PUBLICIDAD

Viganò: que la cumbre empiece el día de San Pedro Damián es providencial

|

El gran protagonista tácito de la jornada, de la entera cumbre contra los abusos que se celebra en Roma, el arzobispo Carlo Maria Viganò, ha querido recordar en un reciente mensaje lo providencial de que se inicie el día de San Pedro Damián, azote de los abusadores de su tiempo.

Durante el siglo XI, la Iglesia vivió un tiempo no muy distinto que el nuestro en lo que se refiere a los escándalos de abusos, y el hombre que casi en solitario denunció incansable la sodomía y la simonía del clero, Pedro Damián, celebra su día justo cuando se inicia la cumbre vaticana, una coincidencia que el ex nuncio en Estados Unidos, arzobispo Carlo Maria Viganò, juzga “providencial” en un reciente mensaje.

Este es su mensaje completo:

“No podemos evitar ver, como signo de la Providencia, que usted, Papa Francisco, y los hermanos que representan toda la Iglesia, se hayan congregado el mismo día en que celebramos la memoria de San Pedro Damián.

Este gran monje del siglo XI puso toda su fuerza y celo apostólico en renovar la Iglesia en su tiempo, tan profundamente corrompida por los pecados de sodomía y simonía. Lo hizo con la ayuda de obispos y laicos fieles, especialmente con el apoyo del Abad Hildebrando, de San Pablo extra muros, futuro Papa San Gregorio Magno.

Permítanme proponer para nuestra reflexión las palabras de nuestro querido Papa Emérito Benedicto XVI dirigidas al pueblo de Dios en la Audiencia General del miércoles 17 de mayo de 2006, comentando el mismo pasaje evangélico -Marcos 8:27-33- que se proclama en la misa de hoy.

Pedro habría de vivir otro momento importante de su viaje espiritual cerca de Cesarea de Filipo cuando Jesús planteó a sus discípulos esta pregunta concreta: “¿Quién dicen los hombres que soy yo?” (Marcos 8: 27). Pero a Jesús no le basta lo que dicen otros. Quería de aquellos que habían accedido a implicarse con él personalmente una declaración personal de su postura. En consecuencia, insistió: “Pero, ¿quién decís vosotros que soy yo?” (Marcos 8: 29).

Fue Pedro quien respondió en nombre de los otros: “Tú eres el Cristo” (ibid), es decir, el Mesías. La respuesta de Pedro, que no le fue revelada “por la carne y la sangre” sino que se la inspiró el Padre que está en los cielos (cf. Mt 16: 17), contiene, como en semilla, la futura confesión de fe de la Iglesia. Sin embargo, Pedro aún no había comprendido el profundo contenido de la misión mesiánica de Jesús, el nuevo significado de esta palabra, “Mesías”.

Lo demostró poco después, deduciendo que el Mesías a quien seguía en sus sueños es muy diferente de los verdaderos planes de Dios. Quedó anonadado por el anuncio de la Pasión del Señor y protestó, provocando una vívida reacción de Jesús (cf. Mc 8: 32-33).

Pedro quería como Mesías a un “hombre divino” que cumpliera las expectativas del pueblo imponiendo su poder sobre todos ellos; también a nosotros nos gustaría que el Señor impusiera su poder y transformara el mundo de forma instantánea. Jesús se presentó como un “Dios humano”, el Siervo de Dios, que trastocó las expectativas de la multitud al tomr un camino de humildad y sufrimiento.

Esta es la gran alternativa que debemos aprender una y otra vez: dar prioridad a nuestras propias expectativas, rechazando a Jesús, o aceptar a Jesús en la verdad de su misión y dejar de lado todas las expectativas demasiado humanas.

Pedro, impulsivo como era, no vaciló en llevar aparte a Jesús y censurarle. La respuesta de Jesús demolió todas sus falsas expectativas, llamándole a la conversión y a seguirle: “¡Aléjate de mí, Satanás! Por tu no estás del lado de Dios, sino del de los hombres” (Mc 8: 33). No te corresponde a ti enseñarme el camino; yo tomaré mi propio camino y tú debes seguirme.

Así Pedro aprendió lo que de verdad supone seguir a Jesús. Fue su segunda llamada, similar a la de Abraham en Génesis 22, después de la de Génesis 12: “Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí  mismo, tome su cruz y me siga. Porque el que salve su vida la perderá; y el que pierda la vida por mi causa y por la Buena Nueva la salvará” (Mc 8: 34-35). Esta es la exigente regla del seguimiento de Cristo: uno debe poder, si es necesario, renunciar al mundo entero para salvar los verdaderos valores, para salvar el alma, para salvar la presencia de Dios en el mundo (cf. Mc 8: 36-37). Y aunque con dificultad, Pedro aceptó la invitación y siguió su vida tras las huellas del Maestro.

Y se me antoja que estas conversiones de San Pedro en ocasiones diferentes, y su figura toda, son un gran consuelo y una gran lección para nosotros. También nosotros tenemos deseo de Dios; también nosotros queremos ser generosos, pero también nosotros esperamos que Dios sea fuerte en el mundo y transforme el mundo al instante, de acuerdo con nuestras ideas y las necesidades que percibimos.

Dios elige un camino diferente. Dios elige el camino de la transformación de los corazones en el sufrimiento y la humildad. Y, como Pedro, debemos convertirnos una y otra vez. Debemos seguir a Jesús, no ir por delante de Él: es Él quien muestra el camino.

Así que Pedro nos dice: pensáis que tenéis la receta y que depende de vosotros transformar el cristianismo, pero es el Señor quien conoce el caminio. Es el Señor quien me dice, quien te dice: ¡Sígueme! Y debemos tener el valor y la humildad de seguir a Jesús, porque Él es el Camino, la Verdad y la Vida.

Maria, Mater Ecclesiae, Ora pro nobis,

Maria, Regina Apostolorum, Ora pro nobis.

Maria, Mater Gratiae, Mater Misericordiae, Tu nos ab hoste protege et mortis hora suscipe.

+ Carlo Maria Viganò

Tit. Archbishop of Ulpiana

Apostolic Nuncio

21 de Febrero de 2019

Festividad de San Pedro Damián

27 comentarios en “Viganò: que la cumbre empiece el día de San Pedro Damián es providencial
  1. Le harán oídos sordos. Como siempre.

    Bergy y sus compinches ya tienen el plan trazado.

    Lo demuestra el “sorprendente” nombramiento de la madre obispa Farrel, discípula de McCarrik, como camarlenga.

    1. Asegura así el voto y activismo de las redes homosexuales, encaramando a un sobrino de McCarrick, para asegurar en el próximo cónclave las “reformas” jorgistas con un candidato aceptable para dichas redes.

      Está dejando el tinglado armado, haciendo guiños a los sodomitas a fin también lo apoyen en el presente.

      Esta es la verdadera crisis: un Papa sin legitimidad pretende que la Iglesia no se levante de la demolición en curso.

  2. Gracias Viganó, una vez más. Francisco sigue sin replicarte porque no puede hacerlo, faltaría a la verdad. Es un encubridor, de McCarrick y Zanchetta, entre otros, y la solución no puede venir de manos de los encubridores, por muy obispos y papa que puedan ser, cuyo lugar no son los solios pontificios y sedes episcopales, sino la cárcel, pues estamos hablando, no sólo de pecados, sino de delitos.

  3. He leído hace tiempo , extractos del libro ” Del Liber Gomorrhianus. ” de San Pedro Damián .
    No pude dormir durante un mes por la descripcion de tantas abominaciones .

  4. “Esta es la exigente regla del seguimiento de Cristo: uno debe poder, si es necesario, renunciar al mundo entero para salvar los verdaderos valores, para salvar el alma, para salvar la presencia de Dios en el mundo”
    Gracias Mons. Viganò. Que la Iglesia escuche, la Esposa tiene que volverse a Su Señor, Él espera ese paso de ella. No perdamos la fe, Él está actuando a través de Sus testigos delante de nuestros ojos. ¡GLORIA A DIOS!
    “¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados! ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina reúne a sus pollos bajo las alas, y no habéis querido! Pues bien, se os va a dejar desierta vuestra casa. Porque os digo que ya no me volveréis a ver hasta que digáis: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!”
    Mt 23,37-39

  5. Solo está página le da cobertura a los comentarios de este vegeté frustrado. Él y muchos neuróticos que comentan los artículos anticatolicos de esta página tienen una sola consigna: atacar al Santo Padre. Dios los perdone por todo el odio que destilan contra el Sucesor de Pedro, nuestro amado Papa Francisco.

  6. Edgar, repase el catecismo y después acuse. La papolatría es un pecado. Y el no saber distinguir el error de la verdad por venerar al error, también. Ud confunde, por su mal espíritu, la crítica del error con la persona que se equivoca. Cuando se hace una crítica al Papa, a los obispos, cardenales, etc, es a los hechos. Todos amamos al Papa sucesor de Pedro pero rezamos para que se convierta porque no queremos que se condene. Su ud no puede distinguir cuando la jerarquía se equivoca, está ud en un grave problema. Repase el CIC, es por su bien.

    1. Comprendo lo que dices, sé que nuestros pastores son humanos y pueden cometer errores, pero tanto como una página dedicada a despotricar contra el Papa, haga lo que haga, y un netcenter de gente que destila odio contra él solo porque no comparten su línea netamente inspirada en el Evangelio y la depuración que ha promovido en la curia de todas las mafias que la tenían copada. ¿Quien te crees tu para condenar al Santo Padre? Tu postura está al filo del pecado contra el Espíritu Santo. Ten cuidado con lo que escribes.

    1. Pero esto no está al servicio de la Iglesia?. Es usted el dueño?, del blog,. EDGAR solo dice su opinión, o solo se puede despotricar contra el Papa, como les gusta corregir, pero no tanto ser corregido, además lo ha hecho con mucha educación, debería disculparse,

  7. Los papólatras le perdonan a Francisco todo y sin que pida perdón. Los que de verdad le queremos no le perdonamos nada, pues un papa debe dar buen ejemplo en todo: doctrina, liturgia, moral, gobierno de la Iglesia y dejar la politica para los políticos, no siendo un metete. Nosostros le ayudamos; los papólatras lo pierden. Se ve que lo quieren en el infierno.

    1. No creo que vosotros amáis al Papa, no seáis demagogos. Solo sois una partida de fanaticos integristas que queréis un papa a vuestro gusto y medida. No se busca la salvación de una persona con insultos y mofas, vuestra actitud es muy preocupante.

      1. Bienaventurado tu, Simon, hijo de Jonas,! Porque eso no te lo revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Ahora yo te digo:tu eres Pedro y sobre esta piedra edificarse mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotar a. Te daré las llaves del reino de los cielos, y lo que desate en la tierra quedará desatado en los cielos.

  8. Para los secuaces y esbirros de INFOVATICANA , el grado de amor al Papa , es proporcional a las basuras y insultos que le tiran .

    Imagino como tratán a sus conyugues , sus hijos , sus vecinos , …a Dios mismo ….

  9. Este pseudo-medio es una maravilla…es milagroso: porque consigue ser a un tiempo totalmente lefebrianas y totalmente protestante…
    Un auténtico logro de esquizofrenia pseudo-periodistica (porque de periodístico no tiene ni las letras…)
    Chao bonitos

  10. En el caso de que los tengan, porque si practican lo que dicen, Dios mio,dando estopa todo el día para fortalecer a sus seres queridos, no lo quiero ni pensar, deben de ser titanes.

  11. Gracias, Viganó.
    En momentos tan dolorosos, que san Pedro Damiano, el arcángel san Miguel y la Santísima Virgen María, intervengan en la cumbre para ayudar a limpiar la Iglesia de tanta maldad y pueda brillar como la esposa de Cristo que es.

  12. Muy acertada y sabia la reflexión de Monseñor Viganó. Hay que llevar el mundo a Cristo y no que Cristo y su esposa la Iglesia se hagan a la manera como les dicte el mundo. Esta no será nunca la Nueva Evangelización que nos quiren vender.

  13. Hay una relación curiosa alrededor de la cumbre . San Pedro Damián y su libro ” Liber gomorrhianus” , y Frederic Martel y su Libro ” Sodoma ” , y la fiesta del Santo , la publicación del libro de Martel , y de la abertura de la cumbre ….
    Son muchas coincidencias .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles