Debemos mantenernos cerca de él. Ese corazón que ha sido abierto por la lanza para que podamos refugiarnos en él, será nuestra casa. La unidad de la Iglesia reposa sobre cuatro columnas. La oración, la doctrina católica, el amor a Pedro y la caridad mutua deben convertirse en las prioridades de nuestra alma y de todas nuestras actividades.

 

Cardenal Robert Sarah

Con Nicolas Diat

 

Fragmento del libro ‘Le soir approche et déjà le jour baisse’ del Cardenal Robert Sarah.

Traducción al español por Dominus Est.

Texto original en francés.

85 comentarios en “«La Iglesia se muere porque los pastores tienen miedo de hablar con toda verdad y claridad»
  1. Si la Iglesia calla, hablarán las piedras y dirán que por qué motivo no se señaló directamente al foco del problema.
    Me extraña tantos rodeos, tantas milongas y tan poco hablar claro cuando la mayoría de los católicos despiertos ya nos hemos dado cuenta.
    Todo es un teatro y además, mal interpretado.

    1. OK Mariela, el foco del problema. Ahí hay que dar. Se lo dejó muy claro la Virgen a una vidente de Medugorje el 2 de nov. del 2016: «El amor unido de mis hijos vivirá, vencerá y DESENMASCARARÁ al mal…

      1. Una cosa son Lourdes o Fátima y otra estas tonterías que, sumadas a la locura de la jerarquía y el clero, van a hacer que no quede nadie menor de 90 años que soporte oír hablar todavía de religión católica.

        1. ¿Medugorje una tontería? Date una vuelta por allí y verás. Se confiesa y cambia más gente allí en una semana que en Madrid en un año. Lo conocemos por sus frutos,

          1. Llevo desde mi ya lejana juventud oyendo los mismos mantras triunfalistas sobre ese lugar y sobre el disparate ese de la «revelación permanente», por llamarla así. Y ya ves cuántos y cuán granados frutos degusta ahora mismo la Iglesia universal…

          2. No se preocupe, que es el pecado contra el Espíritu, triste, pero abundante: los medios de salvación que Dios ha dispuesto hay quien los repudia por ignorancia o por soberbia. Lo único, esperar que Dios les cambie el duro corazón. Todo el que ha ido a Medjugurje vuelve convertido a Dios.

  2. Queridos hermanos:
    ¿No os es suficiente el grito y la angustia de este grandísimo pastor? ¿No os son suficientes las lagrimas del ancianísimo Cardenal ZENG, ante la tragedia que están sufriendo él personalmente y su sacerdotes fieles a Roma?
    Podéis seguir desconfiando de tantos otros pastores, pero no de estos y de otros miles que dicen y piensan lo mismo en todo el planeta, especialmente aquellos que han entregado sus vidas a los mas necesitado espiritual y materialmente.
    PAZ y BIEN parra vuestros espíritus.-

  3. Me parece muy bien lo que dice el Cardenal. Sin embargo, si nos quedamos en realizar una «reflexión» y no pasamos a las obras como algunos cardenales lo hacen por más que se los considere por algunos enemigos de quien debería ser el primero en confirmar en la fe…y no lo hace. Creo que algo más podría hacerse al nivel de dicho cardenal. El miedo de la división cuando la división ya está hace décadas dentro de la Iglesia… No nos sirven sermones, sirve que quienes tienen el poder, lo detenten lo más que se pueda por más que sean estigmatizados como cardenales de los «Dubia»….

  4. Müller dice, a pesar de todo, que Francisco es ortodoxo: Burke y Brandmüller no acaban de ejercer la prometida corrección. Schneider se conforma con que Francisco le aclare, privadamente, que la diversidad de religiones forma parte de la misteriosa voluntad de Dios, pero no de la volitiva, sino de la permisiva. Sarah hace esfuerzos denodados para salvar a un Francisco que forma parte del problema y no de la solución. No nos engañemos: los lobos disfrazados de pastores no paran de atacar al rebaño y los pastores que supuestamente nos defienden nos entregan en las garras de los devoradores. Esta es la cruda, real y triste situación. Dios ya sólo cuenta con algunos sacerdotes y una gran multitud de laicos que estamos como ovejas sin pastor. ¡ Gracias por dejarnos tirados ! ¡ Dios os pedirá cuentas, cobardes !

    1. Si no tiene pastor es porque no quiere,porque se pasa la vida,desconfiando del que Dios le ha dado,cuestionando lo todo desde la pseudo razón,el agnosticismo o vete a saber que,si ve tantos lobos,no será que es usted uno?.

      1. Es condición que el pastor de la vida por su rebaño.
        Y si el pastor lleva el olor de varias ganaderías, las suyas terminan desconfiando.
        Cabe recordar que cuando venga Cristo, separará ovejas de cabras.
        Quiere decir esto que Él ya cuenta con que hay ovejas que NO QUIEREN ser de su redil.
        Jesús es el único camino para llegar al Padre y el pastor que diga que da igual el camino (budismo, protestantismo…) porque se llega igual, está rebatiendo Sus palabras y dejándolo por mentiroso.
        Esto crea confusión. Unos acaban vitoreando al pastor, otros se desalientan, otros abandonan, otros acaban despeñándose y los hay que seguimos el camino bimilenario, que sabemos que es el único seguro.

  5. La santidad de cada uno, unida al corazón de Cristo, esto es lo que puede reformar la Iglesia.
    «La Iglesia reposa sobre cuatro columnas. La oración, la doctrina católica, el amor a Pedro y la caridad mutua deben convertirse en las prioridades de nuestra alma y de todas nuestras actividades.»
    «No reformamos la Iglesia por la división y el odio. ¡Reformamos la Iglesia comenzando por cambiarnos a nosotros mismos! No dudemos, cada uno en nuestro lugar, en denunciar el pecado comenzando por el nuestro.»
    Me encanta el cardenal Sarah, y lo que su discurso habla, ama a la Iglesia, la ama de verdad, clama con el corazón, su dolor por ella, una Iglesia con grandes pecadores, y muchos mediocres que se creen a salvo solo porque creen que tienen Fe. Pero la verdadera Fe, es la que tenemos cuando seguimos a Cristo, y si nuestra vida no se parece a la de él, y no hacemos lo que nos pide , no importa que seamos «catolicos, nuestra Fe sera una Fe muerta.

  6. El cardenal lo repite muchas veces en su texto: ORACIÓN es lo que necesitamos los fieles, ORACIÓN es lo que necesita la Iglesia.
    El Espíritu Santo nos ayudará mediante la ORACIÓN. Jesús nos da permanentemente la solución: ORACIÓN.
    Acaso Él no se retiraba a orar antes de cada acción?
    Acaso no es lo que hizo en el Huerto de los Olivos antes de prepararse para sufrir, resistir y vencer en su Pasión?
    ORACIÓN y más ORACIÓN.

    1. Oración, mortificación y ACCIÓN, ACCIÓN, ACCIÓN. ¿Para qué nos ha concedido Dios la libertad, la inteligencia, la memoria y la voluntad ? ¿ Para desaprovecharlas ? No podemos pedir a Dios que haga el milagro cuando ni ponemos ni queremos poner los 5 panes y los dos peces. Somos unos caraduras impresentables .

      1. Sí, cuando dices acción te refieres a actuar en contra de la caridad, en contra de la verdad, en contra de la humildad. En lo único que, por una vez, aciertas, es cuando dices que eres un caradura impresentable. Jamás en la Iglesia ningún santo, se ha dedicado a insultar, despreciar, y tergiversar palabras y hechos del Papa, aunque estuviera equivocado. Si era del caso, era al propio Papa a quien se dirigía, no se dedicaba a ir difamándole por todas las esquinas. Mira como el cardenal Sarah expone sus preocupaciones, pero no se dedica a insultar y a acusar al Papa. Eso es de una soberbia y un odio propio de gente como tú, ajenos a la moral católica.

  7. Acabo de dejar un comentario y ha desaparecido Todo lo que manifestaba es mi manera de ver cristianamente cómo debemos apoyarnos en Cristo y seguirle aunque nos cueste. el siempre está dispuesto a ayudarnos. Nos ama tanto!!! Y como base de nuestra Fe es la oración la caridad y un amor infinito a Cristo. Y apoyarnos en El para tener la voluntad que nos hace falta Ayúdanos Dios mío!!!!!

  8. Dios haya perdonado a ese mal cristiano que fue Galat. Como cuando fallezca la Cigüeña de la Torre, habiendo dejado un rastro de odio, resentimiento contra el Santo Padre, tergiversación y manipulación. unido a una falta de caridad absoluta. Que Dios les perdone, quizá son viejos retorcidos que alguna vez hicieron algo bueno y Dios les conceda el arrepentimiento final y cambie su corazón lleno de odio.

    1. Así comen algunos lanzando proclamas llenas de odio contra el Santo Padre,retorciendo sus palabras hasta convertirlas en aquello que les da pie ,para seguir retroalimentando,ese rechazo preternatural,que tanto daño causas la Iglesia y por ende a nuestro Señor Jesucristo y a la Virgen María.

        1. Mientes. Yo no odio al Papa. No solo mientes, además sino que te atreves a juzgarme. Pues aplícate lo que el Papa dice acerca de juzgar. A ver si le vas a hacer caso solo cuando te convenga

  9. Galat fue testigo de Cristo y testimonio de cómo debe conducirse una Universidad, escuchando al Señor siempre, y con esto marcando la claudicación de la casi totalidad de autoridades, docentes y eclesiásticas. ante la farsa de Bergo glio y su guión actoral: actuando de (falso) héroe y de (falsa) víctima.

    La única resistencia de verdad es la que vincula la gestión heterodoxa del okupa vaticano con el origen de la apostasía jorgista: su ilegítimo “papado” de disfraz. Se conectan, sin duda, sus errores doctrinales que destruyen la Iglesia con su farsa de falso Papa. Por eso, los peores son quienes lo reconocen como Papa pero colaboran con su circo, alimentando una oposición que falla de raíz: no puede alguien ser, al mismo tiempo, heterodoxo y fungir de auténtico Papa porque la raíz está en el origen espurio de su elección papal, como representante de San Gallen. Algo que Galat demostró y que nadie pudo ni podrá rebatir.

    1. El Dr. Galat fue un profeta cristiano que no se prestaba al juego de lucrar con una falsa resistencia -la que reconoce al hombre de San Gallen como Papa- intentando captar tontos útiles.

      Para Galat la verdad estaba primero, sin jamás pensar en el costo de proclamarla, incluso sufriendo con paciencia el dolor de sentir el odio del oficialismo eclesiástico colombiano hacia su persona.

      Dios lo tenga en la Gloria y que en la paz de Cristo descanse.

      Y gracias, heroico Galat, por colaborar con muchos en hacernos abrir los ojos a la luz del Señor, despejando el humo que emana del hijo de Satán Jorge Mario y que pretende inundar su casa: la Iglesia Católica.

        1. Lutero ha servido a los designios del averno?
          Pues el Papa le plantó una estatua en el Vaticano, sacó un sello y dijo que era testigo del evangelio.
          Por cierto, no deja de tener retranca que, siendo los protestantes iconoclastas, Lutero tenga estatua. Qué cosas!!

      1. !Oiga SOLOENQUINA:deje de proferir insultos y acusaciones ,injurias,y toda clase de mentiras,ofende a Jesucristo y a su Iglesia con su modo de escribir,que Dios le perdone,pero que también le detenga,en el nombre de Cristo deje de injuriar y calumniar al Papa Francisco.

    2. No demostró nada; tergiversó unos datos que defendió como irrebatibles, pese a su inconsistencia. Fue un soberbio charlatán. Que hiciera otras cosas bien, no lo sé, ni me importa. Realmente el un personaje de segunda. Sólo en colombia le conocían y los de la secta fundamentalista. No merece mucha atención,

    3. Belcebunegui,y después de este y otros discursitos ,se va usted a la Santa Misa a comulgar tan ricamente,eso o,se pasa la vida en el confesionario,pero sin propósito de enmienda.

  10. A ver qué entendemos por “doctrina tradicional”, no sea que entendamos por ella la doctrina que se introdujo en la Iglesia a partir del siglo V, por obra y gracia de la filosofía griega y el derecho romano. Esas doctrinas han sido reemplazadas en los últimos siglos, y, curiosamente, gracias a “los enemigos de la Iglesia”: La esclavitud, apoyada nada menos que por S Pablo, la monarquía no democrática, desmontada por León XIII, bajo la escandalizada mirada de “los buenos católicos” (que llegaron a rezar por su conversión), la doctrina de la propiedad privada romana, también por León XIII y sus sucesores, y, la no libertad religiosa, desmontada por el Vaticano II. Con respecto a esto último, “los buenos católicos” todavía no lo han aceptado. No nos escandalice, por tanto, que ahora le toque el turno a la doctrina (no tradicional, sino griega y romana) sexual.

    1. usted confunde en lo que dice. Es tergiversar la Sagrada Escritura afirmar eso de que San Pablo apoyaba la esclavitud: era una institución de todas las sociedades antiguas, y Dios, a través de la Epístola a Filemón, muestra las consecuencias que debe tener la caridad cristiana incluso en esa institución: el amor con que el amo ha de tratar al esclavo, como hermano suyo. La monarquía no democrática no fue desmontada por León XIII, sino que, el Papa reconoció la legitimidad de opciones políticas que no contradijeran los principios evangélicos (sí que aquellos «católicos» que rezaban por su conversión se reflejan bien en los fanáticos comentaristas de infovaticana).
      Lo demás que usted afirma es igual de falso: se han aclarado en sus justos términos algunas ideas que se habían empleado como «útiles» para mantener el orden social, pero no eran doctrinas de fe. Lo que usted dice sobre el sexo es falso: no son «doctrinas griegas»: es la antropología que procede de la Revelación.

  11. Estimado en Cristo: nos cuesta creer que nuestra necesidad sea imperiosa, y que nos dirijamos a usted, con el debido respeto que merece, para nosotros y no nos dé al menos unas palabras de alivio, en cuanto a nuestra petición para una familia que está amparada, por el Espíritu Santo, pero desamparada por el hombre que escribe que hay que ayudar al necesitado, y que es solo escritura pero no hechos. No exigimos pero si tocamos a su puerta no para que nos de lo que pedimos solo que aporte su granito de arena. Junto con el de usted y otros podemos lograr que nuestra hija discapacitada asista al Centro de día para personas discapacitadas, con un transporte que la lleve y la traiga, a casa, es para su bien y rehabilitación de su cuerpo, y de su vida. Que poco a poco por falta de medios mengua debido a su enfermedad. Estoy convencido que debemos de poner en práctica aquello que escribimos: la caridad a nuestro progimo mas necesitado. josemanuelgarciapolo@gmail.com Dad y se os dará.

  12. La voz de los que defiende la verdad es nítida, los que son mis ovejas, escuchan mi voz y me siguen, el camino que lleva a la perdición es muy amplio, y muchos caminan por el.

  13. Vale,joder ,la ostia,se dijeron tanto estos chavales que no dijeron nada que hablar sandeces., Incluído el obispo, por eso el imperio se está desmoronando,una verdadera guerra santa ,o la sagrada inquisición al revés,Dios proveerá ,vale.

    1. Ya es la segunda vez que le digo que muestre respeto y no utilice cierta expresión que me ofende porque también ofende a Jesús Eucaristía.
      Pero se ve que el temor de Dios el respeto y la educación brillan por su ausencia en su persona.
      Por no hablar de la redacción, que habrá que descifrar lo que quiere decir. No seré yo quien lo haga…

      1. Vale, recordad que estamos en pleno siglo XXI,y que dejamos atrás los años de la santa inquisición y sus Miles de muertos por solo opinar que la iglesia catolica no la inventó Dios sino el hombre para su propio beneficio económico,Es la explotación del hombre por el hombre en nombre de Dios

        1. La Iglesia Católica fue fundada por Cristo, aunque no te guste y no hace falta escudriñar mucho las Escrituras para darse cuenta.
          Y la blasfemia es un pecado grave, aunque te traiga al pairo.

        2. Usted no demuestra la menor tolerancia: lo mínimo es enterarse de que para los católicos la hostia hace referencia a una realidad sagrada, que es la Eucaristía. Por eso es blasfemo o irreverente usar esa palabra con vulgaridad. Lo obvio sería, en un sitio que se pretende católico (aunque realmente es muy distante), censurar esas expresiones. Eso no es quemar a nadie. Y cuando se habla de la inquisición, es bueno saber algo, no limitarse a rebuznar repitiendo clichés ideológicos.

  14. Bla, bla, bla. Todos vosotros bla bla bla. Que fácil. Si tanto os quejais de que esos sacerdotes que intentan alentar y dar luz entre tinieblas no pasan a la acción, ¿por qué no pasais vosotros a la acción? ¿Cuantos de vosotros os habeis dirigido a vuestros sacerdotes diocesanos y a vuestros obispos, protestando y poniéndoles en la cara el que nada digan en sus homilias y hojas dominicale de todos estos males? ¿Que hagan seguidismo de tanta estupidez amorosas laetitias, gaias y pachamamas, tanto silencio homosexual, tanto falso espíritu conciliar, tanta mierda? Es que resulta mas fácil ver la paja en ojo ajeno que la viga en propio.

  15. Se sigue predicando que no hay que dividir, sino unir. Y por lo tanto, permanecer callados, porque una oposición abierta causaría demasiado daño a la Iglesia. Pero esta actitud respetuosa acaba favoreciendo precisamente estos desastres.

  16. Excelente texto. La obediencia… ¡qué dificil!. Difícil de interpretar y entender rectamente, difícil de llevarla a cabo, difícil de vivirla con plenitud, pero los Santos nos demuestran que es necesaria. Dios ha permitido que ocurran todas estas cosas en la Iglesia (sobre todo desde el post-concilio), y estamos a prueba. Nos la jugamos. No hay que obedecer lo que va contra la ley de Dios, pero en lo demás sí, aunque haya arbitrariedad, error, infamias, etc. Santa Teresa, el padre Pío, y la mayoría de los santos tuvieron problemas con la jerarquía y sufrieron persecución dentro de la Iglesia, pero siempre obedecieron y compaginaron obediencia y fidelidad a Dios.

    Yo diría que lo que ha fallado con la homosexualidad y los abusos ha sido el silencio de los buenos (además de provenir de la infiltración comunista dentro de la Iglesia durante la guerra fría, para la que usaron a homosexuales sin fe). No debemos callarnos. Una cosa es hacer la criticar con prudencia y respeto y otra CALLAR.

    1. El camino para mejorar las cosas empieza tratando de ser cada uno mejor. Para eso la oración y los sacramentos, la fe y las obras. Nada ha cambiado en el mundo.
      Seguimos viendo afuera y no empezamos por nosotros mismos. Hay un tiempo para hablar y otro para callar dice la Escritura. Pidamos al Espíritu Santo que nos inspire y a San José que siga cuidando la barca.

  17. La dura crítica a la Iglesia de un cura de Alicante por los casos de pederastia: «Pido la baja. Me quiero ir de este negocio de corrupción»

    «Solo he conocido un obispo al menos bueno, Murgi. Todo lo demas … maricones, enfermos afectivos y desequilibrados»

    22/01/2018
    Miguel Ángel Schiller, párroco de l’Alfàs del Pi (Alicante)

    Puedes leer el artículo completo buscando en Antena3 noticias

  18. Bendecidos hnos en Cristo.. creo en Dios y en su eterno amor por su creación ,, y ahora mismo atravieso una guerra espiritual fuerte…sufro por mi madre iglesia al ver tanto abuso sobre la solemnidad de JESÚS eucaristía…encuentro consuelo en la celebración de la misa tradicional donde se siente la reverencia y dignidad dada a mi JESÚS, pero nace en mi la pregunta de si todo hno que no vive la misa tradicionalmente se perderá??..se agotan mis fuerzas porque deseo en verdad seguir el camino correcto…sin desobedecer a Dios en la persona de Pedro…no quiero ofender pero tampoco seguir un falso pastor…espero sus mas amables opiniones…

    1. No Benedicta, los que vamos a la misa post-conciliar en español no nos perderemos POR ESA CAUSA. Esa misa es perfectamente válida, aunque incite en nosotros menos reverencia, su adoración a Dios no sea tan perfecta y muchos malos sacerdotes (ó quizás sólo equivocados ó en crisis de fe) la desvirtúen haciendo lo que a ellos les da la gana. En la sagrada forma u hostia consagrada sigue estando el cuerpo y la sangre de Cristo, COMO ASÍ ATESTIGUAN VARIOS MILAGROS EUCARÍSTICOS DE FORMAS CONSAGRADAS EN LA MISA NOVUS ORDO.

      Creo que en el futuro la misa tradicional (ó una variante mucho más tradicional que la misa actual) será masiva, incluso volverá a ser el rito ordinario, aunque sólo Dios sabe cómo será el futuro de Su Iglesia. Mientras tanto cada uno debe actuar en conciencia y seguir la doctrina tradicional, ya sea con misa novus ordo ó con misa en Latín.

      La Iglesia sigue siendo la que debe decidir. La mayoría de los sacrilegios se hacen desobedeciendo las normas actuales novus ordo.

  19. Vale, recordad que estamos en pleno siglo XXI,y que dejamos atrás los años de la santa inquisición y sus Miles de muertos por solo opinar que la iglesia catolica no la inventó Dios sino el hombre para su propio beneficio económico,Es la explotación del hombre por el hombre en nombre de Dios

    1. La Iglesia Católica fue fundada por Cristo, aunque no te guste y no hace falta escudriñar mucho las Escrituras para darse cuenta.
      Y la blasfemia es un pecado grave, aunque te traiga al pairo.

  20. Una iglesia que renuncia a condenar el pecado y el error, como la otra cara de la moneda de la verdad y la virtud, generando continua confusión, que lleva al infierno, no es la Iglesia fundada por Jesucristo. El nuevo paradigma es tan viejo como el pecado y su iglesia puro invento humano, un fraude, que promete lo que no puede prometer: la salvación sin juicio, sin infierno, sin purgatorio, sin conversión. Esa iglesita de la misericorditis aguda es más falsa que Judas.

  21. Sobre Judas el traidor, no cabe pensar que hubiera sido llamado por el Señor; según las visiones de María Valtorta, Judas insistió en entrar en el grupo de apóstoles, porque veía «futuro» allí, un futuro de éxito; Jesús lo aceptó no sin antes advertirle, y finalmente le dejó seguirles, porque tenía que cumplir su misión de iniquidad.
    Es una gran lección para todos aquellos que dicen ser seguidores de Jesús, por un camino distinto al que El establece. El que establece sus propios caminos haciendo ver que es seguidor de Jesús inevitablemente se convierte en traidor a Jesús y a su Iglesia, es el que maneja el dinero y utiliza las estructuras para sus fines, no quiere sino al Jesús de la apoteosis, no al de la kenosis.

  22. http://obradelamormisericordioso.blogspot.com

    Un llamado del Sagrado Corazón de Jesús a la humanidad, un mensaje de épocas pasadas pero muy apto para el tiempo de hoy.

    «Padre Santo, por el Corazón Inmaculado de María, yo os ofrezco a Jesús, vuestro Hijo muy amado, y me ofrezco a mí mismo en Él, con Él, y por Él a todas sus intenciones y en nombre de todas las criaturas». (300 días de indulgencia y plenaria una vez al mes. Pío XI, 10 de Junio de 1923).

  23. El título del artículo se puede aplicar a todos los consagrados, incluyendo al cardenal Sarah, porque dice las cosas muy claras en su libro pero no remata la faena, al NO indicar la fuente de tanto mal…(Francisco). Creo que aqui en España solo hubo un caso de un sacerdote (Jesús Calvo), que indicó por la ratonera: Francisco muy bien podría ser el anticristo. Y en Italia conozco otro caso de otro sacerdote (Minutella).
    Referente a Medjujorge, son mas falsas que los chupetes, por mucho que chupes no le sacas nada. En un mensaje apoya a Francisco. Y la Virgen NO puede apoyar a uno que solo trae confusión. En otro mensaje dice que debemos ir a rezar a las Iglesias y a las mezquitas. La Virgen NO puede adoctrinar hacia el falso ecumenismo. Y si quieren mas información Milenko Bernadic, tiene kilometros sobre Medjugorje.
    Non Nobis.

    1. Sobre Medjugorje Roma no se ha pronunciado, pero sí el obispo de la diócesis, en sentido contrario, incluso muy adverso, aunque pueda haber muchas conversiones , pues en toda iglesia con el santísimo está el Señor y, donde está el Señor, su madre, no andará muy lejos. De todos modos es muy urgente un pronunciamiento para que los peregrinos sepan si van al lugar de las apariciones o al lugar de la mentira.

  24. Con todo Sarah va dando pasos. Antes optó por el silencio, ahora por hablar. Le queda otro paso: Encararse con Francisco y decirle públicamente, como santa Catalina de Siena, que así no puede seguir, pues lleva las almas al pecado y al infierno, sí, al infierno, aunque no hable de él, precisamente porque no cree en esta verdad de Fe recogida en los evangelios en multitud de pasajes.

  25. El Señor nos de la luces necesarias a todos los miembros de la Iglesia, especialmente a nuestros pastores para que se configuren cada vez mas con Cristo y sean portadores fieles del Evangelio. Creo que la Iglesia atraviesa por su noche oscura, pero nos debe albergar al esperanza de que como es obra de Dios, debe pasar por un proceso de purificación y solo así llegara a contemplar la gloria de su Señor,cuando el mismo le devuelva a su amada esposa el esplendor de su santidad.

  26. Pese a lo elevado de su cargo y de sus dignidades, este notable y respetable sucesor de los apóstoles, Robert Sarah, usa los libros (a la manera de los antiguos púlpitos parroquiales) para darnos lo único («único») que podemos hacer: reunirnos como los antiguos cristianos y rezar, enseñándonos unos a otros, y -como enseñó el Discípulo Amado, Juan- buscar los «anticristos» entre nosotros. Ya que el cargo de Prefecto que desempeña el Cardenal ha sido despojado de toda autoridad y de toda influencia, a pesar de lo cual nos da lecciones de valentía con sus libros, bien escritos, bien publicados y bien promocionados. ¿Qué pretende el Papa Francisco con dejarlo en el puesto pero sin ningún poder decisivo?. Hace bien, por su lado, el sr. Cardenal en soportar tal humillación en Nombre de Jesúcristo para que pueda dirigirse a toda su «parroquia» que es el «ancho mundo» de todos los verdaderos fieles cristianos. Enhorabuena a Infovaticana por esta sólida y serena noticia. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles