PUBLICIDAD

Sacerdote ‘patriótico’ chino pide al gobierno que acabe con la Iglesia de las catacumbas

|

Un sacerdote de la iglesia china fiel a Roma se ha pasado a la iglesia controlada por el gobierno comunista, ante el que ha acusado a su propio obispo de no seguir las nuevas directrices emanadas del pacto con la Santa Sede.

 

Cada día que pasa resulta más difícil entender qué ha logrado Roma con su pacto secreto con el Gobierno comunista chino, por el que ha levantado la excomunión a la parodia de ‘Iglesia patriótica’ creada por las autoridades, ha reconocido la autoridad de los obispos nombrados por el Partido y dado a este el derecho medieval de patronato -la primera vez en la historia de la Iglesia que se concede este privilegio a una autoridad explícitamente atea- y ha sembrado la confusión y la desolación entre unos millones de fieles que han vivido en una continua persecución desde hace casi medio siglo.

¿A cambio de qué? Esa es la gran pregunta que se hacen cada vez más observadores, la que ha llevado al cardenal Zen, arzobispo emérito de Hong Kong, a advertir a Roma que Pekín no es de fiar. ¿A cambio del reconocimiento más que teórico de la autoridad del Papa? ¿Del primer viaje de un pontífice a China? ¿Vale la pena la foto?

El último caso, que nos llega por AsiaNews, se refiere a un sacerdote ‘carismático’ de la diócesis de Xuanhua, el padre Francesco Zhang Li. Zhang Li, de 60 años, había sido hasta ahora un sacerdote fiel a la ‘iglesia subterránea’, la única reconocida por Roma hasta el reciente pacto entre la Santa Sede y el gobierno comunista. Pero en los últimos meses se ha distanciado de su obispo, Agostino Cui Tai, y trata de pasarse a la iglesia ‘oficial’, la controlada por el partido, acusando a Cui Tai de “no seguir las indicaciones del Papa” que, en su opinión, quiere “una Iglesia unida y oficial”.

Zhang Li, que ha reunido en torno a sí un grupo de un centenar de fieles, ha tenido que ser suspendido del ejercicio de su ministerio por el obispo, pero, lejos de someterse, el sacerdote rebelde ha amenazado con acudir a las autoridades civiles y hacer detener a los responsables del interdicto que ahora pesa sobre él.

Las autoridades chinas, que han retenido al sacerdote en dependencias judiciales durante quince días, están maniobrando para que Cui Tai le levante el interdicto. En declaraciones a AsiaNew, el obispo de Xuanhua ha explicado que el interdicto sobre Zhang Li no tiene por principal o primera motivación sus amenazas recientes, sino que ya antes “las actividades ‘carismáticas’ del padre Zhang Li son irregulares; colabora de modo ambiguo con un pastor protestante, exagera efectos milagrosos de la oración, inventa milagros”. Por todo eso ya ha sido disciplinado en el pasado, pero ignora las instrucciones de los obispos.

Zhang Li pertenece a un grupo de sacerdotes de la diócesis de Zhangjiakou (no reconocida por Roma) que van predicando que después de los pactos entre Pekín y Roma todos los fieles de ‘las catacumbas’ deben ingresar en la Iglesia Patriótica y que la Iglesia ‘subterránea’ debe eliminarse, llamando a los fieles a no obedecer a los ‘ilegítimos’ obispos nombrados por Roma antes de Francisco.

7 comentarios en “Sacerdote ‘patriótico’ chino pide al gobierno que acabe con la Iglesia de las catacumbas
  1. Qué parece que rezan? Tomad Señor toda mi libertad, todo mi haber y mi poseer. Dios ha de quererlos mucho, sabe que están rodeados de lobos y cuidará de sus almas. Seguro los llena de su Santo Espíritu, para que aguanten ser los peones que manipulan los líderes de turno

  2. No hace falta que se lo pida al gobieno chino. De eso ya se encarga Roma, especialista últimamente en perseguir a los católicos que no queremos amoldarnos a los nuevos tiempos, tan viejos como el pecado.

  3. Intersantisímo el libro La Guerra de Don Manuel del Padre Manuel Guerra Gómez al respecto. Les quedarán todas las dudas resueltas sobre este y otros temas y los demonios (de dentro) descubiertos. Aconsejo encarecidamente su lectura. A mi me ha sorprendido gratísimamente. Sabía de su valía porque es el mayor experto en sectas y judeo-masonería por eso los judeo-masones le odian tanto; pues bien, mi admirado Padre Manuel Guerra Gómez, no sólo es un experto y lúcido investigador sino un discípulo de Cristo, con enorme nivel teológico a quien no le tiembla el pulso cuando se trata de defender a Jesucristo (como a él le gusta que citemos al Redentor).
    No se preocupe Ud. Padre por las amenazas de muerte. San Miguel Arcángel le protege.

    1. Don Manuel es de la sociedad sacerdotal de la Santa Cruz, vinculada al Opus Dei, cuyo prelado, en una misiva del pasado 7 de marzo ha hablado claramente de la grave crisis que atraviesa la Iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles