PUBLICIDAD

Germán Arana, el responsable del ‘error fatal’ del Papa con Barros

|

Si aceptamos lo que dice Francisco en su carta a los obispos de Chile, hubo quien no le informó de manera “veraz y equilibrada” sobre Juan Barros y su relación con Karadima. El informador al que Francisco encomendó la investigación, y que parece haber defraudado al Papa, es un jesuita español muy conocido entre los obispos.

El 15 de enero de 2015 Francisco nombró como obispo de Osorno a Juan Barros, un joven chileno que había sido muchos años obispo castrense del país. El nombramiento de Barros, tres años después, se ha convertido en una de las mayores chinas en el zapato del pontificado de Jorge Bergoglio debido a que Barros, de 61 años, ha sido acusado por varias víctimas de Karadima de haber participado, como testigo y encubridor, en los abusos sexuales cometidos en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de El Bosque.

El inicio: una investigación al obispo Charles Scicluna

Tras tres años cerrando filas en defensa de su candidato, acusando incluso de “calumnias” a quienes señalaban a Barros como cómplice de Karadima, la posición de Francisco sobre Chile dio un giro de 180º a su regreso de Chile, el pasado mes de febrero. En aquel momento Francisco encomendó al obispo maltés Charles Scicluna una investigación sobre Barros, cuya conclusión parece haber recibido el Papa hace pocos días.

El pasado miércoles una carta del Papa pidiendo perdón por sus errores en el caso Barros daba la vuelta al mundo. En la misiva, Francisco reconocía haber “incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada” y pedía perdón a todos aquellos a los que ofendí”.

El Nuncio, primer sospechoso

A pesar de que todas las miradas se han dirigido al Nuncio Scapolo, de todos es sabido que Francisco no es hombre de respetar los cauces oficiales a la hora de llevar a cabo investigaciones sobre nombramientos o mandatos “especiales”. InfoVaticana ha tratado de averiguar quién informó al Papa sobre Barros antes de ser nombrado obispo, o lo que es lo mismo, a quién está acusando Francisco de no haberle dado “información veraz y equilibrada”, y todas las pesquisas llevan al mismo nombre, un nombre que lleva años aterrorizando al episcopado español, Germán Arana.

Germán Arana, sacerdote jesuita español del que dicen que “susurra al oído del Papa” fue el encargado de la investigación previa al nombramiento episcopal de Juan Barros para la diócesis de Osorno en enero de 2015. La investigación, encomendada a Arana directamente por Francisco, tuvo lugar en los meses previos a la publicación del nombramiento en el Bolletino.

Germán Arana, el verdadero informante de Su Santidad

El hoy obispo de Osorno, Juan Barros, pasó una temporada en España poco antes de ser nombrado obispo, un tiempo en el que estuvo acogido además por uno de sus buenos amigos, el arzobispo castrense Juan del Río, también en la cuerda floja. Barros asistió a las tandas de ejercicios que han hecho célebre entre el clero español al jesuita Arana, que fuera rector del seminario de Comillas, y Arana expuso a continuación el pertinente informe a Su Santidad.

En aquel momento, y tras su nombramiento, Arana se convirtió en uno de los grandes defensores de Barros, llegando incluso a acompañarle en uno de los días más difíciles de su vida: la toma de posesión en la catedral de Osorno, donde fue agredido por el pueblo, como atestiguan varias fotos de aquella jornada en la que Arana hasta se dejó empujar por su amigo, como atestigua este vídeo.

La pregunta que resuena ahora en la Iglesia es si Francisco, tras este gran fracaso de Arana, seguirá confiando en los consejos del misterioso jesuita español que presume de conocer “todos los secretos de Bergoglio”.

PUBLICIDAD

21 comentarios en “Germán Arana, el responsable del ‘error fatal’ del Papa con Barros
  1. Alguien informó muy mal, pero otro alguien, de rango superior, eligió al desinformador y se dejó informar muy mal en contra de demasiadas voces, a las que calificó innecesariamente de calumniadoras. Deben marcharse uno y otro, sobre todo el segundo, por acusar de calumniadoras a las víctimas. ¡ Lo nunca visto ! ¡ Basta de lagrimitas teatrales y asúmase la responsabilidad por culpa in eligiendo y escuchar sólo su voz en contra de tantas voces unánimes!

  2. El tiempo nos ha dado la razón a quienes procuramos contrastar y sopesar la abundante información antes de formar el propio criterio y hasta seguridad, que acostumbramos exponer con datos y argumentos, aunque hayan provocado la expulsión de un blog de todos conocido. No sólo Francisco ha resultado desairado en el caso Barros.

  3. Por cierto, habrá muchos más barros y lodos si Francisco continúa fomentando alegremente la homosexualidad en la Iglesia, pues la pederastia está vinculada con la homosexualidad clerical en más de un 80% de los casos. Este es otro gravísimo error, por el que debería asumir su responsabilidad, pero no lo hará. Ni siquiera pedirá perdón por su desgraciado quien soy yo. Ruego a Infovaticana un artículo al respecto, pues ahí se encuentra la madre del cordero, no tan cordero.

  4. Omella propuso a Francisco al p.Arana a quién utilizó vilmente para defenestrar a Urrea pensando ser el sustituto. Arana es un sinvergüenza, sin ninguna credibilidad, a quien Omella ha vuelto a utilizar para desenmascarar al disuelto Seminario del Pueblo de Dios. Francisco prescinde de quien es necesario y se fía de marujas como Omella o Arana para conspirar y así nos va.

  5. El papa Francisco sólo ha pedido perdón porque los chilenos en general y las víctimas en particular le armaron un gran escándalo. ¿Cuántas otras grandes injusticias suyas quedarán sin repararse, sólo porque la gente ni se enterará ni levantará la voz? Pongo como botón de muestra su recentísima decisión de disolver la fundación del padre Zanotti, la Fraternidad de los Santos Apóstoles, pero hay tantos casos nefastos, muchos, muchos más… Y, qué fácil, él se lava las manos diciendo que “alguien” no le informó bien… Yo me pregunto, ¿ante casos tan delicados basa sus decisiones en lo que le aconseja una sola persona? Pues estamos fritos…

  6. Arana es el directo responsable de todos nombramientos para el Seminario Conciliar de Madrid. Y así va la cosa. Esperemos que Osoro tome nota y no deje el Seminario en sus manos.

  7. “Si aceptamos lo que dice Francisco en su carta a los obispos de Chile, hubo quien no le informó de manera “veraz y equilibrada” sobre Juan Barros y su relación con Karadima ”

    No, no podemos aceptar lo que dice, si siempre miente.

    Forman un equipo : Francisco, Arana, Brarros, Tavella, Cocopalmiero, Ricca, Tucho, Pedaccio, Sánchez Sorondo, Capozzi, Danells, Sacalfari, Spadaro, Maradiaga, Marx, Cupich, Paglia, Vera, etc, etc, etc.

    Forman un equipo de PERVERSIDAD SIN PRECEDENTES.

  8. Cada vez que leo este portal, se me oscurece la imagen de la Iglesia. Me queda una iglesia sucia y corrupta, fin d este magnifico portal. Gracias al Señor, por ser de su Pueblo y de su Iglesia.

  9. Yo pregunto ¿y qué le ha pasado al informador ese? ¿El Papa le ha cotado ciertas partes de su anatomía, metafóricamente, claro? ¿El tipo sigue en su puesto? ¿Lo ha mandado a un convento de rigurosa clausura durante 20 años? ¿Lo ha reducido al estado laical? ¿Si? Pues muy bien hecho, así tomarán nota otros hijos de Satanás.

    ¿NO? Pues entonces que no pida perdón, pues el perdón supone un arrepentimiento y un propósito de enmienda y si el tipo ese sigue de consejero, no hay propósito de enmienda. Y pedir perdón se convierte en una rutina, que a la larga dañará a la Iglesia.

  10. ¿Y quién es el que informa al Papa sobre los franciscanos de la Inmaculada? Porque ese sí es un hijo de Satanás y con cortarle la cabeza, físicamente, no paga el daño que está haciendo.

  11. En Chile tienen unas expectativas desbordadas de lo que va suceder, van por la cabeza del nuncio y dos obispos más, aparte de Barros. Como alguien tiene que ser la mosca en la sopa, yo me ofrezco. En el episodio Viganò yo comenté aquí mismo que lo que sucedería iba ser lo mismo que ocurrió en 2005 cuando el Arzobispo de Buenos Aires atacó a Benedicto por el discurso de Ratisbona vía su portavoz. Para disimular echó, en apariencia a Marcó, pero siguieron frecuentándose. En el caso Viganò sucedió igual, lo echó en apariencia y lo renombró como asesor en el mismo organismo. En Chile puede suceder que la adversidad para Bergoglio se vuelva oportunidad para nombrar ciertos obispos según su molde, con lo que la cura resultaría peor que la enfermedad. En mi gusto personal me gustaría ver la expulsión del estado clerical de alguien, pero si el más notorio criminal está condenado apenas a una “vida de oración” reflexión y penitencia, veo muy remoto que eso sucediera. Pero, soñar se vale.

  12. Hay una culpa que se llama culpa in eligendo, al elegir un mal informador; hay otra por oír una sola voz en contra de tantas voces unánimes; hay otra que es la de no oir a las víctimas y, por último, hay otra, quizás la mayor, como es la de calumniar a las víctimas tildándolas de calumniadoras, y no una vez sino varias. Por todo ello Francisco debe asumir su plena responsabilidad en el caso Barros y hacer las maletas. Pero ya sabemos que lo culpables son siempre otros, especialmente los católicos rígidos. Balones fuera.

  13. El mismo que con la ayuda del Cardenal Abril, del Arzobispo el Mudo de La Seo, un tal Yanez, y Omella que estos dos ultimos querian qu8e el propio Omella fuera Arzobispo de Zaragoza, echaron de malas formas, y sin escuchar a Monseñor Ureña, de sus Diocesis, sin que despues de su renuncia – destitucion, se le permitiera si quiera ser capellan de ningun convento, teniendose que ir de la Diocesis, donde queria permanecer y sin que nadie quiera dar su direccion y a quien la he pedido me ha remitido a su secretario part5icular que nadie me didce quien era ni donde localizarlo y asi mas de ctres largos años
    A Omella lo premiaron con un cardenalar54o, con que premiarahn a Arana

  14. No busquemos chivos expiatorios, por muy chivos que sean. El responsable principal y en dimensiones descomunales es solamente uno : Francisco. ¡ Vete !

  15. Vanlop no vale levantar falsos, o tienes los pelos de la burra en la mano, como dicen en mi tierra. Y si los tienes di de qué color son.

  16. Juan María Vianney: Usted dice la verdad y, prudentemente, se calla varias cosas y una parte importante: ¿podía Arana haber sido reenviado a Ureña tras su destitución, que no dimisión, con algún mensaje concreto de Francisco? Gobernar con malas artes es maquiavélico, es decir, atievangélico. Y además fuente de errores e injusticias. Francisco, renuncia ya, por tu bien y el de la Iglesia.

  17. Resulta que el Papa deja de vivir en los apartamentos pontificios para instalarse en Santa Marta porque de ese modo no le aislarían; ya saben en los apartamentos al final entre el secretario, el prefecto de la casa, el secretario de Estado etc pues había muchos filtros y a veces el Papa no se enteraba de lo que sucedía en el gobierno de la Iglesia. Ahora igual, se crea una corte alrededor de aduladores, trepadores, enredadores y en general relajados eclesiásticos que responden a cordadas, facciones, patronazgos y protegidos de unos y otros. Al parecer hay colaboradores realmente poco leales y que le cuentan alguna versión que luego no es así haciendo que se meta en líos y charcos porque lo que sí parece Francisco es como muy amigo de sus amigos y de los suyos y colaboradores. Pero al final es la historia de siempre.

  18. El Papa nombra obispos saltando el derecho, saltando las consultas, saltando las objeciones, es decir un hombre fuera de la ley, como lo demuestra en todos los ámbitos del ministerio. El cree que la Iglesia comenzó con él y terminará con él. En Argentina es clarísimo que nombra por soplones amigotes que tiene en cada diócesis, así fue el escándalo de su pregunta al obispo emérito de La Rioja, -Che como se llama el cura ese para diócesis de Cruz del Eje… a lo que el meterete dijo… fulano de tal. A la semana obispo. Dios nos libre y nos guarde de este pobre hombre sin norte, es decir desnortado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles