PUBLICIDAD

Cupich: “No es nuestra política negar la comunión a los ‘matrimonios’ gays”

Archbishop Blase Cupich leads his first Easter Mass in Chicago in 2015 at St. Julie Billiart Parish in Tinley Park, Ill. Photo courtesy of Archdiocese of Chicago.  
|

En una entrevista concedida a una televisión local, el cardenal Blase Cupich, Arzobispo de Chicago, ha declarado que no es “política” de su diócesis negar la comunión a los miembros de una pareja homosexual casada según la ley civil.

Si algo bueno puede decirse del cardenal Blase Cupich, elevado a la archidiócesis de Chicago por Francisco gracias a los buenos oficios del arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrick, es que no es un hombre taimado. En una entrevista concedida este miércoles al programa Chicago Tonight de la cadena WTTW, el purpurado reconoció llanamente que en su diócesis no era práctica negar la comunión a los integrantes de ‘matrimonios’ homosexuales.

Hace falta una enorme ingenuidad -o una arrogancia ilimitada- para suponer que una diócesis católica puede imponer ‘políticas’ de este tipo a gusto del obispo de turno. Ha habido dos sínodos de la familia y una exhortación papal -Amoris Laetitia-, que a su vez ha provocado los Dubia de cuatro cardenales, una Correctio filialis de más de medio centenar de pensadores e incontables comentarios y polémicas, todo, precisamente, para dilucidar en qué condiciones podría darse la comunión a los divorciados vueltos a casar, precisamente porque quien se divorcia de su mujer o su marido y se casa con otra u otro, comete adulterio.

Y el adulterio es un pecado mortal, y comulgar en pecado mortal es sacrílego, y el sacerdote que conoce a ciencia cierta que quien se acerca a comulgar está en una situación pública y notoria de pecado mortal tiene la obligación de negarle la absolución.

Las disquisiciones para salvar la doctrina en este caso son alambicadas y abstrusas, acaloradamente discutidas, y han provocado una implícita división en el seno de la Iglesia. Pero para Cupich no hay problema: no es ‘política’ en su diócesis negar la comunión a una persona que vive no solo en una institución que la Iglesia condena tajantemente, sino en una situación de pecado de sodomía, uno de los cuatro tipos de pecado que, según la Escritura, “invocan la ira de Dios”.

De hecho, las desconcertantes palabras de Cupich venían como respuesta a un comentario del entrevistador sobre la actitud del obispo de Springfield, Illinois, Thomas Paprocki, que el pasado junio había decretado que se negara no solo la comunión, sino también los ritos funerarios a quienes entraran en uno de esos llamados “matrimonios” de personas del mismo sexo.

Paprocki no hacía sino ajustarse a la doctrina, citando en su decreto las Escrituras y el Código de Derecho Canónico, al tiempo que recordaba que la institución civil de un “matrimonio” homosexual, impuesto como derecho constitucional por el Tribunal Supremo durante la Administración Obama, suponía una ruptura con milenios de reconocimiento jurídico de la unión marital como una solo posible entre un hombre y una mujer.

En cuanto a la oportunidad de su decreto, Paprocki reconocía tener “una responsabilidad como obispo de guiar al pueblo de Dios confiado a mi cargo con caridad pero sin comprometer la verdad”.

Ya con motivo del reconocimiento del ‘matrimonio paritario’, Cupich declaró en su día en el Chicago Tribune que es “mucho más fácil juzgar lo que hace la gente en blanco o negro. Lo importante en todo esto a medida que avanzamos es reconocer que las vidas de la gente son muy complicadas. Hay circunstancias atenuantes, psicológicas, su propia historia personal, quizá incluso biológica. No es una cuestión de hacer olvidar cuál es el ideal”.

Ya tenemos esa manzana de la discordia: la presentación de la indisolubilidad matrimonial entre hombre y mujer, ordenada por Dios desde el principio y aclara de forma inequívoca por Cristo, no como una realidad que todos los casados deben cumplir y que millones han cumplido y cumplen, sino como un “ideal”, con respecto al cual lo otro es ‘peor’, pero no necesariamente malo.

Creo que tampoco debe extrañar a nadie que un prelado seleccionado a dedo por un depredador sexual que abusó del primer niño que había bautizado cuando éste tenía solo 11 años no resulte un prodigio de ortodoxia, pero tampoco hace falta ser teólogo, basta con ser un católico del montón, para advertir que la declaración de Cupich es una desgracia escandalosa que rompe radicalmente con lo que ha sido siempre doctrina inmutable de la Iglesia.

Quizá por eso, cuando CNSNews se dirigió al sucesor de los apóstoles al frente de la diócesis de Chicago para preguntarle si estaba de acuerdo con la definición que hace el Catecismo de la Iglesia Católica sobre la homosexualidad como “intrínsicamente desordenada”, el prelado optase por el ‘no comment’.

PUBLICIDAD

53 comentarios en “Cupich: “No es nuestra política negar la comunión a los ‘matrimonios’ gays”
  1. Con todo respeto creo que establecer políticas sobre un sacramento es contrario al sacramento en sí mismo que no admite modificaciones “locales y políticas”. Pero bueno. Pero vale recordar aquí que para el clérigo también rigen la Palabra de Dios, “Deshonestos, adúlteros, afeminados y pederastas, no heredarán el reino de Dios”(1 Cor 6:9)”.
    Delito más, delito menos, más o menos delito, la castidad, la pureza, son el contenido del Sexto Mandamiento, cuál es la pena por vulnerarlo ?. Y en el Derecho el Canon 1399 “Aparte de los casos establecidos en ésta u otras leyes, la infracción externa de una ley divina o canónica sólo puede ser castigada con una pena ciertamente justa cuando así lo requiere la especial gravedad de la infracción y urge la necesidad de prevenir o de reparar escándalos”. En los casos “políticos” existe una infracción externa a la ley divina del Sexto Mandamiento que convalida el Obispo ?.

    1. Bueno, digo yo que para dar la comunión deberán antes ser bautizados, no?
      La Iglesia está dejándose arrastrar por tendencias de la ideoligía de género, pero se olvida de superar el celibato, que le ha hecho perder muy buenos curas a causa de su matrimonio. Otro tema pendiente, mucho más importante que dar o no la comunión a los homosexuales, es la de las sacerdotisas. Para cuando vamos tener curas femeninos?
      El impacto social de dar o no la comunión a los homosexuales es mínimo comparado con los otros temas que he apuntado, pero el lobby LGTB parece que está imponiendo su ideología por doquier y la Iglesia está dispuesta a claudicar, según parte del clero americano, y otro no tan americano.

  2. Me maravilla la defensa del matrimonio, me llena de alegría, tras siglos de tolerar cualquier aberracion a Reyes, nobleza y poderosos, hacer soportar a la mujer estados de estupidez funcional, sin derechos ni formación. Tanta defensa de la fidelidad me llena de alegría, viniendo de los más fariseos e hipócritas que ha visto el mundo. No hay nada más divertido que ver a una panda de falsos rasgarse las vestiduras.

  3. Bueno, ya están las cartas sobre la mesa. Tobin no se ha atrevido a venir al sínodo -dicen que tiene un novio viviendo con él, y yo ya me lo creo todo-, y este ya dice abiertamente por qué era uno de los preferidos de Mac Carrick. Ya vemos en qué va a terminar el aquelarre. Lo siento, pero yo no estoy en la Iglesia Católica para soportar estas chorradas. Si este señor puede ser obispo, yo puedo hacer lo que me dé la real gana. Entre otras cosas, pasar del monstruo que tenemos como presunto Papa. Que le den, a él y a todos sus palmeros. Estoy hasta las narices, y los católicos que sufren a este tío, ni les cuento. Creo que lo primero que hay que hacer es desviar los fondos para los buenos sacerdotes fuera del circuito de las diócesis. Habría que instaurar un sistema de financiación nuevo, que dejara sin un duro a estos sinvergüenzas. Me despista más Farrel, que según Magister se está intentando desmarcar del grupo. Pero me extrañaría, con su historial.

  4. Por cierto, que ya sabemos por qué el Papa ha estado tan contundente con el aborto. Siento desanimar, pero era una mera maniobra de distracción. Calladitos están todos con el sínodo: mala señal. Son malvados, pervertidos y corruptos. Y los demás, cobardes y encubridores. Y yo, harta, y que me vuelva a decir mi confesor que no juzgue. ESTOY HARTA.

      1. No creas. no se irá.
        Prefiere seguir estupefacta en una Iglesia que no es la suya con tal de “llevar razón”.
        No se atreverán a “cismarse”
        No tienen lo que hay que tener.
        ¡¡Con lo bien que estaríamos sin tanto inquisidor si se fueran con sus latines a escardar cebollinos!!

  5. quien eses masja?

    Un/Una/Une Ortodoxo Defensor del respeto al los Abusadores, critico de la existencia del matrimonio?

    Porque nunca opinas algo, solo criticas a los que opinan diciendo generalidades ?

    Eres Eunuco ?

    O Castrati ?

    O solamente tonto?

    Emite alguna vez una opinion sobre los hechos!!!!

    Mojate, emite alguna opinion !!!!

    Estas en contra de que existe el Matrimonio ?

    Eres defensor y/o promotor de la Sodomia y otras variantes de la homosexualidad ??

    Lamento recordarte que tanto tu como yo, como todod los que escriben en este sitio y todos los que no ecriben en este sitio son frutos de una relacion heterosexual.

  6. Bueno, todos menos Paprocki, Chaput, Burke, y todo ese equipo. Y los polacos, y los africanos decentes que hay muchos, y la Iglesia perseguida china, y … Es verdad, hay muchos buenísimos. Vale. Todos los malos, que también son muchos, fuera. Y este Papa también, y lo siento por los palmeros. Ya no estamos para palmas. Hay que defender la verdad, y dejarse de bobadas.

    1. En África Jorge Mario y sus rosados con su promariquismo anticatólico ni asoman.

      En Estados Unidos la mayoría de la Conferencia Episcopal está lejos del tándem McCarrick-Berg oglio y su cometas. Quienes pretenden recomponer -para transformar la Iglesia Católica en carro de tiro de la Onu Obama Clinton- a la siniestra maquinaria Bernardin desmontada por San Juan Pablo II y nuestro Papa Benedicto XVI.

      1. Solodoctrina. Tú, no serás de los que se les quiebra fácil la muñeca y se ocultan tras ataques homofóbicos??? Dado que insistes tanto con la cantinella rosada!!!

        1. La cantinela rosada proviene de Jorge Mario y sus cometas. Por ejemplo, lea esta nota dedicada al reiterativo promarica Cupich -que proviene del tándem Berg oglio-McCarrick- y su permisivismo eucaristifóbico.

          No toleran la pureza del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Por eso la profanan.

    1. Con una familia numerosa, poco cariño me falta. Temor, horror, de ver a la Iglesia infectada de sectas, yunques, prelaturas, y demás grupos que se han instalado en nuestra vuda, parásitos intestinales.

  7. Tengo claro que ya no pertenezco a la misma Iglesia que este “arzobispo” ni de quien lo ha puesto ahí y lo maneja. De ese que ahora sale contra el aborto para seguir engañando a los ilusos.

  8. Este hombre, Cupich, es un okupa y está excomulgado de hecho, aunque no formalmente, y es un apóstata
    Yo rezo para que se vayan dé NUESTRA IGLESIA él, su jefe y todos los de su calaña
    Estamos en el mes del Santo Rosario

      1. Entre “Masja” y “Comentario” ya tenemos la parejita.. Por favor, que no vengan más, que ya seríamos “familia numerosa” y entraríamos a formar parte del grupo de las conejas…

  9. Mi querida estupefacta:
    La iglesia, la tuya y la mia, esta viviendo una situacion gravisima, esta sufriendo un ataque no en fase de tentativa, sino en fase de consumacion:
    Ha sido invadida por elementos que han entrado en ella con la finalidad de acabar con la doctrina, con los mandamientos, con los sacramentos, etc. Y estan en estos momentos ejecutando su mision: quieren destruirla y destruir todo el cierpo doctrinal. Parece que se han juntado todos: gnosticos, modernistas, marxistas, loby homosexual, masones, etc. Y han alcanzado poder, han llegado a introducirse en la jerarquia. Y desde su atalaya estan intentandolo.
    En nosotros puede surgir el ataque a la iglesia: eso seria otro ataque mas.
    La iglesia no es la culpable, sino los que la han invadido e infectado. Cada uno es culpable de su daño y han de pagar por ello. Recuerda lo de la piedra de molino.
    Hemos de amar a la iglesia y orar por ella.
    (Enseguida continuo)

  10. (Continuacion para estupefacta)
    Tenemos: los evangelios, los sacramentos, la tradicion. Con ellos no nos pueden engañar.
    Esta tambien la promesa: les dare pastores segun mi corazon.
    Por tanto: se ha acabado el poder ir a cualquier parroquia. Hay que estriar y elegir y ejercer una criba y contrastar las enseñanzas de los pastores con el crisol de los evangelios, la tradicion,los sacramentos y mandamientos. Y si es necesario desplazarse hasta donde encuentres un buen pastor.
    Y ya esta. ¡Ele!

    1. Martín en todo de acuerdo con usted, menos en el final.

      El donatismo ha sido rechazado por nuestra Iglesia Católica, reafirmando la doctrina de la objetividad de los sacramentos, es decir, la idea de que una vez transmitida la potestad sacerdotal a un hombre mediante el sacramento del Orden Sagrado, los sacramentos que éste administre son plenamente válidos por intercesión divina, independientemente de la entereza moral del clérigo.

        1. Del comentario de Martín se trata de entereza moral ya que pide “estriar y elegir y ejercer una criba y contrastar las enseñanzas de los pastores con el crisol de los evangelios, la tradición, los sacramentos y mandamientos”. Un trabajo hercúleo -a no ser en casos muy evidentes- y propio de neo donatistas.

          La apostasía es otra cosa: abandonar sus ideales o su religión públicamente y en su totalidad para seguir otros diferentes. Esa declaración expresa normalmente no se da en curas de parroquias de quienes nos habla Martín.

          La gran mayoría de sacerdotes, incluso, no dicen las heterodoxias del heresiarca Berg oglio. Quien va camino a la apostasía de facto.

  11. El mayor parasito de la Iglesia es la propaganda due. Es la que mueve los hilos. No me extrañaria que el caso Mc Carrick fuese un señuelo para justificar el sinodo de la amazonia q nos traería el final del celibato. Lo van a quitar y nadie va a hacer nada a causa de la falsa obediencia

  12. El humo de Satanas se coló en la Iglesia por la via de la falsa obediencia. Hay q obedecer a Dios antes q a las mamarrachadas de los principes de la iglesia. Que sigan con sus nuevas novedades LGTBclesiales, q si no está en la tradición, caso omiso. Magisterio falso y ministerio de la iniquidad.

  13. Mucho defender el matrimonio verdadero pero hay q ver como habeis tragado con el divorcio católico. Esa barbarie llamada nulidad q nunca había existido tal como está y que ha colado por fin el divorcio en la Iglesia. Y todos tan felices como si esto no fuese una traición a Dios. Pues todo el q la hace la paga porque a cada uno le llega su san martin. Cedieron con el divorcio civil para luego tenerlo encubierto en la Iglesia.

  14. De haber sabido Enrique VIII que la nulidad iba a ser el divorcio para todos y q la misa de Cramer iba a ser al final la oficial, se habria quedado católico.

  15. Los consvadores ven las traiciones actuales de tipo lgteb, pero siguen sin ver las traiciones de papados anteriores q nos han llevado a la situacion actual. Hasta que no tiene ya remedio, no empiezan a darse cuenta.

  16. Recordatorio.

    Ya en 1989, el Cardenal Ratzinger denunciaba una letanía de objeciones a la práctica y la enseñanza de la Iglesia. Hoy, con Jorge Apóstata y su partido al mando, ha llegado al culmen en su permanente recitación; es como el cumplimiento de un deber superior:

    1. El rechazo de la enseñanza de la Iglesia sobre la contraconcepción, lo cual significa situar en el mismo nivel moral todo tipo de medios para impedir la concepción, sobre cuya aplicación sólo la «conciencia» individual puede decidir.

    2. El rechazo de toda forma de «discriminación» contra la homosexualidad y la consiguiente afirmación de una equivalencia moral para todas las formas de actividad sexual en la medida en que estén motivadas por «el amor» o al menos no perjudiquen a nadie. EL DISCURSO CUPICH-BERG OGLIO se enmarca en este punto.

    3. El acceso para los divorciados vueltos a casar a los sacramentos de la Iglesia.

    4. La ordenación sacerdotal de las mujeres.

  17. Hay un quinto punto, no presente en 1989, pero que hoy con la mafia de San Gallen comandando el Vaticano ha tomado enorme fuerza, casi un mantra sagrado:

    5. Liberarnos a los católicos de los “prejuicios” sobre el Islam, para que apreciemos sus maravillas y le cedamos el puesto de la primacía de Jesucristo.

  18. es “mucho más fácil juzgar lo que hace la gente en blanco o negro. Lo importante en todo esto a medida que avanzamos es reconocer que las vidas de la gente son muy complicadas. Hay circunstancias atenuantes, psicológicas, su propia historia personal, quizá incluso biológica. No es una cuestión de hacer olvidar cuál es el ideal”.
    Seguramente Dios no se toma molestias y opta por el camino fácil de juzgar en blanco y negro. Tampoco reconoce Dios que son muy complicadas las vidas de las gentes. Todo indica que Dios olvidó cuál es el ideal.
    ¿Y para guiarnos a Dios tenemos estos PRELADOS? ¡Lo que tenemos es estos PELADOS!
    [Pelado: pelagatos, pobretón, insignificante.]

  19. ” 1.Si el Señor no construye la casa en vano trabajan los albañiles; si el Señor no protege la ciudad, en vano vigila el centinela. 2.En vano te levantas tan temprano y te acuestas tan tarde, y con tanto sudor comes tu pan: él lo da a sus amigos mientras duermen. 3.Un regalo del Señor son los hijos, recompensa, el fruto de las entrañas. 4.Como flechas en manos del guerrero son los hijos de la juventud. 5.Feliz el hombre que con tales flechas ha llenado su aljaba, cuando a la puerta vayan a litigar, 6.sus contrarios no los harán callar.”
    Salmos, 127 – Bíblia Católica Online

  20. Una noticia de una cloaca conservadora, de la que Infovaticana es un clon, marca el camino para la injuria y la calumnia. Con estos amigos no necesitamos enemigos. El Diablo se lo está pasando pipa.

  21. (Para solo doctrina):
    Totalmente de acuerdo. Los cristianos no deben emigrar para recibir validamente un sacramento, porque independientemente de la vida santa o pecadora de un sacerdote el sacramento es valido y eficaz.
    Ahora bien, tengo dos peros
    PRIMERO:
    No me ayuda para mis niveles de azucar y de tension arterial algunas celebraciones, mas bien me alteran. Por tanto por bien de mi estado corporal y animico no participare en ellas.
    SEGUNDO: si busco un buen pastor para mi alma sera despues de sereno estudio.
    Mis mas sinceras consideraciones.

  22. @martin

    Comparto sus sentimientos en cuanto a la salud que provocan algunas celebraciones eucarísticas. Pero la solución para los católicos no es convertirse de catadores de parroquias y curas. Aunque admito que hay casos extremos que me impiden quedarme, como usted, en ciertas “misas”. Por ejemplo, cuando un cura en su homilía me dice que la Virgen María no era tal. O que haya soportar la bandera de los rosados dentro de la Iglesia. En esos casos, por salud e higiene mental, me voy.

    Que Dios lo proteja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles