PUBLICIDAD

¿Por qué la prensa mundial protege al Papa Francisco?

|

En 2003, The Boston Globe ganó el Premio Pulitzer por sus reportajes sobre el encubrimiento de abusos sexuales masivos por parte de la Iglesia católica y, en concreto, la archidiócesis de Boston. La junta del Pulitzer alabó la «valiente y exhaustiva cobertura informativa realizada de los abusos sexuales perpetrados por sacerdotes, un esfuerzo que acabó con el secreto, produjo reacciones a nivel nacional e internacional y causó cambios en la Iglesia católica». Hollywood hizo la película ganadora de un Óscar, Spotlight, sobre este esfuerzo.

En 2018, el arzobispo Carlo Maria Viganò, antiguo embajador del Vaticano ante los Estados Unidos, ha publicado un memorándum de once página alegando que el Papa Francisco y otros miembros del Vaticano habían reincorporado al cardenal Theodore McCarrick a un cargo público a pesar de las creíbles acusaciones de abuso sexual de seminaristas y menores. El memorándum ha sacudido a la Iglesia católica; el Papa Francisco se niega a hacer comentarios; otras fuentes han dado un paso adelante para apoyar las afirmaciones de Viganò.

El cardenal Blase Cupich de Chicago ha increíblemente afirmado que el Papa Francisco no debe hacer comentarios, ya que «su agenda es mayor. Tiene que seguir adelante con otras cuestiones, tiene que hablar del medio ambiente y proteger a los emigrantes y llevar adelante el trabajo de la iglesia. No nos vamos a aventurar hacia lo desconocido por este tema».

¿Acaso se ha precipitado la prensa para investigar las afirmaciones de Viganò? ¿Ha exigido una respuesta al Papa Francisco? ¿Hemos visto, por parte del equipo del Globe, el mismo tipo de cobertura informativa valiente y exhaustiva de las actividades de Francisco que vimos en 2003? Claro que no.

En cambio, los medios de comunicación convencionales han seguido retratando a Viganò como un conservador descontento que está furioso con la interpretación progresista que hace el Papa Francisco de la doctrina católica. The New York Times ha titulado: «Las luchas por el poder en el Vaticano estallan mientras los conservadores se abalanzan”. El titular de la versión impresa es incluso peor: «Francisco escoge el buen camino mientras los conservadores se abalanzan, y acepta las críticas públicas».

Sí, según el Times, la historia no iba sobre el Papa siendo acusado, verazmente, de encubrir abusos sexuales, sino de los conservadores atacándole por ello. El problema del acoso y abuso sexual a niños por parte del clero se ha mantenido en segundo plano en la política de izquierdas de Francisco, tal como el artículo del Times deja claro en el primer párrafo: «Desde el inicio de su pontificado, a medida que Francisco ha intentado establecer una iglesia más acogedora alejándola de temas que son causa de confrontaciones culturales, como el aborto o la homosexualidad, ha enfurecido a los católicos tradicionalistas. ‘¿Quién soy yo para juzgar?’, dijo el Papa en una frase que ya es célebre, cuando le preguntaron sobre los sacerdotes homosexuales. Este fin de semana hemos podido ver lo iracundos que están sus enemigos políticos y doctrinales…».

No ha sido sólo el Times. Hace unos días, Reuters tituló: «Los medios de comunicación conservadores se ponen en primera línea en la batalla para socavar al Papa Francisco». The Telegraph (del Reino Unido) ha declarado: «Analistas del Vaticano afirman que el ataque parece formar parte de un esfuerzo conjunto de los conservadores para destruir al Papa Francisco, que nos les gusta por sus puntos de vista progresistas…».

Pero, ¿por qué, en nombre de Dios, apelar al Vaticano a no defender a los abusadores sexuales es un asunto político para la prensa? ¿Por qué no es esto algo sobre lo que podemos estar todos de acuerdo? ¿Por qué la prensa no le está planteando al Papa preguntas duras, en lugar de centrarse sobre las supuestas motivaciones de los denunciantes?

Lo único que consiguen los intentos vergonzosos de los medios de comunicación de encubrir a Francisco, porque aman su política, es exponer las reales motivaciones malignas de muchas personas que trabajan en ellos: les causaba felicidad sacar a la luz pública la mala conducta y el mal que había en la Iglesia católica cuando el Papa era un conservador y, en cambio, son felices de poder ayudar a encubrirlo todo cuando el Papa es un progresista.

Esto es infame. Y la mayoría de los católicos comprenden que si los miembros de los medios de comunicación -un grupo de gente abrumadoramente secular-, están defendiendo con firmeza un papado acusado de encubrimiento de abusos sexuales, no es por buena voluntad de la Iglesia en general. Es debido a la creencia de que la doctrina tradicionalista debe ser arrancada de raíz a toda costa, aunque esto incluya el abuso de menores y la violación del Derecho Canónico fundamental.

La cobertura informativa de los medios del potencial escándalo de encubrimiento por parte del Papa Francisco y sus asociados, que es cada vez mayor, no pone en entredicho a los católicos conservadores. Pone en entredicho a los miembros de los medios de comunicación, que parecen dispuestos a destapar las fechorías sólo cuando sirve a sus intereses políticos, y a someter los intereses de los inocentes a su agenda política cuando deben.

Ben Shapiro es editor jefe del The Daily Wire y presentador del The Ben Shapiro Show, disponible en iTunes y distribuido en América.

PUBLICIDAD

La opinión expresada en este artículo es sólo del autor.

 Publicado por Ben Shapiro en Newsweek; traducido por Elena Faccia Serrano para InfoVaticana.

 

31 comentarios en “¿Por qué la prensa mundial protege al Papa Francisco?
  1. Qué sarta de estupideces. No están «protegiendo» al Papa: simplemente ocurre que las acusaciones están tan llenas de inconsistencias y contradicciones (eso por no hablar de la total ausencia de pruebas) que el Papa no necesita ser protegido de ellas. Y menos cuando sabemos que el texto de la acusación está falsificado (es decir, que no es lo que Viganó escribió originalmente) por un periodista que le tiene tirria al Papa (como vosotros). Luego lloraréis porque quieran impedir que os llaméis «infovaticana». Más bien deberíais llamaros «DesInfovaticana».
    Que Viganó y Tosatti presenten PRUEBAS de sus gravísimas acusaciones y entonces habrá llegado el momento de pedir cuentas.

    1. En fin, más papolatría. Cada quien intenta ver lo que quiere, pero demuestre usted las inconsistencias del relato de Viganó Afirmaciones gratuitas se rechazan con contestaciones gratuitas (gratis affirmatur, gratis negatur). En número dos de la Nunciatura ha declarado que lo que dice Viganó es verídico. Ha demonstrado que los intentos de desacreditarlo están basados en falsedades y lo ha demostrado con pruebas documentales. Lo que debería de suceder es que haya una investigación canónica en toda regla y según lo que dice Tosatti, Vigantó cuenta con la documentación para probar lo que dice. Aterice en la realidad.

    2. Joaquín, tú eres el que se pasa el día llorando y pataleando aquí, parece que un medio de información religiosa como éste no pudiera informar sobre la crisis más grave que ha sufrido la Iglesia en siglos… ¿Por qué pasas por alto la cascada de declaraciones de obispos y cardenales concediendo credibilidad al testimonio de Viganò y pidiendo al Papa una investigación? ¿No tendrán ellos más elementos de jucicio que tú para valorar la veracidad de lo dicho por Viganò?

    3. «Mons. Jean-François Lantheaume a CNA: «Viganó dijo la verdad. Eso es todo»»
      «Mons. Strickland pide una investigación exhaustiva sobre las «creíbles» acusaciones de Mons. Viganó»
      «Mons. Olmsted: «Pido que el testimonio del arzobispo Viganò sea tomado en serio por todos»»
      «Cardenal Di Nardo: las preguntas planteadas por Mons. Viganó «merecen respuestas que sean concluyentes»»
      «Mons. Vigneron: la verdad sobre la carta de Viganó es «camino seguro hacia la purificación y la reforma de la Iglesia»»
      «El arzobispo de Oklahoma se une a quienes piden que se verifiquen las afirmaciones de Mons. Viganó. Siente el más profundo respeto por él y su integridad personal»

    4. Hoy, sólo en España, varios periódicos publican un artículo titulado «Los bulos desarman a los enemigos del Papá» de Darío Menor. Sólo echa excremento sobre Vigano y otros críticos de Francisco. Les atribuye ambiciones de poder y otras maldades, defendiendo a Francisco. Prensa del grupo Vocento, que no tragaba ni a Juan Pablo II ni a Benedicto XVI. Prensa afín en ideología al poder mundano. Otros, también en estos comentarios, actúan en la misma línea.

    5. Si es cierto que hay y ha habido siempre personas indeseables y corruptas en la Iglesia, pero ahora hay autoridades que castigan esos crí
      menes con la ley en la mano, según el país de que se trate, siempre que se haga la denuncia a tiempo y se presenten las pruebas fehacientes, y suficientes, si la denuncia no se hace en tiempo y forma y ante la autoridad correspondiente, entonces ¿Que quieren?
      Y no hacer acusaciones de lo que paso hace muchos años, porque si no denunciaron es porque estuvieron de acuerdo.

  2. El artículo contiene el error de suponer que el problema es el abuso sexual de menores «El problema del acoso y abuso sexual a niños por parte del clero se ha mantenido en segundo plano » que no lo es sino la penetración del homosexualismo en la Iglesia tanto en el Vaticano como en USA. Obviamente, la prensa no toca este tema porque para ella la homosexualidad es un estilo de vida alternativa. En el año 2015, el número de acusaciones, no condenas judiciales, de abusos sexuales a menores llamadas «creíbles» era 5 CINCO. En realidad, no ha sido eso en más de 80% de los casos.
    En cuanto al Boston Globe y la película Spotlight, este periódico no es trigo limpio en cuanto a la pederasia. ver http://www.themedireport.com

    Creo que la prensa secular está haciendo lo que les sugerió el Papa Francisco en el avión al regresar a Roma desde Dublín, es decir, ponerse a buscar mugre para desacreditar a Viganó, pero les ha salido más porque éste ha rebatido con documentos lo que han sacado en su contra.

  3. En efecto, encubre. Pero va a ser muy divertido ver lo que pasa con Wuerl. Porque todo esto sucede porque quizá vayan todos a juicio. Viganó hace una declaración jurada, porque más vale ir de testigo que de imputado. Pero será un testimonio más, no «el testimonio». Pero Wuerl es el que puede ser encausado por encubrimiento. Si se lo quedan en el Vaticano, donde está para «consultas», verde y con asas. Joaquín, si todo fuera tan inconsistente, no estarían todos tan aterrorizados. La gran prensa tiene un problema: ya nadie la cree. Por mucho que hablen de la fake news de las redes, ellos son los que más mienten, encubren, manipulan. Y en efecto, yo dije en su momento en un comentario anterior que si se producía el gran encubrimiento, verde y con asas. Si llega a ser el pobre Benedicto, estaríamos desayunando, comiendo y cenando, todos y cada uno de los días, con todo tipo de lindezas. El País defendiendo el papado: vivir para ver. Muy divertido.

  4. Pero Viganó defiende que Sodano y Bertone estaban en el lío también. Así que quizá no se pueda separar exactamente en izquierdas y derechas. Pero la línea de introducción en cargos de homosexuales que luego ha provocado este desastre era progre.

  5. El Papa Benedicto XVI era (y es) el último dique de la Iglesia para no perder completamente su soberanía frente al globalismo y tuvo que ceder el gobierno de la Iglesia, en parte, por la situación de chantaje propiciada por los crímenes de la misma mafia homosexualista criminal que Viganò denuncia ha sido encubierta por Francisco. ¿Cómo no van a defender los mass media globalistas al «Papa» puesto en la silla de Pedro por el globalismo?

  6. El arzobispo Luigi Negri, muy cercano al Papa Benedicto, hizo unas declaraciones en las que afirma que hubo «enormes presiones» para que el Santo Padre se retirase, y hace énfasis en la investigación que desde EEUU han pedido organizaciones católicas al presidente Trump sobre la presión que se habría ejercido desde la Administración Obama sobre Benedicto XVI:
    infovaticana.com/2017/03/08/luigi-negri-arzobispo-ferrara-benedicto-xvi-ha-sufrido-presiones-enormes/

  7. A esto hay que añadir las amenazas de muerte a Benedicto XVI, denunciadas por el cardenal Castrillón ( youtu.be/aU-SpV2w46g?t=4m54s ), lo que conocemos sobre la «mafia de San Galo», la corrupción del IOR (que también denunció Viganò) y su exclusión del sistema bancario SWIFT (interrumpiendo todos los pagos del Vaticano, como si de un estado terrorista se tratase) días antes del anuncio oficial de la renuncia de Benedicto XVI y restableciéndose tras el anuncio de renuncia…
    youtu.be/1Q2HSJ6cbMY

  8. No son tradicionalistas, son progresistas. Todos los encubridores rehabilitados son progresistas. Y los abusadores también. Es curioso el interés por echar la mierda a otros.

  9. Pienso en la gran cantidad de sacerdotes buenos, leales a Cristo, y que gracias a éste lío , los habrán ya ofendido y se les trate con desconfianza. Se debe terminar con ésta gangrena y cortar del cuerpo , que es la Iglesia, a sus miembros que han sido el motivo de éste gran escándalo

  10. Mire no más ayer en El Tiempo (Colombia), una noticias y un editorial, y ABC (España), una noticia. ‘Los enemigos del Papa le ponen zancadillas’ (supongamos que sí, los ‘enemigos’ del Papa le ponen zancadillas), ¿Acaso han revisado las denuncias?, la respuesta es que NO, no les interesa conocer la red de abusos de obispos a seminaristas y entre obispos y sacerdotes. Se dan cuenta que hay muy poco de pederastia y sí homosexualidad. Es claro que por ser relaciones homosexuales, les parece lo más normal del mundo, y no merece atención ni la pena indagar. La cuestión sería diferente si se tratara de alguna congregación ‘conservadora’, que ahora parece que no somos católicos sino ‘conservadores’ y/o ‘progresistas’ (hasta los liberales desaparecieron)

  11. ¿Por qué [una parte de] la prensa mundial protege al Papa Francisco?

    Pues es bien fácil: porque el papa jesuita, con la inestimable colaboración de los enemigos internos, está destruyendo la Iglesia desde dentro; la mayoría de la prensa mundial es anti católica. Adularon al papa jesuita desde el primer día de su pontificado. Señal inequívoca de que están en plena sintonía.

  12. ¿Por qué la prensa mundial protege al papa Francisco?
    Porque este papa es un agente del NOM anticristiano…
    Es tiste decirlo, pero cualquiera con ojos en la cara se da cuenta…

  13. Es obvio que lo aplauden los que no tienen Fe porque tintenta desde dentro destruir a la Iglesia.
    Si Juan el Bautista hubiera actuado con los «criterios de misericordia» que usa Bergoglio, hubiera conservado la cabeza, pero no estaria en la Escritura.

    Hay de vosotros cuando te aplauda el mundo !

    Uno se define por sus amigos, y ya vemos quienes son loa amigos de Bergoglio, corruptos peronistas, homosexuales abusadores, Zapatero….

    Recemos porque en el proximo Conclave, que esperemos no demore mucho, los Sres Cardenales escuchen mas al Espiritu Santo que al Gran Maestre de la Masoneria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles