PUBLICIDAD

Braulio Rodríguez, Primado de España, comete juicio temerario público sobre Viganó

|

El Arzobispo de Toledo ha cargado en su escrito semanal recogido por Religión Digital contra Viganò, achacándole intenciones y motivaciones que, sinceramente, no entendemos como pueda conocer.

Comenta Monseñor Braulio Rodríguez, Arzobispo de Toledo y Primado de España, en su escrito semanal publicado en Religión Digital que la pederastia «no es sólo pecado de los miembros de la Iglesia: es un problema de todos», y si bien no puedo más que coincidir en lo primero, me niego absolutamente a aceptar lo segundo.

Ni yo ni nadie que conozca es reo de pederastia ni, hasta donde sé, víctima de tan vil crimen. Y si puedo aceptar en un sentido amplio que, como problema colectivo, en algo me toca; o, pensando que Rodríguez hace oblicua referencia al dogma de la Comunión de los Santos, por la que cada pecado individual perjudica a todos los bautizados igual que beneficia cada acto de virtud, estar de acuerdo, no creo que se refiera a eso.

Por una razón: porque es una perogrullada indigna de Su Ilustrísima, que lo mismo se aplica a cada explosión de ira personal o a cada fornicación. Me temo, más bien, que el prelado esté haciendo como tantos de sus colegas, a saber: echando balones fuera.

Me confirman en esta intuición las declaraciones del primado que RD usa de antetítulo y de subtítulo, ambas referidas al Informe Viganò. Dice en la primera que el citado testimonio responde sólo «a un deseo de desestabilizar al Santo Padre y de minar su autoridad moral».

Es curioso, ¿no creen?, que se dé inmediatamente por hecho que lo que cuenta de lo que vio y vivió el ex nuncio en Estados Unidos es falso -cuando es tan, pero tan fácil desmentirle con una sencilla investigación en la que el Santo Padre de acceso a los archivos de la Curia y la Nunciatura Apostólica-, y en cambio se conozca tan bien las intenciones de quien lo cuenta.

Yo tenía entendido que «de internis, neque Ecclesia», es decir, que ni la Iglesia podía juzgar sobre nuestras personales interioridades. Y que lo que achaca Rodríguez a Viganò, además de ser un curioso prodigio adivinatorio, entra en la figura moral conocida como ‘juicio temerario’, que es una cosa muy fea según el Catecismo de la Iglesia Católica (no sé si conocen el libro, es el que define la homosexualidad como una condición «intrínsicamente desordenada»).

En el subtítulo recoge otro comentario sobre el testimonio Viganò que, en extenso, lo califica de «indefendible, lleno de manipulaciones y errores, hecho un poco desde el rencor, pero sin aportar pruebas convincentes».

Ese «un poco desde el rencor» es, como ya hemos dicho, tan poco caritativo o autorizado como si nosotros pretendiéramos, no sé, que toda esta tirada llena de malignas e incognoscibles suposiciones de don Braulio sobre las intenciones de su prójimo y hermano en el episcopado responden, no al evidente celo por el buen nombre del Vicario de Cristo, sino al pelotilleo, el afán de medrar en lo que no deja de ser una estructura de poder o al terror a la legendaria ira pontificia. Pero, claro, ni se nos ocurriría.

También lamentamos que el escrito no ahonde en esos «manipulaciones y errores» de los que habla, o porque considera «indefendible» hacer exactamente lo que nos ha pedido por doble vía y en distintas ocasiones el propio Francisco: denunciar sin miedo lo que se sepa y no considerar que sea un pecado criticar al Santo Padre.

93 comentarios en “Braulio Rodríguez, Primado de España, comete juicio temerario público sobre Viganó
  1. Que no crea D. Braulio que por esto va a llegar a ser cardenal. Se va a jubilar muy pronto y será el primer Arzobispo de Toledo que deja la Diócesis sin ser cardenal.

    1. Afirma este eclesiástico en el mismo papelucho que la pederastia no es un pecado sólo de la Iglesia, sino que es «un problema de todos». Es en ocasiones así en que ponen a toda máquina el ventilador, cuando cumple volver a remacharles una y otra vez lo obvio, por si acaso un día se enteran: YO NO LE HE PUESTO LA MANO ENCIMA A NINGÚN NIÑO, NI NIÑA, NI MENOR, NI INOCENTE EN MI VIDA. ¡YO NO!

      1. Jajajaja. Hay que ser simple y sacristán en ayunas para no entender que la Iglesia, los laicos en particular, estamos hartos de policías del dogma, de la moral, de «verdaderos creyentes». Don Braulio ha hecho un juicio a la medida de los hechos, a la medida de la miseria moral de Vigano y la mediocridad de esa parte de la iglesia que lo apoya. Ni Trump, en su delirio paranoico, se atreve a tanto.

        1. Sr. Masja, no suelte exabruptos y recuerde que los hechos y la historia siempre acaban dando la razón a la Santa Iglesia Católica y no a pobres infelices como Vd.

          1. Jajajaja. La Iglesia no necesita de la Historia. La Iglesia es el motivo por el que hay Historia. Don Braulio no se merece sus memeces.

  2. Muchas gracias Carlos Esteban, el Señor te recompense por tu impagable labor en el flanco informativo de esta guerra que no solo se está librando en la Iglesia sino a nivel mundial:
    infowars.com/emergency-report-trump-planning-mass-arrests-military-tribunals-for-deep-state-traitors/

    ¡FUERZA Y ÁNIMO QUE ESTAMOS GANANDO!

    1. De acuerdo con usted, es más en los últimos cuarenta años el NOM onusista, es decir el globalismo sorista, ha sido combatido de verdad por la Iglesia Católica con el tandem San Juan Pablo II – Ratzinger (B16) y ahora por el Presidente Trump.

      Lamentablemente Bergo glio está transformando a la Iglesia Católica en furgón de cola del totalitarismo anti-vida mundial.

      1. ¿Seguro que la sanidad pública no trata sus necesidades? Es un tratamiento suave, un par de pastillas al día. Lo sé por qué para ser miembro de una prelatura se toman desde 1928.

  3. En la otra vida no sé, pero lo que es en ésta, será el tiempo quien ponga en su sitio a este señor Braulio. Se aprovechan, con todo, de que esta época trivial el público apenas tiene memoria de pez.

  4. Es que no quieren reconocer lo que ha sucedido, porque es más cómodo echar balones fuera criticar a los gobiernos de turno y no limpiar la casa la propia casa. ¡ojo que si todo es mentira pues que se resuelva!. y ¡caiga quien caiga! No se cansan de decir que la iglesia es pecadora y que en todos las instituciones hay abuso a menores y que el pobre Santo Padre, por aquí y el Santo Padre por allá. Estaban muy cómodamente con la misericordia francisquita y no quieren que se les saque de su zona de confort. Igual todo es mentira pero cuando el río suena alguna agua aunque sea poca lleva. Pero es que además son insensibles, porque les da pena el el Papa pero no les da ninguna pena las víctimas aunque hayan sido menos de las que dicen, necesitan justicia no sólo vanas palabras.

  5. Yo sí tengo memoria:

    Según el John Jay, de la época de Juan Pablo II, más de 400 casos al año… La mitad que ordenaciones en los ajos 70-80.

    Según el informe del gran jurado de Pennsylvania +410 pederastas de unos 800 sacerdotes.

    Según la investigación del Boston Globe +270 pederastas de unos 900 sacerdotes en la diócesis.

    Los datos de distintas fuentes coinciden en una prevalencia entre el 30 y el 40 por cien. Casi nada.

    Los datos de distintas fuentes coinciden en una prevalencia cercana al 100 por cien de obispos que lo ocultan debajo de la alfombra y no denuncian.

    ¿Llega hasta el Papa? No. El Papa se chupa el dedo… ¡No te fastidia…!

    1. ¿Y tu memoria alcanza para saber el porcentaje de abusos sexuales en el seno familiar? ¿En el ámbito político y judicial? ¿En el mundo de la Educación?
      Esa no te sirve para justificar tu prejuicio. Payaso.

        1. Nada que ver y nos quedan aún la sarta de abusos sicólogos y sectarios. Las iglesias, grupos y grupetes, pisos y colegios vacíos, sin nada que ofrecer que no sea el cierre.

      1. No hay nada que insultar, nada tapará la verdad y la vergüenza de más de dos siglos de mediocridad y miserias. No de puede esconder la verdad tras el velo de la ignorancia y la impiedad de los «verdaderos creyentes»

    2. Eso es lo que Esteban-Vigano intentan tapar. Es el meollo de más de dos siglos tratando a los consagrados y sacerdotes como tropa. Y los laicos abusados y maltratados por estos clericales. Y espero que esto no frene al Papa para seguir sus reformas.

  6. A un servidor no le cae nada bien este arzobispo. Es fatuo, más bien corto de lumbreras y un señor encantado de conocerse. Cuando improvisa las homilías es francamente lamentable. Espero que de aquí en adelante las haga de 8 minutos como recomienda Francisco. Tal vez sea ese el pasito que le queda para que lo nombren cardenal.

  7. Si algo demuestra toda esta crisis de la pederastia en la Iglesia es que el progresismo católico es insostenible. Ahí están los resultados de las teologias liberales y liberalizadoras en materia de moral sexual, las dudas sobre los actos intrínsecamente malos y el carácter objetivo del bien y el mal moral, el primado de la conciencia y la autonomía de la libertad individual. No confundirse: si no fuera la Iglesia el lugar donde se han dado estas aberraciones, y si no estuviese y no hubiese estado durante siglos la Iglesia en el mundo, nadie se escandalizaría de estas cosas, como no se escandalizaba de ellas Platón que las metía en medio de sus diálogos filosóficos sin problema alguno.

  8. Es Jesús Quien ha dignificado al hombre, al hombre y la mujer, dándoles trascendencia porque con Él nuestra filiación es de hijos de Dios . Y tuvo palabras de condena escalofriantes para todo aquel que violentara a los niños.
    A pesar de todo el drama que hoy hace sufrir tanto a la Iglesia, siguen fieles a Jesús muchísimos , los que de verdad creen en Él cumpliendo su excelso mandamiento, y si es inevitable, muchas veces hasta el martirio.
    Los actuales trances son muy dolorosos, pero, con la ayuda de Dios pasarán.
    Porque todo pasará, pero las palabras de Jesús no pasarán.

  9. De toda la vida se ha llamado braulios a los pelos del pubis, ahora se porque. Menudo elemento. Frente a una acusación gravísima y cierta como la de Vigano, lo que importa no es la intención, si no si es cierta.
    Menudo canalla el Braulio, ya se ve lo que le importan los abusos infantiles en la Iglesia. Lo que le importa es tapar las verguenzas del encubridor supremo, a ver si le cae un capelo no del cielo, sino de la cienága de Trolas de la Pampa.
    Esta claro que este Braulio apesta.

    1. Mas que abusos infantiles es más adecuado a la realidad hablar de abusos pederastas de eclesiásticos, lo que Bergo glio protege, moneda de cambio en pago a las redes maricas que lo ayudaron a usurpar el trono de Pedro, en el Desastre del 2013.

      Braulio se somete, como tantos otros obispos, al llamado desde el Vaticano a adular al líder de la mafia sangallense. Está cuidando su carrera eclesiástica, no quiere líos con el Jefe, lo alaba a pedido, no quiere desagradar al irascible Bergo glio.

      1. Entre el Esteban difamando y usted chillando injurias, está página se retrata como lo es desde que comenzó, una cloaca para que un par de listos se ganen la vida sin dar u palo al agua

  10. Para decir eso, mejor habría hecho aplicándose lo que dijo Francisco de silencio y oración. Así sólo está contribuyendo a hundir más, si cabe, la credibilidad episcopal.

  11. Señore obispo, si no le queda tiempo de leer la Biblia entera, por lo menos lea los evangelios y esfuércese en ponerlos en práctica. Se la pongo más fácil: lea sólo el evangelio de San Juan. Todavía se la pongo más fácil: lea el capítulo 7. ¿Mucho que hacer y no hay tiempo? Lea Juan 7,24. Está bien, yo le voy a leer el pasaje: «Y Jesús dijo: no juzgues por las apariencias, juzga con juicio justo».

  12. Qué pena da este panfleto y lo digo no con pena, lo expreso con total irritación y santo deseo de conversión para esta jauría de plumillas sin decencia, a pesar de la censura a la que nos someten.

  13. «15.Pero si os mordéis y devoráis los unos a los otros, llegaréis a destruiros mutuamente.
    16.Yo os digo: Dejaos conducir por el Espíritu, y no os dejéis arrastrar por las apetencias de la carne.
    17.Porque la carne lucha contra «el espíritu, y el espíritu contra la carne; pues estas cosas están una frente a la otra para que no hagáis lo que queréis.»
    Gálatas, 5 – Bíblia Católica Online
    ¿Y si buscamos la respuesta a nuestras necesidades en el evangelio en lugar de ladrar y lanzarnos mordiscos los unos a los otros como animales para regocijo de nuestros enemigos?

  14. ¿Braulio, igual que el Cardenal Arzobispo de México no tendrán a su servicio al Arcángel Gabriel para dictar nuevas revelaciones divinas, como el caso de Mahoma? Pues, ¿cómo puede hacer tales juicios sin que hubiera una investigación en toda regla? Se trata de un pecado contra la caridad y la justicia, pues cada uno incluyendo al Monseñor Viganó tiene derecho a la buena fama y a no ser juzgado temerariamente.

  15. Don Desiderio, no haga el ridículo hablando de lo que desconoce. Solo el 0.04 % de las víctimas de los llamado «abusos sexuales» a menores pueden tener como presunto responsable a un eclesiástico. El 99,96% tienen lugar en el ámbito civil. Eso es lo que dicen las estadísticas más fiables. Vd. como el sr. Masja no quieren admitir que el pontificado de Francisco ha sido un error, y que la Iglesia Católica es la depositaria de la Verdad revelada.

    1. ¿Es una broma? ¿De verdad que se cree lo que escribe? ¿Que le molesta de la Verdad‽
      Y lo del fracaso ¿Qué demonios es? ¿Alguno aquí está en sus cabales? ¿Tanto dinero se gana con este circo?

  16. A ver, mi comprensión lectora no es de catedrático de literatura, pero yo en las palabras referidas de Mons. Braulio no entiendo que esté difuminando la responsabilidad en un todos colectivo en el que cada uno es culpable en algún grado. Contrapone Iglesia a todos, para llamar la atención de que es injusto de que la problemática de los abusos se circunscriba exclusivamente al ámbito de la Iglesia, cuando es un problema que afecta a todos los ámbitos de la sociedad. Estamos muy justamente cabreados por tantas cosas, entre ellas los abusos y encubrimientos y torpezas en la gestión de los mismos, que estamos muy susceptibles y caemos en la tentación de disparar a discreción o matar moscas a cañonazos. Està bien que el celo del templo nos consuma, pero no perdamos nunca la perspectiva cristiana que exige de nosotros verdad y caridad y estas siempre juntas.

  17. ¡Ningún abusador es progresista! Jaaaaaaaa. Empezando por McCarrick, que le mintió a los Obispos norteamericanos sobre la carta de Ratzinger que decía que los políticos que votaban a favor del aborto no podían comulgar. Y siguiendo por una pléyade de curas abusadores yanquis que pertenecían al «ala liberal del catolicismo» y defendían los derechos LGTB, entre ellos Rausch, Arimond, Goergen, y muchos más.

  18. Zafio, injurioso, no sé, de la peor raela, de los más bajos fondos de la última sacristía de la última capital de provincia, que sólo agrada a viudas de clase media desconsoladas

  19. ¿Amargado? ¿Qué clase de cristiano es usted que insulta a aquel con quien no está de acuerdo?

    Yo sólo expongo los datos. De 1000 sacerdotes en Pennsylvania +410 pederastas. Los datos son de la Iglesia Católica (son los archivos de las diócesis).

    ¿Qué busco? La VERDAD. ¿Y usted?

    1. Públicos y notorios. La Iglesia desde los años 20 se infecto del sectarismo y el autoritarismo más atróz, de forma sistemática, en un deseo de poder y sometimiento que sólo el totalitarismo más cruel es capaz de sobrepasar.

  20. Lo mismo en Australia. Lo mismo en Irlanda. Lo mismo en el informe John Jay. Todos los datos hablan de un 30-50% de sacerdotes pederastas (venga, va… la mitad pederastas la mitad efebófilos). Son (la mayoría) datos de la Iglesia Católica.

    Insultarme a mí no sirve de nada. Los datos están ahí.

    1. Y esta verdad duele. Sólo tenemos reportes desde los años 20, no de antes, desgraciadamente. Y es algo tremendo. Esta gente, clericales hasta la náusea, no se ponen en lugar de miles de padres, madres, hermanos, miles de familias, miles, décadas y dicen que las Iglesias se vacían por los rojos y masones. Cómo dice BXVI no necesitamos enemigos externos, con estos de Infovaticana nos sobran.

      1. Masja:

        El John Jay sólo llega hasta los años 50. El informe del gran jurado en Pennsylvania contiene abusos de los últimos 70 años, luego también desde los años 50.

        ¿Podría usted decirme de dónde sale esa cifra de los años 20? Lo pregunto porque yo no tengo constancia de ninguna información al respecto antes de los años 50.

  21. Jajajaja. Negará porque será complice, cómo lo han sido miles de sectarios, clericales, curas, obispos y consagrados, masacrando la vida de miles de niños, y niñas, durante décadas. Esta vergüenza es de la Iglesia, sólo de la Iglesia.

  22. MASJADERIN O MASJADERINA, lo que hace que esta página huela mal son tus deposiciones. De verdad guapa no le interesas a nadie. eres un poco insustancial y patética.

    1. Yo conozco dos. Contados en persona por las víctimas.

      No fueron violaciones. Sólo fueron tocamientos. Y nunca se denunciaron.

      Más gente por aquí a contado experiencias similares. No conozco en cambio ni un solo caso de tocamientos de un profesor. Y he tenido muchos profesores en mi vida, y un solo sacerdote, como el resto de mis compañeros.

  23. Ah, perdón. Ya está. Asunto resuelto. Carlos Núñez lo «niega rotundamente» y ya está. Caso cerrado.

    ¿Qué importa lo que diga el John Jay report? ¿Qué importa lo que diga el gran jurado de Pennsylvania? ¿Qué importan Irlanda, Australia, Chile, etc…?

    Carlos Núñez tiene la solución: Los sacerdotes son igual de malos que cualquier otro colectivo. Pues va a ser que no, señor Carlos Núñez. Va a se que no hay un 50% de profesores que le meten mano a l@s chaval@s o a l@s niñ@s.

    Y NO. NO es cierto que haya más interés en investigar sacerdotes que, por ejemplo, diputados de Podemos.

  24. Señor.
    Usted sabe que en el mundo periodístico es lícito y común que aquel que convoca a la conferencia de prensa proponga la agenda. Es decir, decida los temas y/o se abstengade otros. Esto es lo que hizo el Papa. Tiene el derecho y ningún periodista con honestidad profesional podría lamentarse. Usted, reclama esto en su titular. Esto hace mal a los fieles porque los confunde aún más.
    Pero es cierto … Debemos ser claros. El Papa debería aclarar todos los hechos sucedidos. Absolutamente y no hablar desde el Altar despotricando contra Viganò. Sin embargo, en la conferencia tenía derecho de abstenerse.
    Más honestidad estimado director. Rezo por ustedes.

  25. Es decir, que según usted los datos del informe John Jay (de la Iglesia Católica), son falsos. ¿Por qué habría de mentir la Iglesia Católica contra sí misma?

    Las cartas de los obispados de Pensilvania son falsas. ¿Y nadie dice nada?

    La lista de sacerdotes pederastas, con nombre y apellidos, de Boston, publicads por la propia diócesis es falsa. ¿?

    Para poder seguir con su conspira los no le sirve la masonería. Es la propia Iglesia Católica, como sabemos, la que conspira. Es Viganò quien acusa al Papa de defender pederastas…

    No le compro sus explicaciones. No sé cree usted lo que dice…

  26. Carlos Núñez Díaz:

    La conspiranoia siempre es una posibilidad. El hombre no pisó la luna, y el 11-S lo preparó Bush.

    A esa altura está usted ahora mismo.

    Espero que sea usted consciente lo que dice: Está usted incluyendo en su conspiranoia, en ese «peor enemigo» dentro de la Iglesia, a cientos de vícitimas y de sacerdotes y de obispos en Pennsylvania. Los sacerdotes, según usted, siendo inocentes se declararon culpables ante sus obispos, y éstos, sabiendo que eran inocentes, le siguieron la corriente. Y crearon esas cartas falsas y esperaron a que la justicia mandara abrir esos archivos. ¿Verdad?

  27. Supongo que Marcial Maciel, según usted, TAMBIEN es inocente de TODO lo que se le acusa, ¿verdad?
    Supongo que McCarrick, o el pederasta confeso Wesolowsky, o Daneels, o tantos otros también son inocentes según usted, y las pruebas en su contra son inventos. ¿No? ¿Hasta dónde llega su conspiranoia?

    Y todas esas víctimas… mentirosos, ¿verdad?

    ¿Y los 34 obispos de Chile? ¿Se pusieron ellos también de acuerdo para conspirar contra la Iglesia Católica? Porque si todo es FALSO, si no hay abusos (o apenas)… entonces ¿por qué dimitieron los obispos? ¿Por qué pidió perdón Benedicto XVI si no hay problema alguno?

    Me da usted mucha pena.

  28. Carlos Núñez:

    Y cuando Viganò dice que el Papa estaba al tanto y mantuvo a un pederasta como McCarrick al frente, ¿forma parte Viganò de esa masonería que se ha apoderado de la Iglesia Católica, o no?

  29. Sí, Carlos, sí. Lo sé. Yo además de matar a JFK, y ser el responsable intelectual del 11-M y el 11-S soy un tío «muy pesao» que… que…. QUE NO HACE MÁS QUE APORTAR DATOS.

    Como los datos que aporto, además, son de la propia Iglesia Católica… claro, a usted no le queda otra salida que la conspiranoia.

    No hay más.

    Repito: Me da pena usted. Alguien incapaz de afrontar LA VERDAD.

  30. Por cierto, repetidamente ha adjuntado enlaces a mis mensajes. Pero esos, por algún motivo, no han sido publicados.

    Pero puede usted buscar en google «John Jay report», puede buscar «Pennsylvania priest abuse» y puede buscar «Boston priest abuse». La cantidad de sacerdotes están en las respectivas páginas de las diócesis.

    En el John Jay report (versión 2004) página 28 puede comprobar usted los aprox. 400 sacerdotes pederastas al año. En la 70 puede usted comprobar el 50% de pederastas 50% efebófilos.

    En el informe Pennsylvania página 9 (hacia el final) comprobar +410 sacerdotes pederastas.

    Según el Boston Globe +270 pederastas (de 140 de ellos la diócesis ha publicado sus nombres).

    Pero nada, hombre… si su salida es la conspiranoia, no hay nada más que hablar.

  31. ¿Acusaciones? ¿Yo? Hay gente que no sabe leer. Yo, señor mío, NO HE HECHO UNA SOLA ACUSACIÓN.

    «Pero que la inmensa mayoria de los curas»

    ¿Inmensa mayoría? ¿De dondes saca usted eso? Yo he dicho que entre un 30-50% de los sacerdotes. Eso no es una «inmensa mayoría».

    Comete usted varios errores.

    1º Adjudicarme a mí las acusaciones. Yo no he acusado a nadie. Nadie me ha violado. Es en los archivos de Pennsylvania donde aparecen +410 sacerdotes confesando a sus obispos que son unos pederastas. Yo sólo divido 410/1000 y me sale 40%. Punto.

    2º Confundir esta estadística con las que se hacen en política. En política la muestra son unos 30 millones de españoles, y sólo se pregunta a unos pocos miles su intención de voto. Aquí hay 1000 sacerdotes y +410 son pederastas… no es lo mismo ¿verdad?. A eso no se le llama estadística, se le llama dividir. No hay media, no hay error estadístico.

  32. Por cierto. Estoy un poco despistado. Yo había entendido que se habían inventado las acusaciones. Ahora dice usted que manipulan las estadísticas.

    ¿En qué quedamos? ¿Se inventaron las acusaciones o se manipularon las estadísticas? ¿O fue ambas cosas?

    En el informe Pennsylvania aparecen las cartas intercambiadas por obispos y sacerdotes. ¿Son falsas, según usted? ¿En qué se basa usted para decir que son falsas? ¿O simplemente se las inventa?

    Si no son falsas, la estadística consiste en dividir +410/1000=40%. Punto.

  33. Su «buenísimas personas» no expresa nada más que sus deseos. No tiene nada que ver con la realidad.

    Lo de Pennsylvania podría ser una excepción (ese 40%). Pero es que en el John Jay report dice lo mismo (los DATOS del John Jay report). En Boston lo mismo. En Australia lo mismo. En Irlanda lo mismo. En Chile lo mismo… etc, etc, etc…

    Una y otra vez, los datos muestran a un porcentaje similar de sacerdotes pederastas, del orden del 40% (10% arriba o abajo, que poco importa).

    P-U-N-T-O.

  34. Por cierto, la Iglesia Católica en el John Jay report SI que manipula las cifras, incluyendo en ese 4% de sacerdotes pederastas a aquellos que en 1930 violaron a un niño y murieron en 1955 como sacerdote no pederasta. También a aquellos que violaron a un niño en 1995 pero todavía no fueron denunciados.

    Eso SI es una manipulación de cifras. Para ir «contra» la Iglesia Católica se toman en serio el culparla lo mínimo posible.

    P.D: Póngase en el lugar de una víctima que lea sus comentarios minimizando lo ocurrido, o llamándoles mentirosos, y dígame qué siente.

  35. Sí. Lo admito. Soy un cobarde. No quiero que nadie rastree mi nombre, y sepa dónde vivo, y pueda venir una noche a darme unas bofetadas. Soy un cobarde que teme por su integridad física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles