PUBLICIDAD

Inés San Martín: ¿Cómo confiar cuando el propio Papa encubrió a Zanchetta?

|

La periodista de Crux, Inés San Martín, ha puesto el dedo en la llaga en la rueda de prensa de la cumbre antiabusos al recordar la actitud de Francisco en el ‘caso Zanchetta’, que parece contradecir todo lo que se está diciendo en la reunión.

 

“¿Cómo podemos creer que esta es la última vez que oímos ‘no más encubrimientos’ cuando, al final, el Papa Francisco cubrió a alguien en Argentina que tenía porno gay de menores?”, espetó la periodista Inés San Martín, de Crux, a un Scicluna visiblemente incómodo. “Quiero decir, ¿podemos creernos de verdad que eso va a cambiar ahora?”.

Es la pregunta que llevamos un buen tiempo haciéndonos en InfoVaticana, la misma que desgrana hoy dolorosamente nuestra Specola. Pero, naturalmente, no es lo mismo escribirlo aquí que plantearlo ante los poderosos curiales en el momento en que tratan de vendernos que sí, que esta vez es de verdad, como el niño de la fábula gritando que el rey está desnudo.

Y esta pregunta tan obvia echa abajo todo el tenderete de palabras y el entramado de relaciones públicas, porque no tiene una verdadera respuesta, solo más ofuscación. Por repetir a Specola, quienes han sido parte del problema no lo pueden ser de la solución. El Vaticano, todos lo sabemos, todos lo podemos comprobar, no ha convocado esta cumbre motu proprio -aunque vaya a finalizar con uno-, sino obligado por el clamor mediático y una pérdida de credibilidad que amenaza a toda la jerarquía católica.

San Martín se estaba refiriendo, naturalmente, al oscuro e inexplicado caso de Gustavo Zanchetta, nombrado obispo de Orán por Francisco saltándose el procedimiento habitual que tuvo que renunciar, pretextando enfermedad, acusado de abusos sexuales y de poder, que luego el Papa acogió en Santa Marta y para quien creó un cargo de campanillas en la APSA.

El Vaticano ha negado, a través de su malhadado portavoz interino, Alessandro Gisotti, que tuviera conocimiento de sus pecadillos sexuales, aunque sí de las quejas de sus sacerdotes en Orán y de su mala gestión. Nuevas informaciones prueban, pese a todo, que la Santa Sede conocía el caso cuando le enchufaron en la APSA, pero incluso sin eso, sabiendo solo que renunciaba por su desastrosa gestión, ya asombra que eso tenga premio.

Scicluna reaccionó con el imaginable desconcierto, asegurando que no “estaba autorizado” para hablar sobre el caso, y Gisotti tuvo que saltar al ruedo a cubrirle asegurando que había una investigación en marcha. Sabiendo que está implicado el propio Papa, sinceramente, no damos dos duros por esa investigación.

13 comentarios en “Inés San Martín: ¿Cómo confiar cuando el propio Papa encubrió a Zanchetta?
  1. Todo lo que ustedes censuren será publicado en otros blog. Dispongo de muchos.
    Ustedes quedarán en ridiculo y yo saldre ganando
    Asi que sigan censurando.
    Es muy interesante conocer las cosas que censurais, porque se os ve el plumero

    1. Ande, ande, deje sitio.

      Inés San Martín: la única que dice lo que todos piensan, pero callan como si en lugar de ante el “Siervo de los siervos de Dios” estuvieran ante el mismísimo Kim Yong-un.

  2. La solución nunca podrá venir de quienes forman parte del problema, de quienes son el problema, de quien es el problema. Francisco debe hacer las maletas. Su credibilidad en un tema delicadísimo es cero, y no sólo en ese tema, aunque sí especialmente. La cumbre se puede definir como un gigantesco encubrimiento de un encubrimiento masivo. Viganó tenía razón. Viganó tiene razón. Nadie lo ha desmentido, absolutamente nadie. Hasta Martel, a quien facilitaron parada y fonda en el vaticano, lo ha confirmado y el caso Zanchetta vuelve a salpicar a quien ya quedó a la altura del barro en el caso Barros, calificando a las víctimas como calumniadoras, a quien también volvió a quedar a la altura del barro protegiendo a un Maradiaga encubridor de Pineda y seminario homosexualista.

  3. Curioso la cantidad de tiempo que necesitan los católicos para, poco a poco, ir espabilado. Zanchetta, Bernard Law, Wesolowsky… La lista es interminable… ¿Verdad? ¡Viva la pedofilia! ¡Viva el dorado retiro en el Vaticano para los pedófilos!

    Poco a poco… Van despertando. Algún día renegaran del profesor del Gaztelueta y pedirán perdón a la víctima. Y habremos avanzado algo.

  4. La Misericordia es un Don tan grande de Dios que para recibirla y hacernos dignos de ella para nuestro provecho Dios nos pide 5 pasos a realizar plenamente. Veamos si en la Cumbre lo realizaron: 1 Examen de Conciencia (?), 2 Contrición de Corazón (?), 3 Propósito de Enmienda(?), Confesión de Boca(?) y 5 Satisfacción de Obra (?) No podemos jugar con Dios y menos su amada esposa la Iglesia Católica. El juicio de Dios es muy serio y debemos buscar la salvación de las almas.

  5. Me pregunto porqué hay tan pocos periodistas capaces de poner contra las cuerdas a tanto mentiroso compulsivo. Un gran aplauso a Inés San Martín, lo mejor de la cumbre Viganó, y otro, aunque me cueste, a Scicluna, al reconocer, indirectamente, que Inés decía la Verdad, con mayúscula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles