PUBLICIDAD

El Vaticano espera otra ‘bomba’, esta sobre la penetración gay en la jerarquía

|

El Informe Viganò podría haber levantado la veda del secreto de oficio vaticano, y Roma se llena de rumores esperando la siguiente ‘bomba’, quizá surgida del dossier encargado por Benedicto XVI sobre la corrupción en la Curia y nunca hecho público.

Quizá lo más sorprendente del Informe Viganò sea que no es sorprendente en absoluto, salvo en una cosa: que un arzobispo curial tan alto en el escalafón haya violado su juramento de secreto de oficio para acusar al Papa y a la Curia y pedir la dimisión del primero.

Por lo demás, el contenido de las acusaciones, verdaderas o no, es poco o nada sorprendente. Que la Curia conociera lo que conocían tantos, lo que, al final, tenían la obligación de conocer, no debería resultar tan llamativo. Lo hemos vivido ya, con Juan Pablo II, sin contar con que la jerarquía eclesiástica tiene fama de poseer un excelente servicio de información interna.

Lo que cuenta Viganò podrá, naturalmente, ser mentira, pero una mentira eminentemente verosímil que se compadece extraordinariamente con situaciones que ya vivimos en 2002 y hechos con los que se especulaba desde hace tiempo, porque son lógicos y tienen sentido: si ha habido obispos que han pagado extrajudicialmente para solventar denuncias judiciales contra McCarrick, es de razón que no lo hicieran a título individual y que informaran a sus superiores, como han aclarado que hicieron, por otra parte.

Viganò ha ‘pecado’, de eso no hay duda, al violar el secreto de oficio. O, quizá, podría alegarse que ha ‘discernido’, que ha optado por no ser un semipelagiano rígido de rostro amargado obsesionado por el cumplimiento de las normas. Y es que la ‘nueva dispensación’ que parece ofrecer Su Santidad puede mostrarse como una espada de doble filo, en el sentido de que no todos van a discernir los asuntos de conciencia de la misma forma.

Y ese es el peligro ahora, que haya más altos funcionarios vaticanos que disciernan en el mismo sentido, y que se tomen más en serio las palabras del Pontífice cuando exalta la apertura y la transparencia que el viejo y hasta ahora escrupulosamente mantenido secreto de oficio. Que se rompa el dique, en fin, y se filtren muchos otros confidenciales con consecuencias aún más explosivas.

Hoy en Roma, caldera de rumores, se habla sobre todo de tres, que probablemente sean o procedan del mismo. El primero sería un dossier sobre el cardenal americano Kevin Farrell, que vivió seis años en el mismo domicilio que el ex cardenal McCarrick cuando era entonces su auxiliar en Washington, que escribió un elogioso prefacio para el libro ‘Building a bridge’ del jesuita homosexualista Padre James Martin, a quien invitó como ponente estrella al desastroso Encuentro Mundial de las Familias de Dublín. Farrell, cuando estalló el escándalo McCarrick, dijo no sospechar nada de las andanzas de su buen amigo y protector y mostró una sorpresa que ha convencido a pocos.

El segundo sería meramente una lista: nombres y cargos de los clérigos y prelados gays en el Vaticano que presuntamente formarían la red homosexual que estaría presionando para que la Iglesia cambie su concepción de la sexualidad humana.

Pero este segundo -al igual que, probablemente, el primero- solo podría salir del Santo Grial de los informes confidenciales: el encuadernado en rojo, 300 páginas, que el Papa Benedicto entregó a su sucesor para que hiciera con él lo que creyera oportuno.

Sí, suena novelesco y hasta conspiracionista, pero no hay nada de ello: todo está debidamente publicado, incluso en publicaciones oficiales de la Iglesia, y cualquiera puede consultar la historia del famoso dossier de misterioso contenido. Solo las interpretaciones difieren sobre esta curiosa saga.

Que comienza, entre otros, con Viganò, entonces a cargo de la Gobernación o Gobernorato, el organismo que administra el Estado Vaticano. El Arzobispo se encontró con un verdadero patio de Monipodio en las finanzas, corrupción económica que se traducía en un déficit de ocho millones de euros cuando él mismo habría de convertir ese saldo en más de treinta millones de superavit.

Viganó escribió a Benedicto para denunciar esta corrupción, al tiempo que tomaba medidas para atajarla, estropeando muchos negocios a gente importante de la Curia. Hasta que algunos de esos mensajes, junto con otros que exponían igualmente la corrupción de las altas esferas vaticanas, se filtraron a la prensa en el escándalo conocido como VatiLeaks.

PUBLICIDAD

Se halló al culpable o, al menos, se encontró culpable y se condenó al mayordomo personal de Su Santidad, que fue casi inmediatamente indultado, lo que llevó a muchos a pensar que las filtraciones habían sido aprobadas por el propio pontífice para iniciar una ‘operación limpieza’.

El caso es que el asunto VatiLeaks dio a Benedicto una razón -o un pretexto, si se quiere- para iniciar una investigación sobre la corrupción en la Curia en particular y en la jerarquía en general, investigación que encargó a tres cardenales: Julián Herranz, Jozef Tomko y Salvatore De Giorgi.

El resultado fue el informe del que hablamos y que, al parecer, junto a la corrupción económica había encontrado muy extendida la corrupción moral entre representantes del alto clero, especialmente en su vertiente homosexual.

El Vaticano informó en su momento que el Papa había leído el informe y que había decidido no hacerlo público, sino traspasarlo a su sucesor para que hiciera lo que estimara conveniente. Unas semanas más tarde, de forma sorprendente, Benedicto anunciaba su renuncia alegando que no se veía con fuerzas para afrontar las reformas que la Iglesia necesitaba.

Y entregó el famoso informe a Francisco, que no solo no lo ha hecho público sino que, que sepamos, no ha vuelto a mencionarlo.

Pero si el informe está a buen recaudo en poder de Francisco, o incluso si ha pasado ya por la trituradora de papel, hay, como poco, tres personas que lo conocen bien y que con toda probabilidad guardarán copia del mismo: Julian Herranz, Jozef Tomko y Salvatori De Giorgi.

Y esta es la ‘bomba’ de la que hablan ya publicaciones como Il Giornale, entre otros muchos, que recogen el rumor que corre como la pólvora en la Roma que se despide del verano y en la que, de creer a los alarmista, abundan los prelados a los que no les llega la camisa al cuello. De este informe saldría casi con toda seguridad la ‘lista negra’ que amenaza con hacerse pública y, probablemente, el informe que algunos esperan sobre el cardenal Farrell.

El secreto de oficio -cubierto por sanciones morales y canónicas- ha sido hasta ahora la salvaguarda de estos secretos. Pero Viganò podría haber abierto la veda y muchos funcionarios obligados por él quizá estén en este momento discerniendo, según la doctrina de moda de la primacía de la conciencia, si no harán un mayor bien a la Iglesia rompiéndolo.

49 comentarios en “El Vaticano espera otra ‘bomba’, esta sobre la penetración gay en la jerarquía
  1. Pues esperemos que esté mejor informado que el informe Viganó, que acusaba de formar parte del lobby gay al prelado que más batalló por lograr que se prohibiera la ordenación de homosexuales (Edwin O’Brien) y a otro que se batió el cobre durante años en la ONU para impedir la promoción del aborto y los anticonceptivos (Raffaele Farina). Si no, acabará como la famosa lista de prelados masones que publicó Mino Pecorelli en su día: en nada por falta de pruebas que lo apoyen.

    1. El aviso de bomba está ya por todos los medios generalistas. Hasta en el frívolo, progre y estúpido Yahoo lo acabo de ver. Yo que tú disimulaba estos días, Joaquín. Haz caso ahora que puedes del estribillo más famoso de los viejos rockeros de Obús:
      «¡Prepárate, va a estallar el obús…!»

    2. Ahora se escandaliza RELIGIÓN DIGITAL de que pueda aparecer el listado del lobby gay, cuando muchos recordamos que JOSÉ MANUEL VIDAL –junto con el exseminarista gay del PP Biendicho qepd– amenazó en su portal durante meses a los obispos españoles con desvelar los supuestos nombres de una trama que él mismo bautizó como «Escándalo de las mitras rosas». Luego se rilaron los dos lloriqueando por miedo a las querellas. Ya no te acuerdas, ¿eh Vidal?

  2. Tiodo son sombras, rumores, secretitos ……
    uuyyy …… que listos son, cuantas informaciones intimas, privadas tienen…..

    A mi, de verdad, me está dando ya asco toda la jerarquía eclesiástica.

    Luz, Luz, xf …. necesito la Luz de Cristo, Su Verdad….. pura, limpia, clara……..

  3. Que triste y deprimente es todo lo que ocurre, los lobos comiéndose a las ovejas, y nos escandalizamos porque se supone que son personas al servicio de Dios. Pero en el mundo, la cosa es igual , usamos disfraces, aquí tienen la muestra con la ovejita del señor, es un disfrazado, o disfrazada, fingiendo pena ridícula, y es una blasfema de oficio, y no tarda su pareja sentimental, en salir en su defensa

    1. Spes, ya, de verdad, me tienes harta. ¿vale?
      No haces mas que calumniarme en todos tus correos.

      Y yo no tengo «pareja sentimental», no tengo pareja, soy una persona, hija de Dios Altisimo. Estoy casada ante Dios, mi Padre, con un vinculo indisoluble.
      Mi marido no es un machista como tu, y no tiene necesidad ninguna de venir a estas páginas a defenderme de «una especie de cosa» como tú.
      Yo me defiendo sola. ¿Vale? Porque tu, realmente, no existes.
      Si no existes no tengo necesidad de defenderme de lo inexistente.
      ¡¡¡¡¡¡¡ NO EXISTES !!!!!!!!

    2. La falta de respeto que se respira en esta «pseudo web» catolica da asco. Los comentarios contra OVEJITA DEL SEÑOR, entiendo una religiosa consagrada son de una irreverencia inaudita. Lo mismo con hermanos en la fe. Un «pasquin amarillista» destilando veneno, que no busca la verdad sino complacerse entre su reducido publico. Lamentable. Y «machito» SPES, no soy la pareja sentimental de OVEJITA, y si no fuera que vivo en Argentina te desafiarìa a ver cuan macho eres mano a mano en la calle… y no oculto en una cuenta anonima. Patan

      1. Denunciar falta de respeto a otros e insultando luego con el término «patán» después de echar de menos un duelo mano a mano, además de otros juicios me parece cuando menos incoherente. Y de cristiano, poco. Más bien de discurso del lejano oeste antes de sacar las pistolas.

  4. Con tanta saturación de malas noticias, y tanta ansiedad y confusión circulando entre nosotros los fieles, cada vez veo más claro que lo mejor que podemos hacer por el Papa y Iglesia es leer menos noticias y centrarnos en la Eucaristía. Sólo Cristo puede renovar la jerarquía y solo El nos puede liberar del orgullo y unirnos en la Verdad. Centrarnos en Cristo, eso es lo único que importa. Adoracion eucarística, santa presencia, y menos leer noticias.

    1. Si, Palomo.
      Es lo que yo hago.
      Hago como tu dices.
      Lo que hago es, mas bien, aletear sobre las noticias -mas que profundizar en ellas-, y así estoy informada y María y el Espíritu aprovechan y me mueven a rezar por una cosa u otra.
      Que otra cosa puedo yo hacer.

  5. Pues de las cosas hay que enterarse, y no cerrar los ojos, ¿cuántos padres si hubieran sabido ciertas cosas de sus obispos y párrocos no hubieran mandado a sus hijos a campamentos alegremente? O si ¡supiéramos que han hecho con nuestro dinero no lo hubiéramos donado alegremente! Porque igual ese dinero no ha servido si no para agrandar la putrefacción.

  6. «que un arzobispo curial tan alto en el escalafón haya violado su juramento de secreto de oficio »

    ¿Juramento de secreto de oficio? ¿Qué clase de secreto es ese? ¿A quién se debe este hombre?

    ¿Se imaginan al profesor de un colegio guardando el «secreto de oficio» de que otro profesor le mete mano a l@s niñ@s? No, ¿verdad? ¿Cómo de podrida tiene que estar la mente de alguien para considerar que es «normal» ese «secreto de oficio»?

    Ovejita:

    La luz que necesita usted es la de los taquígrafos de un juzgado. O la luz de la prensa, que pueda acceder a los archivos de los obispados.

    1. Desiderio, ufff ….
      ayyyyyyyyy…… que situación vivimos …..
      Creo que cada uno buscamos lo mejor, lo mas correcto, lo mas verdadero y limpio.
      Cada cual según nuestra posición cultural e intelectual……
      Que difícil todo, Desiderio, ……. ¿que decir?.
      un bs.

  7. El cardenal Julián Herranz, destacado en la reforma del código de derecho canónico y también coautor de una rectificación de algunos puntos del Catecismo de la Iglesia, ¿es del Opus Dei, no? Aún nos quedan cosas interesantes por ver.

    1. Hijo, Spes, ademas de inexistente eres un torpe.
      No sabes ni contestar a un comentario.
      Mira, … si quieres comentar algo de alguien tienes que hacer lo siguiente:
      1_ pulsa en «responder» (Está en color debajo del comentario, ¿lo ves mono?)
      2_ escribe lo que quieras y envía.
      Saldrá debajo de ese comentario y un poquito mas estrechito para que se vea que es una contestación. Tal como acabo de hacer yo.

      Asi, tu comentario quedara ordenadito y no nos mareas a los demás con un comentario que comenta algo de alguien que esta cinco comentarios atrás. ¿Capiscas bambino?

  8. El affaire Viganò y las palabras de Francisco negándose a declarar nada al respecto dejaron perplejos a muchos. De las informaciones que siguieron, permanecen algunas sombras que deben ser aclaradas sobre la actuación de algunos personajes de la Curia; pero sobre todo han surgido inconsistencias importantes en el comunicado de Viganò.
    Aunque nadie ha dado respuesta oficial a la declaración del exnuncio en Washington, sí lo hahecho indirectamente un periodista del Vatican Insider, Andrea Tornielli, contestando punto por punto a las afirmaciones de Viganò. Lo pueden ver en el link:
    http://www.lastampa.it/2018/09/06/vaticaninsider/los-recuerdos-imprecisos-del-ex-nuncio-que-quiere-la-cabeza-del-papa-2TGLacYLLrWyZNOPxFsSIK/pagina.html

  9. Si todo lo que se cuenta responde a la verdad la única salida sensata, como primer paso indispensable que no va a solucionar evidentemente todos los problemas, es la abolición inmediata del celibato obligatorio. Obviamente la jerarquía no se va a atrever a tomar tal decisión de sentido común. Esto no es ideología progre, interconfesional e interreligiosa, es lo que oí en una ocasión a una anciana profundamente creyente católica, sin grados ni doctorados, de una parroquia de aldea: «Que dejen casarse a los curas, por favor». Coincide con lo que exige la 1ª Timoteo a obispos y diáconos (sean lo que sean y hayan sido tales ministerios eclesiásticos). Tan sencillo y lógico como ordenar, como norma, padres de familia, sin excluir excepcionalmente a célibes cuya conducta sea intachable.
    Supongo que los tradicionales discípulos de Mons Viganò no son conscientes de en qué medida están segando la hierba bajo sus propios pies.

    1. Es innegable que la «anciana profundamente católica» tenía buenas intenciones al plasmar tal sugerencia. Sin embargo la ignorancia en la doctrina católica le puede jugar una traspié. Que sea modificable la doctrina o estatutos acerca del celibato, tal vez. Sin embargo no tiene justificación que la debilidad de algunos sea motivo para suprimir (aparte de la tradición) de cuajo una convicción avalada por la santidad y los siglos… El problema es que algunos no quieren respetar sus compromisos, la base de su formación tanto espiritual cómo moral no es consistente ni sólida, esta modernidad líquida (Bauman) pretende petardear a una iglesia cuya piedra angular inviolable e inalterable…

    2. Tankare.
      La castidad y la pureza de cuerpo y alma es eso. Castidad.
      Tu puedes ser un homosexual y casto y puro.
      Puedes ser un heterosexual igual de casto y puro.

      El celibato es una opción que se acepta al querer ser sacerdote de Cristo.
      Si te comprometes te comprometes, sino ….. renuncia y vete, es lo noble.

  10. Es imprescindible estar atento con lo que sucede en la alta jerarquía de la iglesia, cómo todo católico que profesa y se precia de serlo. La oración por delante y hacer de las buenas intenciones, siempre, lo mejor posible. Cualquiera puede escribir lo que se le venga en gana, incluso mientras lo está pensando con las yemas de los dedos. En temas delicados la broma puede ser admitida después, bienvenida sea. Hoy toca estar serio y paciente. Don Jorge Mario Bergoglio nos tiene en espera de pronunciarse y molesta que su silencio truene ocasionando estupor y algo de vergüenza ajena… ¡Sigo rezando por él y la Iglesia!

  11. «Sí, suena novelesco y hasta conspiracionista, pero no hay nada de ello: todo está debidamente publicado, incluso en publicaciones oficiales de la Iglesia, y cualquiera puede consultar la historia del famoso dossier de misterioso contenido».

    ¿Cómo? ¿El informe de Herranz, Tomko y De Giorgi está publicado?

  12. Pero ¡vamos! Que ya parece que tenemos que estar contentos con que se difundan los nombres de la enorme cantidad de sacerdotes y religiosos homosexuales. Si le vamos a ganar al orgullo gay pero dentro de la Iglesia. Toda la Iglesia bajo fuego amigo ‘gracias’ al sinceramiento de un resentido como Viganó al querer atacar al Papa acusándolo de encubridor de «abusadores» (a su gusto muchos entienden sexuales de menores), no de no aplicar sanciones públicas a los sacerdotes gay. Veremos la reacción de solteros y casados que fueron mortificados tanto tiempo para el cumplimiento de una moral sexual que no cumple nadie, comenzado por estos pretendidos asexuados. Finalmente homosexuados. Gracias a Dios que S.S. Francisco sabe cuáles medidas implementar disminuyendo probablemente el escándalo que le debemos a una denuncia cuasi demencial, pero para alegría de enemigos de la Iglesia. Pero hay que contener la oleada rosa.

    1. Horacio Castro. Los hechos, le pese o no, dan la razón a la Iglesia Católica. Monseñor Vigañó no acusa al «Papa Francisco» de nada. Se limita a afirmar unos hechos ciertos. Que S.S.Benedicto XVI sancionó al cardenal McCarrik por su corrupción, que ante todo es doctrinal y magisterial, y luego moral, mientras el sr. Bergoglio le levanta la sanción y lo promueve a varios cargos. La cuenta atrás del grotesco pontificado del sr. Bergoglio ya se ha iniciado, mientras S.S.Benedicto XVI sigue vivo, y sigue siendo Papa.

      1. ¿Dan la razón a la Iglesia Católica? ¿Razón en qué? ¿Viganó no acusa al Papa (y a los anteriores)? ¿Viganó se limita a afirmar hechos de corrupción ante todo doctrinal y magisterial? Yo siento tristeza al comprobar que tontos como tú Chimo Vice, intentan desmoronar a la Iglesia. Déjate de joder con tanto odio.

        1. Es Dios el que defiende la Iglesia, ayer hoy y siempre. La defiende de los que quieren desmoronarla y de los que se niegan recomponerla. Somos nosotros los que nos debatimos entre la vida y la muerte eterna, no la Iglesia, Ella saldrá victoriosa inexorablemente.

    2. Vaya por Dios. Otro que prefiere que se sigan violando a los niños antes que «provocar escándalo»…

      Lo importante es detener la orgía de violaciones. Y jamás se detendrá sin que salga a la luz con un buen escándalo. Lo siento. Y lo que ha salido no es nada comparado con lo que queda por salir… lo veremos.

      El «escándalo» es nada. Una ridiculez.

  13. Yo. Voy a contar un chiste para relajarnos.
    Es propio de los hijos de Dios vivir en la alegría, confiando que todo esta en sus Santisimas Manos Divinas y Él Sabe. Especialmente la jerarquía eclesiástica Vaticana.

    Un hombre va a entrar en la página web del banco para hacer una operación bancaria y se encuentra que la contraseña de siempre no es válida.
    Pregunta a su mujer….
    _ ¿Mari, has cambiado la contraseña del banco?
    _ Si, cielo, me decía que era antigua y que había que cambiarla por seguridad.
    _ Y ¿que contraseña has puesto?
    _ La fecha en la que nos conocimos, mi amor.
    …………….. El se quedó un buen rato mirando el ordenador y al final dijo para sí.
    _ ¿Será puñetera?

  14. …..No comprendo cómo tratáis así al querido papa, no comprendéis que con esta linea editorial os estáis atacando a vosotros mismos??Aquí no se ve luz, calor de Jesucristo, se ve otra cosa bien distinta!!!!Los enfados hay que medirlos pues pueden hacer mucho daño a toda la Iglesia!!Esto es lo que os importa la Iglesia??nada…de nada.
    Poco habéis aprendido del Evangelio para tratar los temas así, en público, en la plaza del pueblo aspectos muy complejos que nunca se debieran de tratar así y con una intencionalidad clara de cargarse al papa!!pff…no representáis a nadie. Un periódico de la Iglesia que se dedica a rajar del Papa, deberíais replantearos vuestra propia existencia. Cuando esto pase, que si Dios quiere pasará pronto, qué tipo de crédito o credibilidad vais a tener?

  15. Desidereo no hay más luz que la del Evangelio, la luz de los taquigrafos o de un juzgado a que aludes no existe. Hoy se enciende y mañana se apaga segun convenga.

    1. Sí, Gedeon, sí… Así opinan todos esos defensores de los pedófilos,y así estamos como estamos, ¿verdad? Como no querían en el taquígrafo de un juzgado, le dijeron al sacerdote que rezase cuatro rosarios como penitencia, y venga, a violar más niñ@s en otra parroquia…

      Usted mismo… venga… a seguir violando.

      Lo que ustedes dicen y defienden tiene un nombre: Anarquistas. Y radicales, además. Me recuerda a los etarras que no reconocían la autoridad de los jueces para juzgarlos.

  16. Es que si hay una red homosexual en la Iglesia en la que se ayudan entre ellos a escalar posiciones de autoridad, al mismo tiempo que van corrompiendo a seminaristas, sacerdotes y hasta menores de edad, buscando además cambiar como es lógico la doctrina sobre la homosexualidad, es claro que tenemos un problema real y que no sirve de nada mirar para otro lado. Y es evidente que McCarrick ha sido un eslabón central de dicha cadena, que con el pontificado del Papa Francisco volvió a estar en el candelero después de haber sido puesto a la sombra por Benedicto XVI, hasta que la denuncia creíble de un atentado a un menor hizo que se lo retirara del cardenalato. Todo eso son hechos puros y duros, y muestran que efectivamente, hay un problema muy grave, y que no sería raro que en el futuro cercano aparezcan más facetas del mismo.

    1. José:

      McCarrick no es ningún «eslabón central». McCarrick es uno más de tantos y tantos pedófilos que gobiernan la Iglesia Católica. Sobran ejemplos, de pedófilos y de defensores de pedófilos, como para centrarse en una sola persona.

      Como Maciel, como el arzobispo Wesolowsky, como el arzobispo Hans Hermann Groër, como el obispo Roger Vangheluwe, como el arzobispo Anthony Apuron, como el obispo Juan José Pineda, como el obispo George Müller, como Joseph Symons y su sustituto Anthony O’Connell, etc, etc… ¿Hace falta que siga?

      Estos son los que violaron niños (mayormente monaguillos). Después vienen los defensores de sacerdotes pederastas, como el cardenal Bernard Law, o el Papa Benedicto XVI:

      https://www.nytimes.com/2010/04/11/weekinreview/11wakin.html?ref=europe

      Después vienen los defensores de los obispos/arzobispos/cardenales defensores de los pederastas, como el papa Juan Pablo II, Benedicto XVI, Francisco, y básicamente cualquier otro antes que ellos.

      Etc… etc…

      1. La acusación que haces sobre Benedicto XVI me parece falsa. Como está profetizado, le acusaran a Benedicto de un crimen que no ha cometido. Y no niego lo que dices de que habrá muchos más casos como lo descubierto en USA. Pero el objetivo demoníaco es siempre acusar a un inocente, entre otros delincuentes, como Cristo entre los dos ladrones.

    2. (es posible que este mensaje se publique antes que uno anterior…).

      Después vienen los homosexuales que tienen relaciones con otros sacerdotes homosexuales
      (adultos). Eso no es delito, pero también habría que echarlos… De estos imagino que no hace falta que haga una lista, ¿verdad?

      En fin, que McCarrick de eslabón central no tiene nada de nada…

      El problema «duro» es que jamás se denuncia en comisaría. Jamás se deja al cardenal-arzobispo con el culo al aire para que pague por lo que hizo. Siempre se defiende al sacerdote (hasta que es inevitable). Siempre se ofrece un retiro dorado en el Vaticano al cardenal-arzobispo… Ese es el problema. Y siempre se tapa en lugar de sacar a la luz.

      Y a quienes piden luz y taquígrafos se les tacha de mentirosos/enemigos/etc…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles