PUBLICIDAD

Pakistán absuelve a Asia Bibi y quedará en libertad

|

El Tribunal Supremo de Pakistán absolvió hoy a la cristiana Asia Bibi, juzgada por blasfemia, y anuló la sentencia de muerte que le había sido impuesta bajo la acusación de insultar al profeta Mahoma en 2009, en medio de amenazas de grupos islamistas que pedían su ejecución.

«La sentencia a muerte se anula. Asia Bibi es absuelta de los cargos», afirmó el presidente del Supremo, Saqib Nisar, al leer la sentencia de la apelación en una sala con presencia de comandos sin armas de las fuerzas militares.

Nisar, al frente de un tribunal de tres jueces, indicó que si no hay otros cargos contra la cristiana «puede ser liberada».

El anuncio de la sentencia se produjo entre fuertes medidas de seguridad con efectivos de la Policía antidisturbios y especialistas en desactivación de bombas a la entrada de la sede del máximo órgano judicial.

En el interior de la sala comandos del cuerpo antiterrorista sin armas fueron desplegados para mantener la seguridad.

Bibi, madre de cinco hijos, fue denunciada en 2009 por unas mujeres que aseguraron que había insultado al islam durante una discusión en un pozo de agua en el Punyab (este) y fue sentenciada a muerte en 2010 por blasfemia.

La cristiana perdió el recurso presentado ante el Tribunal Superior de Lahore, capital del Punyab, en 2014, y en 2015 el Supremo paralizó la ejecución tras aceptar estudiar su apelación, cuya primera vista, fijada para 2016, se pospuso tras la recusación de uno de los jueces.

El Tribunal Supremo paquistaní estudió el pasado 8 de octubre la apelación a la condena a muerte de Asia y se reservó el veredicto, al remarcar que existían contradicciones en las declaraciones de los testigos.

El partido político radical Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP) amenazó ese mismo día con «peligrosas consecuencias» a los jueces si Asia Bibi era declarada inocente.

Pocos días después miles de islamistas reclamaron en diferentes ciudades paquistaníes su ejecución.

19 comentarios en “Pakistán absuelve a Asia Bibi y quedará en libertad
  1. Deo Gratias!

    El Gran Acusador se cierne sobre nuestros hermanos perseguidos en Asia, Africa… y nosotros en occidente a nuestra bola (sinolidad, sacerdotes casados, «liturgia viva», comunión arrejuntados,…)

    1. Asia Bibi –santa Asia Bibi–, en su inmensa humildad, paciencia digna de Job e inquebrantable fe en Jesús, les DENUNCIA sin pretenderlo ella a todos: a los fans todo el día «en salida» y demás groupies de la «adhesión inquebrantable»…

  2. ¡Bendito sea Dios! Que espantoso calvario ha padecido esta mujer, aunque parece (yo aún no la veo a salvo) que terminará pronto. Lo que cabe esperar ahora, por la frustración de las hienas fanáticas islamistas, sedientas de sangre es, además de atentados contra los jueces que la absolvieron, masacres indiscriminadas de cristianos, en todo el país.

    1. Que Dios ayude a esa familia a salir lo más rápidamente posible de Pakistán. Mientras estén allí puede pasar cualquier cosa. Seguramente estaba más segura en la cárcel que en libertad.

  3. Me sumo a la alegría y a la acción de gracias y alabanza a Dios.
    Menos mal que aún queda gente, como los jueces que la han absuelto, que procura actuar de con objetividad, de acuerdo con una conciencia recta.

  4. Alabado sea Dios.
    Calvario el de ella y también el de su familia. Lo que más me ha impresionado siempre en este asunto era la gran confianza de ella en el Señor.

  5. La mejor noticia que he leído esta semana. Gracias a Dios! Ahora veremos qué le pasa a esta mártir de nuestro tiempo, si podrá rehacer su vida en Pakistán o si tendrá que huir de allí.

  6. Que alegría, por fin una buena noticia, que Dios le permita abrazar por fin a sus seres amados, mucha gente debió luchar por que ésto ocurriera, que Dios se los premie

  7. Bendito Dios: yo soñé hace 1 semana que era puesta en libertad y alguien le daba una medalla. El señor ha estado grande con nosotros y por eso estamos alegres : salmo 125

  8. Gracias Dios mío! Ante ti nada puede ningún tribunal ni acusación impía. Felicidades a Asia y familia. Y a la gente de bien cuyas oraciones han sido escuchadas.

  9. Hay que dar gracias también a los miembros del tribunal y a todas las personas que en Pakistán han apoyado a Asia Bibi, porque se jugaban la vida y de hecho alguno la perdió.

  10. ¡Noticia grandísima! Gracias mil sean dadas a Dios. Eso sí, coincido con quienes piensan que esta santa mujer y su familia tienen que salir de Pakistán de inmediato. Pido a Dios por ellos y, también, por los miembros del Tribunal que ha decretado la libertad de Asia Bibi, para que Dios les proteja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles