PUBLICIDAD

La justicia ampara al Colegio Juan Pablo II frente a la totalitaria Ley LGTBI de Cifuentes

LA MULTA, AL DIRECTOR DEL COLEGIO QUE EDUCATIO SERVANDA TIENE EL ALCORCÓN, FUE IMPUESTA EN APLICACIÓN DE LA TOTALITARIA LEY LGTBI
|

La justicia da la razón al colegio Juan Pablo II de Alcorcón y condena a la Comunidad de Madrid. Es el primer gran mazazo que recibe la ley LGTBI de esta Comunidad. La sentencia recientemente dictada por el Juzgado de lo Contencioso-administrativo no admite recurso. Recordamos que el colegio fue la primera entidad multada por la LGTBI.

Fue en el inicio de curso 2016-2017 cuando el director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón en una carta dirigida a las familias de su centro de ideario católico, criticó la ley aprobada en el mes de Julio del mismo año por la Comunidad de Madrid. Ni el colegio ni la institución titular, la Fundación Educatio Servanda, recibieron ninguna queja de ninguna familia del centro, sin embargo la misiva llegó a determinados  medios de comunicación que iniciaron una feroz campaña contra el colegio, su director y la institución titular.

Pocos días después, la Consejería de Educación como es lógico, inspeccionó minuciosamente al colegio sin encontrar motivo alguno de incumplimiento de ninguna normativa bajo su tutela. Tampoco la fiscalía encontró ningún ilícito penal “…al no rebasar los límites del derecho constitucional a la “libertad de expresión”, y concretamente a la “difusión de ideas u opinión”, pudiendo revestir las manifestaciones contenidas en la carta del Director, expresiones desafortunadas e inapropiadas pero sin que de las mismas resulte discurso del odio o a la violencia”.

Aún con todo, la Consejería de Políticas Sociales, haciendo uso del régimen sancionador incluido en la propia ley que prevé sanciones de hasta 45.000 €, multó al director que tuvo que pagar 1.000 €.

Ni el director ni la Fundación Educatio Servanda, se conformaron con asumir una sanción, que no por ser menor económicamente dejaba de vulnerar derechos fundamentales de las personas. Por ello Educatio Servanda decidió hacerse cargo de las costas judiciales y llegar hasta el último extremo para defender unos derechos que son de todos, planteando incluso la inconstitucionalidad de la ley.

Tras los necesarios recursos administrativos, llegó el turno de los juzgados donde quedó visto para sentencia el día 2 de Octubre. En el día de ayer se ha conocido la sentencia que condena a la Comunidad de Madrid a la devolución a Carlos Martínez de la sanción más los intereses y a las costas del proceso que serán ponderadas por el propio juzgado.

En la demanda interpuesta se pone de manifiesto que se  han violado los “derechos fundamentales a la libertad de expresión y difusión de pensamiento, ideas y opiniones y de comunicación, así como los derechos fundamentales a la libertad ideológica y religiosa, el derecho a  la objeción de conciencia y el así como la violación del derecho fundamental a la libertad de enseñanza”. De la misma manera, se argumenta en el recurso la “violación de las libertades de pensamiento, de conciencia y de religión, el derecho de los centros escolares a tener un carácter propio, así como también el derecho de los padres a que los hijos reciban la formación religiosa y moral de acuerdo a sus convicciones, así como también una violación de las libertades relativas a la educación y la enseñanza” derechos todos ellos reconocidos en no menos de diez artículos diferentes de nuestra Constitución, de la declaración Universal de Derechos Humanos, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y del Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales.

La sentencia judicial, que ya es firme, pone de manifiesto que la “la propia Administración reconoce que el actor lo que ha emitido es una crítica a la Ley 3/2016 (FD 1º de la Orden de 19 de septiembre de 2017), y en este punto la doctrina constitucional relativa a la garantía constitucional del derecho fundamental a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas u opiniones no sólo mediante la palabra o el escrito, sino también mediante cualquier otro medio de reproducción, sostiene que desde la perspectiva del derecho a la libertad de expresión, la formulación de críticas, por desabridas, acres o inquietantes que puedan resultar no son más que reflejo de la participación política de los ciudadanos y son inmunes a restricciones por parte del poder público, salvo si lo expresado solamente trasluce ultraje o vejación. Siendo esto así, el contenido de la carta del recurrente, y las expresiones descontextualizadas por la Administración, lo que reflejan es el desacuerdo del recurrente con una norma jurídica

Y remata “la conclusión ha de ser la estimación del presente recurso contencioso-administrativo, lo que hace innecesario el examen de otras cuestiones así como el planteamiento de la cuestión de inconstitucionalidad expuesta en el último fundamento de la demanda,” procediendo “formular expresa imposición de costas

El presidente de Educatio Servanda, Juan Carlos Corvera ha manifestado su “satisfacción porque se ha reconocido el atropello de no menos de diez derechos fundamentales de las personas y el agradecimiento a todos los que nos han ayudado económicamente a seguir adelante con un proceso judicial en el que hemos tenido que emplear más de diez veces el montante de la sanción”.

Lo cuenta Educatio Servanda en su web

13 comentarios en “La justicia ampara al Colegio Juan Pablo II frente a la totalitaria Ley LGTBI de Cifuentes
  1. Quien ríe el último ríe mejor. La catadura moral de Cifuentes quedó patente hasta en sus compras en los hipermercados.
    “…si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente.”
    La ley fue aprobada por unanimidad con el entusiasmo de la izquierda del marxismo social (de la perspectiva de género que quieren convertir en pensamiento único y en este caso a nivel parlamentario lo lograron).
    El pensamiento único representa (mutatis mutandis) lo que en los regímenes teocráticos y totalitarios la ideología oficial del régimen; las multas por delito de odio, o prohibiciones , porque ciertos colectivos podrían sentirse ofendidos son algunas de sus formas represivas para con los disidentes (por ejemplo, para con el autobús de Hazte oír por decir en la calle lo mismo que los libros de texto de biología).
    Es muy interesante el pensamiento disidente (para la LGTBI) de los homosexuales franceses de Homovox.

  2. Yo quisiera un director así en el colegio de mis hijos. Es concertado y supuestamente católico. Sin embargo, ante los atropellos de las leyes ideológicas de género creo que no podría contar ni con el colegio ni con los demás padres. Tampoco creo que pudiera acudir al obispo. Me encontraría sola en esta batalla. Es algo que me inquieta desde hace tiempo.

  3. Excelente noticia. ¡Será justicia!
    ¡Basta de violación a los “derechos fundamentales a la libertad de expresión y difusión de pensamiento, ideas y opiniones y de comunicación, así como los derechos fundamentales a la libertad ideológica y religiosa, el derecho a la objeción de conciencia y el así como la violación del derecho fundamental a la libertad de enseñanza”!

  4. “No tengáis miedo, yo he vencido al mundo” son, en primer término, palabras de Nuestro Señor Jesucristo.
    Mala cosa ponerle por delante a ningún papa, tampoco a San Juan Pablo II de Asís.

  5. Sólo para mentes enfermas de odio a San Juan Pablo Magno es fabular que algún comentarista, citando textual pero incompletamente, a puesto al santo polaco por delante del Señor.

    Del pontificado de Wojtyla han quedado grabados en innumerables corazones su discurso inaugural y en especial estas palabras:

    ¡Hermanos y hermanas! ¡No tengáis miedo de acoger a Cristo y de aceptar su potestad!
    ¡Ayudad al Papa y a todos los que quieren servir a Cristo y, con la potestad de Cristo, servir al hombre y a la humanidad entera!
    ¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo!
    Abrid a su potestad salvadora los confines de los Estados, los sistemas económicos y los políticos, los extensos campos de la cultura. de la civilización y del desarrollo. ¡No tengáis miedo! Cristo conoce «lo que hay dentro del hombre». ¡Sólo El lo conoce!

    Un lema al futuro, un aviso a navegantes del pasado, un católico con miedo de anunciar al Señor no es católico.

  6. Esa es precisamente la cosa, que en la mente no enferma de los juanpablistas el “No tengáis miedo” se recuerda y se asocia sistemáticamente con el papa polaco, tengo reiterada experiencia personal, y ni se acuerdan de las palabras de Nuestro Señor Jesucristo.
    Qué habrá hecho el glorioso San Francisco de Asís para que su dulcísimo nombre haya quedado hoy asociado al calamitoso pontificado de Francisco y a los actos escandalosos de Asís.

  7. Desidereo, Ud. dice “Yo diría que a un profesor o a un sacerdote hay que controlarle mucho mucho lo que dice”.
    Eso es puro totalitarismo.
    ¿Ud. se ha leído las leyes autonómicas o la estatal? La sanción al director del colegio Juan Pablo II, es consecuencia de su aplicación. Es un ejemplo de los atropellos que pueden darse con estas leyes. Bajo el disfraz de la “no discriminacion” que va en el título de todas ellas se recogen a lo largo del articulado contenidos totalitarios e inconstitucionales. Se vulnera el derecho de los padres, profesionales de distintos ámbitos, el derecho de los niños, incluso el de los homosexuales.
    Todo el mundo está de acuerdo con no discriminar a nadie ante la ley. De hecho eso ya estaba regulado en la Constitución.
    Los que están en contra de estas leyes no defienden como Ud dice “el derecho a insultar” a nadie.
    Predicar los mandamientos, entre ellos el 6º, como Ud comprenderá no es un insulto. A nadie se le obliga a seguir la moral católica.

    1. Pequeña:

      Depende de lo que usted diga en clase. Si el profesor dice, simplemente, que los homosexuales son unos degenerados, ¿Le parece a usted bien o le parece mal? ¿Eso o no es un insulto?

      Lo siento mucho. Me parece perfecto que la Iglesia Católica repita una y mil veces que el sexo fuera del matrimonio es pecacdo. No me parece bien que dirija sus insultos hacia cualquier minoría. Y eso, lo siento mucho, tiene que estar regulado por ley. Y esa regulación es una regulación contra la discriminación… Si choca con sus ideas (de ustedes) entonces quizá deberían ustedes replantearse su ideología.

        1. Ya. Eso lo dice usted porque no es capaz de darme una respuesta…

          ¿Está bien que un profesor insulte a un chaval homosexual en el colegio o no?

          No responden ustedes. Por algo será.

      1. Hola Desidereo,
        Le respondí en este hilo porque no sé por qué motivo no publicaban la respuesta en el sitio correspondiente (en el de la rigidez).
        También le respondí en el hilo de la parodia ideología vs ciencia pero no lo han publicado. No sé si son problemas informáticos de infovaticana, míos, o es censura ??‍♀️
        No sé si Ud. conoce bien la moral sexual de la Iglesia católica, pero ésta evidentemente va dirigida a todas las personas, no sólo a las personas con deseos sexuales hacia personas del mismo sexo. ¿Dónde está el insulto?Quien quiere, libremente sigue la moral católica, y quien no quiere pues no la sigue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles