PUBLICIDAD

Osoro asegura que hizo todo lo posible para que se respetara el orden constitucional en Cataluña

|

El cardenal arzobispo de Madrid defiende que “la normalización de nuestra vida social supone y exige el respeto a la ley y el respeto a la Constitución”.

“Yo hice todo lo posible para que el orden constitucional, que es un bien común de todos, estuviese entre nosotros”. Así ha respondido el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, a una pregunta planteada por la periodista Susanna Griso sobre su actuación como mediador entre el Gobierno central y la Generalitat antes del 1-O y de la declaración unilateral de independencia.

En una entrevista en Espejo Público, el arzobispo de Madrid ha asegurado que habló “con todos, absolutamente con todos, los que tienen alguna responsabilidad” y ha explicado que tanto en su conversación con Carles Puigdemont como con otros líderes políticos defendió siempre que “la normalización de nuestra vida social supone y exige el respeto a la ley y el respeto a la Constitución”.

“La Iglesia colabora siendo cauce de diálogo y cauce también para respetar la Constitución que nos hace convivir a todos y respetarnos a todos”, ha recalcado el cardenal, que también ha manifestado la necesidad de mantener un “diálogo sincero”.

“Estamos haciendo todo lo posible por mantener y apoyar el orden constitucional”, ha insistido Osoro, que recuerda que la Conferencia Episcopal se manifestó en su momento en este sentido.

El pasado mes octubre, la Conferencia Episcopal emitió una declaración ante la situación en Cataluña en la que se invitaba a avanzar en el camino del diálogo y del entendimiento. Esta declaración recibió duras críticas por parte de quienes consideraban que no se puede apelar al diálogo con personas que están dispuestas a saltarse la legalidad.

Al ser preguntado sobre estas críticas, el arzobispo de Madrid ha defendido que el “diálogo siempre es necesario”, aunque ha subrayado que este “no se puede hacer al margen del orden constitucional que es un bien común para todos”.

En esta entrevista Osoro también ha hablado sobre las ofensas a los sentimientos religiosos de los cristianos que se han producido en los últimos meses en España. En este sentido, el purpurado ha señalado que “todo aquello que no respeta a los demás, lo que es sagrado para los demás, no ayuda a la convivencia”.

El arzobispo de Madrid defiende que los creyentes tienen que poder vivir su fe con normalidad “no sólo en el ámbito privado, sino también en el ámbito público” y ser respetados. “Esto es esencial en la convivencia de un pueblo y cuando eso se extralimita y no se respeta es malo para todos”, ha añadido.

8 comentarios en “Osoro asegura que hizo todo lo posible para que se respetara el orden constitucional en Cataluña
  1. Acabo de recordar que yo mismo he hecho todo lo que ha estado en mis manos, mediando entre la asociación de cazadores con hurón y el gobierno aragonés, para preservar la vida del gazapillo rojinegro, aunque al final no se ha conseguido el objetivo; cada vez hay menos gazapillos rojinegros, especie en extinción que han tomado como emblema los académicos de la real academia del sentido común y la verdad. Los cazadores, además, me han expulsado de su asociación por falsear mi curriculum, atribuyéndome la caza de tres rebecos y dos anacondas, que no he podido demostrar.

  2. Cuando se presente ante el Altísimo, seguramente no le preguntará si veló por el orden constitucional, sino por la Fe y la salvación de las almas, mimando sobre todo el seminario, que se está vaciando.

  3. El “Efecto Osoro”: El Seminario de Madrid presenta los peores datos de su historia” : Sólo 9 seminaristas comenzaron el primer curso esta año en Madrid, cinco de ellos presentados por el Opus Dei, mientras en otras dióceis como San Sebastían o Alcalá, el número de seminaristas no para de crecer. ( Infovaticana, 18 de septiembre de 2017).

  4. ¿Y el señor Osoro hace lo posible para que se respete a la Iglesia y su Doctrina, que es su verdadero cometido? No paree que lo haga cuando “comprendió” la actitud blasfema de la portacoz del ayuntamiento de Madrid, cuando irrumpió con amenazas de muerte en la celebración de la Santa Misa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles