PUBLICIDAD

Manuel Valls, el masón que vino de la Francia

|

Por Serge Abad-Gallardo

No conocí a Manuel Valls, que fue alcalde de Evry (Essonne, Francia), diputado de Essonne, ministro del Interior y primer ministro del presidente François Hollande. Sin embargo, me encontré con uno de sus colaboradores, alto funcionario del Ayuntamiento de Evry. En aquel tiempo, el templo masónico que acogía la logia masónica del Derecho Humano a la cual yo pertenecía se encontraba precisamente en Evry y acogía también algunas logias del Gran Oriente de Francia. Sus miembros nos visitaban a veces, y también nosotros los visitábamos. El Gran Oriente y el Derecho Humano son obediencias masónicas que tienen relaciones muy fraternas.

Manuel Valls y yo tenemos dos puntos en común (¡y no pido tener más!). El primero es nuestro origen español. En el caso de Manuel Valls, nació español pero eligió la nacionalidad francesa en 1982, a los 20 años. Es decir, poco después de que llegasen los socialistas al poder en Francia. Esto explica, sin duda, la opción de Manuel Valls en aquella época.

El segundo punto, y el más importante, es nuestra pertenencia a la masonería. Yo fui miembro de la Obediencia masónica del Derecho Humano desde 1989, y durante 24 años, antes de dimitir hace 6 años cuando volví a la fe católica. Pero nadie sabe si Manuel Valls es o no es todavía hoy en día masón. Fue iniciado, como yo, en 1989, pero en el Gran Oriente de Francia. Habría dimitido en 2005. Sin embargo, con esto del secreto masónico nunca se sabe. «Su pertenencia a la masonería duró muchísimos años, desde 1989 hasta 2005, y fue tan rica que contribuyó a forjar el hombre que es hoy en día»[1]. Cuando ingresó en la masonería hace 30 años, Manuel Valls era uno de los encargados de misión del primer ministro socialista Michel Rocard. Michel Rocard nunca fue masón, pero un ex-Gran Maestro del Gran Oriente consideraba que tenía una gran «capacidad para reunir lo que está disperso, de manera casi masónica»[2].

El hecho es que el poder de la presidencia, del gobierno y de la Asamblea nacional de aquella época estaba peculiarmente infiltrado por la masonería, igual que con François Hollande, y hoy en día con Emmanuel Macron.

Manuel Valls fue iniciado en una logia del Gran Oriente de Francia denominada «Ni maestros ni Dios». Este nombre permite tener una idea de la ideología que anima a Manuel Valls ya que se trata, según un semanario muy al corriente de los asuntos masónicos, de una logia compuesta por « … activistas libertarios o anarquistas, socialistas autogestionarios o comunistas »[3]. Luego se incorporó en 1995 a la logia «El Infinito masónico», fundada por Alain Bauer, que se convirtió en Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, y que también es el padrino de su hijo Ugo.

Manuel Valls sostuvo varias políticas influenciadas por la ideología masónica. Por ejemplo, durante 2011, y mientras el partido socialista (partido sumamente cercano a las concepciones masónicas en cualquier país y, por consiguiente, también en España) trataba de influir en el mundo político con el objetivo de que se votaran leyes para un derecho a la eutanasia, Manuel Valls sostenía este proyecto mortífero ante François Hollande, en aquel momento candidato a la Presidencia de la República: «Para el Partido Socialista, la ley Leonetti, con su principio de «dejar morir», que induce el cese de los tratamientos y la sedación del paciente, con el riesgo de causar el fallecimiento, es «hipócrita» »[4].

El que iba a convertirse en el Primer Ministro de François Hollande, Manuel Valls, iba más allá: «La opinión pública ya está madura[5] . Es muy importante que la izquierda ayude a acelerar el proceso»[6].

Así que pocos meses después de que François Hollande fuese elegido presidente de la República francesa, el Gran Oriente de Francia declaraba en un comunicado del 28 de enero de 2013 que «la ley Leonetti … ya no es suficiente para los masones del Gran Oriente de Francia, la eutanasia debe inscribirse en el movimiento de progreso y de emancipación del hombre ante su destino … Una modificación legislativa es preferible a las eutanasias clandestinas y administrativas, que revelan la desigualdad de los pacientes ante las asistencias médicas …[7] ». Ahora bien, este argumento de la masonería y de los partidarios de la eutanasia es sumamente engañoso, ya que el verdadero problema es la insuficiencia del desarrollo de los cuidados paliativos y de ninguna manera el de la legalización de un asesinato con el pretexto de la beneficencia. De hecho, la experiencia demuestra, por ejemplo si se observan los países como Bélgica donde la eutanasia se practica legalmente, que el número de eutanasias clandestinas no ha disminuido.

Sí que es indiscutible que Manuel Valls actuaba en secreto, cuando era ministro, junto con diputados masones. En efecto, poco después de una de sus declaraciones en la Asamblea nacional, el «hermano» Manuel Valls preguntó muy oportunamente al diputado socialista Christian Bataille, masón y presidente de la «fraternidad parlamentaria»[8] que reúne a muchos diputados masones, « ¿están los hermanos tres puntos[9] contentos conmigo? »[10].

Según ciertos periodistas, Manuel Valls es un integrista de la laicidad : «En el ámbito de la laicidad, es un testarudo … La laicidad, como lo apuntaba precisamente un artículo de Challenges.fr, es verdaderamente para él «una vocación identitaria, consustancial a la idea que se hace del «país» – y de cualquier país»[11].

Igualmente, si pretende imponer una laicidad de combate a los musulmanes, también « … los católicos son su blanco … los que se levantaron, y siempre están de pie, estos vigilantes prudentes que caminaban en 2013 contra el matrimonio «gay», que luchan hoy en día contra la teoría del género invasiva y distorsionadora … Manuel Valls llevó, y llevará, estas «evoluciones sociales» , aunque tenga que amordazar a sus adversarios. Debemos recordar la locura de los dispositivos que rodearon las inmensas procesiones de la «Manif pour tous»[12], la represión policial alucinante y sistemática, la ausencia completa de escucha y de atención… Pretendía oponerle una «firmeza absoluta» … Para la teoría del género fue personalmente a sostener a Najat Vallaud-Belcacem[13], y también calificó al Papa de «complotista »[14].

PUBLICIDAD

Manuel Valls es un «puro producto de la masonería». Hombre de izquierda, a la vez utopista y autoritario, fue candidato en 2017 en las elecciones presidenciales de Francia : «Manuel Valls, en primer lugar el autoristarismo de tomo y lomo »[15].

Manuel Valls intentó presentarse a las elecciones francesas de 2017. Fue un fracaso. Tras haberse enfrentado a una violenta oposición política por parte de Emmanuel Macron (que es también masón[16] ), cuando este se convirtió en presidente de la República francesa, Manuel Valls decidió dimitir de todos sus cargos políticos (las personas que anteriormente le habían dado su confianza votando por él, especialmente como diputado, sin duda lo apreciaron). Y todo esto porque comprendió que su futuro político en Francia ya estaba en peligro. Entonces decidió presentarse en las elecciones municipales de Barcelona[17].

Serge Abad-Gallardo nació en Marruecos en 1954. Con diploma de arquitecto, fue alto funcionario público. Ingresó en la masonería (obediencia del Derecho Humano de Francia) en febrero de 1989. Fue admitido en los Altos Grados pero al cabo de 24 años, en 2013, dimitió tras haber vuelto a la fe católica. Es autor de varios libros en los que habla sobre la masonería, entre ellos Serví a Lucifer sin saberlo, publicado recientemente en España por la editorial Homo Legens. 

[1] François Koch « Un franc-maçon nommé Valls », in L’Express 23/05/2015. ( Trad. « Un masón llamado Valls »).

[2] Daniel Keller, ancien Grand Maître du Grand Orient de France, in « La Lumière, blog franc et maçon de l’Express, «”J’aime la méthode Rocard” – Blogs – L’Express https://blogs.lexpress.fr/lumiere-franc-macon/…) .

[3] François Koch «  Un franc-maçon nommé Valls », in L’Express 23/05/2015

[4] Le Monde 06/02/2012.

[5] La palabra « madura » es una prueba de que la opinión pública fue «preparada», «madurada». Especialmente por medios de comunicación comprometidos con las ideologías masónicas. Varios estudios han demostrado que la prensa francesa era, por parte de más del 80% de los periodistas, favorable a François Hollande y a la ideología socialista.

[6] Le Monde 06/02/2012.

[7]  Blog masónico « Le GODF s’exprime sur l’euthanasie », in « www.hiram.be/le-GODF-s-exprime-sur-l-euthanasie/7107.html ».

[8] La fraternidad parlamentaria es una asociación secreta ( puesto que no es declarada ) de masones elegidos en el seno de la Asamblea nacional y del Senado. Dispone de una influencia indiscutible e invisible sobre la elaboración de las leyes.

[9] De esta manera se nombran los masones.

[10] Les francs-maçons : un lobby comme un autre ? – LaVie.fr, in www.lavie.fr/…/les-francs-macons-un-lobby-comme-un-autre-28-07-2015-65339_7…, 28 juillet 2015

[11] Manuel Valls, un pur produit de la franc-maçonnerie-Egalite et …https://www.egaliteetreconciliation.fr/Manuel-Valls-un-pur-produit-de-la-franc-macon…,8/12/2016

[12] Movimiento popular francés de oposición al matrimonio homosexual.

[13] Ex ministra socialista de Educación.

[14] Clémentine Jallais in « ReinformationTV », 6/12/ 2016.

[15] Manuel Valls, un pur produit de la franc-maçonnerie-Egalite et …https://www.egaliteetreconcliation.fr/Manuel-Valls-un-pur-produit-de-la-franc-macon… , 8/12/2016

[16] Esto demuestra que cuando intereses políticos y financieros personales están en juego, la fraternidad masónica se convierte rápidamente en una mentira.

[17] Ver : « A Barcelone, Manuel Valls se rêve en candidat rassembleur » ( trad :En Barcelona, Manuel Valls se considera como candidato unificador ) in Journal Libération 25 septembre 2018

3 comentarios en “Manuel Valls, el masón que vino de la Francia
  1. Valls después de haber sido pro-palestinos, en su juventud política, después declaró tener enlaces indefectibles con Israel cuando vivía con su segunda esposa, también divorciada y en parte de origen judío, la violinista Anne Gravoin. Ver aquí sus declaraciones https://www.lemondejuif.info/2014/04/les-principales-declarations-de-manuel-valls-sur-la-communaute-juive-israel/
    Manuel Valls parece ser esencialmente un peligroso oportunista que entró en masonería porque eso es imprescindible cuando se quiere hacer una carrera política. Ya en Francia bajo la regencia en la época de la infancia de Luis XV, los masones estaban trabajando al desastre futuro de la Revolución Francesa.
    ¡Pobre mundo, pobres hombres que rechazan el encuentro con Nuestro Señor, y pobres de nosotros con tales hombres políticos! Eso explica en parte que los famosos “Chalecos Amarillos” en Francia odian a los políticos y lo dicen alto actualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles