PUBLICIDAD

Noticias y no noticias sobre la cumbre de los abusos

|

¿Cómo informar de una cumbre que es evidentemente una mera operación de imagen en la que se dan de lado todas las cuestiones esenciales?

Quizá por encima del forofismo ideológico y la venalidad, el mayor vicio, el más común al menos, de esta amada profesión mía del periodismo sea la pereza. La pereza del periodista no es la de no trabajar, sino la de ir al trantrán de los gabinetes de prensa y de las declaraciones oficiales, conformarse con la agenda que marcan los protagonistas de la noticia y quedarse con el relato que le dictan o, al menos, seguir vagamente su guión.

El inconveniente de esta actitud es que se hurta al lector o televidente de lo que realmente ocurre, de lo que de verdad importa y cala, que muy a menudo no solo no coincide con el relato oficial sino que lo contradice.

En esta supuesta cumbre contra los abusos es fácil perderse entre las declaraciones de los responsables y las intenciones anunciadas, y perder de vista el ‘bosque’, el hilo argumental de lo que de verdad está pasando.

Así, podría empezar este texto citando la presentación del organizador de la cumbre, el cardenal Blaise Cupich, titulada ‘Sinodalidad: conjuntamente responsables’, o la del Cardenal Oswald Gracias, ‘Responsabilidad en una Iglesia Sinodal y Colegial’, o cualquier fragmento del torrente de palabras que va a anegar esta cumbre.

Pero usted y yo sabemos que nada de eso es noticia. Lo que sabemos de verdad son cosas que no pueden admitirse, que no forman parte del discurso oficial, que nunca saldrían en Vatican News pero que cualquiera que esté atento conocerá de sobra.

Sabemos, para empezar, que esta es, como recuerda machaconamente Specola en estas mismas páginas, la Cumbre Viganò, que jamás se hubiera dado por más denuncias que llegaran a los tribunales o por más casos de pederastia que conociera el Vaticano. Que ha sido una reacción y una respuesta, no al hecho en sí, sino al escándalo de la opinión pública.

Sabemos que muchos de los responsables de esta situación se sientan en esa misma cumbre, que es un modo de poner al reo a juzgar el caso. Sabemos que sabían y callaron. Sabemos que en la Curia sabían y callaron. Sabemos que el Santo Padre conocía las andanzas homosexuales de McCarrick y las ignoró; sabemos que, lejos de castigar o apartar a muchos sospechosos, los ha favorecido y aupado.

Sabemos que el Papa usa un doble lenguaje, que maneja en esto dos mensajes aparentemente incompatibles, y que se vale del uno o el otro según la ocasión; que por una parte habla de ‘transparencia’ y ‘tolerancia cero’ y anima a las víctimas a no tener miedo de denunciar, y por otra habla, como hoy, de los «acusadores de la Iglesia» que son «parientes y amigos del diablo». Más que eso, tuvimos que oírle en sus homilías obsesivas en Santa Marta a vuelta del Encuentro Mundial de las Familias de Dublín y de la publicación del Testimonio Viganò, fulminando contra ‘el Gran Acusador’ que ataca con la verdad, igual que le vimos acusar de ‘calumniadores’ a las víctimas del padre Karadima en Chile cuando denunciaban la complicidad del obispo Juan Barros.

Sabemos que el problema de los abusos es predominantemente homosexual, abrumadoramente homosexual; que los casos más célebres -McCarrick, Pell, Zanchetta- implican relaciones homosexuales; que existe un poderoso ‘lobby’ gay que hace y deshace dentro del clero y muy arriba en la jerarquía, aunque el autor de Sodoma niega que sea un ‘lobby’ porque son la mayoría.

Sabemos de sobra todo esto y sabemos, vemos, que la cumbre se ha negado tajante a verlo, a considerarlo, a explicarlo o a darle importancia alguna, lo que viene a confirmar, precisamente, el poder del mentado lobby. No hay modo humano de creer que, con un 70%-80% de relaciones homosexuales en los casos de abusos denunciados la homosexualidad no desempeñe papel alguno en la crisis. Si no en la crisis, alguien debería aclarar, al menos, que representa ese porcentaje dentro del clero católico.

Sabemos, en fin, que señales clamorosas como encargar la organización del evento a un pupilo de McCarrick y nombrar camarlengo a su antiguo obispo auxiliar y rendido admirador, Kevin Farrell, ya indicaban a las claras que la finalidad de este encuentro era un lavado de cara, una operación de imagen, y nada más.

PUBLICIDAD

Y yo, personalmente, sé que si me limitara a repetir las notas de prensa o destacar como significativo verborrea que carece de base estaría estafando a los lectores.

 

19 comentarios en “Noticias y no noticias sobre la cumbre de los abusos
  1. Se está afrontando el problema con seriedad por fin; un problema que no es de este pontífice, sino de todos nosotros como Iglesia, se está afrontando teniendo como principal preocupación las victimas y la protección de menores. Se desea vivamente implementar la tolerancia cero en todas las provincias eclesiásticas para castigar a todos los agresores. No entiendo por qué os empeñáis en seguir descalificando los esfuerzos que se están haciendo. Se nota que lo vuestro es estar siempre contra el Papa.

      1. Que nivel maribel, se ha olvidado una pizca de postverdad, que siempre le da ese punto de picante, pruebe usted primero antes de recomendar, no sea que no esté en su punto.

  2. ‘Sinodalidad: conjuntamente responsables’, ‘Responsabilidad en una Iglesia Sinodal y Colegial’. Todo esto me suena a repartir la propia porquería sobre los demás, la especialidad de Francisco, ensuciado hasta las cejas de tanto encubrimiento, encubro y miento.

  3. En la sinodialidad de la parresía el tema es clarísimo, vean «los Delicta Graviora en perjuicio de los menores de Mons. Charles J. Scicluna
    Haciendo eco del art. 52 de la Consitución Apostólica Pastor Bonus 28.6.1988 el Art. 1 del Motu Proprio Sacramentorum sanctitatis tutela promulgado por San Juan Pablo II 30.4.2001 distingue entre dos tipos de delicta graviora reservados a la competencia exclusiva de la Congregación para la Doctrina de la Fe: a) «delicta en sacramentorum celebratione commissa «; b) «delicta contra mores». La misma distinción se refleja en la Nueva Versión de las Normas aprobadas por Benedicto XVI el 21 de mayo de 2010 la numeración de los artículos del Motu Proprio refiere a la Nueva Versión del 2010.En esta presentación me limito a señalar los delicta graviora que implican una violación de la ley de la continencia perfecta en el celibato cometida por un clérigo contra un menor de 18 años». No le pueden devolver la competencia a los obispos, tomadura de pelo.

    1. Y dime tu: las delicta graviora y demás latinajos del amigo íntimo de Marcial maciel y del amigo íntimo de Bertonone ¿han servido para algo? No verdad. Entonces no digas más estupideces.

    2. Efectivamente Claudio, acierta usted. El títere de San Gallen va en la línea de irresponsabilidad total como corresponde a un Papa ilegítimo.

      Junta a los obispos en Roma para devolverles a la situación anterior a la medidas tomadas por San Juan Pablo II y nuestro Papa Benedicto XVI, situación en la cual se produjeran la enorme mayoría de los abusos sexuales, mayoritariamente homosexuales.

      Bergo glio se dió cuenta que las medidas adoptadas por los dos últimos Papas están bajando enormemente el número de denuncia y casos comprobados de abusos. Esto no lo puede tolerar. Por tanto, esta cumbre la usa a fin se vuelva al carnaval previo, donde los obispos hacían y deshacían a piacere.

      Seguimos sin saber -de su boca- cuando supo lo de Mc Carrick.
      Y seguimos sin saber cuando va a promover el juicio canónico al P Grassi y a Zanchetta.

      La farsa es gigantesca.

      1. Agradezco su comentario y agrego que sinceramente no creo que ninguno de los que participan en la reunión ignoren qué es lo que pasa y cómo se resuelve, la reunión no terminará con documento final, les han dado 21 puntos cuya solución práctica ya está establecida hace más de 10 años y en vigencia y un pedido de hacer un vademécum (del latin vade y mecum ven conmigo, fácil de llevar) (en castellano Un vademécum es una publicación que puede trasladarse con facilidad y que recopila datos esenciales de alguna materia). El punto 1 dice «Elaborar un vademecum práctico en el que se especifiquen los pasos a seguir por la autoridad en todos los momentos clave de la aparición de un caso».
        Es cómo empezar desde cero con un tema nuevo recién nacido y para eso -sus primeros pasos- hay que hacer un camino, una regla procesal.

  4. Si, éso es lo que sabemos, el meollo del asunto, está es saber lo que no sabemos, y lo bueno, es que quién si lo sabe, y absolutamente todo, es Dios, y ya El pondrá, de patitas en la calle, a aquellos que se han burlado y manipulado de la Iglesia santa de Dios.

  5. Conocemos bien la solución:

    Echar fuera a todos los gays del Vaticano y a los que los promueven. Confundir justicia con misericordia es muy grave: La misericordia de Dios llega hasta donde su justicia lo permite.

    Que estamos esperando: Que Dios nos castigue a todos por cómplices?

    No hacerlo clama castigo del cielo: Esperaremos a ser otra Sodoma?

  6. Hoy fiesta del día de la Cátedra de San Pedro, más que nunca antes, agradecemos a Dios mantenga en este mundo a nuestro único Papa legítimo Benedicto XVI para la pesca de hombres, para eso sigue llevando el anillo, realizándola ahora exclusivamente en su vida de oración en el Vaticano.

    Le agradecemos a su vez a Benedicto XVI, quien usando la fuerza de los débiles y perseguidos, haya resignado al ejercicio activo del Papado, permitiendo así se visualice con claridad la cizaña que crece en el terreno de la Iglesia, cuya cumbre es el títere de San Gallen, el farsante Bergo glio. A fin que se cumpla “no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz”.

    Dios todopoderoso te pedimos que seamos no perturbados por ningún peligro, si ello ocurre danos serenidad y valentía para afrontarlos, por Jesucristo quien nos ha afianzado en la Roca de la fe apostólica.

  7. Buen artículo Esteban.

    Esta cumbre se define por lo de Sherlock el perro que no ladró.

    De homosexualidad, ni hablar, Jorge Mario, está comprometido a normalizarla. Pero, sobre todo, silencio absoluto, ocultación total de las redes -la homosexualidad organizada- a esa ni mentarla, porque impulsaron al títere de San Gallen a usurpar la Cátedra de Pedro. Estas no se tocan. Si cae en desgracia un jefe porque va a ser encarcelado por la justicia de Estados Unidos, el tío Mac, enseguida se promueven a los sobrinos.

    Jorge, mentiroso compulsivo y eficaz, pero debido a ello, sumamente perspicaz. Como buen hijo de Satán, si no se hace y posee un cuadro verdadero de la situación no podría engañar como lo hace, sin ser fácilmente descubierto.

    Y para mantener su poder, logrado en contra del Espíritu Santo, sabe que debe mantener con vida a las redes maricas, no desmontarlas como lo haría un Papa con legitimidad.

  8. El 80% de los que están en esa reunión, no es que formen parte del problema; son el problema, en especial el propio Francisco. ¿ Que solución cabe esperar de unos encubridores que no quieren destapar la mafia sodomita, que están rodeados de ella, si es que no la encabezan ? Hay que echarlos a casi todos.

  9. Lo sabíais y lo sabéis que eran pederastas y homosexuales que utilizaron la confesión para callar conductas delictivas y bajo su escudo no denunciar abusos sexuales. No es el clericalismo y la homosexualidad (que lo es) sino que bajo el manto de los sacramentos los utilizaron para tapar las perversiones y que no se aplique justicia.

  10. Prensa de hoy, titular:
    El Papa pide medidas concretas y eficaces en la cumbre del Vaticano, lo mismo dijo la televisión. Conversación en un café de tres personas que leína el titular y acto reflejo, como que pide medidas eficaces, no es el que manda el Papa pues las tendrá que decidir él. Lógica pura de la calle.
    Más titulares; entrevista al padre del alumno del colegio Gaztelueta de Bilbao donde un profesor laico aunque sea numerario supuestamente abusó del alumno, cosa que no compete al Vaticano porque es un laico pero sí a la justicia española, se refiere comentando las palabras del Papa sobre lo que dijo de primos, amigos y familiares del diablo, que los familiares del Diablo son los que han vejado, humillado y abusado y el Papa los tiene sentados en su mesa, muy fuerte pero muy lógico que credibilidad se va a tener si se pone a dirigir a discípulos de Mac Carrick a dirigir el rebaño y cuando sea clave a los pastores.(Farrell)

  11. En 2018 hubo 1.702 violaciones en España, 12.109 delitos contra la libertad sexual y 2.131.424 delitos penales.
    Ninguno de esos delitos fue cometido por un sacerdote, que sepamos.
    El País recopila casos desde hace 70 años, con abusadores muertos o muy ancianos, poniendo el foco sobre la Iglesia para atacarla, ponerla a la defensiva y presionarla al servicio de la masonería, el mundialismo y los poderes ocultos y no tan ocultos.
    Pero no se preocupa de la secta Edelweis ni de la secta Ceis. Ni del pub Arny, ni de la Casa Pía en Portugal, regentada por socialistas, ni de los viajes sexuales desde Lanzarote y Fuerteventura al Sáhara para gozarse de varones jóvenes, protagonizados por dirigentes de la Internacional Socialista con Bruno Kreisky como dirigente y actor.

  12. Y la cotilla de Carlos Esteban y sus secuaces dedicadas a distraernos del verdadero problema…y todavía con la desfachatez de creerse perteneciente a la «amada profesión periodística…»
    O tonto rematado o hipócrita desvergonzado…creo que lo segundo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles