El arzobispo de Los Ángeles explicó la renuncia de su obispo auxiliar

|

El Arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Gomez, explicó los detalles de la renuncia del Obispo Auxiliar, Mons. Alexander Salazar, acusado de haber abusado de un menor.

Con ocasión del anuncio vaticano de este 19 de diciembre que indica que el Papa Francisco aceptó la renuncia del Obispo Auxiliar de Los Ángeles, Mons. Alexander Salazar, el Arzobispo Mons. José Gomez envió una carta pastoral.

“Estoy agradecido por la amorosa preocupación del Santo Padre por la familia de Dios aquí en la Arquidiócesis de Los Ángeles”, aseguró Mons. Gomez.

En el texto, el Arzobispo estadounidense recuerda que este Obispo Auxiliar desempeñó recientemente el cargo de Vicario de la Oficina de Ministerios Étnicos de la Arquidiócesis de Los Ángeles.

Con pesar, Mons. Gomez explicó que en 2005 “la Arquidiócesis tuvo conocimiento de una denuncia contra el Obispo Salazar por conducta indebida con un menor” pero añadió que “pese a que la acusación nunca se reportó directamente a la Arquidiócesis, fue investigada por la policía en 2002 y el Fiscal de Distrito no procesó”.

“La acusación contra el Obispo Salazar provino de una supuesta conducta indebida que se dice ocurrió en la década de 1990, antes de ser ordenado Obispo, cuando estaba sirviendo como sacerdote de una iglesia”, detalló el Arzobispo de Los Ángeles.

Sin embargo, “como era Obispo en el momento en que se recibió la denuncia, la Arquidiócesis remitió el asunto a la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, que realizó una investigación e impuso ciertas medidas de precaución al ministerio del Obispo Salazar”, precisó.

Mons. Gomez explicó también que desde que se presentó la acusación por primera vez “el Obispo Salazar ha negado consistentemente cualquier acto inmoral” pero “en aras del debido proceso” solicitó y recibió permiso de la Congregación para los Obispos de la Santa Sede “para presentar la acusación ante el Comité de Supervisión de Mala Conducta del Clero, una junta independiente de la Arquidiócesis”.

De este modo, tal Comité “encontró que la acusación era creíble y presentó sus conclusiones y recomendaciones junto con su propio voto a la Santa Sede para que se tomara una decisión final sobre el estado del Obispo Salazar”, declaró el Arzobispo Gomez.

Por último, Mons. Gomez aseguró que “estas decisiones se han tomado debido a la profunda preocupación por la sanación y la reconciliación de las víctimas de abuso y por el bien de la misión de la Iglesia” y animó a seguir manteniéndose “cerca de las víctimas-sobrevivientes de abuso, a través de nuestra oración y nuestras acciones”.

Al concluir, el Prelado invitó a encontrar “esperanza en Jesucristo, que la Santísima Virgen María sea una madre para todos nosotros y que Dios nos conceda paz”, concluyó.

Esta renuncia ocurre antes de la próxima reunión en Roma de los Presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo quienes fueron convocados por el Papa Francisco para abordar el tema de la protección de los menores.

Por su parte, los organizadores de esta cumbre sin precedentes, que se llevará a cabo del 21 al 24 de febrero en el Vaticano, “están urgiendo a los participantes a que se reúnan con víctimas de abusos en sus propios países” antes de esta cita en Roma, informó recientemente el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke.

“Este es un modo concreto de poner a las víctimas en el primer lugar, y de darse cuenta verdaderamente del horror que han vivido”, remarcó Burke.

Este encuentro sobre la protección de los menores “va a estar enfocado en tres temas principales: responsabilidad, asunción de responsabilidades y transparencia”, precisó el portavoz vaticano.

Artículo publicado en Aciprensa.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
4 comentarios en “El arzobispo de Los Ángeles explicó la renuncia de su obispo auxiliar
  1. Pero ¿ es culpable o no ? La acusación dice la comisión independiente que es creible. ¿ No hay más pruebas ? No caigamos en la trampa de los relatos verosímiles, como ha caído, a mi juicio, la sentencia del caso Gaztelueta y, tal vez, pues no hay información, del caso Pell. No nos pasemos de rosca. Lo que sí hay que abordar, de una vez por todas, es el incremento de la homosexualidad en el clero, que ha pasado, del doble del porcentaje de la población en general en los años 60, a 10 veces más, siendo así que los abusos están vinculados con la homosexualidad en el 80% de los casos, pero esto es, precisamente, lo que no se quiere hacer, al haberse designado al homosexualista y homoherético Cupich para preparar la reunión de febrero, de la que no cabe esperar nada, salvo que el episcopado, implicado parte de él hasta las cejas, se soliviante, lo que no parece verosímil.

  2. Conocí una joven que causó el cambio a otro sitio de un sacerdote, porque «quiso abusar de ella»,. después, causó casi el divorcio de un matrimonio, porque el hombre la acosaba, y así,. Era ella, la que provocaba , y aparentaba gran inocencia, yo no sé si andaba mal, o era malvada, hasta que la gente se dió cuenta, y por mientras, calumniò hasta que quiso. Y ahora sale la otra, con que, a la mujer se le cree, si o si, ¿ Cuántos inocentes pagarán?

  3. «…la acusación (…) fue investigada por la policía en 2002 y el Fiscal de Distrito no procesó”.

    «…el Comité de Supervisión de Mala Conducta del Clero, una junta independiente de la Arquidiócesis (…)encontró que la acusación era creíble»

    Francamente me resulta muy difícil creerme que, con los medios que tienen la policía y los fiscales, no solo materiales sino también coercitivos, no habiendo encontrado materia para procesar a este obispo, ahora una junta de laicos que carecen de dichos medios puedan encontrar «creíble» esa acusación. ¿Acaso están llamando estúpidos a la policía y al fiscal? ¿O los estúpidos son ellos?

    Menudo papelón el del Arzobispo admitiendo a trámite una acusación no probada en el fuero penal civil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles