PUBLICIDAD

Francisco trata de diluir la culpa por los abusos en todo el pueblo de Dios

Olvida mencionar la homosexualidad como principal factor de riesgo de los abusos
|

Carta del Papa Francisco al Pueblo de Dios

«Si un miembro sufre, todos sufren con él» (1 Co 12,26). Estas palabras de san Pablo resuenan con fuerza en mi corazón al constatar una vez más el sufrimiento vivido por muchos menores a causa de abusos sexuales, de poder y de conciencia cometidos por un notable número de clérigos y personas consagradas. Un crimen que genera hondas heridas de dolor e impotencia; en primer lugar, en las víctimas, pero también en sus familiares y en toda la comunidad, sean creyentes o no creyentes. Mirando hacia el pasado nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado. Mirando hacia el futuro nunca será poco todo lo que se haga para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones no solo no se repitan, sino que no encuentren espacios para ser encubiertas y perpetuarse. El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor, por eso urge reafirmar una vez más nuestro compromiso para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad.

1. Si un miembro sufre

En los últimos días se dio a conocer un informe donde se detalla lo vivido por al menos mil sobrevivientes, víctimas del abuso sexual, de poder y de conciencia en manos de sacerdotes durante aproximadamente setenta años. Si bien se pueda decir que la mayoría de los casos corresponden al pasado, sin embargo, con el correr del tiempo hemos conocido el dolor de muchas de las víctimas y constatamos que las heridas nunca desaparecen y nos obligan a condenar con fuerza estas atrocidades, así como a unir esfuerzos para erradicar esta cultura de muerte; las heridas “nunca prescriben”. El dolor de estas víctimas es un gemido que clama al cielo, que llega al alma y que durante mucho tiempo fue ignorado, callado o silenciado. Pero su grito fue más fuerte que todas las medidas que lo intentaron silenciar o, incluso, que pretendieron resolverlo con decisiones que aumentaron la gravedad cayendo en la complicidad. Clamor que el Señor escuchó demostrándonos, una vez más, de qué parte quiere estar. El cántico de María no se equivoca y sigue susurrándose a lo largo de la historia porque el Señor se acuerda de la promesa que hizo a nuestros padres: «Dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos» (Lc 1,51-53), y sentimos vergüenza cuando constatamos que nuestro estilo de vida ha desmentido y desmiente lo que recitamos con nuestra voz.

Con vergüenza y arrepentimiento, como comunidad eclesial, asumimos que no supimos estar donde teníamos que estar, que no actuamos a tiempo reconociendo la magnitud y la gravedad del daño que se estaba causando en tantas vidas. Hemos descuidado y abandonado a los pequeños. Hago mías las palabras del entonces cardenal Ratzinger cuando, en el Via Crucis escrito para el Viernes Santo del 2005, se unió al grito de dolor de tantas víctimas y, clamando, decía: «¡Cuánta suciedad en la Iglesia y entre los que, por su sacerdocio, deberían estar completamente entregados a él! ¡Cuánta soberbia, cuánta autosuficiencia! […] La traición de los discípulos, la recepción indigna de su Cuerpo y de su Sangre, es ciertamente el mayor dolor del Redentor, el que le traspasa el corazón. No nos queda más que gritarle desde lo profundo del alma: Kyrie, eleison – Señor, sálvanos (cf. Mt 8,25)» (Novena Estación).

2. Todos sufren con él

La magnitud y gravedad de los acontecimientos exige asumir este hecho de manera global y comunitaria. Si bien es importante y necesario en todo camino de conversión tomar conocimiento de lo sucedido, esto en sí mismo no basta. Hoy nos vemos desafiados como Pueblo de Dios a asumir el dolor de nuestros hermanos vulnerados en su carne y en su espíritu. Si en el pasado la omisión pudo convertirse en una forma de respuesta, hoy queremos que la solidaridad, entendida en su sentido más hondo y desafiante, se convierta en nuestro modo de hacer la historia presente y futura, en un ámbito donde los conflictos, las tensiones y especialmente las víctimas de todo tipo de abuso puedan encontrar una mano tendida que las proteja y rescate de su dolor (cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium, 228). Tal solidaridad nos exige, a su vez, denunciar todo aquello que ponga en peligro la integridad de cualquier persona. Solidaridad que reclama luchar contra todo tipo de corrupción, especialmente la espiritual, «porque se trata de una ceguera cómoda y autosuficiente donde todo termina pareciendo lícito: el engaño, la calumnia, el egoísmo y tantas formas sutiles de autorreferencialidad, ya que “el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz (2 Co 11,14)”» (Exhort. ap. Gaudete et exsultate, 165). La llamada de san Pablo a sufrir con el que sufre es el mejor antídoto contra cualquier intento de seguir reproduciendo entre nosotros las palabras de Caín: «¿Soy yo el guardián de mi hermano?» (Gn 4,9).

Soy consciente del esfuerzo y del trabajo que se realiza en distintas partes del mundo para garantizar y generar las mediaciones necesarias que den seguridad y protejan la integridad de niños y de adultos en estado de vulnerabilidad, así como de la implementación de la “tolerancia cero” y de los modos de rendir cuentas por parte de todos aquellos que realicen o encubran estos delitos. Nos hemos demorado en aplicar estas acciones y sanciones tan necesarias, pero confío en que ayudarán a garantizar una mayor cultura del cuidado en el presente y en el futuro.

Conjuntamente con esos esfuerzos, es necesario que cada uno de los bautizados se sienta involucrado en la transformación eclesial y social que tanto necesitamos. Tal transformación exige la conversión personal y comunitaria, y nos lleva a mirar en la misma dirección que el Señor mira. Así le gustaba decir a san Juan Pablo II: «Si verdaderamente hemos partido de la contemplación de Cristo, tenemos que saberlo descubrir sobre todo en el rostro de aquellos con los que él mismo ha querido identificarse» (Carta ap. Novo millennio ineunte, 49). Aprender a mirar donde el Señor mira, a estar donde el Señor quiere que estemos, a convertir el corazón ante su presencia. Para esto ayudará la oración y la penitencia. Invito a todo el santo Pueblo fiel de Dios al ejercicio penitencial de la oración y el ayuno siguiendo el mandato del Señor,1 que despierte nuestra conciencia, nuestra solidaridad y compromiso con una cultura del cuidado y el “nunca más” a todo tipo y forma de abuso.

Es imposible imaginar una conversión del accionar eclesial sin la participación activa de todos los integrantes del Pueblo de Dios. Es más, cada vez que hemos intentado suplantar, acallar, ignorar, reducir a pequeñas élites al Pueblo de Dios construimos comunidades, planes, acentuaciones teológicas, espiritualidades y estructuras sin raíces, sin memoria, sin rostro, sin cuerpo, en definitiva, sin vida2. Esto se manifiesta con claridad en una manera anómala de entender la autoridad en la Iglesia —tan común en muchas comunidades en las que se han dado las conductas de abuso sexual, de poder y de conciencia— como es el clericalismo, esa actitud que «no solo anula la personalidad de los cristianos, sino que tiene una tendencia a disminuir y desvalorizar la gracia bautismal que el Espíritu Santo puso en el corazón de nuestra gente».3 El clericalismo, favorecido sea por los propios sacerdotes como por los laicos, genera una escisión en el cuerpo eclesial que beneficia y ayuda a perpetuar muchos de los males que hoy denunciamos. Decir no al abuso, es decir enérgicamente no a cualquier forma de clericalismo.

Siempre es bueno recordar que el Señor, «en la historia de la salvación, ha salvado a un pueblo. No existe identidad plena sin pertenencia a un pueblo. Nadie se salva solo, como individuo aislado, sino que Dios nos atrae tomando en cuenta la compleja trama de relaciones interpersonales que se establecen en la comunidad humana: Dios quiso entrar en una dinámica popular, en la dinámica de un pueblo» (Exhort. ap. Gaudete et exsultate, 6). Por tanto, la única manera que tenemos para responder a este mal que viene cobrando tantas vidas es vivirlo como una tarea que nos involucra y compete a todos como Pueblo de Dios. Esta conciencia de sentirnos parte de un pueblo y de una historia común hará posible que reconozcamos nuestros pecados y errores del pasado con una apertura penitencial capaz de dejarse renovar desde dentro. Todo lo que se realice para erradicar la cultura del abuso de nuestras comunidades, sin una participación activa de todos los miembros de la Iglesia, no logrará generar las dinámicas necesarias para una sana y realista transformación. La dimensión penitencial de ayuno y oración nos ayudará como Pueblo de Dios a ponernos delante del Señor y de nuestros hermanos heridos, como pecadores que imploran el perdón y la gracia de la vergüenza y la conversión, y así elaborar acciones que generen dinamismos en sintonía con el Evangelio. Porque «cada vez que intentamos volver a la fuente y recuperar la frescura del Evangelio, brotan nuevos caminos, métodos creativos, otras formas de expresión, signos más elocuentes, palabras cargadas de renovado significado para el mundo actual» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 11).

Es imprescindible que como Iglesia podamos reconocer y condenar con dolor y vergüenza las atrocidades cometidas por personas consagradas, clérigos e incluso por todos aquellos que tenían la misión de velar y cuidar a los más vulnerables. Pidamos perdón por los pecados propios y ajenos. La conciencia de pecado nos ayuda a reconocer los errores, los delitos y las heridas generadas en el pasado y nos permite abrirnos y comprometernos más con el presente en un camino de renovada conversión.

Asimismo, la penitencia y la oración nos ayudará a sensibilizar nuestros ojos y nuestro corazón ante el sufrimiento ajeno y a vencer el afán de dominio y posesión que muchas veces se vuelve raíz de estos males. Que el ayuno y la oración despierten nuestros oídos ante el dolor silenciado en niños, jóvenes y minusválidos. Ayuno que nos dé hambre y sed de justicia e impulse a caminar en la verdad apoyando todas las mediaciones judiciales que sean necesarias. Un ayuno que nos sacuda y nos lleve a comprometernos desde la verdad y la caridad con todos los hombres de buena voluntad y con la sociedad en general para luchar contra cualquier tipo de abuso sexual, de poder y de conciencia.

De esta forma podremos transparentar la vocación a la que hemos sido llamados de ser «signo e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano» (Conc. Ecum. Vat. II, Const. dogm. Lumen gentium, 1).

«Si un miembro sufre, todos sufren con él», nos decía san Pablo. Por medio de la actitud orante y penitencial podremos entrar en sintonía personal y comunitaria con esta exhortación para que crezca entre nosotros el don de la compasión, de la justicia, de la prevención y reparación. María supo estar al pie de la cruz de su Hijo. No lo hizo de cualquier manera, sino que estuvo firmemente de pie y a su lado. Con esta postura manifiesta su modo de estar en la vida. Cuando experimentamos la desolación que nos produce estas llagas eclesiales, con María nos hará bien «instar más en la oración» (S. Ignacio de Loyola, Ejercicios Espirituales, 319), buscando crecer más en amor y fidelidad a la Iglesia. Ella, la primera discípula, nos enseña a todos los discípulos cómo hemos de detenernos ante el sufrimiento del inocente, sin evasiones ni pusilanimidad. Mirar a María es aprender a descubrir dónde y cómo tiene que estar el discípulo de Cristo.

Que el Espíritu Santo nos dé la gracia de la conversión y la unción interior para poder expresar, ante estos crímenes de abuso, nuestra compunción y nuestra decisión de luchar con valentía.

Vaticano, 20 de agosto de 2018

FRANCISCO

____________________________________

1 «Esta clase de demonios solo se expulsa con la oración y el ayuno» (Mt 17,21).

2 Cf. Carta al Pueblo de Dios que peregrina en Chile (31 mayo 2018).

3 Carta al Cardenal Marc Ouellet, Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina (19 marzo 2016).

[01246-ES.01] [Texto original: Español]

 

70 comentarios en “Francisco trata de diluir la culpa por los abusos en todo el pueblo de Dios
  1. La comunidad eclesial … pero sobe todo determinados clérigos. Vamos a no despistarnos y a no echar balones fuera. Todo muy estupendo, pero vamos a ver si ponemos algunos puntos sobre algunas íes. Punto primero, echar a Madariaga. Punto segundo, echar a Farrell. Punto tercero, cortar en seco la deriva gay y especialmente, la del encuentro de las familias. Punto tercero, volver a la excelencia moral y a la defensa inequívoca de la castidad, de la continencia sexual y del celibato apostólico. Punto cuarto, todos los cardenales y arzobispos y obispos deben ser llamados, de forma especial e inequívoca, a una vida de penitencia, conversión, oración y santidad que permita a sus fieles recuperar la confianza en ellos. Es decir, a ver qué pasa con Marx y con esos nuevos nombramientos, que dan pánico. Punto quinto, la Iglesia alemana debe ser metida en cintura. Punto sexto, las primaveras eclesial flower power, que se terminen de una vez, que nos van a destruir la Iglesia.

    1. Madre mía qué comentario tan agresivo en el contenido y en la forma, de lo que es una carta maravillosa de llamada a todos a la castidad y al esfuerzo comunitario.
      Desde luego que van a desaparecer y están desapareciendo y han desaparecido los abusivos.
      Pero con esta agresividad siento que usted no hace comunidad. Sino que crea discordia.
      El encuentro de las familias, este año en el país que me acogió durante más de veinte años, y donde el aborto es oficial por un referéndum de un horrible resultado de dos tercios, entre ellos87% de jóvenes, necesita al Papa y necesita que se exponga públicamente el valor de la familia. Hay medio millón de personas (de un pais de unos 4 millones) que irán a la misa. Otros tantos al parque el día anterior, para un día de celebración de las familias.
      No sé desde donde es usted ni qué propone.
      Lea el artículo del Irish Times hoy sobre el Papa y sus declaraciones sobre el abuso. Muy necesarias en un país donde a la gente se le hizo venerar a los curas
      v

      1. Legorburo, la agresividad no sé dónde la ves. ¿Es agresivo pedir la dimisión de encubridores? ¿No hay que pedir su dimisión? El esfuerzo comunitario sí es necesario, pero si no se sabe muy bien para qué, no sirve de nada. Yo no pretende hacer comunidad, sino contribuir con mi modesta aportación a frenar el derrumbe de la Iglesia de Cristo. Pretendo hacer Iglesia, no comunidad. Cristo a Francisco de Asís le pidió que reconstruyera su Iglesia, no que hiciera una comunidad flower power. Yo propongo que hay que levantarse y defender el honor de Dios, frenar blasfemias, sacrilegios y depravaciones. Porque hay que obedecer a Dios antes que a los hombres. Hay que defender a los buenos y heroicos sacerdotes que sufren todo esto cada día, y meter en cintura a los que ya sabemos. Porque la Iglesia de Cristo es el Reino de Dios que salva a todos los hombres con su Cruz. Y todos estamos llamados a ir al Cielo a través de la Cruz. Conversión, penitencia y valentía. ¿Tú qué propones?

    2. Sí, a todos los puntos y los abusadores y los obispos que sabían lo que hacían y los trasladaron a otros lugares deberían ir a la cárcel como los monstros que son.

  2. Perdón, se me ha escapado una falta, quise escribir “sobre”. Punto séptimo, todos los clérigos que escriben sobre besos, besitos y mierditas, al rincón a pensar y a quitarles cargos y prebendas. Los ejercicios espirituales a la curia no los da un tío como el de este año. Punto octavo, la moral de situación y de presunta conciencia, desterrada. Punto noveno, explicar lo de las piedras de molino, el infierno, la justicia divina etc. Punto décimo. Y sí, todos tenemos que recurrir al ayuno y penitencia. A ver si vemos al cardenal Marx en un convento trapense perdiendo quilitos. Por ejemplo, los cardenales y obispos alemanes deberían sustituir sus vestiduras por sacos y cenizas, y entregar su dinero a los pobres. Y a lo mejor sería bueno imponerles un ayuno de palabras. Ni una palabra más en todo el año, en castigo a su estupidez. Menos bla, bla, bla y más santidad. Y la misa de culo y en latín, para que los fieles no tengan que ver el careto de según quién.

  3. 23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: «¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Escándalo eres para mí, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres!

  4. Yo rezaré, ayunaré y haré penitencia. Pero espero que según quién y algún innombrable que otro hagan ayuno y limpia, porque si no … pues tendremos que ayudarles a ayunar … Y el encuentro de las familias, y el sínodo de los jóvenes … A ver si tomamos medidas, que no somos idiotas. Por favor, que somos fieles, pero no idiotas. Que no nos traten como a idiotas. Que se pongan las pilas ya. Nadie tenemos por qué aguantar esto, ni callarnos. Hay que levantarse y defender el honor de Dios, frenar blasfemias, sacrilegios y depravaciones. Porque hay que obedecer a Dios antes que a los hombres. Hay que defender a los buenos y heroicos sacerdotes que sufren todo esto cada día, y meter en cintura a los que ya sabemos. Menos tontadas con la pena de muerte, menos gays encuentros, menos confusión, menos ser unos listillos y astutillos manipuladores. Se les ve el plumero a todos. Y menos silencios cómplices. Que no somos tontos, ¿queda claro?

    1. “porque si no … pues tendremos que ayudarles a ayunar …”

      ¿Y cómo nos vas a “ayudar” a ayunar Estupefacta?
      ¿Vas a volver a pedir que se reinstaure la Inquisición?
      Lo digo porque lo llevas claro hija. Oblígame si puedes.
      Por otra parte, siempre puede salir algo bueno incluso de lo peor.
      Si esta plaga de abusos hace que alguno de vosotros en vez de trabajar para cambiar la Iglesia, por ejemplo luchando por tratar de eliminar el celibato y permitiendo la ordenación de las mujeres, apostata y se marcha a una Iglesia Super Carca de la Sacrosanta Tradcición como la que promovió y fundo Lefebvre, algo habremos ganado.
      Así que ya sabes, estoy esperando a que nos digas como nos vas a obligar a “ayunar”.
      A ver si lo que propones es legal o no, guapa.
      ¡Pero que os habéis creído los del búnker!

  5. Ya lo digo abiertamente: cuanta falsedad. Cuánta palabrería vacía. Cuanta hipocresía y fariseísmo. Cuánta dureza de corazon por no querer reconocer que él,como cabeza de la Iglesia es el máximo responsable y que sus principales colaboradores están Pringados y que no tpns ni una sola medida contra ellos (no como con belda, o con los franciscanos de la inmaculada y tantos otros). Es mas, es intimo amigo y protector de los madariaga and company, de mccarrick y sus amigotes, etc. Y que orgullo, solo prácticamente, se autocita, conobsi antes de él y sus infumables documentillos insustanciales, no hubiese nada. Buajj bergoglio, ya no engañas a nadie.

  6. Otro, que era discípulo, le dijo: «Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre.» Jesús le replicó: «Tú, sígueme. Deja que los muertos entierren a sus muertos.»

  7. Punto onceavo, o por ahí, no? Volver a poner en circulación la palabra “herejía” y aplicar sin tanta demora las penas correspondientes a los que pervierten la doctrina católica dentro de la Iglesia. La lista de anatemas que se debería proclamar en público si tiene menos de dos metros de largo no sirve. Punto doceavo: reducción del personal clerical al porcentaje que haga falta para que sean todos machitos. No importa, caminaremos o tomaremos transporte para poder ir a Misa, con gozo en el corazón.

  8. Un discurso académico genérico que aplica a cualquier otro pecado concreto cometido por personas concretas en un tiempo, lugar y modo concreto histórico. Fue en el pasado, claro, las cosas sucedidas son el pasado. Se intenta crear un pecado social eclesiástico en el cual todos tenemos alguna parte de la responsabilidad. No es así son perversiones concretas y personales, lo que hay que analizar y sacar a la luz es por qué ocurrió de esa forma la destrucción moral de los ordenados. Si no se dice la verdad no sirve. No vacilemos en poder a Dios que envíe pastores que no abusen de las ovejas, no importa el olor que tengan…….

    1. En Irlanda los padres consideraban dioses a los curas. Sin oír a sus hijos ni ellos ni los colegios ni nadie.
      No es eso pecado comunitario?

      1. Soy irlandés y sí los sacerdotes contaban con una gran confianza del pueblo católico, pero nadie los consideraba dioses. ¿Y por que el clero irlandés adquirió tanta estima entre el pueblo? Por algo será. Pues, precisamente porque la gran mayoría de los sacerdotes eran buenos. Mucho de ellos salían dela isla a ser misioneros en África, Corea, China e iban a Estados Unidos, Canada, Australia y Nueva Zelanda. En mi parroquia había 4 sacerdotes. Había 6 meses cada domingo, cuatro en la iglesia y otras dos en capillas, todas llenas de fieles. Los sábados había confesiones de 12.30 a 2.00 PM para niños y de 7.00 a 9.00 para adultos, y había cola. Eso todos los sábados. Los sacerdotes visitaban las casas dos veces al años y la costumbre era que se les daba una cantidad de dinero. No pedían, sino que la gente daba pues la Iglesia no recibía ni un centavo del Estado. Los sacerdotes religiosos eran más esitmados que los diocesanos y algunos de ellos venían cada año a realizar misones populares

      2. Puede ser desatención del problema, indebido respeto, costumbre, no lo sé en el caso de Irlanda, pero no existen los pecados comunitarios, existen los pecados de omisión pero siempre son personales como los de comisión, lo que estamos viviendo es claramente una inacción de quienes debían actuar y no lo han hecho, lean en forma objetiva los procesos a Karadima y Marcial Maciel, vean la antigüedad de los temas.

  9. Pero que se puede esperar de estos “Pastores” y de este Papa que en su Estado alberga cómodamente en su habitación a un miembro de la Nunciatura de Norteamérica que tenía imágenes pedofílicas y cuando lo pillaron las autoridades, aprovecharon de su condición para refugiarlo en el Vaticano. “Santidad” a otros con esos cuentos

  10. Me parece un excelente escrito, y no es Francisco es Papa Francisco o su Santidad. Es un personaje publico y ustedes una pagina de prensa, sean formales aunque no le agrade el sujeto que el no juega metra con ustedes para que lo tuteen

    1. En la historia de la Iglesia, se lee, Clemente, Inocencio, Pío VII, Pío XII, Benedicto XVI, Juan Pablo II,. Entonces porqué no, Francisco,. ¿No es Papa también? Y el tuteo es algo familiar, que se oye entre ellos, sin afán de molestar, solo para aclarar

  11. “nunca será poco todo lo que se haga”

    Punto único: Pedir a la Guardia Civil que entre en las diócesis y revise toda la documentación de sus archivos. ¿O alguien se cree que en Pennsylvania hay toda esa porquería y aquí no? Pedir lo mismo en todos los demás estados del mundo. ¡Que se sepa!.

    Otro punto: Sentar a los dos papas actuales en el banquillo, para que cuenten lo que sabían. Que el Papa “eche” a un cardenal o arzobispo (nada de permitirle dimitir) a vivir debajo de un puente. Que un obispo denuncie a un sacerdote pederasta.

    Cuando algo de lo anterior ocurra, sabremos que ALGO está cambiando en la Iglesia Católica. Todo lo demás es palabrería. Mientras no ocurra sabremos que seguimos igual.

    1. Desidereo, se ve que no tienes ni idea. Calumniar al clero español dando por sentado que aquí hay casos de pederastia es calumnioso y cobarde. No te aproveches de mis puntos. En USA había una potentísima red de clero homo que aquí no existe. Los hay, y la intentaron implementar en los seminarios, pero no se les logró. El de Pamplona se hundió, aunque aun se ordenó alguno que posteriormente se secularizó, como aquel conocido político. En Madrid lo volvieron a intentar en los ochenta, pero no lo lograron porque Suquía hizo limpia. Hay alguno suelto que se ha ordenado por cobardía de su obispo, pero en honor a la verdad, nadie dice que hayan hecho nada malo. Punto dos, la guardia civil ya ha entrado y llevado a juzgado cosas denunciadas. Punto tres, sí hay obispos buenos que han denunciado. Punto cuatro, Benedicto XVI fue el que denunció todo esto, y por eso le hicieron la vida imposible hasta que dimitió

      1. Os recomiendo que busquéis en Google así: ( no consigo poner los enlaces por lo tanto os pongo solo el título) “Video del testimonio de conversión de Bella Dodd” Podéis buscarlo tambien en texto. El video es un poco largo pero muy aleccionador y nos revela el porqué estamos en la situación en la que algunos consagrados se han enfangado enfangando al projimo.

  12. En Irlanda los padres consideraban dioses a los curas. Sin oír a sus hijos ni ellos ni los colegios ni nadie.
    No es eso pecado comunitario?

  13. Hay que escuchar la Voz del Pastor cuando advierte y antes de que la copa de su ira se derrame. En agosto de 1990 el Señor dijo: “Yo Soy el Soberano de los reyes de la tierra y os he pedido que no cometáis actos impuros o adulterio. El adulterio ha sido refinado por Satán de tal modo, que ha perdido su significado tanto entre los eclesiásticos como en los laicos. Mi paciencia con vuestro pecado ha llegado a su fin. Os digo, a los que habéis buscado los poderes blasfemos de Satán y los habéis erigido como estandartes para borrar Mi Divinidad, Mi Santidad y Mi Sacrificio Sagrado : es culpa vuestra el que Mi Nombre esté siendo blasfemado por los ateos. Habéis ensuciado Mi Santuario ordenando hombres pervertidos con pasiones degradantes. Todos, corrompidos por igual, no Me temen. Así es que, si los ateos cometen adulterio hoy y lo encuentran natural, es debido a la gran permisividad que hay en Mi Iglesia, bajo las instrucciones de la bestia, cuya mira es el falsificar la Verdad”.

  14. Desidereo, ya se ve que no tienes ni idea, y además siempre aprovechando los listillos. Punto uno, acusar sin pruebas y decidir que aquí hay casos es calumnioso y pecado. Punto dos, en USA había una red homosexual potentísima en el clero que aquí se desmanteló. Muchos se secularizaron, como en el caso de un político conocidísimo. En Madrid también se cortó en tiempos de Suquía el intento de tomar el seminario que hizo el lobby homo. No sé si habrá alguno, pero para eso lo que hay que hacer es denunciar si se da el caso, no echar mierda sobre todo. No aproveches. Punto tres, el Papa Benedicto ya destapó todo lo que él sabía. Si hoy se están juzgando a tantos es porque él tomó medidas y denunció. Los que tienen que sentarse en el banquillo son otros. De hecho, a él lo echaron del Vaticano por este tema, aunque ahora nos cuenten cuentos chinos. Punto cuarto, ya ha habido obispos en todo el mundo que han denunciado a sacerdotes pederastas. NO manipular mis puntos.

  15. Desidereo, se ve que no tienes ni idea. ¡Ariza, deja de censurarme! Calumniar al clero español dando por sentado que aquí hay casos de pederastia es calumnioso y cobarde. No te aproveches de mis puntos. En USA había una potentísima red de clero homo que aquí no existe. Los hay, y la intentaron implementar en los seminarios, pero no se les logró. El de Pamplona se hundió, aunque aun se ordenó alguno que posteriormente se secularizó, como aquel conocido político. En Madrid lo volvieron a intentar en los ochenta, pero no lo lograron porque Suquía hizo limpia. Hay alguno suelto que se ha ordenado por cobardía de su obispo, pero en honor a la verdad, nadie dice que hayan hecho nada malo. Punto dos, la guardia civil ya ha entrado y llevado a juzgado cosas denunciadas. Punto tres, sí hay obispos buenos que han denunciado. Punto cuatro, Benedicto XVI fue el que denunció todo esto, y por eso le hicieron la vida imposible hasta que dimitió

  16. Desidereo, se ve que no tienes ni idea. ¡Ariza, deja de censurarme! Calumniar al clero español dando por sentado que aquí hay casos de pederastia es calumnioso y cobarde. No te aproveches de mis puntos. En USA había una potentísima red de clero homo que aquí no existe. Los hay, y la intentaron implementar en los seminarios, pero no se les logró. El de Pamplona se hundió, aunque aun se ordenó alguno que posteriormente se secularizó, como aquel conocido político. En Madrid lo volvieron a intentar en los ochenta, pero no lo lograron porque Suquía hizo limpia. Hay alguno suelto que se ha ordenado por cobardía de su obispo, pero en honor a la verdad, nadie dice que hayan hecho nada malo. Punto dos, la guardia civil ya ha entrado y llevado a juzgado cosas denunciadas. Punto tres, sí hay obispos buenos que han denunciado. Punto cuatro, Benedicto XVI fue el que denunció todo esto, y por eso le hicieron la vida imposible hasta que dimitió

  17. Desidereo, se ve que no tienes ni idea. Calumniar al clero español dando por sentado que aquí hay casos de pederastia es calumnioso y cobarde. No te aproveches de mis puntos. En USA había una potentísima red de clero homo que aquí no existe. Los hay, y la intentaron implementar en los seminarios, pero no se les logró. El de Pamplona se hundió, aunque aun se ordenó alguno que posteriormente se secularizó, como aquel conocido político. En Madrid lo volvieron a intentar en los ochenta, pero no lo lograron porque Suquía hizo limpia. Hay alguno suelto que se ha ordenado por cobardía de su obispo, pero en honor a la verdad, nadie dice que hayan hecho nada malo. Punto dos, la guardia civil ya ha entrado y llevado a juzgado cosas denunciadas. Punto tres, sí hay obispos buenos que han denunciado. Punto cuatro, Benedicto XVI fue el que denunció todo esto, y por eso le hicieron la vida imposible hasta que dimitió. No manipuléis.

  18. Ariza, alguno me puedes borrar, si quieres. Pero no este, por favor.

    No, Legorburo, considerar a los curas no sé qué no es un pecado comunitario, entre otras cosas porque tú no tienes ni idea cómo consideraban todos los padres a los curas, Legorburo. No existen los pecados comunitarios, existen los pecados personales. Lo que sucedió en Irlanda fue fruto de la mezcla secular de religión y política. Se puede hablar de problemas habituales en una sociedad o en la Iglesia, pero los pecados son siempre individuales y personales.

    1. Estupefacta:” Se puede hablar de problemas habituales en una sociedad o en la Iglesia, pero los pecados son siempre individuales y personales.”
      Cierto, por ello la Revelación y Salvación de los mismos es igual e intransferible.

  19. Y no : “Esta conciencia de sentirnos parte de un pueblo y de una historia común hará posible que reconozcamos nuestros pecados y errores del pasado con una apertura penitencial capaz de dejarse renovar desde dentro”. Pues me temo que se equivocan. Tomar esto de forma “global y comunitaria”, puede llevar a nada una vez más. Mejor sería tomar cada uno su responsabilidad. Yo, la mía, mi propia santidad y mi oración y penitencia por el clero pecador y las autoridades de la Iglesia pecadoras. Y las autoridades, la suya. YO denunciar lo que tenga que denunciar. El Papa la suya, y cada obispo, cardenal, obispo etc. la suya. Pero en este caso en concreto, el Papa la suya, y cada obispo, cardenal etc. la suya, más. Y los jesuitas la suya. Y no acusar a sacerdotes inocentes, ocultando a los culpables. Y dejar de echar mierda colectiva, y centrarse en lo que hay que centrarse. ¿Está claro? NO somos todos igual de culpables. NO.

  20. Lo que pide el Papa sobre el ayuno debemos hacerlo o no tendremos parte en el Reino de Dios: “El Reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo, los llama a lo largo del día. Ustedes pueden convertirse en los constructores y cultivadores de esta generación. Pueden convertirse en los reparadores de esta Tierra. Paguen la culpa de la Tierra, ayunando, sacrificándose y con plegarias del corazón”.

    1. Es sencillamente haber perdido años y años de catoliqueo en al final no tener ni idea de lo que va esto.
      Catoliqueo… y en realidad politiqueo. Unos son de Apolo, otros son de Pablo… otros NO son de Francisco. Nada nuevo.
      Cuando les interesa bien que echan mano del “cuerpo místico de Cristo” y demás.

  21. Soy irlandés y sí los sacerdotes contaban con una gran confianza del pueblo católico, pero nadie los consideraba dioses. ¿Y por que el clero irlandés adquirió tanta estima entre el pueblo? Por algo será. Pues, precisamente porque la gran mayoría de los sacerdotes eran buenos. Mucho de ellos salían dela isla a ser misioneros en África, Corea, China e iban a Estados Unidos, Canada, Australia y Nueva Zelanda. En mi parroquia había 4 sacerdotes. Había 6 meses cada domingo, cuatro en la iglesia y otras dos en capillas, todas llenas de fieles. Los sábados había confesiones de 12.30 a 2.00 PM para niños y de 7.00 a 9.00 para adultos, y había cola. Eso todos los sábados. Los sacerdotes visitaban las casas dos veces al años y la costumbre era que se les daba una cantidad de dinero. No pedían, sino que la gente daba pues la Iglesia no recibía ni un centavo del Estado. Los sacerdotes religiosos eran más esitmados que los diocesanos y algunos de ellos venían cada año a realizar misones populares

  22. Increíble…no he publicado nada y me dice que estoy publicando demasiado y que frene. Hablar bien de Francisco debe ser algo no aceptable por la censura previa. Pues nada…leña al mono. No creo que a Dios le parezca bien.

  23. ¿Y no habría que sentar a Jesucristo en el banquillo, pues en vez de cumplir la ley judia en el caso de la adúltera la dejó irse y dijo “el que no tenga pecado que tire la primera piedra? ¿Quién le nombró a usted jues y fiscal en este caso? ¿Ha examinado el informe del Fiscal de Pensilvania? ¿Sabe que es una auténtica patraña, que en el año 2015 y anteriores el total de casos considerados “creíbles”, y eso no significa juzgados ante un tribunal sino con cierta posibildad de ser verídicos han sido 5 (cinco) entre un total de 39,000 sacerdotes? ¿Sabe usted que este informe tiene el nombre de un sacerdote que nació en el año 1892 y otros desde el año 1930, todos ellos muertos? ¿Sabe usted que no todos los incluídos en este informe no son sacerdotes? ¿Sabe que lo que ha hecho el Fiscal es inconstitucional ? Pues si no sabe, póngase a estudiar la cuestión y si no, hága el favor de no comentar, porque lo que escribe le deja muy mal, como irresponsable. El problema es la homosexualidad.

  24. Aquí van ejemplos de escándalos sexuales y de pedofilia de muchos rabinos:
    https://100777.com/node/463

    ¿Por qué no se habla de ello también? Porque los suyos controlan los medios.

    Pero los judíos tienen una forma para prohibir hablar de ello, Mesirah:
    https://en.wikipedia.org/wiki/Mesirah

    El poder absoluto de los rabinos para silenciar abusos:
    https://www.theguardian.com/australia-news/2015/feb/19/rabbis-absolute-power-how-sex-abuse-tore-apart-australias-orthodox-jewish-community

    Escándalo pedofílico en una escuela rabínica de Nueva York:
    http://www.medias-presse.info/scandale-pedophile-dans-une-ecole-juive-de-new-york/54012/

    ¿Por qué los medios no abren con las noticias sobre abusos de los musulmanes?:
    https://www.independent.co.uk/voices/rotherham-grooming-gang-sexual-abuse-muslim-islamist-racism-white-girls-religious-extremism-a8261831.html

    Una escolar musulmana justifica que Mahoma se casara con una niña de seis años:
    https://www.youtube.com/watch?v=sABVWUxfwIk

    1. Mal de muchos, consuelo de tontos.
      Nos interesa salvar y purificar a la Iglesia de Jesús Cristo y sus enseñanzas que nos llevan a la Verdad, la Revelación y la Salvación.

  25. La carta reclama penitencia a todos los bautizados, y hace bien, pero no menciona ni una vez la palabra “obispo”, y en los papeles salen unos cuantos. Parece un poco clerical por parte del Papa.

  26. Este escrito del Papa, que por cierto me parece muy bién, porque pide ayuda a todos los católicos, (comunión de los santos), cuando un miembro está herido mi oración y mortificación pueden ayudarle aunque no le conozca de nada, creo que también puede ayudar al encuentro de familias de Irlanda. No creo que en este encuentro James Martin se atreva a mucho, y aunque se atreva, con un poco de suerte no le va a lucir mucho.
    Creo que aprovechando este escrito, que de los del Papa, me parece de los más contundentes, se podia aprovechar en caliente, para pedir que vaya un grupo de jóvenes a abuchearle a el y a todos que intenten defender las relaciones homosexuales.

  27. Tanta carta y tan largas, es que dan vergüenza ajena.De verdad cree Bergoglio, que la gente es estúpida? De verdad cree Bergoglio que la gente no sabe lo que hace y predica por otro lado? Acaso cree Bergoglio que con una una de cal y dos de arena, puede seguir engañando a la gente? Asco dan,Repugnan a cualquier intelecto,van de progres y lo único que hacen es extender la mierda, que para repartirla si nos necesitan a todos .Lo dicho ASCO DAN!!

  28. Estupefacta:” Se puede hablar de problemas habituales en una sociedad o en la Iglesia, pero los pecados son siempre individuales y personales.”
    Cierto, por ello la Revelación y Salvación de los mismos es igual e intransferible.

  29. Estupefacta:

    Me deja usted estupefacto. Por favor, dígame “cuando” exactamente ha ocurrido que:

    “la guardia civil ya ha entrado y llevado a juzgado cosas denunciadas”

    Estamos hablando de abrir los archivos del obispado, y que especialistas puedan verlos, y sacar a la luz la porquería que haya… como se ha hecho en Pennsylvania.

    “sí hay obispos buenos que han denunciado”

    ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Antes o después del escándalo?.

    “Benedicto XVI fue el que denunció todo esto, y por eso le hicieron la vida imposible hasta que dimitió”

    ¿Está usted de broma, o qué? “Todo esto” surgió en el año 2002 tras la investigación del periódico The Boston Globe. Y ahora vuelve a salir más porquería porque la policía en Pennsylvania ha obligado a los obispos a abrir sus archivos. Las víctimas piden que se haga lo mismo en TODO EEUU. Yo pido que se haga también aquí.

    ¿A qué tiene miedo usted? ¿No quiere usted que salga a la luz la porquería? Y si no hay porquería, pues mejor, ¿no?

  30. “Hay una cultura homosexual en la jerarquía eclesiástica que debe ser purificada de raíz”
    Totalmente de acuerdo con el Cardenal Burke .
    Limpiar era una tarea imposible para el delicado Sante Padre Benedicto XVI . Por eso los cardenales eligen a Francisco para ese trabajo de limpiar la curia . ES LO QUE ESTA HACIENDO , si no me equivoco .
    Paciencia , penitencia , oración .

  31. “No se pueden llenar los seminarios con cualquier tipo de motivaciones, y menos si éstas se relacionan con inseguridades afectivas, búsquedas de formas de poder, glorias humanas o bienestar económico” (Evangelii Gaudium, 107).

    Echo de menos esa cita en el documento pontificio.

    Estupefacta, me gustaría que llevara usted razón y en España no existieran esas redes, pero mucho me temo que haberlas, haylas.

    Yo creo que, en paralelo a esta labor de denuncia y purificación, habrá que trabajar también en dar una respuesta doctrinal-pastoral a las personas que sienten AMS (atracción al mismo sexo), para que puedan superarla y vivir como lo que son, más allá de etiquetas. Y, a ser posible, una respuesta que vaya más allá de las dos clásicas: la respuesta meramente espiritual del “reza y toma tu cruz” y la progre del “acéptate como gay, que Dios te quiere así, y busca una buena pareja que te quiera”. Ambas acaban por condenar a la persona a la desesperación.

  32. Es lo ultimo que escribo aquí en esta pagina, que mas parece un templo Luciferino (con mayúscula inicial para no subestimar a su rey), CRISTO no cometió ningún pecado pero cargo los pecados del mundo, el PAPA nos insta a la penitencia y a rezar aunque seamos totalmente ajenos a este mal que azota la iglesia, todos somos la iglesia y no somos ajenos a el. “Tolerancia cero” la denuncia inmediata ante la autoridad civil por parte de la victima, de su familia o de los sacerdotes que tengan conocimiento de este pecado, de este delito; basta de encubrimientos, basta de la secesión por pseudo cardenales (burkle con minúsculas nanométricas), que solo obedecen a su sed de poder y al propósito vano del acusador de la humanidad de destruir a la iglesia.

  33. Carlos Cabezas, no me hagas hablar, que no quiero dar ideas. ¿Eres obispo, eres autoridad? Supongo que serás al menos sacerdote. Bueno, estoy defendiendo a los buenos sacerdotes, y espero que te cuentes entre ellos. Pero ayuna, hijo, ayuna, que se supone que todos lo tenemos que hacer. Lindor Covas, no, no están haciendo nada. Han rehabilitado a un montón de encubridores que Benedicto había echado. Al delicado Benedicto XVI no le era imposible limpiar. Limpió como un león, hasta que lo echaron de forma nada delicada. A ver si ahora empiezan de nuevo. Farrell, Wuerl, Madariaga, son tres a los que es muy sencillo echar. Daneels, convicto y confeso de encubrimiento, Mahoney, ambos apartados por Benedicto y rehabilitados por … Hennigan, totalmente de acuerdo. Pero eso no quita lo que estamos diciendo. Me importa un bledo lo que digan los fiscales. Lo que quiero es que se resuelva un problema que ha asolado la Iglesia durante toda la segunda mitad del siglo XX.

    1. “estoy defendiendo a los buenos sacerdotes, y espero que te cuentes entre ellos”

      Caray. ¡Y me acusa usted a mí de calumniar! Si quiere limpiar, Estupefacta, nada limpia más que la transparencia. Abrir los archivos del obispado a la policía, por voluntad propia, o incluso a los medios de comunicación.

      Eso limpiaría la pederastia y la impunidad de los pedófilos. A los homosexuales no los pueden ustedes limpiar. Si el sacerdote que le da la comunión este domingo en misa es homosexual, usted no puede hacer nada. Y nadie puede hacer nada. Sí lo podrían hacer si “practica” la homosexualidad, que es muy distinto.

      Ahora, hay muchos de los que se SABE que son homosexuales practicantes. ¿Por qué no los echan? Pues porque se están quedando sin sacerdotes. Y si echan de repente a todos los homosexuales se quedan sin buena parte del personal. ¿Lo haría usted? ¿Cerraría usted las iglesias de quizá la mitad de los pueblos de España?

  34. Desidereo, no te entiendo ¿Por qué esa frase dirigida a Cabezas es calumniosa? Abrir los archivos cuando hay una denuncia ya se hace. Si no tienen nada que denunciar, no entiendo para qué. Además, que yo sepa en todas partes el archivo del arzobispado está abierto al público, salvo aquellos datos protegidos por la ley de protección de datos. No te entiendo, tío. Tú quieres echar mierda sobre todos, la haya o no. Y yo no he dicho que se pueda hacer nada con un sacerdote homo, usted tergiversa. Pero si practica su homo sí. Y yo no sé de ninguno que practique en mi entorno. YO sí cerraría las iglesias de los pueblos de España, y un buen obispo también. Pero es que usted dice que hay sin aportar datos. YO no conozco a ninguno. Los de los pueblos suelen ser todos santísimos. Los homos no se van a pudrirse a un pueblo, ya le digo yo que no. Siempre quieren prebendas o se van. Los homos de Filadelfia no estaban perdidos en un pueblo, estaban en el seminario.

    1. Estupefacta. Estamos hablando de pederastia, ¿verdad?

      Y usted escribe: “estoy defendiendo a los buenos sacerdotes, y espero que te cuentes entre ellos”

      Creo que cualquiera entiende “y que no seas tú uno de esos asquerosos pederastas”. Igual no era su intención, pero lo más fácil es entenderlo así.

      No es cierto que se abran los archivos. Ni de broma. ¿En qué se basa usted para hacer esa afirmación? Es LA PRIMERA VEZ que se abren los archivos. Y por eso estamos hablando del tema, porque POR PRIMERA VEZ en Pennsylvania ha salido a la luz la porquería. Porque se han ABIERTO LOS ARCHIVOS.

      Si se hiciera en cualquier otro sitio aparecería la misma porquería.

    2. Mi dato es evidente para cualquiera:

      Si se abren los archivos en Pennsylvania y aparece todo eso… ¿qué aparecerá cuando se abran los de Boston? ¿Y cuando se abran los de Wyoming? ¿O Texas? Etc… y ¿qué aparecerá cuando se abran los de Chile, o Irlanda, o Australia… y qué cuando se abran los de España?

      Le respuesta es EXACTAMENTE LO MISMO. ¿Porque la Iglesia de España es la misma que la de Australia. ¿O no?

      ¿A qué tiene miedo usted? Salgamos de dudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles