PUBLICIDAD

‘Castigan’ a un sacerdote irlandés tras dar una homilía provida

|

Bruscamente y sin previo aviso, el padre James E. Larkin, de la parroquia de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa en Clonskeagh, ha sido obligado a abandonar su iglesia para ocuparse de la capellanía de las Hermanas de Loreto en Rathfarnham por su obispo, Diarmuid Martin, tras dar una homilía contra el aborto que molestó a algunos de sus parroquianos, informa Church Militant.

El inesperado traslado es, según fuentes consultadas por la web de información católica, resultado directo de la homilía que pronunció Larkin después del referéndum que el pasado mayo llevó a la derogación de la Octava Enmienda de la Constitución, que protegía expresamente la vida del no nacido.

Larkin recordó a sus feligreses que votar a favor de la matanza legal de niños es un grave pecado que exige el arrepentimiento y la confesión. De hecho, pidió a la congregación que consideraran acercarse al confesionario antes de comulgar si habían votado ‘Sí’.

La rapidez y la injusticia percibida del traslado han entristecido a numerosos parroquianos. La parroquia, por su parte, no ha querido comentar la noticia salvo para confirmarla, añadiendo solo que el Padre Larkin era “un sacerdote preconciliar”.

El pasado 13 de julio, Larkin dio su última misa en la parroquia, ocasión en la que leyó a sus feligreses la carta en la que Monseñor Martin le ordenaba el traslado con efecto inmediato, prohibiéndole dar más misas públicas o mantener el contacto con sus antiguos feligreses.

En el episcopado se refieren a una simple forma de jubilación, aunque no comentan sobre lo súbito de la orden. Martin ha mantenido un empecinado silencio sobre el hecho de que, en un país en el que una abrumadora mayoría se confiesa aún católica, dos tercios hayan apoyado el derecho de las madres a eliminar a sus hijos no nacidos.

Martin será el anfitrión del Encuentro Mundial de las Familias de este agosto, en el que una de las estrellas invitadas será el jesuita Padre James Martin, famoso por su proximidad a los grupos LGBTI.

 

15 comentarios en “‘Castigan’ a un sacerdote irlandés tras dar una homilía provida
  1. Los sacerdotes provida son castigados (como el P. Custodio en Barcelona, y el P. Larkin de Irlanda), y a los sacerdotes abortistas y/o LGTBI se les deja hacer o se les premia (como al jesuita de Rep.Dominicana que publicó un video arengando a los fieles a manifestarse a favor del aborto, o el jesuita de EE.UU. promatrimonio gay que irá al Encuentro Mundial de las Familias a defender los “nuevos tipos de familia homsexuales”). La primavera del Concilio.

  2. Si yo fuese parroquiano de esa diócesis, suspendería inmediatamente toda aportación económica a la misma, así como a la parroquia, hasta que no se reponga al buen sacerdote “misericordieado”; a estos hijos de Satanás, solo les duele el bolsillo, pues ¡a pateárselo!

    1. ¿Y el Papa? ¿No tendría que decir algo al respecto a los superiores de este sacerdote? Estoy harta de oírle decir banalidades continuamente, y callar cuando debe hablar.

  3. Admirado Sr. Esteban:
    Leo con interés sus escritos en Infovaticana -y en Gaceta-; comparto muchas de sus ideas, me encantan su perspicacia y sus razonamientos; me gusta, en fin, el estilo periodístico que posee. Entiendo que estos artículos se escriben frecuentemente con premura, conforme saltan las noticias, pero permítame dos modestas correcciones: Las homilías se pronuncian, no se dan. Tampoco se “da” misa; se celebra, o se dice, o se oficia. Espero no resultarle muy impertinente. Muchas gracias por sus excelentes trabajos.

  4. Dicen que la realidad supera la ficción, dónde se iba uno a imaginar tamaño desatino, solo falta que se le prohíba hablar de Dios dentro de la misma Iglesia, !como han tenido razón todos los videntes!

  5. Sin embargo, en el periódico Irish Time del 23 de abril, este arzobispo dice que : ” la Iglesia y los creyentes siempre deben de ser pro-vida”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles