PUBLICIDAD

Von Boeselager, condenado por mentir sobre el reparto de preservativos

|

El directivo de la Orden de Malta acusó de calumnias a un medio católico que denunció que el noble alemán tenía conocimiento de la distribución de preservativos por parte de una de las organizaciones de ayuda humanitaria de la Orden. El juez alemán da la razón a los periodistas y declara culpable de falso testimonio a Boeselager.

Continúa la saga por entregas de la guerra interna de los nobles caballeros de Malta, en la que no faltan golpes bajos. Era de esperar que la elección del Gran Maestro, que tuvo lugar la semana pasada bajo la égida del Papa -seguida, inmediatamente, por la peregrinación colectiva a Lourdes para prestar servicio a los enfermos-, no bastara para aplacar las corrientes internas que piden justicia. Sí, porque después del voto y la llegada del nuevo Gran Maestro en la persona del noble italiano Giacomo Dalla Torre del Tempio di Sanguinetto, un estudioso moderado y culto que hizo voto de castidad, pobreza y obediencia para entrar, a principios de los años noventa, en la orden caballeresca más antigua, la minoría que se oponía desde hace tiempo a la hegemonía alemana pide la cabeza del actual Gran Canciller, el barón Von Boeselager.

El motivo de un paso tan drástico reside en una sentencia emitida por un tribunal alemán, según la cual es culpable de falso testimonio por haber mentido, reiteradamente, acerca de un complejo asunto interno que concierne a la autorización para distribuir preservativos por parte de una de las organizaciones humanitarias -el Malteser- que trabaja en zonas de guerra. Quien ha llevado ante el juez al barón alemán Boeselager -al que se debe, fundamentalmente, la conjura de palacio que hizo caer la cabeza del precedente Gran Maestro, el inglés Matthew Festing, con el apoyo del Vaticano- ha sido una agencia periodística austríaca, kath.net, decidida a defenderse de las acusaciones y a demostrar la verdad, a saber: que el noble alemán sabía que los preservativos se distribuían a pesar de la prohibición expresa de la Congregación para la Doctrina de la Fe, visto que se trata de un aspecto contrario a las indicaciones del Magisterio.

“No podemos mantener en el cargo a un Gran Canciller que, según lo que ha afirmado un tribunal civil alemán, ha mentido. Por lo tanto, debe presentar su dimisión”, se lee en un email interno enviado a todos los miembros de la Orden. De aquí que se hayan elevado las solicitudes de dimisión. El nuevo Gran Maestro tiene ya sobre su mesa un fascículo de quejas y peticiones contra el Gran Canciller que goza del apoyo del cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, y del influyente hermano Georg von Boeselager, uno de los miembros laicos del IOR en el consejo de superintendencia y, también, jefe de los supervisores de Merck Finck & Privatbankiers AG de Múnich. En resumen, la saga procede a la espera de entender cómo acabará todo.

Franca Giansoldati / Il Messaggero. Traducción de Helena Faccia Serrano para InfoVaticana

 

6 comentarios en “Von Boeselager, condenado por mentir sobre el reparto de preservativos
  1. Disculpen la repetición; ponía el mensaje y desaparecía; me refiero a lo irónico que resulta el hecho de que tiene que ser la justicia civil la que ponga en su lugar y venga a mostrar quién es quién en los movimientos extraños que se dan últimamente en la Iglesia; el padre Manelli, con su congregación intervenida sin que se sepa bien por qué, inocente; el personaje de la nota, depuesto por la orden de Malta y repuesto por el papa, culpable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles