PUBLICIDAD

Cisma: Un obispo alemán invita a los protestantes a comulgar, sin restricciones

|

El Obispo de Würzburg, Franz Jung, ha invitado públicamente a todos los protestantes cónyuges de fieles católicos a recibir la Sagrada Eucaristía en las misas del 5 y 6 de este mes celebradas en la Catedral de San Kilian para matrimonios. Sin ‘discernimiento’, sin ‘acompañamiento’, sin ‘caso por caso’.

Tenía que pasar, ¿no? Todos esos ‘caveats’ y condiciones que presentaba la Conferencia Episcopal Alemana en su documento votado por abrumadora mayoría en asamblea para permitir la comunión a cónyuges protestantes de fieles católicos -la decisión del sacerdote tras el oportuno discernimiento, la confesión de fe sobre la verdad de la doctrina católica, el acompañamiento, el deseo ferviente- siempre nos parecieron el modo de suavizar una escandalosa quiebra de la práctica ordenada por la Iglesia; nada que fuera a durar mucho, en definitiva.

El Obispo de Würzburg, por así decir, ha cortado por lo sano y ha levantado la liebre, obviando toda la ‘vaselina’ pastoral prevista por la CEA con su mensaje universal y su invitación sin restricciones. El desafío a Roma es directo y evidente.

No ha sido, por lo demás, un ‘permiso’, sino una verdadera invitación a través de una nota de prensa e incluso un vídeo, dirigido a quienes cumplan las bodas de plata, oro y diamantes (25, 50 y 60 años de matrimonio).

“En el próximo periodo lo discutiré intensivamente con los consejos diocesanos, pero hoy con ocasión del aniversario de matrimonio, me gustaría invitar a la Eucaristía a los matrimonios intereclesiales, en los cuales los cónyuges han sido fieles uno al otro durante tanto tiempo”, dijo Jung en la homilía del primero de estos servicios realizado en la mañana del jueves.

 

 

15 comentarios en “Cisma: Un obispo alemán invita a los protestantes a comulgar, sin restricciones
    1. No
      No lo hará
      Y no lo hará porque está de acuerdo con el cardenal.
      Y con el Papa la inmensísisma mayoría de la Iglesia Católica.
      Son ustedes los que no se adaptan.
      Es su problema no el nuestro.

  1. Pobrecita la Iglesia, se siente la compasión por Ella, como por una mujer que hubiera enviudado, con hijos pequeños, y totalmente desamparada. Que aparezca Cristo, como el que dicen del océano que de pronto apareció , y la arrope en sus brazos

  2. El escándalo es mayúsculo, pero también es previsible lo que va a suceder a continuación. En primer lugar, Jung afirmará que siempre ha obedecido al Papa. En segundo lugar, Su Santidad responderá a Jung según el método empleado con la Dubia. Aquí paz y después gloria. ¿O qué esperaban de la Iglesia conciliar?.

  3. Sir Peter: No es la Iglesia postconciliar sino Francisco y la prueba es que han pasado tres papas tras el Concilio y no ha ocurrido este desafuero. Es el “método Francisco” de soltar la liebre y dejar que la dinámica intraeclesial haga el resto. La política de hechos consumados por medio de mensajes ambiguos en lugar de órdenes tajantes, se ha practicado siempre en á,bitos de poder absoluto o cuasi-absoluto, con perfecto cálculo de los resultados que se pretenden; es ingenieria social de primero de carrera.

    1. Este desafuero estalla ahora. Como otros antes, desde hace 50 años. Pero el proceso posconciliar ha sido siempre el mismo: primero se dice que la puerta sigue cerrada, después se abre una gatera, después se cuelan los gatos y finalmente la puerta se abre de par en par.
      Si es usted joven, quizá no recuerde lo que ocurrió con la comunión en la mano a finales de los años 60 y comienzos de los 70: estaba prohibida, comenzó a practicarse en abierta desobediencia en algunos países (Holanda, Alemania ¡siempre Alemania! Francia), Pablo VI consultó a los obispos de todo el mundo, la gran mayoría se manifestó contra esa práctica, y el mismo Pablo VI decretó que, si bien la comunión en la boca seguía siendo la norma cuya conservación se recomendaba encarecidamente, la comunión en la mano podía autorizarse localmente. Resultado: el caos actual.
      ¿Recuerda usted cuando Juan Pablo II recordó que las monaguillas estaban prohibidas, para poco después ceder a la práctica rebelde y autorizarla?

  4. -¡Oferta! Dos por uno, y no hace falta confesarse. ¿Quien da más?

    -¡Se bendicen las relaciones LGTBIQ…; los bisexuales puede acudir en trío, y los queer con cualquier animal, vegetal o mineral!

    -¡Se admiten sacerdotes y sacerdotisas casados con alguien de su mismo sexo!

    …Y “cayó del cielo una lluvia de fuego y de azufre que los hizo morir a todos. Lo mismo sucederá el Día en que se manifieste el Hijo del hombre” (Lc 17, 29-30).

    1. ya se hacía raro, que no apareciesemos los gays en algún comentario aunque no tenga absolutamente nada que ver con el tema, pero tenemos que asumirlo, somos el tema estrella de los catolicos conservadores, somos el tema central de la humanidad en éste momento, llevaremos nuestro estrellato con la mayor dignidad que podamos

      1. Jose: si fueses inteligente, cosa que me permito dudar, te darias cuenta de varias cuestiones: en primer lugar, que la doctrina de la Iglesia no PUEDE cambiar. Luego la práctica de la homosexualidad sigue siendo pecado. En segundo lugar, es que vosotros los gays y demás, estais siendo utilizados por los enemigos de la Iglesia para destruirla. De lo anterior se infiere que no se puede pretender ser catolico sincero en una situación de pecado sin arrepentimiento como la vuestra. Como tampoco lo podría ser alguien perteneciente a la Mafia. Uno se puede engañar a sí mismo con falsos argumentos. Pero a Dios no se le puede engañar. Y en tercer lugar, esa misma gente, partidos, instituciones, etc., que tanto os defienden supuestamente en estos momentos, no dudarían lo más mínimo en fusilaros y en someteros a las peores humillaciones si cambiaran los vientos de la Historia. Solo tienes que mirar el pasado más reciente. Solo la Iglesia se ha mantenido constante en su criterio.

      2. Tranquilo José.
        El búnker está obsesionado con vosotros.
        Os tiene miedo.
        Normalizar las relaciones con el mundo gay significa para ellos que se empiezan a derrumbar las supersticiones que les sostienen en la Iglesia.
        Y cuando se den cuenta de que lo único importante es amar al prójimo (TODO el prójimo) ya no sabrán que hacer.
        Tranqulo José
        La Iglesia está en el buen camino´.
        Empezará por no juzgaros y acabará acogiendoos como los hermanos que sois.
        Y Dios en su casa sonreirá satisfecho. Seguro

  5. Es un ¿desafío? en toda regla al Vaticano, que contradice hasta las propias declaraciones del Papa del otro día (pues a lo más hablaba de “caso por caso”).

    Espero, por el bien de la Iglesia y de las almas, una corrección pública de la Santa Sede. Y esto lo digo con absoluta sinceridad, no con ironía.

  6. Los progres hacen lo que quieren y se les antoja. Lo que se trata es de dejar de apoyarlos con nuestra presencia, nuestra economia o la X en la Renta, pues ellos reciben mucho dinero por este medio y lo usan para propagar falsas doctrinas.

    1. Como si pudierais evitar vosotros que hagamos lo que nos de la gana
      La dictadura terminó hace más de 40 años gaviotilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles