PUBLICIDAD

¿Qué es, exactamente, un “cristiano rígido”, Santo Padre?

|

La obsesiva advertencia del Papa Francisco contra los cristianos “rígidos y excesivamente cumplidores de las normas” parece enfrentarse a un problema casi inexistente, cuando el peligro parece masivo en la dirección opuesta.

En la película de Paolo Sorrentino ‘La Gran Belleza’ -una aguda pero desesperanzada crítica a la modernidad-, hay una escena en la que el protagonista, Jep Gambardella, hace una entrevista a una ‘artista’ moderna cuya obra consiste en estamparse la cabeza contra un muro hasta sangrar. Un fraude, como tantos, que dice basar su ‘obra’ en las vibraciones: las vibraciones lo son todo, están en todas partes y ella las siente y las refleja en su ‘arte’. En ese momento, Gambardella le interrumpe, con el bloc en la mano, para espetarle una pregunta: “¿Qué son las vibraciones?”.

La artista balbucea, intenta zafarse, le pide que le pregunte por otros aspectos de su vida, pero el periodista insiste: “No, quiero saber qué demonios son las vibraciones”. La entrevista, naturalmente, acaba ahí, con la esperable irritación de la timadora artística, que se ve descubierta así en su vaciedad.

No se me entienda mal si digo que se me ha venido esa escena a la cabeza leyendo la última homilía del Santo Padre en la que, una vez más, nos advierte contra los “cristianos rígidos”.

“Tengan cuidado de los rígidos”, alerta Su Santidad. “Estén atentos ante los cristianos -ya sean laicos, sacerdotes, obispos- que se presentan tan ‘perfectos’, rígidos. Estén atentos. No está el espíritu de Dios allí”.

Sí, de acuerdo, lo entendemos. Hay que guardarse del fariseísmo, y el Evangelio del día no podía ser más oportuno en este sentido, con Jesús en casa del fariseo al que acusa de limpiar la copa por fuera y dejarla sucia por dentro.

Pero no se puede decir que el Papa innove mucho en este aspecto. La palabra ‘fariseísmo’ es invento nuestro, y desde que existe Iglesia se predica contra la hipocresía y  un cumplimiento de la Ley ayuno de caridad y sin una correspondencia interior.

Es solo que en Francisco el mensaje es ya obsesivo, a todas horas se nos advierte contra ese católico ‘rígido’ y obsesionado con el cumplimiento de los preceptos, hasta el punto de que, como con tantas ‘palabras-fetiche’ del pontífice, sentimos la desesperación inquisitiva de Jep Gambardella: pero, Santo Padre, ¿qué es exactamente ‘rígido’? ¿A qué se refiere?

¿Cree de verdad el Santo Padre que el problema de la gente hoy es “un excesivo apego a las reglas”? ¿En serio? En estos momento se celebra aún en Roma un sínodo que tiene como objetivo, aunque a veces parezca coartada, a los ‘jóvenes’, la generación que, por ley de vida, nos sucederá y decidirá cómo va a ser la práctica católica de los próximos veinte, cuarenta, sesenta años. ¿Le parece que su mayor riesgo es el de un excesivo moralismo, un rígido cumplimiento de las reglas morales?

El otro día intervino la más joven de las particpantes en una rueda de prensa del sínodo, la auditora chilena Silvia Teresa Retamales. En su intervención, como hemos contado, Retamales dijo de sus coetáneos ‘los jóvenes’ que “quieren que la Iglesia sea más abierta […] una Iglesia multicultural que esté abierta todos, que no juzgue, una comunidad que haga que todos se sientan en casa”.

Retamales, Santo Padre, es representativa. Usa exactamente las mismas palabras que el pontífice: apertura, diálogo, escucha, acompañamiento, abstenerse de juicio. Palabras todas ellas muy hermosas, pero que designan, por así decir, un talante, no un contenido. Un diálogo tiene que partir de algún sitio y llegar a algún sitio para que tenga algún valor; un debe tener algo que decir para poder dialogar, y ese algo, el contenido, es lo que querríamos conocer.

Su invectiva continua contra los ‘cristianos rígidos, obsesionados con el cumplimiento’ roza la manía, más aún cuando en el soliloquio vuelve a hacer referencia a lo que solo un ciego podría dejar de ver como una referencia a su situación personal, una defensa velada de su relativo silencio, como cuando en esa misma homilía dice: ““Jesús califica a esta gente con una palabra: ‘hipócrita.” Gente con un alma codiciosa, capaz de matar. Y capaz de pagar para matar o calumniar, como se hace hoy. Incluso hoy se hace así: se paga para dar malas noticias, noticias que ensucien a los demás”.

Hasta ese párrafo la argumentación parecía seguir la escena evangélica, la acusación que hace Jesús de hipocresía a los fariseos. Pero el salto a “se paga para dar noticias que ensucien a los demás” se aparta bastante y se acerca, en cambio, a lo que ya parece una herida que no para de sangrar.

Porque tanto desprecio al cristiano ‘rígido’, que juzga, no deja de ser un juicio; de hecho, una condena constante, y sin otra sustancia que contrapese esa alarma contra quienes “cumplen obsesivamente las normas” se diría que el mismo cumplir fuera algo malo. Jesús criticaba que limpiasen la copa por fuera y la dejasen sucia por dentro, no meramente que la limpiasen por fuera. Y cualquier podría acabar deduciendo que no importa demasiado cómo esté la copa por dentro con tal de que esté sucia por fuera.

Jesús leía los corazones. Los demás hombres no tenemos ese don, ni podemos presumir de ejercerlo: de internis neque Ecclesia, ni la Iglesia puede juzgar las intenciones. Y la hipocresía tiene, además, una característica muy curiosa, y es que al tratar de impresionar a los demás con nuestra supuesta virtud, al querer ser admirados por los hombres, tiene que cambiar de comportamiento de una época a otra porque también de una época a otra cambia lo que se considera admirable.

El fariseo de la época de Jesús se alargaba las filacterias y anunciaba con trompetas sus limosnas y fingía una piedad que no tenía correspondencia interior. Pero nadie que hiciera eso hoy se ganaría la admiración y el aplauso del mundo. Y esos cristianos que, como pueden, intentan cumplir con sus obligaciones morales, difícilmente pueden ser hipócritas, o no en un círculo muy amplio, porque sus virtudes no son las que el mundo admira.

Nadie hoy, por referirnos a una virtud tan ausente de todo mensaje eclesial que parecería haber dejado de serlo, va a ser aplaudido por el mundo a causa de su castidad. Recientemente, la prensa norteamericana se ha burlado a placer de la ‘confesión’ del ya nuevo miembro del Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, de que se mantuvo virgen antes de casarse. Eso es hoy objeto de sorprendida burla, y es extraño que una jerarquía tan abierta al mundo no lo sepa.

No es fácil, en absoluto, en un mundo que grita en el oído del cristiano para que cambie de dirección y que ofrece una panoplia interminable de tentaciones, tratar de ajustar la conducta a lo que pide Jesús -“quien me ama, cumplirá mis mandamientos”-, algo que puede hacer, que suele hacer, por amor, con la copa razonablemente limpia por dentro. Pero lo hace todo más difícil que nuestro padre, el Vicario de Cristo, haga, con su insistente advertencia, sospechoso el mero intento de hacer las cosas bien.

78 comentarios en “¿Qué es, exactamente, un “cristiano rígido”, Santo Padre?
  1. Me imagino que el Papa Francisco no se estará refiriendo a esta clase de rigideces: “Si me amáis, guardaréis mis mandamientos” (Jn 14,15). “El que recibe mis preceptos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ame, será amado de mi Padre; y Yo le amaré y me manifestaré a él.” (Jn 14, 21).
    Sería bueno que aclarase qué es para él un “cristiano rígido”.

  2. No podemos confundir la rigidez con la virtud.La virtud es lo opuesto al pecado. Cuando abandonamos la virtud (rigidez) entonces nos encontramos en la situacion que la Iglesia afronta ahora mismo. Para evitar el pecado no nos queda mas remedio que luchar por la vida virtuosa.

  3. Creo que está clarísimo lo que el Papa Francisco quiere decir: un cristiano que no se apegue al cumplimiento, a la tradición, a la norma, sino que tenga el corazón abierto a lo que el Señor le pida en cada instante.Que se pregunte ¿Qué haría o diría Jesús en esta situación.que busque en su corazón al espíritu Santo para que le guíe, y que no se atenga a la costumbre, a lo de siempre. Y que su unica guía sea el amor a Dios y el amor servicial a los que le rodean, especialmente los más necesitados. Un cristiano rigido es, por ejemplo, el autor de este artículo,Ben el que no se descubre el amor por ninguna parte.

  4. Pues sí. Hablar de RIGIDEZ en la Iglesia actual como lo habitual o frecuente no es lo que yo conozco, ni en niños, ni en JÓVENES, ni en adultos. Más bién nos encontramos con el fenómeno o problema opuesto: una enorme LAXITUD, dejadez, nada importa, nada es pecado, gran desconocimiento de la Verdad moral (aunque es moral de gracia…) que ha recibido y anuncia y propone la Iglesia…. Es posible que esa RIGIDEZ (que me parece perniciosa si se la interpreta mal) abundara hace 50 años; pero AHORA hemos pasado, por la famosa LEY DEL PÉNDULO, al extremo opuesto (creo que tan pernicioso o más que el anterior)…No puedo negar que en algunos ámbitos de la Iglesia se pueda dar ese RIGORISMO, PERO HOY DÍA ES MÁS BIÉN EXCEPCIONAL. Cuánta necesidad tenemos todos de conocer bién en qué momento estamos… Cuanta necesidad de comprender que lo primero es el “conocimiento” del AMOR MISERICORDIOSO DE DIOS… Pero cuanta necesidad de conocer y comprender el significado auténtico de la MISERICORDIA!!!

  5. Las personas rígidas son las mismas que se sienten mal aludidas cuando el Papa predica sobre ellas. Igual que en los tiempos de Jesús predicando en la Tierra. Los que se sentían mal aludidos se enojaban y murmuraban. También la Santísima Virgen cumplía los mandamientos pero no murmuraba contra los que no lo hacían ni se sentía mal aludida cuando Jesús decía en público ¿quién es mi madre, quiénes son mis hermanos? Mateo 12: 46-50

    1. Gracias a lo que dicen el Papa e Inés me doy cuenta de que soy un maldito rígido. Me dedico a cumplir. Soy honrado, trato a mis padres con respeto, prefiero callar que mentir, mi soltería la vivo en castidad, evito tejer intrigas por medio de calumnias. ¡Basta ya! Si alguien me devuelve más dinero en el supermercado, no se lo devolveré; papá y mamá serán “mi veterano y mi veterana”; una mentirita por aquí y otra por allá; una fornicadita de vez en cuando; y si hay que hablar mal de alguien para obtener algo, eso haré. Así obtendré la aprobación de estas ilustres personas: el Papa e Inés. Y si el Papa alivia la “rigidez”, el Cielo la tendrá que aliviar también. Por lo pronto, mi Biblia y mi catecismo irán a parar al cesto de basura.

      1. Y además, con tu conversión a la antirrigidez, garantizas que los administradores titulados de lo sagrado nunca te van a juzgar. Al contrario de cuando seguías los caminos del Nazareno, que eras “coneja”, “avinagrado”, “rigorista”, “fariseo”…

    2. O sea que cuando nos sentimos mal cuando nos calumnian o difaman es porque realmente lo somos. Maravillosa lógica
      Las tonterías a las que podemos llegar intentando justificar lo injustificable son infinitas.
      Desde ahora ya sabemos, si queremos sacar ventajas materiales de alguien no hay nada como difamarlo que si se molesta cualquier juez nos dará la razón

  6. En esta ocasión coincido con el comandante Jorge. Cuidarse de los rígidos es un sano consejo evangélico, y por eso nos cuidamos de él.

    En efecto, la pregunta pertinente es la que hace Carlos Esteban ¿Qué es, exactamente, un “cristiano rígido”? La cual contesta directamente nuestro Redentor, al asociar la rigidez –no escuchar la voz de Dios- con la dureza de corazón, con el alejamiento del mandato divino.

    Mateo 19:8

    El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón, Moisés os permitió divorciaros de vuestras mujeres; pero no ha sido así desde el principio.

    Cristo reafirma enérgicamente la indisolubilidad matrimonial contra la rigidez de corazón mosaica que autorizaba el divorcio mediante libelo de repudio.

  7. ¿Para quedar bien con tu jefe por un trabajo mal realizado, culpas a algún compañero de oficina, aunque no tenga culpa de nada? No eres rígido. ¿Desobedeces a tus padres de vez en cuando? No eres rígido. ¿Vas a Misa cuando quieres y no vas cuando no quieres? No eres rígido. ¿En ocasiones comulgas sin haberte confesado de tus pecados mortales? No eres rígido. ¿Eres infiel a veces? No eres rígido. ¿Si ves que a alguien se le cae un billete, esperas que se aleje y lo coges para ti? No eres rígido. ¿En vez de sentirte mal aludido cuando el Papa habla contra los rígidos, te sientes bien aludido, o ni te sientes aludido? No eres rígido. Así que relájate. Inés y el Papa están de tu lado.

  8. A la inmensa mayoría de los que comentan aquí: ¿Porqué les interesan tanto las palabras de su Santidad si no reconocen en él al auténtico sucesor de Pedro? Despocritan y ponen en duda todo lo que viene de él porque se sienten permanentemente atacados y esto los pone en crisis. Es exactamente lo que les pasaba a los fariseos, saduceos, escribas y doctores de la Ley ante las diatribas llenas de verdad de Jesús, que veía lo que había en sus corazones. De allí que los llamara con palabras fuertes: hipócritas, sepulcros blanqueados, razas de víboras.
    Más bien, las palabras del Santo Padre Francisco deberían llamarmos a un profundo examen de conciencia, sobre nuestras actitudes exteriores y sobre todo interiores, para profundizar sobre los verdaderos motivos de nuestras acciones y pensamientos. Ya que todos somos pecadores, invariablemente necesitamos pasar por el tamiz de la humildad, piedra de toque de toda vocación cristiana, para presentarnos ante el Señor como jumentos en su presencia.

  9. ¿Porqué les interesan tanto las palabras de su Santidad si no reconocen en él al auténtico sucesor de Pedro? Despocritan y ponen en duda todo lo que viene de él porque se sienten permanentemente atacados y esto los pone en crisis. Es exactamente lo que les pasaba a los fariseos, saduceos, escribas y doctores de la Ley ante las diatribas llenas de verdad de Jesús, que veía lo que había en sus corazones. De allí que los llamara con palabras fuertes: hipócritas, sepulcros blanqueados, razas de víboras.
    Más bien, las palabras del Santo Padre Francisco deberían llamarmos a un profundo examen de conciencia, sobre nuestras actitudes exteriores y sobre todo interiores, para profundizar sobre los verdaderos motivos de nuestras acciones y pensamientos. Ya que todos somos pecadores, invariablemente necesitamos pasar por el tamiz de la humildad, piedra de toque de toda vocación cristiana, para presentarnos ante el Señor como jumentos en su presencia.

    1. A Francisco, con harto dolor del corazón, ya lo vamos conociendo
      Por desgracia, la “rigidez” en Sue ambiguo vocabulario supone en él una actitud despectiva hacía la persona que, con todo el amor de Dios, intenta llevar una conducta que le agrade. Es una mofa a la rectitud, aunque haya caídas. Va en la misma línea que la burla hacia la heroica madre de familia numerosa llamándole “coneja” o llamando personas “obsesionadas” a los que trabajan por temas morales como el aborto

  10. Ciertamente, no da la impresión de que el problema actual del mundo sea la excesiva rigidez doctrinal y moral de sus habitantes. Más bien uno pensaría que el problema es exactamente el contrario. No vivimos en la Ginebra de Calvino ni en la Florencia de Savonarola, ni nada que de lejos se les parezca. Las palabras de esa joven, además, sobre una Iglesia que no juzga, trasuntan un estado de cansancio moral en algunos jóvenes: no nos exijan, no podemos, y desistimos, sólo queremos que nos dejen en paz y nos digan que todo está bien. Al parecer, es una juventud que no tolera los ideales fuertes, es decir, está ya algo envejecida espiritualmente.

  11. Lo que veo, es que aquí tienen la honradez de pasar comentarios que resultan ofensivos para ustedes mismos, No se trata de ofender a nadie, tan solo de exponer ideas, y es bueno, creo yo, decir lo que se piensa y oír lo que se dice, guste o no. No debe ofenderse al Papa, por el más elemental respeto a su puesto en la Iglesia; por su edad, y por educación, son las ideas las que se pueden analizar, pues nos incumbe a todos

    1. Con el Papa no se trata de discutir sino de buscar la orientación y la confirmación para ser buen cristiano, algo que con Francisco nunca se consigue

  12. Excelente artículo, no hay nada que añadir, porque precisamente hoy en día en el mundo tanto católicos como protestante no existe ningún tipo de rigidez, más bien es haz lo que tu corazón te mande y como tú te sientas bien. Más bien creo que el Papa se ha quedado en punto de la historia que ni siquiera de lejos el haya vivido, porque desde los años sesenta no existe rigidez de ningún tipo ni en el aspecto religioso ni moral. Hoy en día se tolera todo, ni siquiera en las excuelas primarias existe algún tipo de rigidez, más bien los profesores están desesperados porque los infantes son incapaces de estarse quietos y no se les puede imponer ninguna norma. La manga ancha prolifera en todo.

  13. El celo por el cumplimiento de las normas, no puede ser confundido con la rigidez.La rigidez se manifiesta por la incomprensión del pecado,y no por su “ignorancia del pecado “.El que cumple las normas comprende y entiende la naturaleza del pecado , y no lo ignora (como ahora se pretende que hagamos).

  14. Es evidente a qué se refiere:

    Anticonceptivos… no es tan grave la cosa.
    Homosexuales… es cosa suya.
    Transexuales…. dejadles en paz.
    Divorcio… quizá sea mejor así.
    Aborto… no está tan claro que ahí haya una persona, un alma.
    Infierno… igual nos hemos pasado con eso de “arder para siempre”.
    Confesión… igual puede uno confesarse directamente con Dios.
    Matrimonio… tampoco pasa nada por simplemente “vivir juntos”.
    Castidad… ahora la gente tarda tanto en casarse…
    Asistencia a misa… lo importante es “ser bueno”, y luego si se puede se va.

    Es obvio que “así”, más o menos, piensa el 99% de los católicos que todavía puedan llamarse así hoy en día. ¿O alguien tiene hoy 6-8 hijos como se tenían hace 50 años?

    Es obvio, evidente, que el Papa está siendo el Papa del 99% de los católicos, y llama “rígidos” a ese 1% restante, insignificante, que siguen siendo realmente católicos.

      1. Es posible, XRada. Es posible que la Iglesia Católica, tal como la conocemos, YA esté muerta, desaparecida, prácticamente.

        Si ese 99% de los que dicen ser católicos, en realidad ya no lo son, ¿dónde están los católicos “de verdad”?

        Hace un siglo, aceptar la teoría de la evolución era un “sacrilegio”, una blasfemia. ¿La acepta usted? ¿Hay que negar la teoría de la evolución para ser católico o cristiano?

        Hace tres siglos aceptar que la Tierra gira alrededor del Sol era sacrilegio, y te podían juzgar y condenar por defenderlo. ¿Lo acepta hoy usted?

        Aquéllos sí que eran rígidos, ¿eh?

        www . abc . es/historia/abci-torturas-mas-sanguinarias-y-crueles-santa-inquisicion-201512040253_noticia . html

        1. Sí, hay que negar la teoría de la evaluación de Darwin para ser buen cristiano.
          Te acabas de enterar, Desiderio?
          Pero es que además aquí no estamos hablando de tal o cual teoría del terreno científico, sino de la Revelación y de la Tradición bimilenaria

          1. Asumo que lo de la teoría de la “evaluación” es una errata.

            Si para ser buen cristiano hay que negar la teoría de la evolución, pues quizá a eso es al o que se refiere Francisco. A esa rigidez. Yo estoy de acuerdo con usted: Un buen cristiano (o en general, un buen religioso) NIEGA la teoría de la evolución. Porque si la teoría de la evolución es correcta, entonces no necesitamos a Dios para explicar de dónde venimos.

            El problema es que al negar la CIENCIA el religioso se pone en una posición un tanto complicada, un tanto “al margen de la realidad”.

            Y se equivoca usted. NO estamos hablando de ninguna Tradición bimilenaria. No existe tal cosa. Ni los sacerdotes son célibes desde hace 2000 años, ni el aborto es pecado desde hace 2000 años, ni las células madre son algo malo malo desde hace siglos. Ni los homosexuales son gente “digna”, y no hay que condenar el pecado pero no al pecador desde hace 2 mil años. Etc… etc…

        2. Yo me pregunto si tú Desidereo elijes por padres a Adán y Eva o a una pareja de simios? Y cómo con tanto avance científico ,los pseudocientíficos de los cuales te sientes orgulloso no han logrado “construir” un hombre a partir de la unión de una pareja de primates? Pues simplemente fracasarían una tras otra pues el mono siempre seguirá siendo mono, a lo más podrán sacar un monstruo o un engendro después de tanta manipulación genética.

          1. Y usted se lo pregunta porque “la realidad” funciona así: Usted elige, y la realidad se adapta… ridículo.

            Yo me pregunto por qué motivo usted se cree a pies juntillas lo que le cuenta la Biblia. Lo dice en un libro que se escribió hace varios miles de años, y usted se lo cree. ¿Por qué? Porque lo dice en ese libro.

            La evolución funciona al revés. Es una teoría moderna, que se demuestra una y otra vez. Darwin no sabía nada del ADN. Cuando en 1953 se descubre el ADN aporta un mecanismo para la evolución propuesta por Darwin. ¡Qué casualidad, oiga! El descubrimiento del ADN podía haberle puesto las cosas “difíciles” a la evolución de Darwin, pero no. Al revés.

          2. Y ¿qué PREDICE la teoría sobre los simios y los humanos? Los simios tienen 24 pares de cromosomas, y los humanos 23. ¿Explicación? Dos cromosomas se fusionaron. Comprobación: Efectivamente, en uno de los cromosomas tenemos 2 telómeros enfrentados.

            Sobre “construir” monos… en fin. ¿Qué ha permitido “construir” la religión”?

            Sobre tener por padres a una pareja de “simios”, no funciona así. En todo el proceso, en cada instante, padres e hijos pertenecen a la misma especie. El proceso es tan lento que en ningún momento unos simios dan a luz a humanos.

      2. Hoy en día, al parecer hay que machacar a los homosexuales y transexuales para ser “rígido”. Como no se les puede torturar físicamente, pues se les dan palizas a escondidas, o se les insulta en las homilías o en blogs como éste.

        Dentro de 50 años no quedará nadie de esos “rígidos” como no queda nadie de aquellos que defendían que el Sol gira alrededor de la Tierra.

        1. Sí, Desiderio, es evolución, no evaluación.
          Todo lo que dice después, perdone que se lo diga, muestra una gran falta de información y, la verdad, en este momento no puedo contestarle a todo

          1. La teoria de la evolución no está demostrada. Lo peor es que el modernismo la aplica en la teología para llegar al punto omega. Poco a poco cambiando la Iglesia por evolución hasta que ya no sea la Iglesia

          2. Uno:

            ¿Qué entiende usted por “demostrar”? ¿Está “demostrada” la segunda ley de Newton? ¿La relatividad de Einstein?

            La teoría de la evolución está TAN demostrada como puede estarlo cualquier teoría científica. TODOS y cada uno de los fósiles recuperados en TODAS y cada una de las excavaciones están SISTEMATICAMENTE, TODOS, en el lugar predicho por la teoría. TODOS y cada uno de los genes en su sitio. Todas y cada una de las especies en orden. Podemos incluso hoy en día observar la evolución directamente, delante de nuestros ojos.

          3. Un ejemplo: El hombre, 23 cromosomas. El gorila, orangután, etc… 24 cromosomas. Explicación: Dos cromosomas se fusionaron. Predicción: Dos telómeros enfrentados. Demostración: Efectivamente, los análisis de ADN nos muetran esos telómeros. PUNTO, set y partido.

        2. Desidereo dice: “Hoy en día, al parecer hay que machacar a los homosexuales y transexuales para ser “rígido”. Como no se les puede torturar físicamente, pues se les dan palizas a escondidas, o se les insulta en las homilías o en blogs como éste”.
          Machaque y persecución es lo que recogen las leyes LGTBI a golpe de sanciones para todo aquel que no pase por el aro de su imposición.
          Hasta personas con orientación homosexual, disforia de género y con enfermedades en el desarrollo sexual que son críticas con estas leyes ideológicas las tienen silenciadas y reciben amenazas.
          Todas las personas merecen un trato digno y no discriminatorio. Eso ya estaba regulado en la Constitución en los artículos 10 y 14 creo. Estas nuevas leyes ideológicas que se han sacado de la manga bajo el título de “no discriminación” son en realidad leyes de imposición de una determinada ideología que se carga derechos fundamentales básicos, es totalitaria de cabo a rabo.

          1. Efectivamente, Pequeña:

            O defendemos a unos, o defendemos a os otros. O defendemos el “derecho” de los católicos a insultar a los LGTB, o defendemos el derecho de los LGTB a que no sean insultados.

            Mola eso de que una ley de no discriminación sea en realidad de “imposición”, ¿verdad?

            Yo diría que a un profesor, o a un sacerdote, hay que controlarle mucho mucho lo que dice. Porque si en aula dice que los homosexuales son unos degenerados, y en ese aula hay un niño homosexual, pues le está insultando. ¿O no?

            ¿Está usted de acuerdo con que un profesor insulte a sus alumn@s?

            Comprenda usted que yo considere que su “derecho” a insultar, decir que es pecado, etc… esté mil veces por detrás del derecho de ese niño.

            Si la Biblia fuera escrita hoy, pidiendo matar a los homosexuales, sería prohibida. No se queje usted, que bastante tragamos ya quienes no pensamos como usted.

  15. ¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
    en mi pupila tu pupila azul.
    ¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
    Poesía… eres tú.
    Si cambias poesía por rigidez, y lo lees en primera persona, rigidez eres tú, Carlos Esteban.

  16. Me cuentan que en la clase de religión se dedican a poner dibujos, irse de excursión, y regalar dieces. Lo que haga falta para mantener esa asignatura, que tantas prebendas permite repartir a los obispos. Aunque sea a costa de los hijos de los católicos, que en vez de clase tienen “otra cosa”.

    1. ¿Y qué relación tiene esto con lo de la rigidez? Pues es obvio, evidente: Los “rígidos” son los ateos, en cuyas clases de “valores éticos” NO se regalan los dieces, NO se dedican a ver dibujos.

      Evidente, ¿verdad? A ver cuántos de esos que han protestado aquí contra la “rigidez” le piden a la profe que no le regale un diez a su hijo, que le “exija” que se lo gane. Que se olvide de los dibujos y las excursiones.

      1. Si Desiderio. Los de infovatica son tan rígidos que te dejan publicar tu cantinela progre una y otra vez
        Pero tus amigos que denunciaron al colegio San Juan Pablo II son muy pero que muy contrarios a las rigideces
        Con personas así es como se escribe la historia

        1. ¿Amigos? ¿Dónde? En lo del colegio Juan Pablo II creo estar básicamente de acuerdo (digo “creo” porque apenas recuerdo el tema). Efectivamente, la señora Cifuentes se pasó ahí de rígida. A pesar de lo cuál podríamos hablar de los “rígidos” que son esos padres que imponen su religión a sus hijos, cuando son éstos quienes deberían decidir en qué creer y en qué no creer. Esos sí que no son rígidos. Algunos ateos dejan a sus hijos hacer la primera comunión, si lo pide el niño (mi mujer, católica, y yo, ateo, teníamos precisamente ese acuerdo: Si el lo pide, la hace. No la pidió, no la hizo).

          Los de Infovaticana, hay que reconocerlo, se lo curran, están por la libertad de expresión, contra los abusos, y hablan alto y claro y sin temor a las represalias. Chapó.

  17. Es triste, este papa siempre nos deja polémicas… tristezas. Necesitamos hoy santos alegres,bondadosos,con capacidad para afrontar con alegría todo los claro-oscuros de la vida.
    Las personas somos diversas: las hay rígidas pero por su propia naturaleza, no las castiguemos como malvadas..

  18. Como ejemplo de cristianos rígidos, tenemos a los articulistas de Infovaticana, puesto que creen que su forma de ver las cosas es la única forma de entender el cristianismo y critican a los que no piensan como ellos.

    1. Te estás equivocando. Es como el silencio, que deja de existir con sólo nombrarlo. Al decir eso que dices, estás cayendo en el mismo “error” que criticas: estás criticando a los que discrepan contigo. ¿Lo entiendes? Es una tontería mayúscula eso de que no podamos juzgar a nada ni a nadie. Naturalmente, es una tontería promovida de forma interesada por los que no tienen un código moral que merezca ese nombre. Los de la manga ancha, o super ancha. La capacidad de juicio es precisamente lo que distingue a las personas adultas normalmente constituidas de los animales y de aquellas otras personas que padecen enfermedad mental. Es lo que nos permite distinguir entre el bien y el mal; ente lo conveniente y lo inconveniente. El que dijo eso de “¿Quién soy yo para juzgar?”, está haciendo grave dejacion de sus funciones, y además se contradice continuamente, porque no cesa de hacer juicios y juicios temerarios.

      1. “El que dijo eso de “¿Quién soy yo para juzgar?”, está haciendo grave dejación de sus funciones, y además se contradice continuamente, porque no cesa de hacer juicios y juicios temerarios.”.

        Macabeo: 100% de acuerdo.

    2. La unica forma de entender el cristianismo es practicar los Mandamientos de Dios y de la Iglesia. y por lo visto, intentar hacer eso cueste lo que cueste, es ser “rígido” según este papa. Está intentando “rebajar” el cristianismo para que a él se apunte todo quisque sin esfuerzo… Lo siento, pero eso no es lo que dicen los papas habidos hasta ahora, ni los Padres ni Doctores de la iglesia, ni el Catecismo… A mí me enseñaron todo esto desde pequeña y seguiré fiel a ello aunque me cueste. No me quedaría tranquila de otra manera, porque el cristianismo endeble que predica el papa no me convence en absoluto.

    3. Explica cómo entiendes tú las cosas, en lugar de poner etiquetas “progres” a los demás.
      Y dime, qué estamos haciendo aquí sino discutir? Acaso no te han publicado tu comentario?

  19. Es muy fácil de entender. Ser rígido es anteponer la norma a la persona, es decir, no considerar que las exigencias de la fe no atañen del mismo modo a un niño, que a un joven, a un adulto que a un anciano. Cuando eso ocurre, se da, siempre, el caso de que el que juzga encuentra su seguridad, su orgullo, en el cumplimiento de la norma y eso le ciega ante las debilidades ajenas.

    Dicen, que los jesuitas dicen, que “pecado confesado, pecado perdonado”. Y en verdad es así. Por eso, cuando a un pecador le recuerdan su debilidad no suele enojarse sino que lo acepta con humilde alegría. Coge a un rígido, recuérdale su pecado, y después nos cuentas…si puedes. Pero no busques esos pecados que el mundo conoce y, en cierto modo alaba, no. Recuérdale esos otros defectos, incapacidades, maledicencias, codicias, envidias, humillaciones,… y podrás comprobar si ese pecado está realmente perdonado.

  20. Para rígido, pero rígido, Nuestro Señor Jesucristo. A ver que hace el Vicario con El. (Mt. 5,18)”…antes pasará el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última iota o tilde de la ley”. ¿A ver qué pasa con “Éste”, como usaban despectivamente los fariseos y doctores de la ley este pronombre para dirigirse a Cristo Señor?. El papa sigue haciendo labor de zapa a favor de una nueva religión, que lo haga consciente o no queda para lo interno de sí, lo externo lo vemos. Es toda una programación orquestada y con guión, tal como la vió Catalina Emerick, de la falsa iglesia.
    “Desidereo”, lo primero no está bien que acapares, menos que te constestes a ti mismo. Un poco de estilo por favor. Mira, los mitos de la Ciencia, para los que han estudiado Historia de la Ciencia, son semiverdad;no es infalible.La utilización del caso Galileo, es manida y falaz. En cuanto a la evolución, tiene mucho que acotar en sus formulaciones, también se ha utilizado como arma arrojadiza y resulta acotable.

    1. ¿Podría usted poner un ejemplo de “mito de la Ciencia”? A ser posible con un enlace a alguno de esos que “han estudiado Historia de la Ciencia”.

      ¿Por qué es manida y falaz la utilización del caso Galileo?

      ¿Qué tiene que “acotar” en sus “formulaciones” la evolución?

  21. Otra pregunta: ¿Permitir que un arzobispo como el cardenal Cupich, invitado destacado al Sínodo de los jóvenes, no tenga en su diócesis la política de negar la comunión a los mal llamados matrimonios homosexuales, como él mismo ha declarado, es el ejemplo a seguir para no ser considerado rígido? Porque eso no será rígido, pero es una herejía que clama al cielo.

  22. Que pregunten a los franciscanos de la Inmaculada, a la Fraternidad de los Santos Apóstoles, a Mons Aguer, a Cafarra, a Muller, a Chaput y a un larguísimo etcétera quién es el rígido.
    Lo de Francisco es una treta perfectamente diseñada por él y sus amigos para etiquetar a los que no piensan como él para que se sientan señalados. Eso tiene un nombre que es incluso denunciable si se refiriese a nombres concretos

  23. El colmo de la secta modernista , es negar la infalibilidad pontificia en las canonizaciones
    de Juan Pablo II , Pablo IV y Mons. Romero .( y otros )

  24. Yo insisto, saber reconocer el pecado en base a las escrituras y a lo dicho por Jesucristo y sus apóstoles, es atenerse a la verdad, y esto nunca será rigidez.,y quién intérprete lo contrario, que se lo haga mirar.
    No quieren juzgar, que eso queda muy guay;pero de acusar al que opine distinto no paran

  25. Los fariseos no se caracterizaban por cumplir la ley de Dios, sino por implementarla con cosas q no habia dicho Dios y obligar a los demas a cumplirla.
    ¿ Es que Cristo predicó el ecumenismo , la misa de pablo VI y la falsa libertad religiosa? Pues q no implementen la ley ahora y dejen de obligar a admitir cosas que no son católicas. He ahí el fariseismo.
    Los neofariseos no quieren rigidez, pero con lo que ellos se han sacado de la manga y que Cristo no predicó, rigidez absoluta, q se les desmonta el invento. Laxitud en la misa pero rigidez para quien quiera la misa verdadera.

  26. Dios Padre no recuerda que no habla con formulaciones rígidas: “Generación, pongo Mi Amor ante tus ojos y, aunque Mi Amor está por encima de la comprensión humana, ven, haz una pausa durante un rato para reflexionar y entiende que Yo soy Dios, pero igualmente Padre. Yo no hablo con formulaciones rígidas; no es así como Yo hago a los Santos y a los Mártires. Mi dulce conversación contigo es virtud y religión. Dirijo Mis Odas sin ninguna espada a Mi lado. Mis Divinos Misterios son amables y te son revelados con el óleo de la alegría. Aunque he visto tu vileza y conozco las miserias de tu alma, no he apartado Mi Rostro de ti, antes bien te recuerdo con Amor. La bondad y la amabilidad son los caminos que he elegido para ti, pues Mis caminos son el Amor y la Verdad.”

  27. Jesús también nos recuerda que no nos habla con formulaciones rígidas: “Yo te digo, como Mi Padre ha dicho: cuando Yo hablo, no utilizo formulaciones rígidas. Ésta no es Nuestra manera de hablar, ni tampoco hacemos santos y mártires de este modo, sino que la virtud y la religión son Nuestra dulce conversación contigo. Yo dirijo Mis Odas sin ninguna espada a Mi lado, sino con miel bajo Mi lengua. Mi maravillosa aparición en tu oscura generación es como un Sol que nunca se pone. Mi Luz es perpetuamente contemplada por Mi Corte celestial con asombro, pero a la vez con entusiasmo”.

  28. Y el Espíritu Santo también nos recuerda lo mismo, nada de formulaciones rígidas. “He preparado para cada uno de vosotros una senda perfumada, la senda que te conduce a la Cámara Nupcial. No te sorprendas de Mi gloriosa manifestación a ti, sino más bien alégrate y permíteme poner la unción de Mi Amor sobre ti y santificarte, haciendo de ti un santo. Yo estoy aquí para avivar vuestro amor por el Padre, por el Hijo y por Mí. Y como han dicho el Padre y el Hijo, también Yo digo lo mismo: el fluir de Mi Palabra es más dulce que el néctar, y cuando hablo no uso formulaciones rígidas; no es así como Yo suscito santos y mártires o testigos. Para que sean perseverantes y fuertes les doy Mi Espíritu de fortaleza y de piedad, igual que a los Arcángeles Miguel y Rafael, que son predominantes en fuerza y valientes Guerreros de Justicia que observan a través de Mi Luz cada aspecto del comportamiento humano… “

  29. Pero es muy claro en advertir: “¡Ay del corazón que creyó que él podía alcanzar el cenit de su fuerza por sus propios esfuerzos y sin Mí! ¡Ay de aquel que no ha obedecido Mis Mandamientos!
    ¡Ay de aquél cuyo corazón esté lleno de malicia!
    ¡Ay del chacal que conspiró de noche!
    ¡Ay de aquel que juzgó a su hermano y le causó vivir en el terror!
    ¡Ay de los labios que levantaron falsos testimonios!
    ¡Ay de aquellos que vertieron sangre inocente de los no nacidos!
    ¡Vuestra recompensa será el infierno! ¡Ay de los impuros que reciben la Carne y Sangre de Mi Hijo en estado de pecado, qué aborrecibles son para Mí!
    ¡Ay de aquel que Me ofende rechazando la confesión y absolución y viene culpable a recibir a Mi Hijo!
    ¡Arrepentíos! ¡Arrepentíos de vuestros pecados! ¿Qué hay de bueno en vuestra ofrenda a Mí si tenéis una serpiente enrollada en vuestro interior?”

  30. Hay un pobre hombre con problemas graves de autoestima que se dedica a suplantarme poniendo JUAN NADIE. Creo que es el Lindor Bobor, que ya lo ha hecho en otras ocasiones. Es un poco patético, puesto que yo tengo una línea definida.

  31. A los censores de infovaticana: podrían cuidar un poco a sus lectores que además de leeros se molestan en comentar lo que se publica o discutir sobre los comentarios que surgen.

  32. La mora y las personas rigidas,la moral nos dice no bebas,mientrs oue obispos beben vino,se deve de decir bebe con modercion ,pero nodecir oue el vino es malo mientras te tomas un copa de vino,ser rigido es negar por llevar la razon,para conouistar el corazon de las gentes,y lo digo por obispos,nunc hs de ser rigido si no flexible,una moral escesivamente drastica nos hace ser menos humano,sino somos flexibles terminaran por aborrecernos,el corazon de los niños es flexible,y hay oue ser como un niño,para entrar en el reino de los cielos,si oue olvidaros de la moral drastica, nunca fue un camino para oue nos aprecien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles