PUBLICIDAD

La película “Dos Coronas” lleva al cine la vida de San Maximiliano Kolbe

|

Se trata de un documental dramático dirigido por el polaco Michał Kondrat y producido por Bosco Films que llegará a la gran pantalla el próximo 18 de mayo. Narra la vida de San Maximiliano de Kolbe y combina la recreación de escenas con los testimonios de personas que le conocieron.

Uno de los santos más relevantes del Siglo XX, sin lugar a dudas, es Maximiliano de Kolbe: una de las tres patas sobre las que se sostiene la Iglesia en Polonia. Las otras dos son Santa Faustina Kowalska y San Juan Pablo II. El primero encargado de exaltar el Inmaculado Corazón de María, la segunda la Divina Misericordia de Jesucristo, y el tercero en revolucionar la sexualidad con su teología del cuerpo.

Nacido un 8 de enero de 1894 en el por aquel entonces Zarato de Polonia, por su sometimiento al Imperio ruso, éste religioso fue bautizado con el nombre de Reimundo. En 1910 fue aceptado como fraile y se cambió el nombre a Maximiliano María, por la madre de Jesús. En 1918 se ordenó sacerdote franciscano y su vida le llevó a lugares como Japón, donde desarrolló una ejemplar labor misionera fundando dos periódicos y llegando a editar hasta ocho revistas católicas.

El título: perseverancia en la pureza y final como mártir

Durante la Segunda Guerra Mundial fue arrestado por los nazis y fue llevado al campo de exterminio de Auschwitz. Allí alcanzó el culmen de su santidad: celebrando misa prácticamente todos los días y entregando la comunión al resto de prisioneros.

Años más tarde su legado se mantiene intacto y tras llegar al cine por primera vez en el año 1991, su figura vuelve a la gran pantalla el próximo 18 de mayo. Será la película “Dos Coronas” la que relate la apasionante vida de éste santo, que fue canonizado en octubre de 1982 por su paisano Wojtyla, el Papa Juan Pablo II. El título hace referencia a la aparición que San Maximiliano tuvo de la Virgen María, a la que vio sujetando una corona blanca, señal de que perseveraría en la pureza, y otra roja, vaticinando su final como mártir.



En el transcurso del filme, un documental dramático dirigido por el polaco Michał Kondrat, se narra cómo dedicó su vida a la evangelización. Se combinan la recreación de los hechos, hasta ahora desconocidos muchos de ellos, con declaraciones de expertos y de personas que le conocieron y quedaron impactados por sus palabras y acciones.

Ejecutado por salvar la vida a otro prisionero

Kolbe fue ejecutado un 14 de agosto de 1941, después de que se ofreciera voluntario a cambiar su vida por la de un padre de familia que iba a ser asesinado en su lugar. El motivo fue que un prisionero había escapar, por lo que según la norma, otros diez debían morir. Entre los elegidos se encontraba un sargento que, en voz baja, decía: “pobre esposa e hijos míos”. Al escuchar sus palabras el sacerdote pidió cambiarse en su lugar.

Probablemente esta y otras muchas escenas aparezcan en esta nueva cinta sobre su vida. Una dosis de esperanza y ejemplaridad que verá la luz en menos de una semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles