PUBLICIDAD

La carta de despedida del cardenal Cipriani

Monseñor Juan Luis Cipriani ha enviado una epístola en la que se despide de los fieles de la arquidiócesis de Lima.El cardenal Juan Luis Cipriani
|

Reproducimos en su integridad las palabras de Mons. Cipriani:

‘Como es de conocimiento público, el Santo Padre ha aceptado mi renuncia al Gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Lima y ha nombrado al Padre Carlos Gustavo Castillo Mattasoglio Arzobispo de esta Iglesia Particular. Por ello, los invito a la Ordenación Episcopal y Toma de Posesión del nuevo arzobispo, que se llevará a cabo el día sábado 2 de marzo a las 10 de la mañana en la Basílica Catedral de Lima.

Quiero ahora, a través de estas breves líneas, dar las gracias a Dios por estos 30 años de servicio pastoral – apasionantes e intensos – a la Iglesia, primero en Ayacucho y luego en Lima. Deseo agradecer el ejemplo, el aliento y la atención que me dedicaron los Papas bajo los cuales he desempeñado mi labor: san Juan Pablo II, Benedicto XVI, y ahora el Papa Francisco.

Han sido años de profundo aprendizaje. ¡Cuánto he aprendido de las multitudes que con devoción acompañan al Señor de los Milagros todos los años en el mes de octubre; de los innumerables adoradores de las más de 80 Capillas de Adoración al Santísimo que han hecho de Lima una Ciudad Eucarística; del inmenso mar de laicos comprometidos que caminan todos los años apoyando en la Marcha por la Vida; de mis grandes amigos que pueblan los cerros de Manchay, tierra noble y generosa abierta a la esperanza; de los padres de familia, maestros y estudiantes de nuestras escuelas parroquiales que sostienen la valiosa tarea educativa y promueven con esmero los valores de la familia católica; y de los kilómetros y kilómetros de peruanos que rodeaban las calles de Lima para saludar al Papa Francisco en su reciente visita.

Pido a Dios que, con su generosa bendición, las semillas del amor misericordioso de su Hijo Jesucristo y de su Madre Bendita, la Virgen María, sigan floreciendo en esta Arquidiócesis de Lima.

Estoy seguro de que recibirán al nuevo arzobispo de Lima con la misma calidez con que me he sentido acompañado por ustedes durante estos años y para ello les pido de corazón la ofrenda de su generosa oración por el futuro ministerio episcopal del Padre Carlos Castillo.

Queridos hijos, los llevo en mi corazón y rezo por cada una de sus familias. Que Dios les bendiga a todos. Les pido que recen por mí’.

Juan Luis Cardenal Cipriani Thorne

Arzobispo Emérito de Lima

23 comentarios en “La carta de despedida del cardenal Cipriani
  1. Gracias, querido Cardenal.
    Cuente con mis oraciones, del mismo modo que Perú contará con las suyas.
    Le deseo muchos frutos espirituales en esta nueva etapa. Y que siga apoyando desde su nueva posición las nobles y cristianas causas que ha apoyado hasta ahora.
    Hasta siempre.

  2. Unas palabras conniventes con la destrucción de la Iglesia por parte de quien le ha dado la patada de malas maneras y ha nombrado lo peor de lo peor, para hacer el mayor daño a los católicos, a fin de que se vayan a las sectas protestantes y se transforme la Iglesia en otra secta más, en una mera arista de ese poliedro de las mil aristas, en el que lo mismo dá una religión que otra, pues todas responden a una misteriosa vountad divina, sin que ninguna tenga preferencia o prioridad sobre las demás. Cipriani, me has defraudado una vez más, como me defraudaste cuando criticaste a los cardenales de las dubia, los pocos que se han atrevido a hablar, no como tú, que te has callado como mun muerto, pensando que así prolongarías tu vida episcopal. En el pecado tienes la penitencia.

    1. La paz amigo Belzunegui, en tu comentario no específicas un hecho concreto del daño que ha hecho el cardenal Cipriani a la Iglesia Peruana. No sé si eres peruano o de otra nacionalidad. Como dije, tengo 65 años viviendo en el Perú, y en cierta manera conozco la Iglesia Peruana de mi país un poco más de aquellos que no son peruanos.
      En una persona por más pecador o por mala conducta que fuese, NADIE puede separar la cizaña del trigo. La persona es un todo. De la misma manera sucede con la Iglesia. No podemos juzgar la parte con el todo.
      Aquí en el Perú, algunos Medios de Comunicación y algunos ex curas, cuando el Papa Juan Pablo II nombro a Cipriani como Pastor de la Iglesia Peruana, muchos levantaron su protesta al cielo por tan semejante elección y de esta manera se creó un “complejo anticipriani”.
      Saludos.

      1. ¿Y cuál era el “pecado” de Cipriani para el ex padre Franz Wieser? Su pertenencia al Opus Dei.
        ¿Pero que decía el “manifiesto” en cuya cabeza iba el ex padre Wieser?
        “Este movimiento profundamente comprometido con la causa del Evangelio (¿?), expresa su desilusión por esta elección (o se, el Papa Juan Pablo II se ha equivocado al elegirlo). Ha sido un paso atrás por ser un miembro del Opus Dei. Cipriani fue cómplice de un régimen corrupto y un violador delos derechos humanos. Nos preocupan los pastores (o sea el Papa y todos aquellos que han elegido a Cipriani) que no han aprendido la triple tentación de Jesús que traducido hoy quiere decir: somete a la gente, ponte largas capas y altas mitras y hazte amigo de los gobernantes. Pero, a pesar de todo nos asiste el Espíritu de Dios y es el garante de nuestra dignidad y libertad.”
        Así finaliza el “manifiesto” anticipriani.
        Parte II

    2. Quienes somos nosotro@s para juzgar ? Sobretodo de esa manera tan radical!. Si eres creyente y practicante demuestra y no seas el primero en tirar la piedra, Don perfecto!

    3. Belzebú podría firmar una persona tan repleta de odio como Belzunegui. En lugar de leer el evangelio y la vida de los santos que, pese a las injusticias, han callado y obedecido a la jerarquía dispuesta por Dios para gobernar a su pueblo, usted se piensa que debe ser un gritón, un desobediente y un rabioso (ya sabemos que usted es todo eso). El cardenal Cipriani, hasta el final, da muestra de su sentido hondamente cristiano y de su alta categoría moral. Él ya ha denunciado los males de Perú (casi los mismos que los de la Iglesia en muchos otros lugares): la teología marxista de la liberación, las políticas contra la vida, la destrucción de la familia,… no era este el momento de decir que es dudoso que el P. Castillo vaya a dar importancia a nada de eso. Cipriani prefiere confiar en Dios. Usted ya se ve que no.

  3. Qué gran pesar y que regusto amargo dejan estos hechos en la Iglesia Universal. Como corren a despedir a los pastores fieles,al mismo tiempo que guarecen a tanto lobo!

    1. Totalmente de acuerdo, desde Honduras.- Aquí tenemos un Cardenal que ya días paso por sus 75 años, super cuestionado por su labor en su diócesis, como su labor en Cáritas o su labor en Roma.- Pero ahí sigue, por ser de los aleros de Francisco.

      Entre tanto, cada vez menos fieles en sus iglesias, mas católicos se pasan a los evangélicos pentecostales o simplemente han perdido su fe.- Con fallas graves al tomar posturas Políticas con el grupo de corrupción que nos gobierna, como protegiendo a su Obispo Auxiliar de conductas inmorales.- Cuanto tardo Roma en obligarlo a dimitir cuando las andanzas de este personaje eran publicas y sirvió para que los enemigos de la Iglesia, mancharan a todo su pueblo fiel por igual.

      En Honduras, las misas son verdaderas asambleas sociales, son festines de innovación, dejando eliminar toda piedad.- Confesionarios y confesores, son solo muebles antiguos de un triste y patético recuerdo.

      De los curas, ni hablar, mas parecen hippies del 68.

      Lamentable!!!

  4. Estimado Belzunegui: creo que en este caso eres terriblemente injusto.
    Es de humanos errar pero eso no puede opacar lo mucho bueno que ha hecho. No se puede ser tan negativo cuando hay tanto positivo y tanta gracia de Dios de por medio. Bu
    No veo connivencia por ningún lado, sólo caridad y elegancia.

    1. De un Cipriani cabía esperar mucho más y fué terriblemente inhusto con los cardenales de las dubia y él mismo reconoció que no habló cuando debía hablar sobre la traumática situación de la Iglesia.

  5. Cuando fue elegido Cardenal del Perú, por el Papa San Juan Pablo II Juan Luis Cipriani, el día 21.2.2001 Franz Wieser era el Encargado de Prensa y Propaganda del Movimiento Nacional Dialogo y Vida. Este Movimiento agrupa a sacerdotes casados y laicos y está afiliado a la corriente TODOS SOMOS IGLESIA. Esta corriente está considerada como “iglesia contestataria al Magisterio de la Iglesia.” No olvidemos que este Movimiento “luterano” fue creado en 1999 por los ex padres casados: Franz Wieser, Iván pardo y José Rouillon. Todos secularizados.
    Para el ex padre José Rouillon, la elección del cardenal Cipriani “es un escándalo para toda la comunidad cristiana nacional”. O sea, el escándalo SOLO fue para TODOS SOMOS IGLESIA.
    Ante esta elección, Franz Wieser lanzo su grito al cielo publicando un MANIFIESTO (a manera de Martín Lutero. No olvidemos que Wieser es alemán) para PROTESTAR por imprudente elección.
    Parte I

  6. Luis Alberto: y qué quiere decirnos con toda la jerga que utiliza?
    El testimonio que cita contra Cipriani no hace más que ensalzar al Cardenal emérito. Qué pretende con eso? Mostrarnos todo lo que sabe?
    El tener un cóctel de noticias en la cabeza no supone conocer la realidad, por muy peruano que sea.
    Aparte de esto, no hace más que repetir lugares comunes que repite cierta gente y que resultan infundios si no se aportan pruebas.
    Nunca está de más un poco de rigor.

  7. Más allá de todo lo controvertido que fue Cipriani sea por su estilo de confrontación, sea por sus filias políticas con el fujimorismo, sea por su talante personal, el balance de su pontificando es evidentemente positivo. Encontró una diócesis caótica, y deja una diócesis bastante ordenada, un seminario con una excelente formación, varias generaciones de curas bastante buenos y preparados, y además un laicado profundamente comprometido con la causas de la vida, la familia y contra la imposición de la ideología de género en la curricular educativa del estado.
    Esperemos que su sucesor con un estilo diferente no borre lo bueno que hizo Cipriani y más bien aporte a la diócesis de Lima, una Iglesia más “cercana” según el estilo del Papa Francisco

  8. Quiero agregar que su carta es exquisita y manifiesta la labor realizada en su pontificando.
    Me atrevo a decir que el mayor testimonio de su excelente labor, fue la multitidinaria asistencia del pueblo de Lima, a la visita del Papa.

  9. Debería haber escrito:

    “lamentó profundamente que Francisco haya nombrado Arzobispo a un sacerdote marista al que tuve que sancionar por su prédica que aleja a las almas del la Fe en Dios “

    “Que Dios nos ampare”

  10. Como atenuante hay que decir que Cipriani es del Opus Dei y, de sobra es conocido, que la consigna en la Obra es hablar bien de Francisco, haciendo de tripas corazón, no vaya a ser que intervenga el Opus Dei como ha hecho injustamente con los franciscanos de la Inmaculada y tantos otros. En esto, el Opus Dei actual se aleja dramáticamente de su fundador y sus célebres tres campanadas, el diagnóstico más certero de la Iglesia de los 70 y su medicina, diagnóstico que le costó al fundador no ver su erección en prelatura personal, prelatura cuyo prelado, a diferencia de los anteriores, todavía no ha sido nombrado obispo, ni lo será, al no haber elegido prelado al candidato de Francisco, el también argentino Fazio, exaltador de l’egalité, liberté e fraternité, quien, previsiblemente, será relegado a Argentina por el siguiente prelado, salvo que la Obra se haga el harakiri, que todo podría ser, tal como discurren los acontecimientos.

    1. Belzunegui, ¿qué de malo que sea del Opus Dei? Por otra parte, como dice la Escritura: ¿Quién eres tú para juzgar los carismas que se suscitan dentro de la Iglesia cuyo autor es el Espíritu Santo?
      Tanto el Opus Dei y el Camino Neocatecumenal, son frutos del Espíritu Santo para esta época.
      Saludos

      1. Frutos que se están malogrando por traición al espíritu fundacional. Las tres campanadas yacen enterradas sin siquiera funeral. Así le va al Opus Dei, con apenas vocaciones y unos índices de perseverancia a la baja. Por un centro que se abre en los nuevos países de implantación, se cierran cuatro o cinco en los viejos.

        1. Belzunegui, la Iglesia la lleva el Espíritu Santo y no los hombres. La palabra latina “sacramentalizacion” significa “lo divino que opera a través de instrumentos humanos”. Es por eso que Jesucristo le dice a Pedro: “Apacienta mis corderos” ( signo visible).
          Por otro lado, no dices un hecho concreto con nombre y apellido de estos supuestos “frutos malogrados”. Yo he mencionado dos frutos del Espíritu Santo para estos tiempos: “El Opus Dei y el Catecumenado”. Respecto a este último dice el Concilio Vaticano II: “Restáurese el catecumenado para adultos”.
          Y en cuanto a las vocaciones, Dios es el que llama. BASTARON SOLO 12 personas para “incendiar “el mundo.
          Así que no se necesita que haya miles de vocaciones. El Espíritu Santo es más inteligente que tú y que yo.
          Saludos hermano.

    2. Belunzegui. Sorprende la lealtad del Opus Del a Francisco a pesar de todo, ya que no es virtud de nuestros días. No es por táctica, es por carisma. Ya pasó antes.
      Cipriani no es sectario. Ha tenido años de Secretario y mano derecha al que ya lo era de su predecesor Jesuita.
      Visiten hoy el seminario de Lima, yo lo he hecho, es de lo mejor.
      Ha cumplido con fortaleza lo que pensaba que era su obligación siempre aunque tuviera que enfrentarse a Terroristas, Autoridades, Papas, amigos o Universidades.
      Me pareció ejemplar su humildad al retirarse del tema de la PUCP .

      Una Carta ejemplar por lo que dice y más por lo que calla.

      Felicidades por ello Cardenal, por lo que ha hecho y por lo que le queda por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles