PUBLICIDAD

Carlos Osoro descubre con “perplejidad, sorpresa, enfado y decepción” que su jurisdicción tiene límites

|

Los monjes de la Abadía de la Santa Cruz presentaron un escrito de alegaciones al decreto del consejo de ministros para exhumar el cuerpo del general Franco de la Basílica del Valle de los Caídos, según se ha sabido hoy.

Algo lógico, por cuanto el decreto exige al prior, Santiago Cantera, que permita en su jurisdicción un delito de profanación de cadáveres, sin embargo no parece tan lógico para el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, quien no sabemos si directamente o a través de interpuestos ha manifestado al portal Religión Digital sentir “Perplejidad, sorpresa, enfado y decepción” por el hecho de que los monjes hayan ejercitado un derecho “sin pedirles permiso”.

El Arzobispado de Madrid emitió un comunicado en el que se señalaba que “como Iglesia no nos compete valorar la conveniencia ni la urgencia de la modificación legal; sí mostrar nuestra efectiva disposición para acoger en terreno sagrado los restos mortales de un bautizado”.

Dice Religión Digital, portavoz oficioso del arzobispado, que “el prior, Santiago Cantera, lejos de obedecer el mandato de no hacer nada que le llegó desde la diócesis, y desde el propio Vaticano, ha ido más allá de sus atribuciones y ha liderado un recurso para deslegitimar el comienzo del procedimiento de exhumación del dictador, aprobado por el Gobierno el pasado 31 de agosto”.

Y sigue el autor:

El recurso no preocupa al Gobierno pero sí, y mucho, a la diócesis de Madrid, que entiende que la decisión de recurrir es una forma de deslegitimar la postura de Osoro, que no fue informado de la interposición de alegaciones, y que no está de acuerdo en esta nueva vuelta de tuerca de Santiago Cantera.

Desde Roma, no descartan tomar medidas contra el prior, y así lo harán llegar al abad de Solesmes, la autoridad directa del prior, para que retire el recurso o, cuando menos, no vuelva a entorpecer un proceso que ya de por sí se presenta complicado, y que afecta a la credibilidad de la Iglesia.

Es decir, Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, descubre con “perplejidad, sorpresa, enfado y decepción” que su jurisdicción tiene límites, y que la Abadía es jurídicamente autónoma y no está sujeta al arbitrio del cántabro.

Haber estudiado.

33 comentarios en “Carlos Osoro descubre con “perplejidad, sorpresa, enfado y decepción” que su jurisdicción tiene límites
  1. Señor Obispo, mejor preocupese por los sacerdotes que escandalizan a los feligreses diciendo que el sexo entre hombres es bueno porque el sexo viene del amor, y el amor viene de Dios. Concretamente le hablo de la parroquia Nuestra Señora de Madrid La Madonna, donde se colocan banderas gays en el altar y el parroco escribe en un blog incitando al sexo entre hombres. Ese asunto si que necesita de un puñetazo en la mesa del obispo, ya que al vicario parece no preocuparle.

    1. Aunque parezca q no, o q me obsesiono con el vaticano II, eso q dices se puede fundamentar en el susodicho concilio puesto q invierte los fines del matrimonio. Si el principal fin es el amor y no la procreacion, sin decir ninguna herejia acabamos de decir q dos tíos q se quieren, cumplen con el principal fin del matrimonio segun el vaticano II. Es una bomba de tiempo, q con el tiempo aparece.

      1. A ver “Uno”, claro que se obsesiona con el Vaticano II. Y claro que el amor es fundamental en el matrimonio y uno de sus fines, o es que cree que en el matrimonio, por encima del amor está la procreación? No, van los dos juntos, amor y procreación; e inseparables. Y, el Vaticano II se está refiriendo a los fines del matrimonio.¿Es que la relación afectiva dos personas del mismo sexo es matrimonio para Dios…? No, pues entonces el Vaticano II no habla de relaciones homosexuales.

        1. Si el principal fin del matrimonio es el amor, y la procreacion es un fin secundario tal como establece el vaticano II, dos señores que se quieren cumplen con el principal fin del matrimonio aunque no con el secundario.
          Sin embargo la doctrina católica establece que el principal fin del matrimonio es la procreacion, y el fin secundario el amor conyugal, con lo cual dos señores que se quieren no cumplen con el principal fin del matrimonio.
          Pero como está la trampa neocatólica de que lo único que hay que creer es el dogma, pues cuela porque los fines del matrimonio no son dogma, sino magisterio ordinario infalible porque siempre se predicó así. El error de muchos es creer que el magisterio de la Iglesia evoluciona incluso a su contrario a excepcion de lo que sea dogma, con lo cual le sirven en bandeja a los modernistas su evolucion del dogma

  2. Hasta donde yo se, el Cardenal Osoro nada tiene que ver con la Basilica, y la Basilica solo depende del Abad de Somos en Francia, el vaticano podrá presionar, pero nada mas, y a mi personalmente el Abad de Somos me dijo que ellos no se iban a meter en politica, pues ya me diran si esto es o no politica, ademas de querer encarnizarse con un muerto, eso lo tenian que haber echo en vida, pwero no habia colindrones suficientes para hacerlo

    1. Así es. La “autoridad competente” de la que hablo Parolin es el prior Santiago Cantera, no monseñor Osoro. No sé como este hombre no lo tiene muy claro todavía, porque es del dominio público que es una Basílica Pontificia regida por benedictinos y ni él ni Patrimonio Nacional tienen ningún autoridad sobre ella.

  3. No creo que el doctorado en ciencias exactas tenga influencia en el asunto de exhumar e inhumar a Franco(parece cosa del humo de satanás que decía Pablo VI se había colado por las rendijas del Vaticano). A ver si al final el enredo del viaje de la Vice a Roma no va a servir para nada, y encima queda de manifiesto que el “hombre de Francisco en España” carece de jurisdicción para según qué cosas. Acabaremos no siendo nadie ni nada. Yo me temo que lo mundano y el oportunismo para Dios, no significan nada, así que menos fiarse de los poderes diabólicos y más santo temor de Dios y su Palabra.

  4. Es lógico el enfado. Los malos, de momento van perdiendo el partido. Y también saben que aunque lo ganasen a fuerza de trampas, están fuera de la competicion.

  5. Que no se haga el indignado que tonto no es. Eso de ir melifluamente hablando del diálogo y demás con quien nunca quiere dialogar si no salirse con la suya de un modo u otro o sólo quieren diálogo para que los demás se allanen a lo que pretenden por electoralismo barato y flata dwe propuestas serias para gobernar España, que mientras estamos en estas bobadas y perdiendo el tiempo en aprobar Decretos leyes se van a dejar que la recesión o como lo quieran llamar fastidie al 90% de los españoles. Todo el mundo sabe que esto es un brindis al sol de alguien que es un veleta y que ya está más que amortizado desde el mismo día que llegó a la presidencia del Gobierno, porque si no hace comedias con estas cosas no tienen ni de qué hablar y menos con la ralea de ministros que ha nombrado casi todos con problemas y de fondo el asunto catalán.

  6. Los conocimientos jurídicos de Osoro están al mismo nivel que los de matemáticas. Y su tendencia al abuso de autoridad, con formas melifluas, es patente. El es el único gallo en el gallinero. Y también queda clara la categoría del prior del Valle. Ese tenía que ser cardenal y otro gallo nos cantara.

  7. Pobre Osoro. Vamos a ver. Un abad en su monasterio es la máxima autoridad eclesiástica y no está sujeto ni al arzobispo de Madrid ni al Nuncio. Lo que dice el señor arzobispo es una tremenda sandez. No me extraña que la diócesis de Madrid esté como está.

  8. Ya sólo faltaba que desde Roma tomen medidas contra un prior que se limita a hacer valer los derechos de la Abadía, y con ello no dejando a los pies de los caballos al que tanto hizo por la Iglesia y por España, hasta el punto de que Pablo VI le condecoró con la Suprema Orden Ecuestre de la Milicia de Nuestro Señor Jesucristo, la máxima distinción pontificia, creada por el Papa Juan XXII para premiar los más relevantes servicios a la Iglesia universal en la defensa de la fe católica y en la lucha contra los infieles.

  9. ¿No es asunto de la Iglesia sino de la familia y el gobierno?
    ¿Qué pasa? ¿Que está enterrado en una mezquita? ¿Que eso no es terreno sagrado?
    ¿Y si no marcamos la X porque las donaciones son asunto entre la Iglesia y el Estado, no nuestro?

  10. Pero bueno,pero vamos a ver: si el Abad benedictino ha interpuesto un recurso,tenendrá que contar con el beneplácito de su padre General(o como quiera que se llame). Si éste-el padre General- no ha dicho lo contrario,el Abad tiene todo derecho en proseguir sus acciones contra el doctor profana tumbas y el cura medio pelo aritmético!!!

  11. Osoro ya no sabe qué hacer ni qué decir, él mismo se metió en ese lío por inclinarse a ser pelotilla de boca y gobiernero sin meditarlo bien, y ahora que -el nada tonto- Pietro Parolin no sujetó ese caldero caliente ni con guantes ni tenazas, Osoro se siente solo con su propia bocaza comprometida, sus manos calientes y solo con la mirada muda y compasiva de Blásquez de acompañamiento. Recién se entera que ni por arriba ni por abajo buena sotana lo acompaña en ésta su pueril precipitación. Osoro debería de haber aprendido en academia que “el hombre es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice”. Es su culpa la de semejante entuerto, de sin haberlo querido ni calculado exponer a su propio templo en un sitial de peregrinación política. ¡De las vueltas de la vida hay que estar atento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles