PUBLICIDAD

Macron se declara dispuesto a “reparar” los vínculos entre la Iglesia y el Estado

|

“Un presidente de la República Francesa que no se tome interés por la Iglesia y los católicos estaría incumpliendo su deber”, ha afirmado en explosivas declaraciones Emmanuel Macron en un discurso ante la Conferencia Episcopal francesa.

Su mano extendida hacia la Iglesia es doblemente sorprendente, tanto por ir a contracorriente del laicismo cada vez más agresivo que se vive en un Occidente crecientemente descristianizado como por tratarse de Francia, la ‘inventora’, por así decir, del laicismo, el primer Estado del planeta en organizar el Estado completamente al margen de la religión.

De hecho, las reacciones han ido de la estupefacción a la indignación. El ex primer ministro socialista, Manuel Valls, le ha recordado que “el laicismo es nuestro tesoro”, y el radical Jean-Luc Mélenchon le ha acusado de vivir en un “delirio metafísico” y de ser un “vicecura”.

“Sr. Presidente, las relaciones con las iglesias no están dañadas”, siguió Mélenchon en Twitter. “¡Fueron destruidas en 1905! Cuestionar la separación de las iglesias y el Estado es abrir la puerta de la política a los fundamentalismos de todas las religiones. Es irresponsable”.

Estos dos botones de muestra dan idea de la tormenta que han causado las palabras de Macron, que reconoció la existencia de muchas conexiones entre el catolicismo y el movimiento que tuvo que formar a toda prisa para presentarse a las legislativas, ya como presidente, La República En Marcha, y afirmó estar “convencido de que la savia católica debe contribuir, ahora y siempre, a impulsar la nación”.

Agradeció los esfuerzos de la Iglesia por “conciliar sus principios con la realidad” y recordó que “diariamente la Iglesia acompaña a familias monoparentales, homosexuales o que han abortado”.
Personalmente, a Macron se le ha tachado de ser un ‘católico zombi’. Criado en un hogar no religioso, sin embargo pidió ser bautizado cuando tenía 12 años. Sin embargo, no es un católico practicante.

4 comentarios en “Macron se declara dispuesto a “reparar” los vínculos entre la Iglesia y el Estado
  1. Un laicismo desmesuradamente fundamentalista no puede estar enfocado en la realidad mundial. El presidente francés esta centrando su mandato en lo cotidiano que cada francés o habitante de ese país vive y experimente a diario dentro de la República y en la UE.hacia el mundo oriental y occidental. Eso esta causando un interés revolucionario

  2. A buenas horas, si la un tercio son musulmanes, otro tercio son agnósticos, otra les da igual ocho que ochenta, otros pueden ser hinduitas, new age, judíos. ¡madre mía con quien quiere pactar.

  3. ¿ Y para qué quiere la colaboración de la Iglesia Católica ? Pues muy sencillo, para que se vaya adaptando progresivamente al pensamiento único y bendiga, aunque sea con timidez, todas sus aberraciones, como divorcio, aborto, eutanasia, homomonio, vientre de alquiler, etc. En compensación, si se porta bien, le dará alguna subvención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles