PUBLICIDAD

¡Basta de silencios! ¡Gritad con cien mil lenguas!

|

El arzobispo Viganò ha lanzado terribles acusaciones contra el Papa, la Curia y varios obispos americanos antes de ‘desaparecer’, y la reacción abrumadoramente mayoritaria ha sido el silencio.

El silencio de los prelados, queremos decir. Cuatro obispos americanos han dado un paso al frente para pedir que se investigue, para alabar a Viganò, para juzgar creíble su informe o para las tres cosas.

Puede pensarse que cuatro son pocos entre 194 diócesis que hay en Estados Unidos, pero quizá lo más significativo sea que los únicos que se han pronunciado públicamente contra el informe -Tobin, Cupich, Wuerl- aparecen citados en él y no precisamente para bien. Ninguno de los tres, por otra parte, ha negado los hechos principales, otro dato revelador.

Pero si el episcopado calla en un ominoso silencio, siguiendo en esto al propio Santo Padre, su numeroso ejército de sicofantes en los medios ya se ha lanzado, no a investigar lo que pueda haber de verdad en los datos ofrecidos por Monseñor Viganò, ni siquiera a refutar documentalmente sus afirmaciones, sino a destrozar su fama y cuestionar su credibilidad.

En toda la espantosa crisis de la pederastia clerical en Estados Unidos, Chile, Honduras y otros países y su encubrimiento por la jerarquía eclesiástica, al igual que sucediera en 2002, la gran pregunta es: ¿por qué no denunciaron las víctimas? Si su inmediato superior no respondía a los cargos, ¿por qué no acudir a una instancia más alta, incluso a la prensa?

La respuesta, más que evidente, está por todas partes. Por fijarnos en un solo caso, menor, anecdótico, mezquino, está en las páginas de ABC, en un artículo de Juan Vicente Boo titulado ‘Las polémicas que persiguen al exnuncio que criticó al Papa’. Es algo que estamos acostumbrados a ver en la vida política, pero que duele especialmente en el seno de la Iglesia.

He leído articulo tras artículo de los ‘buenos’ demonizando a quienes denunciamos estos casos, alegando que causamos escándalo y damos una imagen falsa e innecesariamente negativa.

Es curioso, porque Cristo nos dice en el Evangelio que “la verdad os hará libres”, y que todo lo que está oculto será revelado.

Es curioso, porque juraría que el escándalo lo dan los sacerdotes que cometen estos abusos y los obispos que encubren sus fechorías.

Es curioso, porque la bola de nieve que lleva rodando décadas y que se ha dejado crecer hasta llegar a esta espantosa situación se ha creado, precisamente, porque se calló en su momento “para no causar escándalo ni dar una imagen falsa en innecesariamente negativa” de la Iglesia”.

Es curioso, porque el Papa está diciendo todo lo contrario, al igual que todas las conferencias episcopales del mundo. En su reciente carta al pueblo de Dios, como reacción al informe del gran jurado de Pensilvania, el Papa, como ya lo ha hecho otras veces desde que a comienzos de su pontificado proclamara su política de ‘Tolerancia Cero’, ha animado a las víctimas a denunciar y a la Iglesia en su conjunto a acoger estas denuncias con respeto e investigarlas, sin miedo a represalias.

¿Por qué no se denuncian estas conductas que piden la venganza del Señor, por emplear un lenguaje bíblico muy al caso? Precisamente por esto. Porque quien lo haga se verá vejado, se cuestionarán todas sus motivaciones con la peor intención, se retorcerán sus declaraciones, se escarbará en su basura, se pondrá en duda su carácter y su moralidad, se resucitarán todos sus ‘pecadillos’ y, en fin, se le someterá a un escrutinio malintencionado para desacreditarle.

Todo, en fin, menos comprobar la veracidad de sus acusaciones.

¿A quién puede compensarle pasar por todo esto? Viganò, al final, no es víctima de abusos, pero imagínase a alguien que sí lo fuera, y que después de haber pasado el infierno del acoso o la violación tuviera que someterse a esta segunda sesión de tortura, con el aplauso, además, de tantos ‘buenos’.

Naturalmente, nos hemos quedado en el ‘asesinato de carácter’. Pero hay más, que no por nada está en paradero desconocido el arzobispo.

¿Qué creen que le pasa al seminarista que denuncia que el acoso homosexual es moneda corriente en su seminario? El acoso al que se le puede someter es difícil de imaginar. Puede llegar a la expulsión, aunque normalmente el propio seminarista prefiere dejar el centro antes que eso. Una vocación sacerdotal a la basura.

Si es un sacerdote, su obispo tiene mil formas de sancionarle sin necesidad de hacerlo público u oficial. Basta que lo mande a los peores destinos, y que le convierta en un verdadero paria.

No es cosa de la Iglesia, naturalmente; es cosa del poder y la propia condición humana. Denunciar al poderoso es excepcional porque ‘poderoso’ significa exactamente eso: que puede. Que puede hacerte la vida imposible, que puede destruir tu imagen y tu carrera y convertir a muchos de tus compañeros y seres queridos en enemigos.

Eso es el clericalismo, que el Papa denunciaba en su carta como raíz del problema: que la Iglesia se ha convertido en una estructura de poder. Quizá sea inevitable, probablemente lo sea, por su vertiente de institución humana. El verdadero problema es cuando ya es solo o principalmente una estructura de poder.

En Infovaticana nos llevamos bofetadas todos los días, y especialmente de los ‘buenos’, algunos cercanísimos personalmente. No es nada agradable, créanme, que personas a las que quieres piensen que estás dañando a la Iglesia. Pero no nos vamos a callar.

Vamos a hacer lo que el Papa, al menos en sus declaraciones públicas, nos recomienda, precisamente porque creemos que esta crisis de la Iglesia ha sido una crisis de clericalismo y de silencio y de miedo a que entre la luz. Y porque hacemos nuestras las palabras de Santa Catalina de Siena -a quien nuestros ‘buenos’ habrían criticado-, cuando decía en tiempos aún más convulsos: “¡Basta de silencios!¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, ¡el mundo está podrido!”

 

49 comentarios en “¡Basta de silencios! ¡Gritad con cien mil lenguas!
  1. Aún creo en la bondad del Papa Francisco. Yo no espero su dimisión; espero que reconozca que fue mal aconsejado y que se equivocó al juzgar a Mons. Viganó como fuente no creíble. El Papa es culpable de no darse cuenta que estaba rodeado de corrupción. Creyó que McCarrick era inocente y se equivocó. Si el Papa Francisco abre los ojos sobre esta cuestión, tiene el temperamento necesario para emprender las profundas reformas de la curia vaticana que hacen falta. Es el Papa legítimo, elegido por el Espíritu Santo por algún motivo; quizás no por su santidad, pero por algún motivo. Dios no se equivoca.

    1. Se ve que leyó bien poco de la Iglesia en Argentina

      Cuando no se quiere ver
      no hay más que cerrar los ojos,
      Pero no es bueno a mi antojo
      ser ciego por voluntad,
      Castiga más la verdad
      en rancho que usa cerrojo.

      José Larralde
      “Pa que dentro”

    2. El espíritu santo no vota , vota hombres de deben estar en gracia al igual qué todos los bautizados qué ponen los medios sacramentales. Pero ya sabes qué no siempre sale la cosa bien neoclecalista 2*

  2. Basta el SILENCIO, abusar de los niños y/o jónese, es de terror, lo que no hacen los Obispos, y bien hecho lo hara la justicia!!!!Desde años leer a George Weigel está en el Google.

  3. Animo Infovaticana por no callar y poner al descubierto a esta mugre. Muchos católicos sufrimos la incomprensión de los más papistas que el papa, de los que lo defienden sin usar la razón para nada, obviar cualquier tipo de argumento y siempre matando al mensajero, cuando los hechos incuestionables están ahí. Yo mismo he sufrido en mis carnes como queridos católicos me han dejado de hablar porque obispos católicos les han aleccionado para que no se traten con los que critican al Bergoglio ¡alucinante! No vaya ser que se les pervierta mostrándoles la verdad, o se les haga pensar por una vez en la vida en lo que realmente están apoyando.
    Ahora mismo todo el que permanezca callado y no exija explicaciones y actuaciones claras y contundentes es cómplice de uno de los más abominables crímenes. Abran el Evangelio por Mateo 18,6 ” AY DE AQUEL QUE HAGA PECAR A UNO DE ESTOS INOCENTES QUE CREEN EN MI , MAS LE VALE QUE SE ATE UNA PIEDRA DE MOLINO AL CUELLO Y SE LANCE AL MAR “

  4. No estaréis solos, INFOVATICANA. Ni aunque todos los vidal-bastantes, boos y demás ovejeros se alcen de su habitual postura agradecida y os embistan por mor de su pitanza, siempre nos tendréis a los lectores.

  5. Totalmente de acuerdo con el artículo.
    En la prensa mayoritaria se lee, por un lado, a los que intentan desacreditar al denunciante Viganó. Y, por otro lado, a los que ya están reclamando como solución el fin del celibato y la ordenación de mujeres.
    Por esto último, miedo me da que esta crisis todavía nos deje consecuencias peores.

  6. Yo llevo mucho tiempo denunciando. Mucho tiempo sacándole errores al informe John Jay, y exponiendo las conclusiones de ese informe.

    Entiendo que choque. Entiendo que a diga: No puede ser. Pero no entiendo que se mar al mensajero.

    En Pennsylvania han salido a la luz 410 casos de abuso. De 2400 sacerdotes es 1 de cada 6. Una barbaridad. Y sabemos que es la punta del iceberg. ¿Cuántos no denunciaron? ¿Cuántos denunciaron y no quedó por escrito?

    ¿No es lógico pedir que se investigue aquí en España? ¿O alguien cree que en Pennsylvania sí pero aquí no?

    Algunos prefieren una Iglesia grande y podrida a pequeña y limpia. Algunos simplemente no saben hacer otra cosa que matar al mensajero.

  7. Desidereo, insisto en que si usted tiene una acusación concreta, la haga sin temor. Pero no se puede iniciar una investigación sin una denuncia previa. Y aquí las únicas que ha habido parece que han sido falsas. No se puede extrapolar la mierda de unos sitios a otros porque sí. Parece que usted intenta desviar la atención del problema actual: el documento de Viganó. En cuanto a este tema, parece que es la palabra del antiguo nuncio contra la de los acusados. Sin embargo, es un testigo de cargo importante, porque no es un don nadie. Evidentemente, la estrategia es desacreditarlo. El problema es que desacreditar al testigo sin negar los hechos ni siquiera un poquito, no deja de ser curioso. Nadie, absolutamente nadie, ha dicho que lo que contiene ese informe sea mentira. Por supuesto, lo que no hay que hacer es callar. Como dice el propio Francisco, transparencia. Vamos a investigar y a ver qué pasa. Si es mentira, se exonerará a los falsamente acusados. Si es verdad …

    1. Ese es el problema, Estupefacta. No, no tengo ninguna acusación concreta. Conozco dos casos, que me contaron sus protagonistas. Ellos (él y ella) no denunciaron. Como la gran mayoría. Lo que sabemos es únicamente la punta del iceberg.

      Sabemos parte de lo que ha pasado en Pennsylvania, y todo el mundo está horrorizado.

      Yo le pregunto a usted: ¿Algún motivo por el que aquí no esté pasando lo mismo? Usted no responde. Simplemente. Y esa falta de respuesta suya es la que me da la razón a mí, aunque yo no tenga ninguna acusación concreta.

      Que usted me pida a mí esa acusación concreta para denunciar no hace más que permitir que siga la orgía de sacerdotes pederastas. Si usted no tiene respuesta, lo lógico es pedir que se abran los archivos en España. ¿Que no hay nada? Pues tanto mejor. La Iglesia Católica quedará limpia de polvo y paja. ¿Que la Guardia Civil encuentra tantos pederastas como en Pennsylvania? Pues se limpian.

      ¿A qué tiene miedo usted?

  8. Por otra parte, llevamos ya muchos años con esta mierda. Pensar que todo es falso y que Viganó no dice nada que sea cierto, cuando todos vemos lo que está pasando en la Iglesia, me parece cuando menos ingenuo. Lo que pasa es que es un follón terrible. Sobre todo para la gente de fe sencilla que ama al Santo Padre, sea el que sea, por el hecho de serlo. Es terrible para la gente que ha querido ser fiel y leal. Es terrible para mucha gente buena. Por ellos, pienso que hay que seguir denunciando, pero hay que ser astutos. No se puede dejar que la Iglesia se hunda más y más por culpa de esta gente y sus claras maniobras para deformar la doctrina y llevar a todo el mundo al abismo. Pero hay que ir con mucha paciencia.

    1. Estupefacta:

      “hay que seguir denunciando”

      ¿? No hay mejor forma de “denunciar” que abrir los archivos de los obispados a la Guardia Civil, o incluso a los medios de comunicación. Cargar a las espaldas de las víctimas el trabajo de limpiar la Iglesia Católica, con ese “seguir denunciando”, sabiendo lo complicado que es, suena un tanto egoísta y pasota, ¿no cree?

  9. Cuando un seminarista “comenta” haber sido acosado, no obtiene respuesta, se dan largas.
    Semanas después se le empieza a desacreditar por otros temas, lo mandan al psiquiatra y si pueden lo medican y lo rompen. Y entonces lo echan.
    ¿Denunciar dónde?

  10. Para todos los que buscan la verdad y no son militantes de una ideología sino quecomo muchos buscamos nuestras fuentes en el Evangelio de Jesús les dejo este link donde Tornielli en el Vatican insider con la maestría que lo caracteriza desarma el montaje organizado y coordinado por Viganò con otros a los que solo les importa volver a tener el poder.
    http://www.lastampa.it/2018/08/28/vaticaninsider/hechos-y-omisiones-en-el-documento-de-vigan-contra-francisco-UU3zoSxVllfMltnG2FdhTJ/pagina.html

    1. No desarma absolutamente nada: organiza un hombre de paja y le pega fuego. La verdad? No le interesa. Quiere matar al mensajero, y ya está. No hace referencia a los tres citados en el testimonio (Mons. Viganò está actuando de testigo, no lo olvidemos: esta carta constituye de por sí una prueba) que han confirmado la parte que les corresponde.

      Por cierto, que acusa a Mons. Viganò de fallar en su juramento de fidelidad al Santo Padre, cuando no hace sino obedecerlo: P. Francisco es el primero que ha invitado a los obispos a denunciar las tramas de corrupción:
      http://hoy.com.do/el-papa-francisco-llama-a-obispos-a-denunciar-energicamente-la-corrupcion/

      Tornielli? Por favor…..

      1. Pamplinas. Y ya está… No me creo lo que dice tal medio porque no me interesa, y me creo lo que dice este otro porque encaja con mi postura a priori. Bravo, ese es el espíritu de búsqueda de la verdad que tanto se reclama por aquí. Así no vamos a ningún lado. Censurémonos unos a otros directamente mientras el demonio se frota las manos.

    2. Tornielli MIENTE escandalosamente. Le interesa matar al mensajero.
      <"Hay que recordar que nadie, nunca, se ha referido (y mucho menos ha denunciado) a abusos sexuales contra menores."
      No comprendo cómo un periodista de su talla puede soltar tal burrada, y quedarse tranquilo
      https://edition.cnn.com/2018/07/28/europe/cardinal-theodore-mccarrick-resigns-intl/index.html

      Después, no tiene ningún pudor en contradecirse en el mismo párrafo. Dice:
      <El mismo Viganò, que mientras tanto había sido alejado del Vaticano por decisión de Benedicto XVI, quien le dio la “promoción” a nuncio en Washington, )…
      Dando a entender que había sido castigado (las comillas de promoción), y luego:
      <en calidad de uno de sus representantes en una de las sedes diplomáticas más importantes del mundo)…

      El resto del artículo no desarma nada, se hace preguntas, preguntas que hay que responder. Cosa que, de momento, nadie quiere hacer….

  11. Haganos uso de nuestras millones de lenguas!
    Basta de silencio!
    Hagamos un buen uso de las virtudes cardinales, sobretodo la fortaleza, para no callar mas antes los abusos de los infiltrados en la iglesia!

  12. No he visto esa “maestría” en Tornelli. Todo el artículo sólo intenta lanzar dudas al carácter de Viganò. No pide siquiera una vez una seria, rigurosa e independente investigación de los fatos.
    ¿Imaginas que Viganò, confrontado en público con el cardenal habría de dar publicidad a una penalidad que fuera impuesta en privado? Supones quizás imposible que el cardenal no tenga enfrentado el mismo BXVI seguro de que tenía mucho respaldo. ¿Te olvidas de la declaración del cardenal Daneels de que decidieron hacer insoportable la vida de BXVI? No podrían hacer eso solo con 4 o 5 obispos. Y no sin personal en los altos cargos vaticanos. ¿Te parece imposible que hubiera una rebelión silenciosa en contra BXVI, no solo doctrinaria? ¿Acuérdate la decepción de BXVI en el episodio de Williamson, de como se sintió traicionado? Todo eso puede que no le escuse sus flaquezas. Pero, lo que nos importa es que suena esa rebelión silenciosa haber llegado definitivamente a la cumbre del Vaticano.

  13. Una cosa está muy clara: Todos los que han padecido abusos y no los han denunciado, laicos y religiosos, se han convertido en responsables de los abusos subsiguientes.
    Podian haber evitado nuevos abusos pero han callado, Dios sabe a cambio de que.
    Su obligación es denunciar aunque hayan pasado cincuenta años o más, en todotodpara el mundo, para poder hacer borrón y cuenta nueva y seguir adelante.

    1. Sergio:

      Completamente de acuerdo con usted. No denunciarlo ayuda a que continúe la barbarie, la orgía.

      Pero no nos equivoquemos. El culpable es el sacerdote pederasta. La víctima bastante tiene con lo que tiene… ¿verdad? Era lo que faltaba aún encima echarle la culpa de nada, o reprocharle nada. No es fácil.

      Yo he pasado por dos situaciones semejantes, en las que me he visto en la situación de denunciar hechos que yo vi (uno de un monitor de gimnasia). Y no es fácil. Es una acusación muy fuerte. Y más si eres un chaval, y él es tu sacerdote. Y tras hacerte mayor sigue siendo complicado.

      Y ya ven ustedes por aquí el apoyo que reciben las víctimas, o las ganas que hay de denunciar y limpiar, por parte de muchos.

    2. Lo que faltaba: resulta que ahora los abusados son los culpables por no denunciarlo…

      Esta crisis no es una enfermedad, es un síntoma. La enfermedad es algo mucho peor: desde el CVII la Iglesia se ha abierto al mundo. Y el mundo ha entrado en la Iglesia. ¿Que esperabais, Paz y Filantropía?

  14. Tornielli es portavoz, eso lo saben en Italia, de manera que citar a tornielli está descartado. Por cierto, Enrico, busca en la web las palabras halagadoras de Tornielli cuando transfirieron a Monseñor Viganó a Usa.
    Ahora, hay que atar cabos, y los medios se han hecho los locos ¿acaso en Chile el papa no defendió al Obispo Barros y señaló de calumnias las acusaciones de encubrimiento? Sólo cuando los medios revelaron el asunto fue cuando el papa tomó medidas? Si hizo eso en Chile, ¿no haría lo mismo con si amigo McCarric?
    Madariaga no defendió a capa y espada a su obispo auxiliar y tambien habló de calumnias, al final las evidencias llevaron a la destitución del obispo pero, Madariaga quedó indemne.
    No hubo un funcionario que escandalosamente llevaba vida activa homosexual en una nunciatura de sur américa y que luego fue promovido por el papa actual, y cuando los periodistas le preguntaron de ese caso su respuesta fue que eran pecados de la juventud y ¿quien soy yo para juzgar?

  15. Y no lo digo yo, lo ha dicho el Papa Francisco, sois responsables de los abusos por causa de vuestro silencio.
    No habéis amado a Cristo y a su iglesia, os habéis prostituido a cambio de buenas notas, cargos, promociones y prebendas.
    Pero aún podeis salvaros del fuego del infierno al que os han condenado vuestros abusadores denunciando los abusos que padecisteis en su dia para que no haya nunca más un niño o una niña abusado por un enfermo mental.

    1. Definitivamente, tú o eres imbécil o estás zumbao.
      Primero, la fuente que citas, si alguna vez tuvo algo de credibilidad, ya la ha perdido por completo. Así que no provoque.
      Y segundo, tú mereces ser denunciado también por estas palabras: “No habéis amado a Cristo y a su iglesia, os habéis prostituido a cambio de buenas notas, cargos, promociones y prebendas.” No tienes vergüenza ni decencia.

  16. Falacia ad hominen, tratan de atacar al hombre pero no dan argumentos. Y es que no los tienen, por eso acuden a la falacia de tratar de desacreditar a Viganó. El vocero del Papa Tornielli trata de distraer al lector del asunto principal y este es ¿el papa francisco sabía o no de las acusaciones contra Mccarrik?¿Es cierto que Monseñor Viganó le informó o no? Y ante esa pregunta el Papa prefirió callar. Pero hay que tener memoria ¿en Chile no promovió al Obispo Barros a sabiendas de las acusaciones de encubridor? Solo cuando los medios revelaron todo, entonces se mandó a investigar y se tomaron medidas. Un funcionario que llevaba vida activa homosexual en una nunciatura de SurAmérica fue promovido por francisco, y ante una pregunta de periodista al regreso de Brasil dijo que eran pecados de la juventud y ¿quien soy yo para juzgar? Entonces, si ya es costumbre, hay motivos para creer que sabía lo de McCarric, además. Monseñor Viganó puso a Dios como testigo y eso no lo hace cualquier

  17. Ante todo quiero agradecerle sus estupendos artículos.
    En segundo lugar, sugerirle la expresión mafia o bien asociación para delinquir para identificar a esas estructuras o estructura organizacional de homosexuales que se ha insertado desde hace tiempo en la jerarquía de la Iglesia Católica.

    ¡En verdad sorprende que en la Jerarquía de la Iglesia Catolica se haya instalada una mafia, pero técnicamente eso es lo que es.

  18. Según la profecía de San Malaquías… el último papa (después de “De labore solis”: Juan Pablo II y “Gloria Olivae”: Benedicto XVI) será “Pedro el Romano”, quien claramente es el Papa Francisco. Señores: EL ANTICRISTO SE ACERCA.

  19. Es doloroso todo esto, pero realmente hay que hacerse muchas preguntas como estas:
    ¿por qué Viganò no dio a conocer estas informaciones hasta ahora, si es verdad que estaba tan convencido de que se trataba de una prioridad para la Iglesia? ¿Por qué, como nuncio apostólico en Estados Unidos, no escribió al nuevo Papa invitándolo a aplicar medidas en contra de McCarrick, con la finalidad de que finalmente las sanciones secretas de Benedicto XVI fueran aplicadas (cosa que, evidentemente, no sucedió antes)?
    Aquí hay mucho que decir por ambas partes.

  20. Sigo la noticia desde varios medios católicos y no católicos.
    Algunos buscan sacar tajada machacando a la Iglesia en su conjunto para desprestigiarla y, de paso, intentar colar su ideología como solución.
    Otros parecen defender al papa a priori, dando por hecho y sin barajar la posibilidad de que el dosier Viganó sea cierto.
    Otros parecen a priori opositores de Francisco y aprovechan la carta para torpedear.

    Aun valorando sinceramente la diversidad de opiniones en la Iglesia, ninguna de las tres formas de periodismo me parecen morales ni cristianas. Jesús no habría actuado de ninguna de las tres maneras. Y aquí nos vemos los fieles, acusándonos unos a otros sin tener todavía certezas ni conclusiones firmes. Todo mal ha de denunciarse y toda acusación debe ser investigada, pero todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Y aquí, en estos comentarios, casi nadie se salva de vuestro juicio parcial. De momento sólo contribuís a la división en la Iglesia.

  21. Ya ha comenzado la campaña de silenciamiento, denunciando una conspiración para obligar a Francisco a dimitir, por ejemplo, ayer en un diario digital de gran difusión y hoy en otro en la sección de Religión. La tesis es que Viganó es el ariete de un grupo anti-Bergoglio y que han esperado un momento propicio para lanzar el informe. En puro ejercicio del sentido común, un informe de destruye con sencillez con un contrainforme razonado y lleno de datos; no es que el papa deba o no dar explicaciones (recuerden el viejo “me juzgará Dios y la historia”) sino que algo tan verosímil es semilla de cisma y deserción masiva y eso no se trata con una contracampaña mediática. De otro modo, la semilla prenderá y se desarrollará, en el turbio terreno de la duda razonable, en el mejor de los casos.

  22. Hay que tener cuidado porque a muchos corruptos y corruptores de éstos les da por acusar a los demás de lo que ellos son y de lo que ellos practican. Así son de siniestros y de trepas. Suelen dárselas de jueces. El acusado porquelo han pillado suele ser el que más ha acusado antes via telefono. Siempre tienen un amplio historial de victimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles