PUBLICIDAD

Calentamiento global, el Vaticano desafía a Polonia

Parece que el problema del clima sea, para la Santa Sede, la cuestión más acuciante
|

En vista de la próxima Cumbre sobre el Cambio Climático que tendrá lugar en Katowice (Polonia), la Pontificia Academia de las Ciencias organiza en el Vaticano una conferencia internacional sobre el mismo tema, e invita a los científicos más catastrofistas. Es un modo para presionar al gobierno de Varsovia, más cercano a la posición “escéptica” de Trump. Parece que el problema del clima sea, para la Santa Sede, la cuestión más acuciante.

Se acerca la nueva Cumbre sobre el Cambio Climático, y en el Vaticano los motores están al máximo de la potencia. De nuevo, el canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias, monseñor Marcelo Sanchez Sorondo, reunirá en el Vaticano a la flor y nata de los científicos catastrofistas mundiales; poco importa si estos están convencidos de que para salvar el planeta es necesario reducir drásticamente la natalidad o detener el desarrollo y, tal vez, suspender los procesos democráticos para conseguir más rápidamente dichos objetivos.

Desde que, hace tres años y medio, fue publicada la encíclica del Papa Francisco Laudato Si’, la cuestión del cambio climático se ha convertido, en el Vaticano, en una prioridad absoluta. Prueba de ello es que, en vista de la Cumbre sobre el Cambio Climático (Cop24) programada en Katowice (Polonia) del 3 al 14 de diciembre, la Santa Sede ha instado a los presidentes de las Conferencias episcopales de los cinco continentes a redactar un documento unitario, para pedir la colaboración de todos los países con el fin de controlar el aumento de la temperatura terrestre, para que no supere los 1.5°C a final de siglo. Un gesto inusual que pone de manifiesto la importancia que se da a la cuestión, a pesar de que se trata de una teoría científica que aún hay que demostrar; es más, es decididamente cuestionable, tal como se pude verificar en nuestro blog Svipop.

Y sin embargo, en el Vaticano están totalmente decididos a despreciar a todo el que se atreva a manifestar su perplejidad al respecto. En los días pasados, un tuit lleno de rencor lanzado por la Pontificia Academia de las Ciencias, atribuido a mons. Sanchez Sorondo, decía lo siguiente: «El negacionismo climático no ha tenido nunca mucho que ver con la lógica o la evidencia científica: tienen, indudablemente, mala fe. No creen en lo que dicen: buscan excusas para permitir que gente como los hermanos Koch sigan enriqueciéndose». Para la crónica, los hermanos Koch son dos americanos multimillonarios, propietarios de numerosas industrias que van desde la energía a la química, pasando por los productos agrícolas. Obsérvese la sutileza con la que los representantes de la Santa Sede utilizan la palabra “negacionismo”, vinculando así a los expertos que cuestionan una teoría científica con los filo-nazis que niegan tanto la existencia de los campos de concentración como el Holocausto. Pensar que el Papa, en su última Exhortación apostólica Gaudete et exultate, el pasado mes de abril, condenaba la violencia verbal en la red: «También los cristianos pueden formar parte de redes de violencia verbal a través de internet y de los diversos foros o espacios de intercambio digital. Aun en medios católicos se pueden perder los límites, se suelen naturalizar la difamación y la calumnia, y parece quedar fuera toda ética y respeto por la fama ajena» (n. 115). Tal vez debería hablar de ello con sus colaboradores.

Pero volvamos al creativo monseñor Sanchez Sorondo y a la Conferencia Internacional que se está organizando en el Vaticano. La cita es para el 15 de noviembre, como es habitual en la Casina Pío IV. Entrada reservada exclusivamente para los invitados. Título: “Cambio climático, salud del planeta y futuro de la humanidad“. Respecto al pasado hay una novedad importante: Sanchez Sorondo ha querido implicar al Consiglio Nazionale delle Ricerche (CNR, Consejo Nacional de Investigación) en la organización, para dar mayor relevancia científica a la iniciativa.

Considerada la intensa obra de presión que la Santa Sede ejerce para hacer respetar los acuerdos sobre el clima, la implicación del CNR parece un ardid político con respecto a Polonia, el país que acoge la Cop24. El motivo es simple: el gobierno de Varsovia, como también otros gobiernos de Europa del este, ve mucha política y poca ciencia detrás de la teoría del calentamiento global antropogénico (es decir, causado por el hombre), y está más en sintonía con la posición escéptica de la administración Trump que con el extremismo ecologista de Bruselas. Al ser el país anfitrión, la posición de Polonia podría condicionar el resultado de la Cop24, por lo que a la Conferencia del Vaticano del 15 de noviembre han sido invitados también los representantes de la Academia de las Ciencias de Polonia y el gobierno de Varsovia, con la clara esperanza de que ante tantos científicos, también los polacos puedan experimentar esa «conversión ecológica» deseada por la Laudato Si’.

A pesar de que las distintas sesiones se centrarán en la ciencia del clima, en las consecuencias para los hombres y para la naturaleza del cambio climatico y en las indicaciones políticas en preparación de la Cop24, no se puede eludir el “pensamiento” de los relatores principales, que representan lo mejor del catastrofismo y del odio hacia al ser humano.

Quién hará los honores será, como es ya costumbre, el omnipresente Jeffrey Sachs, economista de marca ONU, teórico del desarrollo sostenible y, sobre todo, verdadero fundamentalista del control de la natalidad en los países pobres. Citamos aquí uno de los muchos pasajes que muestran su pensamiento, publicado en el Sunday Times del 15 de abril de 2007: «Un tema global es que el mundo está sumamente poblado. Ejercemos una presión sin precedentes en el ambiente de la Tierra, 6.5 mil millones de personas que emiten cada año siete mil millones de toneladas de carbono en la atmósfera…». Si es el carbono lo que provoca el calentamiento global -como defiende la teoría de moda-, la receta está clara: hay que sacrificar a personas. Pues bien, gracias a monseñor Sanchez Sorondo, Jeffrey Sachs se ha convertido en la eminencia gris de la Santa Sede en temas económicos y ambientales (clicar aquí para saber más sobre Sachs).

Entre los relatores no podía faltar el físico alemán John Schellnhuber, fundador y director del Postdam Institute for Climate Impact Research, miembro entre otros del Club de Roma. Schellnhuber es recordado también por haber presentado oficialmente a los periodistas la encíclica Laudato Si’ (fue su principal colaborador para la parte científica), con un informe que definir catastrofista es decir poco. En esa ocasión fue nombrado miembro de la Pontificia Academia de las Ciencias. Para poder detener el calentamiento global, Schellnhuber, más que centrarse en el control de la natalidad, prefiere insistir en frenar el desarrollo de los países ricos. Este es su programa para salvar el mundo, como explicó al periódico alemán Deutsche Welle el 15 de marzo de 2017: «Antes del 2030, tenemos que eliminar totalmente los motores de combustión. Y tenemos que eliminar totalmente el uso del carbón para producir energía. Antes del 2040, tenemos que sustituir, en las construcciones, el hormigón y el acero por madera, arcilla y piedra». Efectivamente, la vuelta a la edad de piedra parece ser, siempre, el sueño del ecologismo actual: quién sabe si en el Vaticano estarán dispuestos a seguir a estos “maestros” cuando hayan comprendidos las consecuencias.

Si seguimos adelante con el programa, vemos que una de las relaciones está a cargo del secretario del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change, organismo de la ONU que se ocupa de cambio climático), el economista coreano Hoesung Lee, defensor a ultranza de la carbon tax. Por otra parte, un sistema de tasas globales es uno de los pilares de la gobernanza global, concepto madurado en la sede de la ONU en los años 90 y que tiene, en las temáticas ambientales, la clave para llevarlo a cabo. Entre los relatores está también el nombre del físico británico Peter Wadhams, autor del libro Addio ai ghiacci [Adiós al hielo], según el cual si no cambiamos las cosas ya, la Tierra tiene menos de veinte años de vida. Y, en cualquier caso, los glaciares del Polo Norte, según él, están destinados a desaparecer antes del 2050. Ligeramente más optimista es otro relator, el astrofísico Martin Rees, que en cambio calcula en un 50% la posibilidad de que el mundo se autodestruya antes de finales de este siglo.

En resumen, si el objetivo es asustar a los polacos para obligarlos a seguir a la Unión Europea en lo que atañe a políticas sobre el clima, y presionar a los otros países para que tomen decisiones definitivas en Katowice, el Vaticano está en buenas manos. La única duda es esta: Jesucristo, ¿para esto quiso la Iglesia?

 

Publicado por Riccardo Cascioli en la Nuova Bussola Quotidiana; traducción de Elena Faccia Serrano para InfoVaticana.

57 comentarios en “Calentamiento global, el Vaticano desafía a Polonia
  1. La fe inquebrantable en Dios de Polonia hace mucho que tiene tocada y hundida a toda la turba loca de “adhesiones inquebrantables” que recaba a rastras el Vaticano.

  2. “científicos catastrofistas mundiales”

    ¿? ¿Cuál es la vara de medir aplicada para saber que esos son “catastrofistas”? El cambio climático está ahí. Quien lo niega, niega la CIENCIA, porque es la CIENCIA la que explica por qué motivo el CO2 es un gas de efecto invernadero. ¿Lo sabe alguien por aquí, o hablan de oídas?

    Claro que tras negar a Darwin, a Galileo, y a tantos otros… pues uno más, no pasa nada…

    Afortunamente la cúpula de la Iglesia Católica, en esto, y sin que sirva de precedente, hace lo correcto.

      1. ¿Las atacan? Por favor… ¡qué imaginación! Hágase una carrera de esas como Física o Química, a ver si aprende algo, y después aprenda un poco.

        “Nubes trituradas”… cómo mola. Bendita ignorancia.

      2. Yo creo en Darwin aplicado a la teología. La evolucion de lo catolico a lo protestante es un hecho.
        Está claro q Cristo ya predicó el cambio climatico el mismo día q predicó el ecumenismo, como no había una grabadora, no se puede demostrar q no lo hizo. ¿Pronto se dará la comunion al mono? Es posible.

    1. La TEORÍA del cambio climático ANTROPOGÉNICO es nada más que eso una TEORÍA. Además cogida con alfileres y editada al modo del propagandista: ocultando lo que no interesa a las conclusiones preestablecidas, y remarcando hasta el catastrofismo lo que TEÓRICAMENTE apoya su deletéreo objetivo: la eliminación de la libertad que consagró Jesucristo en la principal relación del hombre, la que mantiene con Dios.
      Un dato: la erupción del Chimborazo hace unos años dispersó por la atmósfera de todo el planeta durante un mes tantas sustancias “contaminantes”, en cantidad, como toda la actividad humana en veinte años.
      Otro: hace sólo cuatrocientos años no existía un solo glaciar en los Alpes. Después, en la primera mitad del siglo XVII el mundo entero sufrió la llamada pequeña glaciación, durante la cual volvieron a formarse los glaciares alpinos.
      Nadie tiene derecho a obligar a un hijo de Dios a no tener hijos, a abortar o a la eutanasia.
      ¿Aceptan, entonces, la teoría de la Evolución darwiniana?

    2. La propia ciencia es la que lo pone en duda, los calentólogos subvencionados son los que nos vienen anunciando el apocalípsis desde hace décadas.

      Que el hombre tiene un impacto en el medio ambiente no lo niega nadie, que hay que cuidarlo tampoco, pero que existe tal cosa como un calentamiento global antropogénico… Por favor, si llevan anunciando que si en 2005 no habrá hielo en el polo norte en verano, que si se extinguirán los osos polares que si desaparecerá tal o cual archipiélago antes de 2010…

      1. ¿Podría usted mostrarme dónde se anunció que en 2005 “no habrá hielo en el polo norte” o que desaparecerá algún archipiélago en 2010?

        Yo digo que es MENTIRA, y que no podrá usted proporcionarme ningun enlace a esa afirmación. Por favor, DEJE DE DECIR MENTIRAS. Nadie anunció que en 2005 no habría hielo en el ártico. Sí se decía que en 2050 no habría hielo. Y la predicción se quedó corta… va a ocurrir antes:

        psc . apl . uw . edu/wordpress/wp-content/uploads/schweiger/ice_volume/BPIOMASIceVolumeAnomalyCurrentV2.1.png

        La pregunta es: ¿Por qué? ¿Por qué motivo son ustedes contrarios a la ciencia en este tema? Yo diría que es simplemente ignorancia… pura ignorancia.

        Es una herencia horrible que le dejaremos a nuestros hijos y nietos… ¿No le importa a usted?

    3. Desidereo, viaja más, estudia y lee menos periódicos, sobre todo panfletarios. La ciencia (con minúscula, no la endioses) tiene más agujeros que un colador. Estudia Historia de la Ciencia, con un buen profesor y buenos libros (no te busques ideólogos de la ciencia que quieren manipular previamente según sus filias y fobias, desde el darwinismo frente al diseño inteligente, siguiendo por otros mantras cuasi científicos para hacer ingenieria social), si lo haces así dejarás de rendir culto a la ciencia, ni tan siquiera de dulía, y menos la idolatría que profesáis muchos, especialmente marxistas y ateos, y algunos católicos mal formados o mal informados; claro, en algo hay que creer.

      1. “La ciencia (con minúscula, no la endioses) tiene más agujeros que un colador”

        Ya veo. Y usted escribe estas letras en su ordenador usando esa ciencia llena de coladores. Las leyes de Maxwell tienen agujeros. El espectro radioeléctrico tiene agujeros. La Mecánica Cuántica tiene agujeros. Y usted cada vez que coge el móvil tiene miedo de que no funcione y no pueda llamar, porque esos “agujeros” de ese “colador” que es la CIENCIA le hacen “dudar” de que su móvil vaya a funcionar. Lo mismo le ocurre al cruzar un puente (resistencia de materiales, frecuencia de vibración, resonancia con los vórtices del viento), que tiene usted miedo de que esté lleno de agujeros y se caiga. Lo mismo al coger su coche (termodinámica, enlaces covalentes, electrónica, etc…). Sí… tiene usted razón, la CIENCIA está llena de agujeros y no funciona. ¿Verdad?

    4. Hay una lista muy larga de científicos que son escépticos respecto del origen humano del cambio climático. De hecho, hasta hace poco se llamaba “calentamiento global”, pero como hace un tiempito que la temperatura no sube como haría falta, hubo que cambiarle el nombre.

    5. Sr. Desiderio, controle sus arrebatos de cristofobia compulsiva. La teoría “evolucionista” de Darwin ha demostrado ser falsa y ridícula con los avances de disciplinas científicas como la genética, la bioquímica o la paleontologia de las que poco o nada podía saber este señor en el siglo XIX, Por otro lado, sin el apoyo financiero y la asesoría prestada por la Iglesia Católica no habría sido posible la revolución científica de los siglos XVI y XVII, de la que se benefició Galileo. Precisamente por esa preocupación por la ciencia, la Iglesia pidió a Galileo que demostrara sus teorías, cosa que no supo hacer, y que no sacara conclusiones incorrectas en el plano de la teología.

      1. Todo lo contrario. La genética confirmó la teoría de la evolución, y lo sigue haciendo a día de hoy. La genética es el mecanismo por el que pequeños cambios, debido a mutaciones, ocurren en las especies. La selección natural decide cuáles de esos cambios son beneficiosos. La genética era el mecanismo que Darwin desconocía. El descubrimiento que cerró el círculo.

        Usando la genética se pueden hacer predicciones. Por ejemplo, si el hombre viene del mono sus genes serán parecidos. Y efectivamente, comparten un 99% de los genes. Por ejemplo, si el hombre tiene 23 pares de cromosomas y los gorilas 24, entonces un cromosoma “desapareció”. La genética responde: En nuestros genes hay dos telómeros (final del cromosoma) enfrentados, pegados, indicando que en algún momento dos cromosomas se fusionaron en uno solo. ¡Tachánn…..! Punto, set y partido.

  3. En los EEUU este año, tras los huracanes del año pasado, les ha quedado CLARO como el agua que se tuvieron que tragar que “algo está cambiando”. Por el norte, en Galicia, a la que ya llaman “Galifornia”, es OBVIO que no llueve como cuando nacieron quienes ahora peinan canas.

    Hace unas semanas, en pleno octubre, estaban a 26 grados en Galicia. Cazi ná… Y pasa octubre, y llega noviembre, y no llueve… Y pasa diciembre, y llega enero, y no llueve… Pero no pasa nada, ¿eh? Seguro que en Galicia “no llovió” como ahora durante muchos años… nadie se acuerda, pero ¿eso qué mas da? Lo importante es negar hasta lo que tenemos delante de las narices.

    Afortunadamente son ustedes cuatro gatos, y el resto tiene (tenemos) un poco de sentido común.

    1. Desiderio, el cambio climatico no es una ley científica, sino una mera teoría. No es una cuestión de ‘creer’. Para creer esta Dios, pero ‘creer’ en el cambio climático porque te lo dice la prensa que de ‘los científicos dicen’ es ser un memo, especialmente en el siglo XXI. No digo que usted sea ese memo, no me malinterprete. Puede usted estar de acuerdo con la teoría del cambio climático. Pero hay otro no lo están, y de momento no ha ningun científico que haya demostrado la ley del cambio climático. Si alguien la descubre, pues ya se acabo el debate. Pero hasta entonces hay debate, y debate científico. Sigue habiendo muchos científicos de universidades desde Stanford a Oxford, y de Alemania, que están en desacuerdo con la teoría del cambio climático.

      1. No. Se equivoca usted. NO hay otros “que no lo están”. Al menos entre la comunidad científica. Hay científicos, eso sí, que MIENTEN. Y si me muestra usted lo que dicen yo le diré a usted dónde está la mentira.

        Sabemos perfectamente como funciona: Quemamos petróleo y carbón, y como consecvuencia la concentración del CO2 ha aumentado de unas 280 ppm a más de 400 ppm. Si fuera una persona habría pasado de medir 1 metro 50 cm a medir 2 m y 14 cm… Y sigue subiendo. ¿Y por qué motivo es importante el CO2? Pues porque absorbe el infrarrojo, evitando que la radiación que llega del Sol vuelva al espacio. Fácil. Decir que ésto es “una teoría” es como decir que usted puede encender su tele con el mando a distancia es “una teoría” (las leyes son las mismas). Ridículo.

        1. La pregunta fundamental para dirimir el qué hacer es: ¿Es la actividad humana la causante del cambio climático, sí o no?
          Si no está demostrado, que no lo está, ¿No es un crimen someter al subdesarrollo a la mitad de la Humanidad en aras de una TEORÍA?

          1. Lázaro:

            ¿A usted le parece que Alemania está sometida al subdesarrollo? Es ridículo. Es al revés: El coche eléctrico, los paneles solares, la éolica… Simplemente son el futuro. Punto. Con o sin cambio climático.

            En Dinamarca la eólica es el 10% de su PIB, y el 50% de su energía eléctrica. Apostaron por la tecnología, y ahora son punteros en un sector industrial que es el futuro.

            En Noruega se venden ya más coches eléctricos que a gasolina. Nada de “subdesarrollo”. Todo lo contrario.

    2. (sigo el post anterior) …Sigue habiendo muchos científicos de universidades desde Stanford a Oxford, y de Alemania, que están en desacuerdo con la teoría del cambio climático. Eso no prueba nada claro esta, pero decir que en EEUU esta habiendo mas huracanes ahora que antes por el cambio climático es una memez de indocumentado, basta con ir a la pagina oficial https://www.nhc.noaa.gov (o wikipedia) y ver el numero de huracanes de categoría 3 o mas por año en USA para cerciorarse de que la media no ha aumentado, si acaso ha disminuido ligeramente. Así que documéntese antes de hablar y no nos haga perder el tiempo. Si no lo encuentra, aquí tiene el gráfico bien masticadito, http://www.drroyspencer.com/wp-content/uploads/Major-landfalling-US-hurricanes-by-decade-3.jpg

      1. Yo no he dicho “más” huracanes. Alguna gente se ve que no sabe leer. Los huracanes son más fuertes. Pero (de momento) no hay más huracanes.

        Acabo de abrir el enlace que usted me envía. Señor Palomo, ES MENTIRA. Esa gráfica ES MENTIRA.

        En la década de 2011-2020 (todavía no acabada) los EEUU sufrieron la llegada de Irma (categoría 4) en septiembre de 2017, Michael (cat. 4) en octubre de 2018, Harvey, (cat. 4) en 2017, Soudelor (cat. 4) en agosto de 2015, Yutu (cat. 5), en octubre de 2018, María (cat. 4) en septiembre de 2017.

        Son SEIS huracanes de categoría 3+ (de hecho son todos 4+). El doble de lo que dice su gráfica.

        Es por tanto FALSO lo que dice esa gráfica. Esa gráfica es FALSA y usted se deja engañar.

        1. Desidereo, están tratando de explicarle que hay discusiones entre los científicos sobre el tema. Ahora bien, no sé si entre ellos se acusan de mentirosos o eso lo hacen más bien algunos fundamentalistas cuando no están de acuerdo con ellos. En todo caso, la acusación de “mentirosos” podría ir de un grupo de científicos a otros, no la tiene comprada en exclusiva uno solo de ellos. Nosotros, que no somos científicos, debemos ante todo tomar nota de la discusión.

          1. José:

            No es cierto. Muéstreme usted UNA de esas discusiones entre científicos. Es FALSO.

            Hay algunos científicos, muy muy poquitos, que simplemente MIENTEN. Y PUNTO.

            Si usted quiere defender que “hay discusion” muéstreme usted esa discusión.

            Repito: Hasta Trump ha aceptado el cambio climático.

            No hay discusión. Sólo hay que ver los informes del IPCC, con miles de científicos y miles de artículos publicados. Sólo hay que ver LOS DATOS, las gráficas, todas indicando lo mismo.

            Sólo hay que ver a TODOS los gobiernos del mundo tomando medidas (impulso de la eólica, la solar, el coche eléctrico, en TODO el mundo, incluídos los EEUU donde también hay ayudas para el coche eléctrico).

            Sólo unos cuantos dinosaurios, anclados en el pasado, continúan diciendo que “hay debate”, que “no está claro”, etc…

  4. ¿Conocéis el chiste del cura que reúne a los fieles para pedir que llueva y nadie trae paraguas? les recrimina que no tengan fe en que va a llover. Hoy en día parece que la fe brilla por su ausencia. El mundo se terminará cuando Jesucristo venga con toda su majestad, conforme él nos lo ha dicho. Tengamos fe, hagamos todo lo posible para no destrozar el entorno, pero no nos agobiemos. Confiemos en Dios. El mundo físico no va a durar toda la eternidad. Cuando menos lo esperemos vendrá Jesucristo a Juzgar a vivos y muertos. El mismo Jesús lo dijo. Paz y bien.

  5. Nunca en los seis meses que llevo leyendo esta página web, he leído un artículo más demagógico que el que provoca este comentario
    Se podrá estar de acuerdo o no con la intervención humana en el cambio climático de acuerdo
    Pero torcer argumentos , presentar medias verdades etc…… nunca lo he leído de manera tan torticera
    Que quiere el autor que la iglesia continúe defendiendo que la tierra es el centro del universo ?
    Es el papel fundamental De la Iglesia ?
    Quizás no pero demonios critacarlo dese dentro ?

  6. Puede que sea cierto lo del cambio climático y que la intervención humana sea responsable en parte del mismo al ver los huracanes, tsunamis, terremotos, deshielo en los polos. inundaciones , que el eje de rotación de la tierra haya sufrido alguna alteración, O no.
    Ya lo dirán los científicos que asistirán a esta cumbre sobre el tema.
    Pero donde es totalmente cierto y no se ha valorado el cambio “climático” ha sido en la Iglesia en la que podría decirse que la intervención humana, aunque sea mínima, ahí está la Divina
    Providencia, ha tenido sus correspondientes “huracanes, tsunamis, terremotos,
    deshielos e inundaciones…”
    Y no consta una fehaciente intervención que, autorizada, analice las consecuencias que puedan darse.Sin embargo, siendo lo que la Iglesia es y representa, por quien corresponda debería haber sido prioritaria sin ningún género de duda, porque el asunto es esencial : se trata es nuestra salvación, de llegar al cielo,
    ¿ Decisivo ? ¡Y tanto que lo es !

  7. La pre9cupacion por la Ecología es buena, legítima, cuando ni se absolutiza.
    La Tierra , como el resto del Universo es Creación de Dios y por ESA RAZÓN hemos de respetarla.y cuidarla como.bien que pone Dios a Nuestro servicio desde un principio.

  8. No existe ni una sola publicación científica, repito, científica, que demuestre el cambio climático, uno de los puntales de Laudato sii, del mismo modo que no existe nada, en consecuencia, que demuestre la responsabilidad humana en tal cambio. Sí hay datos concluyentes sobre un calentamiento global entre los siglos IX y XIV y una llamada pequeña edad de hielo entre los siglos XVI y XIX. Es obvio que, por el momento, la opción por el calentamiento global es un artificio para apoyar un cambio de modelo económico y productivo y que en eso es activamente beligerante el actual cortejo papofílico. La ciencia no apoya la existencia del calentamiento global, por el momento. ¿Por qué lo hace Roma, es decir, Francisco? Nunquam est fidelis cum potente societas. Y además nos degrada a los católicos ese sospechoso apoyo.

    1. ¿Qué entiende usted por “demostración”?

      ¿Le vale alguna de éstas publicaciones científicas?

      www . esrl . noaa.gov/gmd/ccgg/trends/full.html

      ¿Sabe usted lo que es la NOAA? Sólo es LA administración mundial sobre el tema.

      ¿Ha visto usted los datos sobre el hielo en el Ártico?

      nsidc.org/arcticseaicenews/files/2018/10/Figure3.png

      ¿Necesita usted más? Porque hay de sobra…

      Incluso Donald Trump ha admitido que no el cambio climático no es un bulo:

      time . com/5424427/donald-trump-60-minutes-climate-change/

      Los católicos se las dan de buenos samaritanos, de que se preocupan por sus hijos, sus nietos, etc… Pero a la hora de la verdad no son más que unos egoístas que sólo piensan en sí mismos, incapaces de mover un dedo por el futuro de los suyos.

      1. Absolutamente todas las extrapolaciones hechas sobre datos parciales, podrían ser en el mejor de los casos indiciarias, pero no concluyentes. El DRA aporta una luminosa aclaración del significado de demostración, en 5º lugar: “Comprobación, por hechos ciertos o experimentos repetidos, de un principio o de una teoría”. Hechos ciertos, porque de momento no se puede experimentar, son aquellos indiscutibles y además obtenidos mediante medición exacta, no por cálculos o extrapolaciones. De las cuatro glaciaciones mayores, se salió por calentamiento global, en el que no intervino de nigún modo el humano. En el Cuaternario, se han dado cerca de 20 periodos cuasi-glaciares con sus correspondientes calentamientos, sin posible intervención humana. Insisto en que con el asunto del calentamiento se busca un cambio social, que además parece que está prediseñado. Ni uno solo de los trabajos que usted cita es DEMOSTRATIVO y meter a Trump en apoyo ya da idea de su rigor científico.

        1. Los experimentos repetidos hasta aburrir, y la teoría, y TODO demuestra que el CO2 es un gas que absorbe en el infrarrojo. ¿Niega usted esa evidencia? Y SABEMOS que el aumento de 280 ppm a más de 400 (y subiendo) es provocado por el hombre.

          Efectivamente, hay cambios naturales. Dentro de unos rangos, de unos límites, que se conocen perfectamente (ciclos de Milankovich, etc…), que ocurre a lo largo de miles de años. Ahora, desde un máximo (tras el último periodo frío del Holoceno), estamos calentando la Tierra más todavía. Estamos sacando a la Tierra de ese rango natural. ¿A que es fácil de entender?

          www . climatecentral . org/news/the-last-time-co2-was-this-high-humans-didnt-exist-15938

  9. No hay NINGUNA DUDA, CERO absoluto, de que hemos cambiado el clima. SABEMOS, porque lo sabemos, la cantidad de CO2 que emitimos a la atmósfera. La emitimos nosotros, y SABEMOS cuánto emitimos. Y sólo hay que dividir esa cantidad entre el volumen de la atmósfera, que lo conocemos, y tenemos exactamente lo que aparece en esa gráfica de CO2.

    Hemos subido de 280 ppm a 400 ppm, y seguimos subiendo. PUNTO. NADIE duda de esa gráfica, y NADIE propone ninguna otra fuente de CO2 que no sea la humana. P-U-N-T-O. (y quien diga lo contrario que me muestre un solo científico proponiendo otra fuente).

    Luego el clima ha cambiado, porque la concentración de CO2 es un dato, una característica climática de nuestro planeta. Y ha cambiado. Y mucho. Y sigue cambiando.

    Ese CO2 absorbe en el infrarrojo, y actúa como una manta. P-U-N-T-O. Ningún científico niega esto.

  10. A partir de aquí el tema se complica. Al calentar la atmósfera se evapora más agua, que también es un gas de efecto invernadero (el vapor de agua). Se derriten los glaciares y el ártico, que dejan así de reflejar luz al espacio, absorbiendo más radiación -> más calor-> más subida de la temperatura.

    NADIE duda de que esto está YA pasando. Sólo hay que ver los glaciares, o el hielo del ártico.

    Y entonces llegamos a las consecuencias. ¿Hasta dónde va a subir el nivel del mar? ¿Cómo de fuertes van a ser los huracanes? ¿Cuánto dinero nos va a costar? ¿Cuántas vidas?

  11. En algunos sitios ya están peleándose con la subida del nivel del mar, construyendo diques, etc…

    www . zilient . org/article/miami-battling-sea-level-rise-may-mean-surrendering-land

    Digo yo que igual vale la pena prevenir. Igual vale la pena currárselo “un poquito” por el planeta… por nuestro entorno… por nuestros hijos y nietos.

  12. Así como se dice que enemigo conocido, enemigo vencido. A sí no hay mayor amigo, -o enemigo según convenga- que aquel o aquello que quien sea el, o lo menos conocido. Hay una ley universal que quien la conoce, la conoce como “Ley de Jerarquías”; y que como circunstancia natural del ser y existir todo ser vivo, o muerto está obligado a aceptar y acatar. A esta Ley los más enterados la llaman FE. Y en poder y razón de esta Ley los verdaderos, justos y santos, -también otros- hacen cosas extraordinarias que el ignorante al respecto suele denominar como milagrosa. Por Ley de Jerarquías los elementos evolutivamente” más primitivos, y por tanto los más obedientes a dicha Ley, son: el agua, el fuego y la tierra. A Jesús, el Cristo, conocedor de esta ley; en aquel lago y aquel día de tormenta; solo le faltó decir -¡Cálmate!- para que la tormenta se calmara. Dice Jesús: -Si tuvierais fe haríais cosas más grandes aún.

  13. No sé si la foto de encabezado es real o ficticia. Si es real es para ponerse a llorar. El mono tiene una connotación diabólica: el Diablo es el “mono de Dios”, se dice porque le imita. Además de eso, parece que el Proyecto Simio, tontiespañol traspasa fronteras y, de forma solapada, se mete la idea de la evolución del hombre, sólo mono evolucionado. La Humani Generis, se la va cuestionando y un largo más y más.
    No es cuestión de ponerse apocalíptico, porque no sabemos “ni el día ni la hora”, pero uno recuerda :”…cuando veáis la abominación de la desolación introducida en el lugar santo…”, obviamente no es el mono , pero son otras cosas…¿y el mono?.

  14. Imagino que en Polonia, en algunos de cuyos lugares no serán raras las temperaturas de -30ºC en invierno, no considerarán ningún problema el pasar a tener mínimas absolutas de -25ºC.

    Por lo demás, suponiendo que el calentamiento global (ese calentamiento global que este año nos ha dejado abundantes nevadas antes de Todos los Santos), se deba a gases de efecto invernadero, cabe recordar que el principal gas de efecto invernadero es el vapor de agua, que sería responsable del calentamiento en unas cifras que van desde el 66% al 75% según quien haga los cálculos. Creo que meter toda la carne en el asador con el anhídrido carbónico e ignorar cualquier medida contra el “exceso” de vapor de agua, es una barbaridad. En el caso de que haya un calentamiento global, claro.

    1. Hay que pensar muy poquito y ser muy ignorante sobre el tema para pretender que debido al calentamiento global “ya no puede nevar en octubre”, o “no puede haber copiosas nevadas”.

      Resulta que es al revés: La predicción es que habrá más fenómenos inusuales, más variabilidad.

      Es como una tartera de agua al fuego: La calientas un poco, y el agua empieza a moverse. La calientas más y se mueve más, y la superficie sube (calor) y baja (frío) más. En la atmósfera habrá en general más actividad, tormentas más fuertes, y sequías más fuertes. Y habrá mucha más agua (vapor de agua) al aumentar la temperatura del aire. Granizadas más fuertes, riadas más fuertes, etc…

      Y eso es lo que estamos viendo. ¿O no?

  15. ¿Cuánto dinero ha recibido el Vaticano (o por lo menos un “lobby” dentro de la Iglesia) por hacerse el “apóstol” catastrofismo por causa del clima?
    Me parece que Dios creó la tierra para que los hombres se multiplicasen. Y no sabemos el día, tampoco la hora. El escepticismo polaco no es el de Trump es el del buen sentido.
    En la época de los dinosaurios el clima era muy caliente, y se parece que no había muchos hombres en la tierra. La radioactividad natural y el polvo volcánico eran abundantes…etc.
    Esta política climática es una herramienta empleada por los políticos del mundialismo a fin de ganar dinero y controlar los países. ¡Qué pena ver el Vaticano seguir el mundo en vez de enseñar la Palabra de Dios.

    1. Absolutamente evidente y sensato su comentario. Añadiré que el mayor apósotol del “calentón” global es Al Gore, dueño de una potentísima productora de zinc, que además de ser hipercontaminante, genera entropía térmica a mares. Y que Soros, apóstol de casi todo lo que actualmente defiende el vaticanismo, es un coaligado radical. Efectivamente, nos llevan por el ronzal, unos por las armas, otros por la intoxicación mediática y el Vaticano (es decir…) a un nuevo sistema de control social que nada tiene que ver con la ciencia ni mucho menos con el Evangelio.

      1. Qué triste es el ataque ad hominem cuando no se tienen argumentos… ¿Verdad?

        Qué obsesionaditos que están ustedes con eso del “control social”. En China impusieron la política del hijo único. Eso sí es control social. Pues mire usted, ahora que han levantado la imposición resulta que les mola lo del hijo único y no quieren tener más…

        Otros, amamos la LIBERTAD de cada pareja para tener los hijos que les de la gana…

        Para control social el de la Iglesia Católica, que controla las mentes de los pequeños diciéndoles hasta lo que tienen que creer.

  16. Por favor, que alguien convoque un concilio para saber a qué hora se puede poner o no la lavadora. Algo dijo el Papa en una enciclica sobre la naturaleza pero no me quedó claro.

  17. Y como la cosa ya aburre, les recuerdo que durante los juegos olímpicos en China, se suspendieron las actividades de cientos de empresas contaminantes de ese imperio dictatorial con el que el Vaticano acaba de firmar un acuerdo ignominioso para los mártires católicos, para que los cielos de Pekín apareciesen límpidos. El efecto invernadero viene del Este, podemitas y de los pedos y eructos de las vacas holandesas, por supuesto.

    1. Lucas:

      Es simplemente una cuestión de tecnología. China es ahora mismo el motor de la revolución verde mundial. En eólica, por ejemplo, andan por los 180 gigavatios. Casi nada. Más que el resto del mundo junto… Coche eléctrico, otro tanto… Paneles solares, otro tanto… etc, etc…

      Van a dejar completamente el carbón antes que la UE. Lo verá usted.

  18. Los argumentos para el control de la natalidad (léase disminución de la cantidad de habitantes de los países pobres) han sido muy variados. En los años veinte, antes de que Hitler echara todo a perder, estaba de moda la “eugenesia”: sólo las razas superiores tenían derecho a reproducirse, por el bien de la humanidad. Luego de Hitler, esa palabra dejó de ser utilizable, y se empezó a hablar del derecho de los padres a espaciar los nacimientos y a determinar el número de hijos. Claro, en voz baja se siguió diciendo que eso era “criptoeugenesia”. Y ahí empezó a ser útil también la superpoblación. Una variante del argumento superpoblacional es el antiguo calentamiento global, hoy cambio climático.

    1. Hasta la revolución industrial y el enorme impulso de la ciencia, y con ella la medicina (penicilina, descubrimiento de las bacterias, los virus, etc… junto con comida abundante, agua corriente, calefacción, etc…) las familias tenían de media unos 6 hijos, de los que se morían 4, y la población permanecía más o menos constante.

      Durante el siglo XX básicamente se pasó a tener 6 hijos de los que vivían los 6. En 30 años a este ritmo la población se multiplicaría por 3. En 60 por 9. En 90 años por 27. ¿Qué no es fácil de entender de esa cuenta, que a los católicos no les cabe en la cabeza?

      Ya somos más de 7 mil millones. La solución natural, si siguésemos creciendo así, es fácil: Una hambruna masiva en la que morirían miles de millones de personas. Algo sin precendente en la historia de la humanidad.

  19. Afortunadamente, la humanidad se ha regulado a sí misma. Católicos, musulmanes, judíos, budistas… ateos… TODOS a lo largo del mundo entero, al vivir mejor, han pasado a tener menos hijos, que vivirán una vida próspera y plena.

    Hay desajustes, como en China, donde 50 millones de varones no encuentran pareja. Hay barbaridades, como el aborto… Pero la planificación familiar es inevitable. Y afortunadamente YA está aquí, y la practican el 99.99% de los católicos.

  20. Trump HA ADMITIDO que esto del calentamiento global no es un bulo. ¿O no? SU rigor científico (el de usted) se demuestra cuando NO ENVÍA USTED NI UN SOLO ENLACE. No muestra usted NI UN SOLO DATO. Y se limita a decir que “ni uno solo de los trabajos que usted cita es DEMOSTRATIVO”… sí señor. Eso sí es rigor científico.

    Y por supuesto, esos miles de científicos del IPCC no tienen el rigor científico que tiene usted… para rigor el suyo… Va a ser que ni yo ni todos esos científicos sabíamos lo de esas variaciones naturales, ¿verdad?

  21. …de una especie a otra totalmente distinta, en una discontinuidad evolutiva, que han dado en llamar “monstruo viable”. Así, de los huevos de un arcosaurio primitivo, un buen día nacería un archeopteris, es decir, un ave primitiva. Por lo demás, he charlado con meteorólogos que no creen que esté en curso ningún cambio climático que no sea natural. Crea ud o no en la evolución, o en el Diluvio, lo cierto es que el clima ha variado naturalmente convirtiendo océanos en desiertos, selvas en páramos. Han habido glaciaciones, inundaciones, meteoros dinasauricidas, etc, antes de que apareciera el hombre. Atte.

    1. Una pena que falte la primera parte.

      Efectivamente, ha habido cambios en el clima desde que la Tierra es Tierra. ¿Y? Usted y yo también hemos cambiado desde que nacimos, ¿verdad? Y eso no quiere decir que si nuestra temperatura sube de 37º estemos enfermos, ¿verdad?

      No sé con qué meteorólogos ha hablado usted, pero o le han engañado o no tenían ni idea (o quizá habló usted con ellos hace 30 años…). Yo le daría a usted un consejo: Es más fácil que “un” meteorólogo le mienta, o se equivoque, que un “departamento” se equivoque. Y todavía más difícil es que una institución se equivoque (como la NOAA, o la NASA, o la universidad de Oxford, etc…).

      Fíjese en lo que dicen las instituciones. TODAS dicen lo mismo. Y el resumen está en el IPCC.

  22. “Dime a quien sirves y te diré quien eres”, seria un buen refrán para ciertos personajillos vaticanos. Por mi parte reivindico el cambio climatico. Es necesario un cambio climático en el vaticano, comenzando por la silla de Pedro. Un cambio climático que se los lleve a todos y teas lo cual Dios nos de un buen y celoso pastor. Tengo la esteranza de que llegara, así esta profetizado en el apocalipsis y así lo han dicho tantas santas y beatas, especialmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles