PUBLICIDAD

La natalidad registra en España su pico más bajo desde 1996

España registra el número más bajo de natalidad desde el año 1996
|

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer los datos de la encuesta sobre Movimiento Natural de la Población en el año 2017, que revelan que España ha alcanzado el número más bajo de nacimientos desde el año 1996. La tasa de natalidad, por tanto, es la más reducida y se remonta a valores de 1975.

Además en 2017 murieron 31.245 personas más de las que nacieron. Por lo que nuestro país está sufriendo uan gran pérdida de población. Las reacciones no se han hecho esperar.

El mensaje del presidente del Foro de la Familia

El presidente del Foro de la Familia, Ignacio García-Juliá, destacó la urgencia de llegar a “un gran Pacto de Estado por la Maternidad” que involucre a toda la sociedad española y que “haga frente a los desastrosos datos publicados”.

“Los datos son contundentes: España se muere”, ha declarado García-Juliá a través de un comunicado. “Y todos miran para otro lado o proponen parches. Es necesario operar, no quedarse en la superficie con nimiedades que ni siquiera cerrarán la herida”

También ha señalado que “la estadística deja claro que no se trata sólo de un problema económico. La crisis ya no es excusa para justificar tan pocos nacimientos. Hay otros factores que debemos analizar”, espetó.

El descenso de la natalidad coincide con la caída de matrimonios

Según el Presidente del Foro de la Familia, “no es casual que las bajas cifras de nacimientos coincidan con la caída en el número de matrimonios”, argumentando que “el matrimonio indica un compromiso, una vocación de permanencia, un proyecto futuro en común”. Por lo que “es el espacio natural idóneo para el nacimiento y cuidado de los hijos”.

Añade además que “se está fomentando una cultura del individualismo, de la búsqueda de los objetivos personales por encima de los demás y de las relaciones de usar y tirar”. Por lo que, sugiere, “este es uno de los principales puntos que se deben trabajar para revertir la situación: fomentar los matrimonios, educar en el compromiso, estimular la orientación familiar y no el divorcio como salida cómoda”.

Cabe destacar que en el año 2017 el número de matrimonios contraídos se redujo un 2,2%, lo que supone una tasa de 3,6 matrimonios por cada mil habitantes. La edad media de casamiento entre los españoles aumentó, pasando a los 37 años para los hombres y a los 35 para las mujeres.

¿La solución? Medidas económicas

El representante de esta institución ha animado a tomar medidas económicas que animen a los jóvenes a formar sus propias familias y a tener hijos: “Es necesario combatir la precariedad laboral y fomentar la conciliación y la corresponsabilidad. Iniciativas que defiendan a las madres y que estimulen a las parejas jóvenes a tener hijos, que vayan más allá de cheques bebé y establezcan un acompañamiento a las familias que les permita afrontar los gastos que suponen los hijos, como la prestación universal por hijo a cargo, la gratuidad de los libros de texto, reducción del IVA en los productos de primera necesidad infantil…”

Por ello también destacó “la necesidad imperiosa de que cada persona se tome en serio su papel en estos datos y ponga lo mejor de su parte para revertirlo”. Ignacio García-Juliá afirma que “se necesitan estímulos económicos para las familias y los jóvenes, pero también educación. Que se fomente el compromiso, la responsabilidad de cada uno para poder llegar a la corresponsabilidad”.

Además ha lanzado un mensaje a los medios de comunicación, animándolos a que se tomen el compromiso de “crear historias que animen a formar familias” y en las que “se ponga a la familia como protagonista, que transmita valores colectivos y no individualistas”.

También cae el número de fieles en las Iglesias

Precisamente esta información aparece una semana después de que se publicase que la fe católica disminuía en el mundo. Hay que destacar que España siempre se ha caracterizado por su vinculación con la Iglesia, llegando a ser uno de los países más religiosos del mundo.

Sin embargo, en las últimas décadas y por numerosos motivos (políticos, sociales, culturales…), la separación ente el pueblo español y la fe de Cristo se ha ido palpando poco a poco. Aún sin abandonarla del todo, este descenso en la natalidad sin duda está relacionado con la pérdida de fieles en las parroquias, cuando el mensaje de familia que propone la Iglesia deja de calar en la sociedad como está ocurriendo.

3 comentarios en “La natalidad registra en España su pico más bajo desde 1996
  1. Lo menos que se puede esperar del Papa y sus colaboradores es un análisis racional de lo que sucede con la inmigración, o sea mafias y ONG que ilegalmente y con engaño llevan a gente al Mediterráneo con el peligro de ahogarse. Además, “compartir comida y/o techo con los recién llegados”, pues esos inmigrantes no son pobres. ¿De donde sacaron los $3000 que les tienen que pagar a las mafias? ¿No le parece al Papa que sería mucho mejor ayudar a esos países para que produzcan más bienes y su gente se quede en su país. Por ejemplo, la UE podría reducir o eliminar las subvenciones a la agricultura que perjudican las exportaciones de países africanos, ayudarles a instalar sistemas de riego modernos etc.
    BASTA YA DE DEMAGOGIA PROVENIENTE DEL PAPA FRANCISCO Y EL VATICANOEN GENERAL.

  2. La cuestion de la natalidad no solamente es de carácter económico (que también); también habría que ver si las parejas (ya no hablo siquiera de matrimonios) son estables, si uno/a ha encontrado la pareja adecuada, si tiene fuerzas y criterios e integridad de vida para educar hijos, no solo tenerlos (!importantísimo!), porque en este asunto también se podía hacer una criba de personal; (es una forma de hablar porque nadie tiene autoridad para hacer tal “criba”, lo digo solamente a nivel moral).
    Y, sí, es cierto que hay menos matrimonios católicos, porque también hay menos gente católica; y muchos de los que se casan por la Iglesia lo hacen por tradición cultural y poco más.

  3. Al habitual gamberrismo de Francisco en esta materia, habrá que poner como notas a pie de página dos: La primera, una total compenetración en sus tesis, vestidas de moralina cristiana, con la actitud de Soros y el plan Kalergi; la segunda, que dos sindicatos policiales españoles planean denunciar judicialmente a las ONGs que secundan la caridad clerical, hecha con recursos ajenos para variar, como tráfico de seres humanos. Con filetata y solideo se puede ser frívolo y hasta majadero, pero cuando organizaciones profesionales policiales toman cartas en el asunto, la frivolidad queda excluida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles