PUBLICIDAD

Expulsan al autor de ‘El Papa Dictador’ de la Orden de Malta

Ya estaba suspendido por las críticas vertidas contra el pontífice reinante en su libro
|

El historiador Henry Sire ha sido expulsado de la Orden de Malta, en la que ya estaba suspendido por las críticas vertidas contra el pontífice reinante en su libro ‘The Dictator Pope’, escrito bajo el pseudónimo de Marcantonio Colonna.

La Soberana Orden de Malta ha expulsado de sus filas al historiador y caballero de la orden Henry Sire, sobre el que pendía una suspensión ya el pasado mes de marzo decidida por una comisión disciplinaria. El motivo, conocerse que era él el personaje que se escondía tras el pseudónimo Marcantonio Colonna, autor de un sensacional superventas aparecido en noviembre del año pasado titulado ‘The Dictator Pope: The Inside Story of the Francis’, en el que se criticaba la intervención del Santo Padre en las órdenes religiosas, se le acusaba de alentar la ambigüedad doctrinal, permitir que la Iglesia quede en manos de eclesiásticos corruptos y deshacerse de los honrados e íntegros.

Al fin, el Fran Maestre de la Orden, Fra Giacomo Dalla Torre, ha decretado la expulsión de Sire y tachado su libro como “gravemente ofensivo e irrespetuoso para la persona del Santo Padre”, y la conducta de Sire, “gravemente incompatible con su pertenencia a la Orden”, informa The Catholic Herald. La ley canónica, reconoce el anuncio de expulsión, admite el derecho a opinar sobre la Iglesia, pero la opinión o crítica debe expresarse con “reverencia” hacia los “pastores” y teniendo presente el bien común y la dignidad de las personas, algo que habría vulnerado Sire en su libro.

Por su parte, Sire, en una nota posterior al anuncio de su expulsión, ha asegurado que escribió el libro “por el bien de la Iglesia, en defensa de la Fe y en obediencia al deber de todo cristiano de dar testimonio de la verdad”, añadiendo que su testimonio escrito pretende ser una advertencia necesaria que, espera, ayude a los cardenales en el próximo cónclave.

La expulsión, añade el autor, es “ilegal porque se salta los procedimientos y principios asentados en el propio código interno de la Orden”. Reconoce haber intercambiado correspondencia con la comisión pero, añade, nunca ha sido oído su testimonio en una causa ni se han presentado testigos. Por el contrario, un portavoz de la orden asegura en declaraciones al Herald que “la comisión disciplinaria invitó a Henry Sire a acudir a Roma para defenderse, algo que no llegó a hacer”, un extremo que niega el interesado.

“Mi abogado y yo respondimos plenamente a las solicitudes de defensa ofrecidas por la comisión, y lo hicimos dentro del plazo estipulado. Es completamente falso implicar que no haya cumplido mis obligaciones en el proceso iniciado contra mí”. Sire y sus abogados pretende apelar la sentencia “en los tribunales de la orden y, si fuera necesario, en la Santa Sede”.

 

Ayúdanos a seguir trabajando, a seguir diciendo lo que nadie más dice:

15 comentarios en “Expulsan al autor de ‘El Papa Dictador’ de la Orden de Malta
  1. Efectivamente, lo de dictador es posible que se quede corto. Tirano se aproxima bastante más. Sus métodos rastreros, impios y más propios de la Mafia que de la Santa Sede, así lo indican. Ante la duda, repasar la hemeroteca en lo que respecta precisamente a la Orden de Malta. Si no es suficiente,véase lo de Mr. Livieres. Y si todavía no es suficiente, sus actuaciones sobre órdenes florecientes con abundantes vocaciones. Le molestan. Me abstengo de poner calificativos. Los hechos se califican solos. Solo Dios conoce el interior de las personas y puede juzgar adecuadamente a cada uno. Pero también el mismo Dios nos ha dado una regla infalible: “por sus frutos los conoceréis”.

  2. Es de agradecer la valentía del historiador Henry Sire de defender a la Santa Iglesia Católica con razones y argumentos de los que la atacan. Más aún cuando los que la atacan lo hacen desde dentro, como es el caso de Francisco, con el apoyo de los poderosos del mundo

  3. Quienes usan el anonimato o se esconden tras seudónimos y nombres falsos para exponer al escarnio publico al Papa, a un cardenal, cura de parroquia o a un simple ser humano, no merecen consideraciones, actúan de forma ruin y baja, un hombre digno, caballero de la Orden de Malta, daria la cara y diria sus opiniones de frente

  4. Vamos por partes. Lo de “dictador” no tiene sentido en la Iglesia, puesto que ni es ni ha sido una democracia nunca. Los fieles ni votamos lo que vamos a creer esta semana ni quien gobierna nuestra parroquia ni nuestra diócesis ni nuestra Iglesia. La democracia no está santificada, es únicamente una forma de organizar una sociedad. A mi, personalmente, eso de que una masa inculta decida quien gobierna un país siempre me ha parecido una majadería, pero en fin, hay formas peores de gobierno.
    El problema lacerante es lo segundo, que su santidad aparte a miembros honestos de los puestos de responsabilidad, mantenga a los corruptos, fomente la ambiguedad doctrinal, intervenga a las órdenes religiosas que se mantienen apegadas a la tradición bimilenaria del catolicismo, mientras hace guiños a los sodomitas, y tantos desafueros. Eso es lo grave de este papado. El ex-caballero ha pagado cara su osadía. Tal vez haya perdido la gloria en la tierra, pero ha amasado un tesoro en el cielo.

  5. Y no sólo no se habla de heroicidad, la virtud que distingue la vida de los santos en su paso , si no del más mínimo sacrificio, porque el hedonismo lo impregna todo y lo único que interesa es este mundo, que la trascendencia ya no interesa y por eso mismo cada día vamos más de mal en peor…

  6. Tiempos de grandes tribulaciones. El pastor abandona a sus ovejas para contentar a los lobos que pretenden destruirlo. El carisma de la Orden de Malta se basa en el “Tuitio fidei”, esto es, en la Defensa de la Fe. La Iglesia Católica, desde el principio de los tiempos, se sostiene en dos inamovibles columnas: Evangelium et Traditio. No es Sire quien pretende anular la Traditio, si no el mismísimo Obispo de Roma, al acallar de manera abrupta con gcualquier manifestación en favor de la Tradición, adentrándose en caminos oscuros de la Modernidad que muchos no entendemos ni deseamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles