PUBLICIDAD

Basta ya de clericalismo manipulador de la doctrina

El oficio de interpretar auténticamente la palabra de Dios escrita o transmitida ha sido confiado únicamente al Magisterio vivo de la Iglesia, cuya autoridad se ejerce en el nombre de Jesucristo
|

(Fernando Lacalle) Los fieles laicos, los tan manoseados fieles laicos, tenemos un derecho estricto por parte de los pastores a que se nos transmita el depósito de la Revelación y los medios de santificación sacramentales.

Dice el Concilio Vaticano II (en su letra y en su espíritu) que “la Sagrada Tradición, pues, y la Sagrada Escritura constituyen un solo depósito sagrado de la palabra de Dios, confiado a la Iglesia; fiel a este depósito todo el pueblo santo, unido con sus pastores en la doctrina de los Apóstoles y en la comunión, persevera constantemente en la fracción del pan y en la oración (cf. Act., 8,42), de suerte que prelados y fieles colaboran estrechamente en la conservación, en el ejercicio y en la profesión de la fe recibida”.

Pero el oficio de interpretar auténticamente la palabra de Dios escrita o transmitida ha sido confiado únicamente al Magisterio vivo de la Iglesia, cuya autoridad se ejerce en el nombre de Jesucristo. Este Magisterio, evidentemente, no está sobre la palabra de Dios, sino que la sirve, enseñando solamente lo que le ha sido confiado, por mandato divino y con la asistencia del Espíritu Santo la oye con piedad, la guarda con exactitud y la expone con fidelidad, y de este único depósito de la fe saca todo lo que propone como verdad revelada por Dios que se ha de creer” (Dei Verbum, 10).

Todo clericalismo es –para empezar- una desviación de esta misión de servicio y de colaboración con los laicos. Atribuirse una potestad que no les corresponde, porque no fueron elegidos para eso. A, mí no me representan –jamás los voté-, representan a Jesucristo. Pero no le sustituyen, ni le enmiendan.

Los obispos alemanes, según se publica hoy, van a manosear durante los próximos meses nuestra fe, nuestra enseñanza moral, en nombre de Jesucristo. Lo ha explicado el cardenal Marx, al acabar una reunión del episcopado que ha abierto plazo hasta septiembre para una “discusión sinodal”.

Pues bien, no hay derecho a que se manosee la fe de la Iglesia y su perenne enseñanza moral. Tampoco bajo el lema del aggionarmento, ni bajo el procedimiento de la sinodalidad, ni bajo la excusa de la adaptación a los tiempos, ni so capa de “debates teológicos” que no deben estar encorsetados por autoridad alguna, ni aduciendo que se hace solo para el ámbito germánico.

No, señores sucesores de los Apóstoles, señor cardenal, ustedes no son quiénes para manosear un depósito que no les pertenece. Sinodalicen si quieren el celibato –Dios no lo quiera, pero es evidente que es un tema sobre el que pueden debatir hasta gastar todo el dinero de nuestras limosnas-, pero no sinodalicen la moral sexual. Si hay que explicarla mejor, dejen que los expertos hagan sus esfuerzos. Pero no: ustedes dicen querer cambiarla; es decir: abandonarla, traicionarla.

¿Es irrespetuoso pedir que el Santo Padre intervenga para evitar la confusión que semejantes discusiones en sede sinodal tienen para el Santo Pueblo de Dios? ¿No basta con la propaganda incesante de la cultura contemporánea y de los poderes del mundo, para que tengamos que escuchar las mismas sandeces de boca de los pastores impunes? ¿Qué hace el cardenal Marx en el consejo de los colaboradores más íntimos del Papa? ¿No añade esta cercanía fuerza a sus posiciones sembradoras de confusión –y a veces, sencillamente, de errores?

No hay que perder la esperanza, que lleva a perder la caridad y la comunión con los pastores y los demás fieles, y al final la fe. La esperanza es lo que parecen haber perdido estos pastores desanimados por su esterilidad, deslumbrados por los señuelos de la aprobación del mundo, llevados de aquí para allá por cualquier viento de doctrina…

Alegres en la esperanza, sin embargo, hay que gritar un ¡ya basta! Y practicar la tolerancia cero con lo que aparta de Jesucristo. Lo único bueno es que uno en días así lee los salmos con más intensidad y confianza que nunca (salmo 42):

1. Hazme justicia, oh Dios, defiende mi causa
contra gente sin piedad,
sálvame del hombre traidor y malvado.

2. Tú eres mi Dios y protector,
¿por qué me rechazas?,
¿por qué voy andando sombrío,
hostigado por mi enemigo?

PUBLICIDAD

3. Envía tu luz y tu verdad:
que ellas me guíen
y me conduzcan hasta tu monte santo,
hasta tu morada.

4. Que yo me acerque al altar de Dios,
al Dios de mi alegría;
que te dé gracias al son de la cítara,
Dios, Dios mío.

5. ¿Por qué te acongojas, alma mía,
por qué te me turbas?
Espera en Dios, que volverás a alabar

27 comentarios en “Basta ya de clericalismo manipulador de la doctrina
  1. Creer, a estas alturas del pontificado más desastroso de la historia, que Francisco va a cortar todos estos desmanes alemanes, porque puede y debe, cuando los está alentando, es de una ingenuidad impropia de alguien medianamente informado de lo que está acaeciendo actualmente gracias, entre otros impulsos, al ¿ quien soy yo ? y ¡ hagan lío ! La sinodalidad alemana, debidamente manipulada por Roma, no es sino un ensayo de la sinodalidad universal, no menos manipulada por el que dice escuchar la última voz del espíritu, que no es sino su propia y triste voz, contradictoria con la voz de Jesucristo y el magisterio de 2000 años. La ventaja es que aceleran su desaparición y quedaremos un resto fiel, que nos hemos tomado en serio a Jesucristo, un Jesucristo que no puede contradecirse porque su palabra es eterna, porque Él es la Palabra. Pero debemos saber que quieren morir matando.

  2. Muchas veces me han llamado “modernista” porque aprecio y apoyo decididamente el rumbo que él Sabto Padre le está dando a la Iglesia. Siento contrariar a mis amigos que añoran el pasado, pero no me considero “modernista” sino un hombre de a pie, que vive su fe en una parroquia rural de Navarra y que he visto cómo un planteamiento anclado en el pasado, como el del opus dei, solo se ha ganado el rechazo y el desprecio de la gente. Es plausible que se hagan esfuerzos urgentes para entrar no en la modernidad, sino en el espíritu auténtico del Evangelio superar “tradicionalismos” inútiles y engancharnos en la verdadera tradición que hunde sus raíces en el Evangelio, en la predicación apostólica y la doctrina de los Padres de la Iglesia. No estemos debatiendo por puras exterioridades y cuestiones devocionales. Si amamos de verdad a la Iglesia oigamos a Jesús que nos dice “sígueme” no nos dice “siéntate “ .

    1. ¿Que le llaman “modernista”? Yo aquí sólo he leído, tras muchos insultos suyos a articulistas y lectores a los que ahora da en decir “amigos”, que le ponen a usted ‘Edgarrulo’. Pero, ea: Edgarrulo modernista, muy bien.

    2. Perdona Edgar pero el OPUS DEI es el primer fan de Francisco, están encantadísimos con él. Lo último que dicen es que la iglesia está muy mal, por culpa de los obispos y curas que quieren cambiar todo, pero que el Papa Francisco está desbordado con ellos, y yo me pregunto ¿como pueden decir eso de este Papa? si precisamente la inmensa mayoría de los sacerdotes, obispos, religiosos, monjas, sacristanes, chupagaitas de los obispados y radios están que beben los vientos con él. ¿quién está en contra de Francisco? , yo te lo contesto cuatro, y nada más. pero Opus, Neocatecumenales y demás, vamos, nunca un papa había tenido tan contentos a su grey.

    3. O sea Jesucristo está “anclado en el pasado” y lo que nos dejó en el Evangelio no vale. Vaya a fundar su propia iglesia, pues es lo que hacen los protestantes. Se ve que no traga lo que es la Iglesia y lo ha sido a lo largo de 2000 años. Pues bien, sea consecuente, váyase y funde su propio chiringuito, pues ya hay alrededor de 39,000 de ellos entre los protestantes.

        1. Vete a fundar tu Iglesia, Edgar; la nuestra nos la dejas como está que es como nos gusta. Hazte luterano que estarás mas a gusto y así la podrás modificar cuantas veces te plazca.

    4. Edgar, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid calumnia vd al Opus Dey. La boca habla de lo que rebosa el corazón. Yo no soy del Opus, pero amigo, creo que su veneno debe vd guardarlo para otro momento.

      1. Vosotros manejáis doble moral, vuestros criterios son propios de gente sectaria: os rasgáis las vestiduras por McCarrick, y defendéis a Pell a capa y espada, atacáis con todo tipo de calumnias y apelativos al Santo Padre y os ofende que os llame jurásicos, defendéis un catolicismo a vuestra medida que nada tiene que ver con la Iglesia Católica y me sugeris que me salga de la Iglesia porque no comparto vuestras tonterías. En verdad, sois una bola de hipócritas que coláis el mosquito y os tragáis el camello.

    5. Edgar no es acaso usted el que dijo la frase de “Pobres jurásicos”?, por favor no se haga la victima.
      Ahora si le dicen modernista y se hace el ofendido, reflexione también sus frases.

      1. No me afecta en lo más mínimo lo que me digáis vosotros. Es más me importa un pepino lo que me digáis, escribo mis puntos de vista porque leer vuestras tonterías aburre, es mejor debatir, pero tenéis una debilidad: os creéis dueños absolutos de la verdad y eso os impide debatir y crecer, por eso moriréis en vuestros errores.

        1. Edgar que bien que siga escribiendo y compartiendo sus ideas, pero lo extraño y se lo vuelvo a decir es que usted agrede, le voy a mostrar dos ejemplos de su forma de hablar: “leer vuestras tonterías aburre” y “Eres un pobre diablo tonto…”.

          Es lo que encuentro sumamente extraño en usted, que hable con tanta piedad en unos puntos y en otros totalmente diferente.

          Yo no le he sugerido que se salga de la iglesia, no generalice, y que bien que siga opinando, las diferentes opiniones enriquecen.

          Saludos.

  3. Por qué se sorprenden?? con la entrada de Francisco se ratifica lo que a venido sucediendo, todo lo contrario a lo escrito!

    No añadiréis nada a la palabra que yo os mando, ni quitaréis nada de ella, para que guardéis los mandamientos del SEÑOR vuestro Dios que yo os mando.

  4. Lo que ocurre es una consecuencia lógica de todas las “aperturas” anteriores.
    Si Pablo VI se refirió al humo de satanás en la Iglesia, pues no hay más vueltas que darle. satanás aprovecha cualquier rendija.

    1. Mónica, si conocieras al verdadero Pablo VI no dirías eso. Léete su Credo del Pueblo de Dios, y estudia el verdadero Concilio antes de decir sandeces.

  5. Edgar, pupilo ferviente del cristianismo falsificado y de la religión del NOM, escucha : “Si alguno viola la Ley de Moisés es condenado a muerte sin compasión, por la declaración de dos o tres testigos. ¿Cuanto más grave castigo piensas que merecerá el que pisoteó al Hijo de Dios, y TUVO COMO PROFANA LA SANGRE DE LA ALIANZA …? (Epístola a los Hebreos 10, 28-29)
    ¿A que adivinas muy rápido quien HA TENIDO COMO PROFANA la sangre de la Alianza? Le advirtieron hace 2000 años….
    ¿Pura “exterioridad y cuestión emocional”?
    Rezo por tí, porque lo llevas claro.

  6. Creo que nunca haremos suficiente los laicos cuando se trata de limpiar de los errores la auténtica doctrina de Jesucristo, conservado e interpretado por el magisterio bimilenario. El articulista aclara muy bien cuál es esa doctrina que hay que defender. Es triste porque es una labor que corresponde a los Pastores de la Iglesia pero también es nuestra obligación en virtud del Sacramento de la Confirmación que nos hace ” milites Christi,”.
    Pero desde mi punto de vista, creo que la etapa SÓLO de las palabras ya ha pasado. De alguna manera, creo que hemos de pasar a la acción, no porque Francisco vaya a tomar las decisiones que esperaríamos en un caso semejante, sino como medio de asedio y presión.

    1. Arcangel San Miguel defienden os en la batalla,se nuestro amparo contra las acechanzas del demonio,reprimale Dios pedimos suplicantes y tú príncipe de la Celestial milicia,arroja al infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos que pululan por el mundo para la perdición de las almas.Amen

  7. Ya anunciábamos que la iglesia en Alemania está empezando a reaccionar ante el masivo abandono de contribuyentes. Eso sí que duele y Marx lo sabe muy bien. La genial idea está en cambiar la moral sexual. Digamos que lo que hasta ahora estaba mal ya no lo está, e incluso puede ser buenísimo, y problema solucionado. No entramos en la bondad o maldad de los actos humanos con un mínimo de objetividad sino que nos limitamos a aplaudir a lo que está de moda y así mantenemos simpatizantes. Si los vientos cambian por las mismas poderosas razones podemos cambiar sin problema. Suponemos que Marx es un hombre de una cierta inteligencia y que, si esta llegando a estos sublimes argumentos, es fruto de la desesperación mas absoluta ente la situación que le ha caído encima. Si nos cambian la moral es la prueba evidente de que no hay moral y nos quedamos con los dogmas ecológicos y pauperistas que suenan a muy hueco, si es que pueden sonar a algo.

  8. Va siendo hora de dejar de oír en quienes se presentan como pastores ideas cismáticas puras y duras. Existe internet y existe la posibilidad de enviar correos masivos exigiendo su expulsión sin más dilación. No podemos dejar dormir a Francisco tan pancho cuando está consintiendo la divulgación de estas ideas cismáticas, sin mover un dedo en su refutación.

  9. ¿ Pero seguro que todos estos tipejos son católicos ? No, no tienen nada, absolutamente nada, de católicos. Me temo que nunca lo fueron, por lo que no son ni siquiera apóstatas. Son unos okupas. Viven del cuento. Hay que echarlos, antes que ellos nos echen a nosotros. Sí, estamos en guerra. Es la guerra, para el que todavía no se ha enterado.

  10. En el terreno civil , cuando un okupa invade una propiedad, si el legítimo dueño no reclama sus derechos y lo deja estar, cuando pasan X años, no sé exactamente cuántos, el advenedizo se hace dueño legalmente de esa propiedad.
    Ante el clamoroso y cómplice silencio de los legítimos pastores y su cabeza visible, seremos los legítimos fieles quienes pasaremos a ser miembros de segunda y llegaremos a …
    ¿excomuniones masivas?
    Pero esta gente es cismática, son ellos los que tienen que irse.

  11. Belzunegui, te aseguro que yo estoy bien enterada
    El que no lo esté será o porque no quiere o porque está de acuerdo
    O sea, porque es cobarde o cismático.

  12. Cuando la Jerarquía se aferra a la mal llamada “tradición” y los fieles protestan, los conservadores dicen que hay que obedecerla, lo que tú atares y todo eso. Cuando la Jerarquía pretende renovar, resulta que la Iglesia somos todos. Se os ve el plumero. En los referente a la moral sexual, lo que no cambia ni puede cambiar es que no es ningún “tercer mandamiento” (farisaico), sino que está sometida, como toda la moral, a lo que dice el Catecismo del Padre Astete (y Jesucristo): “Estos diez mandamientos se resumen en dos: Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”. Lo que sí cambia, según las circunstancias, es en qué se concreta ese amor al prójimo, y eso es lo que está estudiando los obispos alemanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles