PUBLICIDAD

Los obispos americanos votan NO pedir al Vaticano que abra los archivos sobre McCarrick

|

Si algunos nos sentimos animados por algunos indicios de que, por una vez, el episcopado estadounidense fuera a tomarse en serio el escándalo de los abusos sexuales por parte del clero, nuestro gozo en un pozo: ayer votaron ‘no’ a la propuesta de pedir a Roma que abriera los archivos sobre McCarrick. Los trapos sucios seguirán lavándose en casa… Si es que se lavan.

Durante un momento pareció que se lo iban a tomar en serio. La prohibición de Roma de votar medidas contra los abusos sexuales en la asamblea plenaria reunida en Baltimor a solo 24 horas de su inicio parecía haber abierto los ojos a muchos obispos ante sus responsabilidades diocesanas. El Cardenal DiNardo, su presidente, expresó abiertamente su decepción y masculló su enfado -“esto no suena mucho a sinodalidad”-; Strickland, de Tyler, en Texas, alertó sobre la infiltración homosexual en las filas del clero y Cordileone, de San Francisco, pidió un estudio científico que aclarar la relación entre homosexualidad en el sacerdocio y abusos. Algo, en fin, empezaba a moverse en el adormecido episcopado norteamericano.

Fue un espejismo, olvídenlo. En el último día de la asamblea, los obispos votaron por 137 contra 83 (tres abstenciones) contra la propuesta de “animar” a la Santa Sede a hacer públicos todos los documentos sobre denuncias de conductas sexuales irregulares contra el arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrick, tras media hora de debate.  Nada que ver aquí, sigan circulando.

La transparencia es una buena palabra para repetirla a menudo, pero un concepto peliagudo para practicarlo. Al final, los obispos americanos parecen tener tan poco interés como el Vaticano en que salgan a la luz los pecadillos propios y de los amigos. Después de todo, ¿por qué iban a querer los obispos ser investigados, mucho menos por los laicos? El “protagonismo creciente de los laicos”, es ya evidente, resulta un buen lema publicitario, pero nada más.

La propuesta partía de Earl Boyea, obispo de Lansing, y pedía que “los obispos de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos anime al Santo Padre a publicar toda la documentación que pueda publicarse en atención a la ley canónica y civil concerniente a la mala conducta del arzobispo McCarrick”.

Quizá los obispos, aislados como suelen estar los poderosos, no se dan cuenta de la situación; o tal vez sí, y prefieren la sospecha a las pruebas que podrían salir de una apertura de los archivos; el caso es que su indignante negativa hace que la infiltración masiva de homosexuales y homosexualistas en las filas del clero deje de ser una paranoica teoría de la conspiración para convertirse en una explicación plausible de la crisis.

Es el sentimiento de desaliento que cunde ya entre los obispos fieles, decididos a limpiar los establos de Augias del clero católico norteamericano. Como el obispo de Spokane, en el estado de Washington que ha llegado a preguntar a sus colegas reunidos en Baltimore si alguno de ellos ha dejado de creer que esté mal que los adultos se impliquen en actividades homosexuales. Daly planteó las “razones” por las que los obispos se habían hecho los locos ante el acoso homosexual de McCarrick sobre seminaristas y jóvenes sacerdotes, un rumor muy extendido entre las filas del clero durante décadas.

“¿Fue posible que pasara porque tenemos algunos obispos y sacerdotes que ya no ven nada malo en el sexo consentido entre adultos dentro del clero?”, se pregunta Daly. Las otras razones que planteó no eran menos deprimentes. “Podría ser que ellos mismos estuvieran comprometidos. Otros, clérigos ambiciosos en la escalera mecánica eclesiástica, haciendo cuanto podían para ocultar las cosas y callar lo que sabían, para seguir escalando puestos. Y luego está el darse cuenta con tristeza de que algunos, implicados en estas cosas, no pensaron realmente en nada, no se preguntaron: ¿qué ha sido de mi vocación?”.

Ayúdanos a seguir trabajando, a seguir diciendo lo que nadie más dice:

24 comentarios en “Los obispos americanos votan NO pedir al Vaticano que abra los archivos sobre McCarrick
  1. ¿Cuándo habrá una votación semejante aquí en España, a la que los obispos puedan votar no? Aquí ni se plantea la cuestión… Y si alguien lo pide enseguida se le dice de todo menos “bonito”.

    ¿Para cuándo una investigación a fondo en España? ¿A qué tienen miedo? ¿A que se sepa la verdad?

  2. Infovaticana: qué asco de medio. Si no fueran hipócritas al menos deberían cambiarse el nombre, que no les pega ni con cola. INFOCHISMESECLESIALES les queda al pelo y no mienten al definirse.

  3. Y este Señor Carlos Esteban escribe como una auténtica verdulera: chisme sobre chisme, suposiciones, prejuicios, verdades sesgadas, mentiras acomodadas a su interés… En fin periodismo de última, si es que benevolamente le queremos llamar periodismo a toda esta pornografía espiritual.

    1. Desde luego que es normal, en el peor sentido del término: mediocre, gregario, conformista,…, a juzgar por lo que dice y sobre lo que lo dice. Siga usted en su católico mundo feliz, pero no toque las pelotas al resto queriendo que todos veamos de rosa, y nunca mejor dicho, una realidad que es muy negra. O, lo que sería peor, queriendo que, reconociendo que es negra, la escondamos bajo la alfombra.
      Por cierto, que para tener un concepto tan negativo de la página y del blog, es obvio que usted entra en ellos. Ganas de ser masoca.

  4. Efectivamente, el hecho de que no hayan podido ponerse de acuerdo para tomar alguna medida respecto de la red homosexual en el clero de EE.UU. muestra la existencia efectiva y el poder de esa red.

  5. Han votado NO, por la sencilla razón de que no pocos de estos obispos, son homosexuales. Si abren los archivos, el nombre de muchos de ellos aparecería en los documentos. Para cuando se celebre la reunión en Roma, en el mes de febrero, si mal no recuerdo, habrá dado suficiente tiempo para eliminar la mayor parte de los archivos que les implican por cohecho, o por encubrimiento.

  6. Con todo respeto pueden votar lo que quieran y lo que se les pida que voten, es como tratar de tapar el cielo con una línea, lo mismo todo se sabe y lo más importante lo sabe el Señor, como sabe todo de todos, hagamos un acto de reconocimiento de su paciencia y pidamos que ilumine a sus consagrados a no cambiar a Dios por el mundo, el mundo, lo mundano no va a salvar a las almas, la situación es muy peligrosa y la autoridad parece no advertir que se está jugando con cosas que no tienen repuesto.

  7. Está claro que es el momento de los laicos, como esa iniciativa norteamericana que pretende investigar a todos los cardenales.
    Lo de pastores valientes de Mons Vigano les queda lejísimos, y lo de ovejas asustadas demasiado corto.

    Si realmente lo hacen por ambiciones personales o por tapar sus miserias , está claro que están de más en la Iglesia
    Excepto los obispos Boyea y Daly y el resto que es partidario de la investigación hasta llegar a 83.
    Nunca pensé que llegaría el momento de tener que confiar en los tribunales civiles.
    Qué triste!

    1. Me has leído el pensamiento !

      Como diría algún personaje : La iglesia es demasiado importante como para dejarla en manos de obispos y cardenales.

      Y sí. Tristísimo.

  8. “su indignante negativa hace que la infiltración masiva de homosexuales y homosexualistas en las filas del clero deje de ser una paranoica teoría de la conspiración para convertirse en una explicación plausible de la crisis.”
    Interesante distinción entre homosexuales y homosexualistas (=quienes no creen que sea pecado lass relaciones homosexuales entre adultos y desearían que la iglesia católica renunciara a su doctrina tradicional judeocristiana al respecto, abrazando la modernidad de los países de Europa occidental, Canadá,…)

  9. Bueno, entonces quizás quieran votar sobre la homosexualidad, sobre el impacto de la homosexualidad en el sacerdocio, entre los seminaristas, los fieles, en como dar respuesta a las consecuencias de esta. Despues podrian cofrontar las respuestas con la doctrina de la Iglesia y del resulatado de esto, ya sabran lo que tienen que hacer, es decir si quedarse en la Iglesia o marcharse a otra en que su ideologia sea más cercana a sus pensamientos. Creo que sería más coherente para los que aprueban las relaciones homosexuales irse fuera, porque dentro solo confunden y dañan.
    Y los demás obispos, los verdaderos católicos que empiecen de nuevo desde cero, con humildad y con esfuerzo de reconstruir la iglesia en EEUU, con los verdaderos valores y con la gracia de Dios.

  10. Se está perdiendo el temor de Dios, es decir el respeto, la veneración, la obediencia filial a ese Padre que nos ama y que sólo quiere nuestro bien. Porque se merece toda, toda, toda nuestra fidelidad.
    Mucho cuidado con eso.

  11. Ahí tienen a su ídolo S. Viganó condenado en un tribunal civil por robar a su hermano…
    De Dios nadie se ríe y de la Iglesia tampoco.
    Ahora Carlos Esteban a ver qué mentiras y chismes nos cuenta sobre el caso…

    1. No es cierto que haya sido condenado por robar. Es un litigio de derecho civil sobre el reparto de una herencia entre los cuatro hermanos.
      Veritas liberavit vos

  12. A lo mejor no lo he entendido bien, pero pretender que los Obispos aireen sus pecados al mundo civil ante tribunales laicos, posiblemente masones, no me parece ni acertado ni ejemplar ni enseñanza alguna. Eso sería carnaza para la turba que está deseando destrozar a la Iglesia. Mejor que los trapos sucios se laven en casa

    1. Y los católicos, según usted, somos “de casa” o somos turba? Porque en el primer supuesto, yo quiero conocer las perversiones y guarradas que hacen los que gobiernan MI casa. Para ponerlos en la puta calle, obviamente.

  13. Pues querido Sherlokc Holmes si Es Vd. católico es de casa y no desearía que nadie de fuera insulte a su familia por mucha razón que haya. Si no es así, es turba. Cada cual decide lo que es

    1. Ya…
      Pero es que resulta que ciertos trapos sucios no se pueden lavar sólo en casa, pirque de los delitos hay que dar cuenta ante la justicia civil. Luego ya, si también quieren confesarse… Y si la autoridad eclesiástica quiere aplicar las penas canónicas correspondientes… Aunque visto lo visto me merece más confianza la justicia civil que la canónica. Y sí, soy católico. Pero para mí, más que el buen nombre y la buena imagen, tipo sepulcro blanqueado, de la familia, me importan estas palabras: La Verdad os hará libres. Y: Es inevitable que haya escándalos, pero ay de aquellos que los provocan. Cada palo que aguante su vela.

  14. J’ai trouvé sur Internet ces titres que je pense qui peuvent vous compléter tout ce que nous venons de lire. Comme je suis âgée et que je ne sais pas copier et coller les links je vous donne les titres des vidéos qui sont pertinentes et qui sont très impressionnants : Cherchez ainsi” Témoignage de conversion de Bella Dodd” c’était une communiste qui réusit à infiltrer aux EEUU 1000 (mil) séminaristes communistes dans les séminaires, bien avant 1945. Ensuite cherchez : “Infiltration dans l’Eglise Catholique des communistes” ce sont des vidéos du père dominicain Johnn O’Connor qui dénonça à temps et à des temps toutes ces infiltrations dans les séminaires et que personne lui préta attention et même il a été puni et incompris. Ensuite cherchez : “Infiltracion comunista en los seminarios catolicos, The Vortex” Ensuite cherchez : ” Testimonio de conversion de Amparo Medina” et “Amparo Medina desenmascarando a la ONU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles