PUBLICIDAD

Marx: el sínodo es una ocasión para replantear el celibato sacerdotal

|

El cardenal alemán Reinhard Marx, Arzobispo de Münich, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana y miembro del consejo papal de cardenales (C9), volvió a plantear la conveniencia de abolir el celibato sacerdotal y pidió que se tratara la cuestión en el presente sínodo, junto con una actitud más ‘positiva’ hacia la homosexualidad.

“Creo que el Sínodo es una buena ocasión para tratar este asunto. Hay varias intervenciones al respecto, el tema está presente en todo el mundo”, ha dicho el cardenal Marx en rueda de prensa, con motivo de su participación en la inauguración del Master ‘Protección de los menores”, promovido por la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma, informa la agencia ANSA.

Es un asunto recurrente con el que nos llevan preparando mucho tiempo, especialmente entre los prelados de la Iglesia alemana, vanguardia de todas las vanguardias en el pensamiento eclesial. De hecho, se da por hecho que ese es el verdadero ‘punto fuerte’ del Sínodo de la Amazonía, en el que los indígenas serán tan protagonistas como los jóvenes en la presente reunión de obispos: es decir, como mera coartada.

En este caso, el punto de partida es, naturalmente, los abusos sexuales. Sabiendo que son abrumadoramente homosexuales en naturaleza, resulta bastante absurdo relacionar el celibato sacerdotal con los abusos y, de hecho, el cardenal alemán es un hombre demasiado astuto como para hacerlo directamente. “Los expertos aseguran que no son el celibato en sí mismo, o la homosexualidad en sí, las causas de delitos de pedofilia, pero en realidad se trata de aspectos relacionados con otros, como la debilidad y la inmadurez, los que pueden llevar a los abusos”, dijo.

Y ahora viene el “pero”, naturalmente: “Añaden los expertos que una cultura hostil a la homosexualidad puede llevar a las personas a esconderse y tal vez aumentar el problema”. Como ven, aunque no esté hablando directamente del sínodo LGBTI, el cardenal habla para él.

“En lo que a mí respecta -añadió- son cuestiones que a las que debemos enfrentarnos. No será aboliendo el celibato como resolveremos el problema, pero la sexualidad en general con todos sus aspectos son temas de los que podemos hablar a través de un diálogo positivo, también con los teólogos”.

El sínodo, ya lo hemos dicho, es, en general, secreto. Sabemos de él, de lo que se está diciendo, lo que quieren que sepamos, porque como ha advertido su secretario de comunicación, el inefable padre Antonio Spadaro, director del órgano jesuita ‘La Civiltà Cattolica’, los obispos pueden ‘discernir’ con mayor libertad sin la presión de la opinión pública. En ese pontificado, ya se sabe, lo mismo y su contrario pueden ser lo mejor o lo peor según convenga: transparencia y ‘discreción’, denuncia y silencio, colegialidad y primacía papal; se trata de ‘discernir’, pero de discernir siempre en el mismo sentido.

El arte de birlibirloque que nos está anunciando Marx y que aplicará este sínodo es lograr que lo que, por lógica, debería llevar a una especial prudencia para atajar la penetración homosexual en el clero y evitar que siga avanzando se utilizará para todo lo contrario: la normalización del estilo de vida LGBTI dentro de la Iglesia.

42 comentarios en “Marx: el sínodo es una ocasión para replantear el celibato sacerdotal
  1. A ver si entiendo: la transparencia consiste en hacer el Sínodo en secreto. Bien. El tema central con la juventud actual, y también con los indígenas y el medio ambiente, es el celibato sacerdotal. Perfecto. Dos más dos son cuarenta y siete: obvio.

    1. No te lo crees ni tú, eres de los que la matan con silenciador (o por lo intentas, pero no cuela):
      infovaticana.com/2018/09/05/3174357/#comment-135022

  2. La abstinencia sexual (celibato) es un don personal o una gracia rogada, otorgados por Dios a algunos. Para detener la proliferación homosexual en consagrados y las injustas acusaciones de personajes como Viganò, que confunden a genta ingenua en una Iglesia que sirve de refugio a personas con conflictos sexuales no resueltos, S.S. Francisco tendrá que encarar la autorización del celibato opcional. Ésta podría ser una de las medidas eficaces contra la proliferación de la homosexualidad entre sacerdotes y religiosos, y por tanto también contra el abuso de menores varones (esto no significa que todas las personas homosexuales cometan abusos, como tampoco las heterosexuales).

    1. Bockor bocón. Medio rarito en el contenido de tus comentarios insignificantes, con remates como ‘a mayor gloria de Dios’, ‘al divino botón’… Te iba a sugerir que te metas tus insignificancias en el orto, pero por prudencia aguardaré.

  3. Eminencia, parece que el exceso de dinero ha hecho estragos en su persona. Incluso en su cuerpo, a juzgar por el tejido adiposo que se ve desde lejos. Deje de embromar con el celibato y la homosexualidad, que se nota lo tienen obsesionado y enfermo. Le aconsejo humildemente que se arrepienta y CREA EN EL EVANGELIO. O váyase de la Iglesia. Así no lo necesitamos ni a usted ni a los que tienen el alma putrefacta como la suya.

  4. A todos estos modernistas tiempo ha que se les vio la zarpa. Hace no demasiado uno de estos dijo algo así como: “al fin y al cabo, en tiempos de Jesús no había grabadoras”. Ahora hay que “discernir”, es decir, ver si a uno le sale o no de sus partes nobles interpretar esto o lo otro de los Evangelios… porque, al fin y al cabo, en aquellos tiempos no había grabadoras. Ya.
    Dicho de otro modo: el “libre examen” protestante. Y es que no falta demasiado para que cada parroquia vaya por libre y el párroco haga las veces de pastor protestante.

  5. No confesaré mis pecados a un sacerdote casado. No creo que ya sea sacramento y hay mucho riesgo de que los comente a su esposa, amante (mujer u hombre) , o amigos en punto borrachera.
    Para mí ahí dejó de existir el sacramento de la confesión y hasta la dignidad de sacerdote.

      1. Sí tengo idea de lo que es un sacerdote a carta cabal, no los pseudo sacerdotes a los que usted admira, pero que estoy segura tampoco se confiesa con ellos.

  6. Madre mía, a dónde vamos a ir a parar. Es que todo parece una conspiración desde las propias entrañas de la Iglesia para destruirla, por Dios.
    Es una traición directa al mismo Cristo.
    Cada vez que veo un cardenal se me ponen los pelos como escarpias.

  7. ¿Qué puede tener que ver la homosexualidad con el celibato? Normalmente, el problema para el celibato de los varones son las mujeres, no los otros varones. Si es por lo de no ofrecer un refugio a los homosexuales, tampoco, porque el celibato aún siendo opcional, seguiría siendo ese refugio, ya que optarían por él. La solución no es hacer opcional el celibato, sino no dejar entrar homosexuales en los Seminarios.

    Además, el celibato, para la Iglesia, no es un don exclusivamente personal, puesto que ella, con la autoridad que la ha dado Cristo, lo ha hecho parte del ministerio sacerdotal. Y eso quiere decir que, por esa decisión de la Iglesia, Esposa de Cristo, la vocación al sacerdocio es vocación al celibato.

  8. ¿Está insinuando el “hermano” Marx, planteando la conveniencia de abolir el celibato sacerdotal, a la vez que una actitud más positiva hacia la homosexualidad, que a los, al parecer, numerosos sacerdotes homosexuales activos, en vez de apartarlos de su ministerio, como es obligado, habría que permitirles “casarse”? Pues, ya puestos a decir barbaridades, también podía plantear en ese sínodo, como medio seguro de llenar las iglesias de jóvenes, ofrecer wifi gratis y música actual, además de complementar la parca comida y bebida eucarística que se ofrece, con barra libre y tapas variadas. Supongo que al poco tiempo también pondrían una máquina expendedora de condones a la entrada de la sacristía.

  9. En cuanto al sacramento de la Reconciliación, su validez no depende de la santidad del ministro ordenado, y sostener lo contrario es herejía. Así que más vale confesarse con un sacerdote que esté en pecado mortal que irse al Infierno por no confesar los propios pecados mortales.

    1. Jamás me confesaré con un cura “casado”, con la ayuda de Dios. Siempre quedará un resto santo sacerdotal para los que estamos dispuestos a recorrer 200 kilómetros para poder confesarnos con un cura de verdad. Pero no te preocupes, Dios no va a permitir que suceda. La vocación al sacerdocio seguirá siendo vocación al celibato. Te guste a tí ó no.

    2. …por otro lado es obvio que ningún Sacramento deja de ser válido si el ministro está en pecado mortal, pero eso no tiene nada que ver con que los curas se casen ó no.

      El debate es si los curas se pueden casar ó no, cuando se habla de abolir el celibato no quiere decir que el cura consagrado a Dios pueda tener sexo ó no tenerlo, sino que se pueda ó no casar.

      Ningún católico puede tener sexo fuera del matrimonio y seguir en gracia de Dios… la fornicación siempre es pecado mortal, se sea consagrado ó seglar. La cuestión aquí es la de los curas casados (ó lo que es lo mismo, la del celibato sacerdotal frente a formar una familia en un matrimonio).

  10. Bueno, que a un jovencito no le gusten las chicas no es necesariamente vocación al sacerdocio. En un ambiente heterosexual no resulta fácil disimular la homosexualidad como hoy en la Iglesia. La homosexualidad consentida entre adultos, que no se transformó en habitual, etc., no está penalizada en el Código de Derecho Canónico vigente (C. 1394 y C. 1395) como algunos suponen.

        1. Que te quites el mandil!!!!!!!!!!!!!!!!! (ó mejor cállate, y te lo digo por tu bien, porque serás castigado por infiltrarte y hacer de sucio troll en un chat católico).

          1. Te llamas ¿Fernando Cabanillas? y me estás amenazando temporalmente. ¿Tienes idea de los que son delitos ajenos y los propios? Modérate que no es para tanto. Lo que digo es verdad también acerca de la legislación canónica.

          2. Me refería a que pienso que puedes ser castigado por la Providencia Divina. Para mí resulta evidente, pero si tu lo interpretas mal lo siento de veras. Los católicos practicantes no somos agresivos, en este tema a veces “cree el ladrón que todos son de su condición”. Que sepas que entrar a distorsionar un chat de católicos sólo por el gusto de sembrar confusión tiene efectos espirituales. Se llama “temor de Dios”, esto es pensar que si alguien hace algo incorrecto a sabiendas es probable que la Providencia le castigue por otro lado. No temas, que lo has entendido muy mal. Ten miedo más bien al que puede enviar tu alma al infierno.

  11. El celibato opcional sigue habilitando un refugio, si es por eso, al homosexual que quiera esconderse. Y el ambiente va a seguir siendo masculino, a no ser que también sea esencial al problema del medio ambiente en la Amazonia el sacerdocio femenino.

  12. ¿Cómo, exactamente, se “evita” que los homosexuales se hagan sacerdotes?

    Pongamos que un aspirante es homosexual. Él no se lo dice a nadie. Nadie lo sabe. Y pasa por el seminario y se va a ordenar. ¿Cómo se hace para saber que es homosexual?

    1. Buena pregunta.

      Si un homosexual quiere infiltrarse en la Iglesia, engañará y no irá con la verdad. Mediante un teatro y mintiendo podrá entrar en el seminario y permanecer en él mientras no sea descubierto. Si es una persona con intención sincera, entonces responderá a las preguntas que le hagan en esta cuestión y se le tendrá que decir que no puede seguir en el seminario; esa ha sido la política de la Iglesia durante siglos!!!!!!!!!!!!

    2. Se evita enseñándole al homosexual los 10 Mandamientos, si de verdad en su alma cree que son mandamientos de Dios, él solito evitará entrar el sacerdocio. Si el homosexual no cree en Dios ni en sus mandamientos, tomará el sacerdocio como profesión y como el medio ideal de obtener muchas cosas, pero ahí existe ya la perversión.

  13. Te llamas ¿Fernando Cabanillas? y me estás amenazando temporalmente. ¿Tienes idea de lo que son delitos ajenos y los propios? Modérate que no es para tanto. Lo que digo es verdad también acerca de la legislación canónica.

    1. Me refería a que pienso que puedes ser castigado por la Providencia Divina. Para mí resulta evidente, pero si tu lo interpretas mal lo siento de veras. Los católicos practicantes no somos agresivos, en este tema a veces “cree el ladrón que todos son de su condición”. Que sepas que entrar a distorsionar un chat de católicos sólo por el gusto de sembrar confusión tiene efectos espirituales. Se llama “temor de Dios”, esto es pensar que si alguien hace algo incorrecto a sabiendas es probable que la Providencia le castigue por otro lado. No temas, que lo has entendido muy mal. Ten miedo más bien al que puede enviar tu alma al infierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles