PUBLICIDAD

Destapan red de tráfico de seminaristas homosexuales de Colombia a EEUU para «disfrute» de sacerdotes

|

Ha llegado a conocimiento de Church Militant que una red clandestina de seminaristas homosexuales fue creada en los años 90 y que en los primeros años del siglo XXI, homosexuales activos procedentes de Colombia fueron canalizados hacia seminarios en los Estados Unidos.

Numerosos seminaristas han estado en contacto con nosotros y quieren que se relate toda la historia de la crisis masiva de abusos sexuales perpetrada por el clero, sobre todo en los seminarios.

Church Militant también ha confirmado con fuentes oficiales que varios obispos de los Estados Unidos conocían esta situación, pero miraron a otro lado para poder mantener alto el número de vocaciones en sus respectivas diócesis.

Numerosas fuentes, unidas a los seminaristas -hartos de los encubrimientos-, llevaron a Church Militant a llamar al padre John Lavers para que encabezara una investigación de alto nivel que llevó al descubrimiento de dicha red.

La investigación, que empezamos en abril de 2012, reveló la existencia de una amplia red de seminaristas implicados en comportamiento anormal y actividad homosexual que se extendía en un número de diócesis del este de los Estados Unidos. Esta red incluía también a diócesis y sacerdotes de esas diócesis que apoyaban activamente y participaban en actividades homosexuales en las que estaban implicados también los seminaristas.

Así funcionaba la red.

La red secreta incluía una supuesta «casa de formación» establecida por la archidiócesis de Newark en 2003 cerca de las ciudades colombianas de Medellín y Bogotá. A los seminaristas que habían sido expulsados de varios seminarios colombianos por actividad homosexual se les decía que debían dirigirse discretamente a la casa de «discernimiento» estadounidense si querían un billete para ir a seminarios gay-friendly en los Estados Unidos.

Lo único que tenían que hacer es ir a la casa, pasar un text sexual con uno o más sacerdotes americanos y empezar el proceso de petición de visado a los Estados Unidos para seguir su formación en un seminario de este país.

En los Estados Unidos eran distribuidos en los seminarios del este del país. Una investigación independiente ha confirmado que varios obispos sabían lo que sucedía y no hicieron nada al respecto.

Aproximadamente tres o cuatro años después, la archidiócesis de Newark cerró la casa colombiana cuando se descubrió la actividad homosexual que implicaba a sacerdotes americanos y jóvenes colombianos, ya que ello causaría gran bochorno a la archidiócesis si se hacía público.

Pero esto no acabó con el comportamiento escandaloso, simplemente lo transformó.

PUBLICIDAD

De nuevo en los Estados Unidos, varios miembros de diversas diócesis de la Coste Este del país, incluyendo la diócesis de Paterson en New Jersey y la archidiócesis de Hartford en Connecticut, entraron en acción.

Aceptaron a algunos de los seminaristas que habían entrado en los Estados Unidos a través de la red homosexual, protegidos y encubiertos por un gran número de sacerdotes a lo largo del camino.

Algunos, una gran mayoría, fueron diseminados a lo largo del país en otros seminarios; muchos en seminarios de la Costa Este de los Estados Unidos, cerca de las diócesis «patrocinadoras». Algunos acabaron siendo ordenados. Esta práctica siguió adelante durante muchos años.

El arzobispo de Hartford en esa época era Henry Mansell, personaje que destaca en el informe del gran jurado de Pennsylvania porque cuando era obispo de Buffalo trasladó a uno de los sacerdotes depredadores homosexuales a Pennsylvania.

Pero el informe del gran jurado no incluye nada sobre esta red de seminaristas homosexuales procedentes de Sudamérica.

Church Militant ha sabido que Mansell, antes de ir a Hartford en 2003, creó una versión anterior de la red de reclutamiento homosexual en Colombia cuando fue nombrado obispo de Buffalo, en 1995.

Church Militant ha conseguido una copia de un memorándum interno y confidencial, fechado 1998, entre el rector del seminario de Buffalo, el padre Joseph Gatto, y Mons. Mansell, en el que Gatto pone al día a Mansell sobre la nueva cosecha de nueve seminaristas procedentes de Colombia que ya han conseguido su visado, y un décimo que aún está en proceso.

Church Militant ha hablado en exclusiva con numerosos seminaristas que estuvieron en el Seminario de Cristo Rey de Buffalo en esa época, y dos de ellos nos han dicho que la homosexualidad en el seminario durante la época de Mansell y Gatto era galopante, y que algunos colombianos eran destinados a parroquias con párrocos homosexuales activos que les daban regalos caros, incluyendo coches, a cambio de sexo.

Hemos hablado con dos de estos hombres por teléfono -uno de ellos no quiere que su nombre se haga público-, y ambos afirmaron haber dejado el seminario asqueados por la manifiesta homosexualidad dominante.

El antiguo seminarista colombiano Ricardo J. Perillo ha hablado con Church Militant sobre una relación homosexual en 1999 entre su compañero de clase, también colombiano, Alexander Herrera Silva, y mons. Paul Burkard de la diócesis de Buffalo, a cuya parroquia Alexander fue destinado.

Ricardo Perillo: «Alexander era homosexual y recibía favores quid pro quo de ese monseñor en la parroquia a la que había sido destinado».

Ricardo ha explicado que mons. Burkard mostraba públicamente la naturaleza de la relación cuando llamaba al seminario: «Llamó algunas veces al seminario, preguntando por Alexander y parecía verdaderamente disgustado… Parecía, en mi opinión, celoso porque Alexander iba a otra parroquia y «pasaba el rato» con otro hombre; monseñor [Burkard] demostraba estar celoso. Así descubrimos lo que era un cotilleo en todo el seminario».

Church Militant ha pedido a mons. Burkard algún comentario al respecto, pero no todavía no hemos recibido ninguna respuesta.

Según Ricardo, el vicerrector del seminario, el padre Joseph Gatto, conocía la relación homosexual existente entre Alexander y mons. Burkard. Ricardo también ha declarado que casi la mitad de los seminaristas colombianos de su clase -reclutados personalmente por Gatto para el obispo Mansell-, eran homosexuales activos.

Cuando Mansell llegó a Hartford en 2003, la red de seminaristas homosexuales colombianos creada por el clero de la archidiócesis de Newark ya estaba en marcha.

Antiguos seminaristas de la «red homosexual» han declarado que miembros del clero de las diócesis de los Estados Unidos les garantizaban que ellos, los seminaristas, podían ir a cualquier lugar, demostrando que nada era imposible.

Los seminaristas eran distribuidos aleatoriamente en varias diócesis, incluyendo la diócesis de Hartford cuando fueron obispos de la misma Mansell y Paterson, y New Jersey bajo el obispo Arthur Serratelli.

Antiguos seminaristas han dicho a Church Militant que miembros de la Iglesia conocían muy bien la participación de Mansell y Saratelli en la distribución de seminaristas homosexuales, ya que ambos obispos tenían un gran número de seminaristas en sus diócesis y necesitaban distribuirlos en distintos seminarios para no atraer la atención por el número excepcionalmente alto de seminaristas en sus diócesis cuando, en cambio, la Iglesia en los Estados Unidos estaba sufriendo una caída masiva en el número de seminaristas.

En 2012, la red homosexual sudamericana llegó a un punto crítico cuando hubo varias quejas sobre actividad homosexual y abuso sexual en el Seminario de los Santos Apóstoles de Cromwell, Connecticut -en la diócesis de Norwich-, después de que se supiera que un gran número de seminaristas colombianos y estadounidenses estaban implicados en actividades homosexuales regulares.

Algunos seminaristas han informado a Church Militant sobre lo que sucedía en el seminario y sobre la actividad homosexual del clero local de la archidiócesis de Hartford, como también de otros sacerdotes de otras diócesis; también han informado sobre al abuso sexual de hombres jóvenes que estudiaban para ser sacerdotes.

El padre John Lavers: «La investigación ha revelado lo que es, fundamentalmente, una práctica continua de abuso sexual y de homosexualidad de sacerdotes, que ha entrado a formar parte de la Iglesia en los últimos años».

Es muy importante observar que todo esto ha sucedido en los últimos años, no hace décadas, como muchos prelados culpables afirman para desviar la atención de la crisis masiva de homosexualidad entre el clero y del encubrimiento por parte de los obispos.

Según la información que llega de la diócesis de Norwich, cuando la dirección del Seminario de los Santos Apóstoles supo de la actividad inmoral inició una amplia investigación y muchos seminaristas fueron expulsados.

Lo que tal vez sea más inquietante, más allá de lo obvio, es saber de la participación en y el encubrimiento por parte de muchos obispos y su personal.

El padre John Lavers: «Bien, puedo decir que la investigación ha revelado que hay implicadas por lo menos seis diócesis y que, según la información que sigue llegándonos de diversas fuentes anónimas e informantes confidenciales, este número sigue creciendo».

Seamos claros: bajo el mandato del obispo Henry Mansell durante el tiempo que guió la diócesis de Buffalo, jóvenes colombianos, algunos de los cuales eran homosexuales, fueron reclutados y traídos a los Estados Unidos bajo falsos pretextos, violando potencialmente en este proceso las leyes de inmigración de los Estados Unidos.

El padre John Lavers: «Si el estudiante o seminarista en cuestión era rechazado o expulsado -no retirado, sino rechazado o expulsado-, según la ley de inmigración de 2012, tenía dos semanas para salir de los Estados Unidos. Por la investigación sabemos que esto no ocurría».

Michael Voris: «Por lo tanto, el hecho de que estuvieron implicados o, por lo menos, de que existiera esa posibilidad, indica que estaban violando las leyes de inmigración de los Estados Unidos».

Este punto, que implica engañar al Departamento de Inmigración de los Estados Unidos y canalizar hacia los Estados Unidos seminaristas homosexuales y distribuirlos después de haber sido expulsados del seminario, no presagia nada bueno para los obispos si el gobierno federal decidiera llamar a su puerta; sobre todo porque hay cada día más evidencias que apuntan a una violación de la ley Rico (Ley de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones Corruptas).

Los seminaristas que han hablado con nosotros nos han dicho que no todos los colombianos que fueron reclutados eran homosexuales.

Algunos fueron llevados a Buffalo para ser preparados y convertidos a un estilo de vida homosexual y, así, ser repartidos luego entre el clero.

Cuando Mansell llegó a Hartford en 2003, intensificó el juego, por así decir, capitalizando lo que se había convertido en la red colombiana gay de Newark, que el depredador homosexual  Theodore McCarrick había dejado como arzobispo sólo tres años antes.

El equipo que llevó a cabo la investigación relacionada con el Seminario de los Santos Apóstoles amplío su investigación gracias a los datos conseguidos y compartieron sus hallazgos con algunos miembros del clero, incluyendo los obispos Mansell y Saratelli.

El padre John Lavers: «Sabemos que en muchos casos el expediente, por ejemplo, o el dossier presentado sobre una cierta persona no sería considerado en términos de encubrimiento. Y que se permitiría a esas personas seguir adelante. Y sabemos esto porque las acciones de ambos obispos y del clero responsable dentro de la diócesis eran muy evidentes al respecto».

Para ser claros: estas noticias son nuevas, no son de hace décadas. Es algo sistemático, no puntual.

Muchos obispos y su personal no sólo lo sabían, sino que participaron activamente en estos hechos.

Y, sin embargo, ante el continuo aumento de pruebas que demuestran que la homosexualidad difundida en el clero a nivel nacional es una epidemia, obispo tras obispos y cardenal tras cardenal siguen enfureciendo a los fieles al negar lo que es una obviedad.

Desde Newark, con el cardenal Joseph Tobin -que sabía todo sobre McCarrick-, diciendo que nunca había oído hablar de una subcultura gay en la Iglesia, hasta Chicago, con el cardenal Blase Cupich diciendo que no es una cuestión homosexual.

La gran mayoría de obispos de los Estados Unidos que han hecho declaraciones sobre esta cuestión han evitado hábilmente e ignorado el punto central, el corazón del problema: la presencia mayoritaria de homosexuales en el sacerdocio, robando el dinero de los fieles, destruyendo almas y carcomiendo millones de mentes.

Cada vez es más evidente que ningún obispo de los Estados Unidos admitirá, confesará o querrá nunca abordar el tema real de la homosexualidad en el clero.

El obispo de Madison, Wisconsin, Robert Morlino, y el obispo de Birmingham, Alabama, Robert Baker, han sido los únicos hasta ahora que han llamado al pan pan y al vino vino, admitiendo lo que la gran mayoría de los laicos católicos ya saben, que hay un problema de homosexualidad entre los obispos y los sacerdotes.

Esta es la razón por la que hasta ahora dos mil fieles católicos -y el número sigue aumentando-, se han comprometido a ir a Baltimore el próximo mes de noviembre, durante la próxima asamblea anual de la conferencia episcopal, para decir a los obispos del país que esto tiene que acabar.

Más detalles en esta página web: thebishopsknew.com.

A estas alturas, parece que miles de fieles católicos invadirán las calles de Baltimore, rezando y pidiendo al Cielo para que recupere a la Iglesia de América y exorcise este demonio de obscenidad e impureza que se ha arraigado entre los obispos.

Nosotros católicos que amamos a la Iglesia queremos que vuelva para que sea de nuevo luz para las naciones, en lugar de ser el blanco de chistes sucios.

Publicado originalmente en Church Militant. Traducción de Elena Faccia para InfoVaticana

58 comentarios en “Destapan red de tráfico de seminaristas homosexuales de Colombia a EEUU para «disfrute» de sacerdotes
    1. Estimada BLANCA, he leído todos los comentarios, los hay de toda clase y tipo. El suyo es el que me ha irritado más. Esto debido a lo que mal dice de América. Y nos comprende a todos los Americanos.
      Quiero recuerde la podredumbre Europea, histórica y vieja como el viejo mundo, con las depravaciones vaticanas, la Santa Inquisiciòn, y mejor no sigo. Le ruego lave y enjuague su boca y no vaya a tragar algo de ese enjuague. No deseo muera.

  1. todas estas realidades noticiables son profundamente descorazonadoras para los que creemos en Jesucristo y en la iglesia católica. Desde aquí hago una petición: Hay noticias que nos pueden llenar de esperanza, animarnos a seguir orando y confiando en el Señor. ¿No sería mejor que alternaran Vds. 2 noticias buenas y una mala?
    En fin, yo lo haría, por el bien de todos.
    Un saludo

    1. Vale. Pero creo que es una buena noticia que la fe esté tan arraigada en cada uno de nosotros, que ninguna mala noticia puede removerla, más bien sirve de acicate para una vida nuestra más pura de oración, sacrificio y dedicación a los demás.

      Bendito sea por siempre nuestro Señor Jesucristo.

  2. Qué repugnante es todo esto. ¿No les resulta curioso que desde hace 40 años se han omitido los sermones sobre la castidad y la pureza?
    ¿Porqué será que ahora algunos elevadísimos «dignatarios» dicen que sólo interesan los pecados de la cintura para arriba? ¿No es esto
    la humareda de Satanás? ¿Dónde ha quedado la virilidad, la hombría, la masculinidad y la entereza?

  3. Estoy absolutamente de acuerdo con Dorli. No todo puede ser tan mala y perversa la Iglesia como para que no haya ni una noticia en consonancia con lo que nos enseña el evangelio.
    A mí personalmente me genera también mucho desasosiego, rabia y frustración. Me mantiene en la Iglesia el saber y conocer por mí mismo que hay muchos santos, personas que ha dado y dan su vida incondicionalmente a Cristo.
    Siento decirlo, pero si Infovaticana sigue en esta línea se transformará en un diario anticatólico.

  4. El artículo me parece flojísimo. Que si me dijo uno por teléfono, que si era la comidilla de todo el seminario, que si dispersaron homosexuales colombianos por toda la costa este de EEUU, que si uno me dijo o que otro oyó. Y como constante la homosexualidad de seminaristas, sacerdotes y obispos generalizada. No sé que pensará el poderosísimo loby gay y sus distintas variantes internacionales. Porque, en el fondo, lo que se dice es que la homosexualidad es una grave corrupción moral. Supongo que eso valdrá para todo quisqui, no sólo para los sacerdotes. Y si es así, la ideología de género, sus defensores y promotores deberían salir en tromba a defender a esos curas por la homofobia contra ellos. Si los que acusan fueran también homosexuales o propagadores de la mentalidad y la vida homoerótica, entonces la contradicción in re se torna tan evidente que sólo podemos pensar en una eclesiofobia que busca montar una «causa general» contra todo lo católico que aparezca en el horizonte.

    1. InfoVaticana es de los últimos lugares en que los católicos que ya sólo tenemos la Biblia y, con suerte, al Señor en la custodia, podemos dar desahogo al regalo divino del «logos» desde la libertad de los hijos de Dios.

      1. En todo caso al dios vengativo y tirano de la Biiblia que el evangelio vino a desplazar con la Buena Nueva del perdón, de no juszgarás y no serás juzgado, aunque también el de la rueda de molino al cuello para quienes escandalicen a los niños.
        Son noticias que, efectivamente, no tienen nada que ver con el Evangelio, porque los que comenten esos crímenes no «petenecen a la Iglesia», ellos mismo se han excluído con sus crímenes.
        ¿Por qué tengo que PRIORIZAR noticias producidas por enemigos de la Iglesia frente a aquellas que si nos identifican a los cristianos que queremos ser consecuentes?.
        Es una opinión.

        1. Del santo Evangelio según san Mateo 5, 17-19
          «No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.Sí, os lo aseguro: el cielo y la tierra pasarán antes que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley.
          Por tanto, el que traspase uno de estos mandamientos más pequeños y así lo enseñe a los hombres, será el más pequeño en el Reino de los Cielos; en cambio, el que los observe y los enseñe, ése será grande en el Reino de los Cielos

  5. Todo esto es extremadamente grave
    Se trata de proxetismo y de tráfico de seres humanos para su explotación sexual
    Espero que los gobiernos actuen con absoluta severidad y que caigan todos como fichas de domino

  6. En todo caso al dios vengativo y tirano de la Biiblia que el evangelio vino a desplazar con la Buena Nueva del perdón, de no juszgarás y no serás juzgado, aunque también el de la rueda de molino al cuello para quienes escandalicen a los niños.
    Son noticias que, efectivamente, no tienen nada que ver con el Evangelio, porque los que comenten esos crímenes no «petenecen a la Iglesia», ellos mismo se han excluído con sus crímenes.
    ¿Por qué tengo que PRIORIZAR noticias producidas por enemigos de la Iglesia frente a aquellas que si nos identifican a los cristianos que queremos ser consecuentes?.
    Es una opinión.

    1. Dios purga y purifica su Iglesia, sin excluir para ello medios necesarios como el castigo y la humillación pública. Mejor calle y rece, y deje hacer a Dios.

    2. «En todo caso al dios vengativo y tirano de la Biblia que el evangelio vino a desplazar con la Buena Nueva»

      Esa afirmación es propia de la herejía marcionista del siglo II

  7. Si estas noticias no se publicaran, los abusos continuarían durante otros 50 años, ante el nulo interés de los obispos por frenarlos. La realidad es así, pero otros tal vez prefieren el Matrix o el mundo edulcorado que se nos ha vendido en las últimas décadas. Los abusadores y los encubridores deben responder de estas fechorías. La única manera es que estos horrores salgan a la luz pública de forma que la jerarquía deje de ocultarlos y tolerarlos, que es, en realidad, un pecado muy grave y posiblemente un delito de encubrimiento.

  8. Joaquín, no sólo eres un ignorante, sino que lo que estás diciendo (el Dios de la Biblia es un tirano vengativo) es una blasfemia y una herejía condenada expresamente por la Iglesia. No hay dos dioses, uno «malo» (en el Antiguo Testamento) y otro «bueno» (en el NT). Eso, repito, es una blasfemia herética.

  9. He leído hasta la mitad, no se puede más, pero recuerdo la leyenda negra del Santo Oficio, que le achacaron miles de muertes, y que eran cruelisimos, y un sin fin de horrores, y años después, se sabe que eran grandes exageraciones, también la Conquista de América, que si fue cruel, pero que guerra no lo es, y también ponen a grandes personajes, como si fueran monstruos, y no es cierto, y ahora, tal vez sea cierto gran parte de ésto, pero creo que en el futuro, se sabrá que hubo deseo de exagerar para mayor desprestigio de la Iglesia, que al demonio le cae de maravilla

    1. La Leyenda Negra hace mucho que ha sido desmontada minuciosamente por los mejores historiadores. Nadie en cambio puede desmontar la verdad de la depredación sexual y moral desatada en el seno de la Iglesia desde hace medio siglo. Al revés, cada día va a más.

  10. Los «amigos» de Infovaticana y militant Church etc. creen que están ganando la batalla, y que el derrumbamiento de la institución eclesial, a la que estamos asistiendo, creará una suerte de contrarreforma y que la Iglesia volverá arrepentida a su añorada Iglesia preconciliar, siento decepcionarles. Efectivamente la jerarquía episcopal está perdiendo el control del gobierno de la Iglesia, empezando por EEUU, pero evidentemente no quedará aquí, la evolución más probable es que la jerarquía episcopal de la Iglesia en EEUU ceda, bajo una presión insoportable, gran parte del control a comités, comisiones etc. formadas mayoritariamente por laicos y laicas, en una primera etapa estos laicos y laicas serán elegidas por los obispos, pero una vez pierdes el control… la evolución posterior la podemos ver por avanzado en todas las denominaciones históricas protestantes, liberalismo teológico a tope con todas las consecuencias que ustedes se pueden imaginar, están ustedes cavando su propia fosa.

  11. Los «amigos» de Infovaticana y militant Church etc. creen que están ganando la batalla, y que el derrumbamiento de la institución eclesial, a la que estamos asistiendo, creará una suerte de contrarreforma y que la Iglesia volverá arrepentida a su añorada Iglesia preconciliar, siento decepcionarles. Efectivamente la jerarquía episcopal está perdiendo el control del gobierno de la Iglesia, empezando por EEUU, pero evidentemente no quedará aquí, la evolución más probable es que la jerarquía episcopal de la Iglesia en EEUU ceda, bajo una presión insoportable, gran parte del control a comités, comisiones etc. formadas mayoritariamente por laicos y laicas, en una primera etapa estos laicos y laicas serán elegidas por los obispos, pero una vez pierdes el control… la evolución posterior la podemos ver por avanzado en todas las denominaciones históricas protestantes, liberalismo teológico a tope con todas las consecuencias que ustedes se pueden imaginar, están ustedes cavando su propia fosa

  12. Una red de trata de personas montada y explotada por autoridades de la Iglesia para su disfrute personal…
    Estos hijos de Satanás se han cargado miles de vocaciones auténticas para utilizar a la Iglesia como su burdel gay particular, es demasiado fuerte… Y estemos atentos porque queda mucho más por salir a la luz, se ha empezado a tirar de la manta y esto en absoluto se termina aquí…
    «Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran sido, habrían permanecido con nosotros. Pero debía ponerse de manifiesto que no todos son de los nuestros.» (1 Jn 2,19)

  13. Albert L, gracias por sus gratuitas clases de teología. Si ánimo de polemizar, le diré que era una metáfora referida al «ojo por ojo y diente por diente» del AT. Y punto, sabio del Santo Oficio.

  14. De toda esta lamentable información, lo más importante, en mi opinión, es que la Jerarquía miró para otro lado. Lo segundo, implícito, es que el actual sistema de selección para el presbiterado ya está muerto; un rabino judío ortodoxo y hasta un imán, difícilmente serán promovidos a la dirección y orientación de sus fieles si no tienen una familia normal. Orden y celibato no son incompatibles; actualmente, parece que todo chirría y como la gerontocracia directiva ya pasa del asunto, no se van a querer enterar y acudirán a los consejos paulinos, que no tienen nada que ver con todo esto. Padres de familia ejemplares, bien formados, si es posible académicamente modelados, deben ser ordenados por la Iglesia para el presbiterado y el episcopado. Conste que yo estoy en la tercera edad y no entro en el cupo…por si alguien piensa en candidaturas. Y, lo gordo: mirar para otro lado. Pastores que miran para otro lado mientras el rebaño es diezmado, quedan invalidados ipso facto.

  15. Yo sí decía que ¡cómo era posible que a los seminaristas ‘blanditos’ siempre los mandaban a discernir en Antioquia!, y no simplemente los despedían… ¡todo va encajando!. Parece ser que el misterio de la iniquidad está anidado hace rato y ahora solo estamos viendo los resultados.

  16. Los que comentan, contra la noticia?. No les parece licito conocer la verdad?, eso no es católico?. Para estos excomulgado res , lo licito es ocultar, silenciar, como los obispos han hecho, (máxima jerarquía espiritual). Para ellos,ser buen cristiano es, callar dejar que la cosa se pudra, aunque con ello vaya la Iglesia.

  17. Teniendo en cuenta que se eliminan comentarios que «no interesan» y se dejan otros que acusan de omertá a los que pedimos prudencia, no volveré por infovaticana. Hoy mismo en mi perfil de facebook he puesto la noticia del cardenal Sergio Obeso. Pero antes, vuelvo a decir, yo he denunciado esos abusos sexuales en mi blog. Debido a mi a mi profesión, psiquiatra infantil, estoy especialmente sensibilizado.
    Fran, si no hubieran borrado mi mensaje anterior, encontrarías la respuesta. De todas formas, puedes leerlo cliqueando en mi nick

  18. ¿Qué clase de católicos son esos que comentan en contra del artículo? Sepan que por allá en Santa Marta piensan diferente y hasta agradecen la contribución de los medios. Cita:

    «Nel complesso non si deve però considerare questa ondata mediatica come un attacco malevolo nei confronti dell’istituzione, come una
    volontà aggressiva di chi cerca lo scandalo a tutti i costi: lo scandalo c’è veramente, è là, e non consiste tanto nella trasgressione sessuale,
    quanto nell’abuso di potere, e poi nel silenzio e nella mancanza di sanzioni contro i responsabili, silenzio e impunità che umiliano le
    vittime. I media, con le loro inchieste e interviste, costringono quanti volevano insabbiare e dimenticare a fare giustizia, e ricordano che le
    vittime hanno una dignità da rispettare e da proteggere».

    “Media e abusi”, L’Osservatore Romano, 10 de agosto de 2018, primera página.

    1. Church Militant es una organzación que está fuera de control. Dan por bueno todo lo que dice el informe del gran jurado de Pensilvania cuando existen análisis serios de parte de Católicos también serios que demuestran que tal informe está lleno de mentiras y atropella los derechos de las personas supuestamente investigadas, pues muchos de ellos están muertos y otros que aparecen allí han demostrado su inocencia. Es una verdadera patraña de parte de un fiscal que es pro LGBTI y anti-Iglesia como la gran mayoría de los medios USA.
      Church Militant está continuamente calumniando y defamando al Cardenal Wuerl de Washington. Les escribi yo varias veces para indicarles que los que dice ese informe acerca del Cardenal es FALSO. La web http://www.mediareport.com lo demuestra con copias de cartas del Cardenal cuando era obispo de Pittsburgh. Les copié los parágrafos del Catecismo sobre el pecado de la defamación, pero siguen en sus trece. Hay que tomar esta noticia cum mica salis.

    2. Los Medios USA algún bien habrán hecho, pero será per accidens, pues son rabiosamente anti-católicos empezando con el New York Times. El mal que han hecho es mucho mayor. Este espacio no da para rebatir el argumento propuesto, pero a lo largo de 20 años he estado estudiando el tema del abuso sexual de los menores de sacerdotes. Primero, se trata en más de 80% de los casos de homosexualidad pero no de penetración anal. La grandísima mayoría de los casos son de 20, 30 y 40 años atrás y de una sola acusación. Los obispos se han convertido en los peores enemigos de los sacerdotes inocentes que son un gran porcentaje de los axuados. En el caso de profesores de colegios públicos en USA hay 90 días para denunciar. Los obispos han entregado mucho de dinero a falsas vícitmas sin ninguna investigación. Han pisoteado los derechos de los sacerdotes. Este ente Church Militant no es de fiar. Andan defamando a un Cardenal con acusasiones falsas. No tienen ética periodística pese a ser católicos.

  19. Church Militant es una organzación que está fuera de control. Dan por bueno todo lo que dice el informe del gran jurado de Pensilvania cuando existen análisis serios de parte de Católicos también serios que demuestran que tal informe está lleno de mentiras y atropella los derechos de las personas supuestamente investigadas, pues muchos de ellos están muertos y otros que aparecen allí han demostrado su inocencia. Es una verdadera patraña de parte de un fiscal que es pro LGBTI y anti-Iglesia como la gran mayoría de los medios USA.
    Church Militant está continuamente calumniando y defamando al Cardenal Wuerl de Washington. Les escribi yo varias veces para indicarles que los que dice ese informe acerca del Cardenal es FALSO. La web http://www.mediareport.com lo demuestra con copias de cartas del Cardenal cuando era obispo de Pittsburgh. Les copié los parágrafos del Catecismo sobre el pecado de la defamación, pero siguen en sus trece. Hay que tomar esta noticia cum mica salis.

  20. Perdón por mi ignorancia, gracias Lucas, debo decir crudelisimos, y espero que no se me olvide para otra ocasión, en lo que creo, que hay un error, tal vez por no saber expresarme,. No sé gramática, pero no llego al colmo de decir que al diablo le cae de maravilla la Iglesia, lo que le cae de maravilla, son los escándalos producidos en Ella,

  21. Voy a tratar de hacerme unas preguntas, porque creo que este tema se nos está yendo un poco de las manos. En el seminario de mi ciudad (obvio el nombre por no molestar), no hace muchos años se expulsó a un chico ya mayor por su tendencia homosexual y su excesivo acercamiento a los más pequeños, y se montó la parda; curiosamente quienes más protestaron fueron los más allegados a la Iglesia. En este caso ¿se enteró la jerarquía? Otra pregunta: ¿Han notado que todos los chicos, sean afectados que acusados van vestidos de cura? En mi ciudad en estos momentos si te encuentras a dos vestidos de cura te pueden dar un premio ¿No habrá algún interés en que esto se cargue a las espaldas de cierto clero? Y, por último, por no aburrir, la cabecera de esta noticia no se la cree ni quien la ha ideado ¿pero es que en América el clero se pasa todo el día en la cama dándole al asunto? Que ha habido casos, vale. Pero ¿es que no hacían otra cosa? Aconsejo ver una película: «La duda»

    1. Pues es posible que no hicieran otra cosa. De la misa a la cama, y de la cama a la misa…

      ¿O acaso es imposible? Y tiene pinta de ser generalizado. En Pennsylvania más de 410 casos, de 2400 sacerdotes. Eso es uno de cada 6. Casi nada. Y en un iceberg sólo 1 de cada 9 partes sale fuera del agua.

      ¿Cuántos casos habrá de sólo tocarle la pierna? ¿Cuántos de frotarse sin que el nińo se entere? ¿Cuántas violaciones no habrán quedado por escrito? ¿Cuántas no se habrán denunciado?

      ¿Cuántos casos saldrían a la luz en España si la Guardia Civil entrase a los obispados?

  22. Pues esperemos que alguien destape lo que puede haber pasado en muchas diócesis de España donde el tráfico de seminaristas colombianos de dudosa virilidad era el pan nuestro de cada día… Zaragoza ??? Por ejemplo???

  23. Se nota que muchos comentarios están basados en un amplio desconocimiento del periodismo. No se puede tapar el sol con un dedo. ESto es aberrante. Dejen de adorar a los hombres y adoren y defiendan a Dios y a la IGlesia Su cuerpo Místico. NO seamos cómplices de estas violaciones pidiendo callarlas.

  24. Gracias a Infovaticana por publicar estas noticias, y gracias a Dios porque por fin se está destapando el inmundo pastel del cual procedió en buena medida, seguramente, todo el caos y la confusión de las últimas décadas en la Iglesia. ¿Cómo vamos a esperar que en la Iglesia se predique la fe verdadera y se reprima como se debe a los heterodoxos, si todas su teorias teológicas heréticas no son más, en el fondo, que la excusa que quieren darle a su vida desarreglada, y en esto están metidos hasta Obispos?

    1. Exacto, y añadiría que esta infiltración homosexual ha sido plantada para ser usada como bomba de relojería, no ha surgido de debajo de las piedras, la Sinagoga de Satanás la ha introducido deliberadamente, igual que inocular veneno, para llegar a la situación gravísima en la que nos encontramos y poner a la Iglesia de Cristo de rodillas ante los poderes del mundo.

  25. Joaquí y Doril:

    Yo vivía en los mundos de Yupi, y puensaba que todo olía a flores. ¿No podría Infovaticana dejar de publicar noticias como estas y que yo pueda volver a vivir en los mundos de Yupi? Sí, es que a mí me importa un comino lo que le pase a todos esos niños violados, y a todos esos seminaristas ¿Sabe usted? Y me importa un comino si al sacerdote que me dará la comunión el domingo lo chantajean otros tres sacerdotes para sodomizarlo… o dónde han estado ayer esos dedos que hoy me dan la hostia bendita.

    Y me importa un comino porque aunque quiera gritar a los cuatro vientos lo contrario no tengo corazón, y soy lo contario de eso que se llama «un buen cristiano».

    Soy, en definitiva, exactamente igual a esos obispos que encubrieron a los sacedotes pedófilos para que todo el mundo siguiera viviendo en los mundos de Yupi. Y prefiero que no se denuncie, y sigan violando a más niños, que sacar la porquería a la luz para parar la barbarie.

  26. Desidero, si no hubieran censurado algún mensaje, tal vez no hubiera escrito esto último. Yo estoy a favor que se denuncien todos y cada uno de los abusos cometidos. No solo que se aplique el Derecho Canónico, sino que TODOS vayan a la justicia ordinaria.

  27. Joaquín:

    ¿Entonces por qué escribió usted ésto?

    «¿Por qué tengo que PRIORIZAR noticias producidas por enemigos de la Iglesia…?»

    Yo entiendo que CUALQUIERA debería estar encantado de que esto salga a la luz. Es la forma de que se corrija. Obviamente, duele cuando sale a la luz. Pero hay que disparar muy torcido para echarle la culpa al mensajero. Es noticia. Y muy importante. Y sólo por eso hay que darla. Pero es que además dar esa noticia tiene un efecto higiénico. Es fundamental para limpiar la Iglesia de esta peste.

    Cambiando de tercio, usted no tiene ni idea de Derecho Canónico. Es el propio Derecho Canónico de la Iglesia Católica el que dice que no se debe denunciar la pederastia:

    Canon 1341: Cuide el Ordinario de promover el procedimiento judicial o administrativo para imponer o declarar penas, sólo cuando haya visto que la corrección fraterna, la reprensión u otros medios de la solicitud pastoral no bastan para reparar el escándalo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles