La última ocurrencia litúrgica: asistir a Misa desde la tabla de surf

|

Aunque resulte extraño, es lo que se vivió el día de la fiesta de San Juan Bautista, en la playa de Portonovo, cerca de Ancona, en la región de Marcas, Italia.

Según informa The Eponymous Flower la dantesca escena tuvo lugar el domingo pasado en la costa italiana del adriático, cerca de Ancona, en una zona de turismo y veraneo.

Un sacerdote celebró la Misa dominical en el muelle que se encuentra en la playa de Portonovo, en la costa italiana.

Dada la ubicación ‘extraña’ para celebrar el Santo Sacrificio, hubo algunos asistentes a la misma que la vivieron desde el agua, en tablas de surf, fieles a los que el sacerdote celebrante repartió la comunión agachándose.

Cerca del muelle utilizado para la Santa Misa, a tan sólo 1 kilómetro, se encuentra la Iglesia de Santa María de Portonovo, que es considerada una joya del arte románico en Italia, siendo, de hecho, mencionada en la Divina Comedia de Dante.

Sin conocer los detalles ni los motivos que le llevaron a celebrar la Misa en tan ‘original’ lugar, con los fieles en traje de baño, y en un sitio, digamos, no muy ‘ortodoxo’ para la celebración sacramental, nos preguntamos qué necesidad hay para no celebrar la Misa en los sitios dedicados para ello.

Sirva esta anécdota para ilustrar la dejadez que se observa en la celebración de muchos sacramentos desde hace demasiados años.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
9 comentarios en “La última ocurrencia litúrgica: asistir a Misa desde la tabla de surf
  1. El talibanismo de la cortizquierda es proverbial, lo hicieron en el pasado y, desafortunadamente, los marxista españoles no han evolucionado sino enrocado en posiciones atávicas, las que dieron al mundo el millones de muertos, los gulags, el hambre, la falta de derechos humanos, etc. etc. Y como los talibanes, el iconoclastismo es otra señal de esta izquierda radical y atávica: no pueden ver arte y cultura, sólo símbolos que no les gustan. Y con los símbolos , como faltos de sentido democrático y sobrados de impositivismo y falta de capacidad, sólo son capaces aceptar y conservar sus símbolos, los de los otros, por bellos, culturales o de otras formas de contemplar el mundo, no les valen. Lo peor es que además se arrogan y arrogantemente se hacen con el poder -como ha pasado ahora en España-, y lo manipulan contra la mayoría del pueblo o contra una inmensa mayoría del pueblo.

  2. Mal augurio,trae todo esto.Lo veremos tristemente.Dejemos las cosas como están y luchemos por la libertad y la paz.Que España sea un lugar de grata armonía
    entre todos.

  3. Qué esperaban de los actuales jerarcas eclesiásticos, ciertamente, tendrán que llorar como proscritos lo que no supieron defender como obispos

  4. Un disparate más; disparate de esta jerarquía de curas y obispos incultos, sin formación, ignorantes y, cuando no, analfabetos funcionales.
    No hay nada que hacer.

  5. Pero cómo se puede tener tanto odio y tanta maldad?. Y los madrileños lo vamos a permitir?. Pero hasta dónde vamos a llegar, por Dios…
    Qué triste!.

  6. ¿Y donde está el obispo para parar tal disparate? ¿Hasta donde va a llegar esta locura establecida en la Iglesia? Cada quien hace lo que le parece y el Derecho Canónico queda como papel mojado. Dios nos libre.

  7. Esto no es más que otro episodio más en el proceso de desacralizacion de la Iglesia. Los fieles, por ignorancia en su mayor parte, se prestan a estas memeces sacrílegas que les imponen presbíteros mal formados, faltos de Fe como de gusto. Faltos de sentido común. Y quizá sobrados de afán de notoriedad insana a costa de lo más sagrado. Ignorantes y estupidos. Y como siempre, el consentimiento episcopal, sin el cual, no sería posible. Esos mismos obispos que ponen todas las objeciones posibles a la Misa tradicional, esta si, llena de respeto hacia la Eucaristía. Menudos Pastores. Cada vez más lamentables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles