Infovaticana
El País necesita con urgencia volver a catequesis
a3

El País necesita con urgencia volver a catequesis

Carlos Esteban
11 febrero, 2018

Titulaba El País el viernes una información asegurando que ‘La Iglesia portuguesa pide abstinencia sexual a los divorciados’ y uno se pregunta qué pasaría si los redactores de Ciencia o Internacional desplegaran orgullosos tan abismal grado de ignorancia.

El problema de un país, el nuestro, cuya esencia durante siglos ha sido el catolicismo y que lo abandona masivamente, especialmente en sus élites, no es meramente que pase a desconocerlo, sino que lo ignora pero aún pretende ser experto en el asunto. Cuando los medios convencionales informan sobre la Iglesia, no lo hacen con la honradez curiosa de quien va a tratar sobre un culto ajeno y más o menos exótico, del que esforzarse por aprender los fundamentos, sino como quien cree conocerlo recurriendo al nebuloso recuerdo de la catequesis infantil o, peor, las groseras consignas de sus enemigos.

La Iglesia portuguesa -una expresión quizá abusiva, porque no es una confesión aparte como la Iglesia de Inglaterra, sino parte integral de la única Iglesia Católica-, naturalmente, no “pide la abstinencia a los divorciados”, sino que se limita a recordar la perogrullada de que el adulterio sigue siendo un pecado. Y, siendo el matrimonio para el católico indisoluble, un divorciado permanece tan casado como si no se hubiera divorciado.

Tampoco, naturalmente, es cosa de la ‘Iglesia portuguesa’, sino de la universal; y no para hoy, sino para lo que dure la Historia. El titular, por tanto, es la perfecta definición de una ‘no noticia’, como si anunciara que ‘El Rabino Mayor de Vilna pide a los judíos de Lituania que se abstengan de comer cerdo’.

Lo que ha hecho el Patriarca de Lisboa, Cardenal Manuel Clemente, ha sido recordar a sus fieles que los católicos divorciados que contraen un nuevo matrimonio civil están viviendo en adulterio salvo que se propongan vivir “como hermano y hermana”.

Nihil novum sub sole, lo de siempre, lo de cajón. Pero, sigue El País, su “recomendación parroquial ha soliviantado a algunos y ha dividido a los teólogos; unos opinan que el cardenal Manuel Clemente no ha hecho más que aplicar la doctrina del Papa, otros creen que el Patriarca no sabe lo que encarna el “matrimonio” y otros se inclinan por el pragmatismo: hagan lo que quieran que para eso existe el sacramento de la confesión”.

Hombre, no, el sacramento de la confesión no existe “para eso”. Hay un requisito llamado “propósito de la enmienda”, pero eso ustedes ya lo saben.

Lo curioso es que, de creer al ‘diario de referencia’, la doctrina de siempre, la que no solo se ha mantenido invariable desde el principio sino que se deduce implacable de la naturaleza misma del matrimonio sacramental, pueda “soliviantar” a nadie. Los no católicos no tienen nada que decir sobre nuestras pintorescas creencias, que para eso están fuera; y a los católicos no se les dice nada nuevo ni particularmente portugués.

Pero esperen, que aún hay más: “La tradición católica expulsaba de la Iglesia a los divorciados, pero en 2016 el Papa Francisco abrió la posibilidad de integrar a los descarriados en su doctrina Amoris laetitia”. ¿Cómo, cómo, cómo? La Iglesia, que se define como “hospital de pecadores”, naturalmente, no ha expulsado nunca a los divorciados, como no expulsa a asesinos, ladrones, difamadores o pecadores de cualquier especie. Si no poder acceder a la Eucaristía se entiende como “ser expulsado de la Iglesia”, tenemos un problema muy serio de comprensión lectora.

No querría aburrir al lector recordándole que para recibir la Eucaristía sin cometer sacrilegio hay que estar en gracia, pero ahí lo dejo por el albur de que me lea algún redactor de Prisa.

Que toda esta sarta de malentendidos y perogrulladas se conviertan en ‘noticia’ para el diario de referencia es, cierto, debido a la ignorancia arrogante y al sesgo malicioso. Pero sería ingenuo no reconocer que el periodista cuenta, como aliada de su desconocimiento y mala fe, con la confusión provocada por las contradictorias interpretaciones a que ha dado lugar la exhortación papal sobre matrimonio y familia Amoris Laetitia.

No vemos otra salida que recordar, con nueva claridad y firmeza, lo que ha sido obvio durante siglos. Porque si el divorciado y vuelto a casar que hace vida marital puede comulgar, eso significa que la Eucaristía puede recibirse en pecado mortal, o que el adulterio no es pecado, o que el matrimonio no es indisoluble. Elijan ustedes.

Eso es lo que convierte en noticia -esta sí, de primera- el empecinado silencio de la Santa Sede a las Dubia canónicamente planteadas por cuatro cardenales, dos de los cuales han muerto esperando una respuesta. Un silencio inexplicable que, lejos de resolverse solo, se agiganta y agrava a cada día que pasa, poniendo en grave riesgo la unidad de los católicos.

Carlos Esteban


29 COMMENTS ON THIS POST To “El País necesita con urgencia volver a catequesis”

  1. Dario dice:

    Bueno, no creo que haga mucha diferencia. La prensa prostituida con los banqueros y políticos, solo pone titulares que gustan a sus infames amos, para manipular e influir en la opinión ciudadana.

  2. Fred dice:

    Yo no creo que necesite catequesis “El Pais”, lo que necesita es un exorcismo. Lleva varios decenios atacando todo lo que sea cristiano, y saben muy bien manipular la noticias, para desacreditar y hacer daño a la Iglesia. No dudan en publicar noticias falsas y no dan derecho a replica a pesar de que se las dan de objetivos. Lo suyo es pura maldad.

  3. blaloma dice:

    El País está perfectamente informado, como lo está todo el que quiera leer, de lo que dice la Amoris Laetitia. Ahora la noticia es que un obispo apoye con claridad la doctrina de siempre, como demuestra el hecho de que Infovaticana lo señala y lo destaca en primera plana cada vez, rara vez, que alguno se atreve a hacerlo, como el otro día el obispo de Alcalá.

  4. María dice:

    Catequésis no solo necesita el País, sino los obipos, curas incluidos el mismo Papa. No sé si exactamente catequésis, pero volver a leer el Antiguo Testamento y el Nuevo, pero no con ojos de querer cambiarlo todo, porque vivimos otros tiempos y hemos superados a los antiguos, que eran tontos e ignorantes y Dios les tenía que dar palo. Hay que leer con humildad y sencillez, no queriendo ser más que Moisés y los profetas incluso que el mismo Dios.

  5. Marian dice:

    Los obispos, los curas y el Papa necesitan catequesis pero usted no, verdad María?

  6. Marian dice:

    Blaloma, la doctrina no ha cambiado

  7. Echenique dice:

    Los obispos de Emilia Romagna premian el adulterio, pero no son Iglesia Católica, son misericorditis adulterina. http://lanuovabq.it/it/linaccettabile-adulterio-sdoganato-dai-vescovi

  8. María dice:

    Mira Marian, seguramente tú tienes una fe consolidada y una buena formación religiosa. Pero si tú quieres evangelizar a un joven, y te pregunta ¿el matrimonio es indisolubel?. Tú le contestas hasta ahora sí, pero ahora todo depende del discernimiento entre un cura y tú. Las relaciones sexuales fuera del matrimonio y las homosexuales son lícitas. Le vuelves a contestar pues depende, tú practicas la introspección y el discernimiento, y actúas. Te vuelve a preguntar y ¿la Biblia?. y tú le contestas pues los doctores de la iglesia están estudiándola y dándole unos aires nuevos para adaptarla a los tiempos actuales, cuando saquen las conclusiones te lo diré. Ah¡ bien vale me voy hacer yoga, hasta que os pongaís de acuerdo.

  9. Echenique dice:

    ¿ No nos damos cuenta que el argumento de las circunstancias, los condicionamientos, los límites, las situaciones difíciles, sirve, no sólo para bendecir el divorcio, las relaciones extramatrimoniales y la píldora, sino, igualmente, por la misma regla de tres, el aborto, la eutanasia, la fecundación in vitro, los vientres de alquiler, el exterminio de embriones sobrantes, los malos tratos, etc ? Curiosamente, la misma misericorditis que maneja ese argumento, con un falso acompañamiento y discernimiento, lo rechaza absolutamente, como un mal intrínsecamente perverso, para la pena de muerte. La contradicción no puede ser más flagrante, pero es que la nueva iglesia de la acogida sustituye los dogmas católicos por los del pensamiento único. Así va elevando a nuevos dogmas el calentamiento global imitador de la natalidad, las inmigraciones de masas para abaratar la mano de obra, el divorcio y, en breve, el aborto, la eliminación de la pena de muerte, la eutanasia y el sacerdocio femenino.

  10. blaloma dice:

    Marian, la doctrina no habrá cambiado, pero todo el mundo piensa que sí, no sólo el País. Y el Papa no sale a aclararlo a pesar de que se le ha pedido que lo haga en varias ocasiones, entre ellas los cardenales que le presentaron las dubia, pero no sólo.

  11. Marian dice:

    María, si me pregunta alguien le respondo que el matrimonio es indisoluble si ha habido matrimonio, que las relaciones prematrimoniales no son lícitas y que la práctica homosexual no es conforme al plan de Dios. Esa es mi respuesta porque es la respuesta de la Iglesia y esto no ha cambiado aunque hay quien piensa que sí. La Iglesia es clara en esto y en mi opinión la exhortación apostólica Amoris Laetitia no atenta contra el dogma porque no es carta blanca para justificar el pecado como creen algunos de ustedes. A mí no me escandalizan palabras como discernimiento, es más, me alegra saber que se invita a considerar circunstancias y ayudar y acompañar a los que creen que no tienen lugar en la Iglesia por haber vivido cosas que ojalá no tuviéramos que vivir ninguno. No solo fracasos matrimoniales sino fracasos de muchos tipos. Y no implica esto comunión sacrílega.

  12. Marian dice:

    Blaloma, creo que no todo el mundo piensa que ha cambiado la doctrina, pero sí creo que hay confusión sobre todo entre personas que tienen poca formación y no se esfuerzan en aclarar esa confusión buscando la verdad con el Señor como guía (esto no lo digo con ánimo de ofender a nadie). Creo que quien se siente Iglesia y quien ama a la Iglesia como Madre que es nuestra, confía y disculpa y actúa con amor de hijo. Usted y yo como Iglesia podemos hacer mucho para deshacer la confusión. El Papa Francisco hará lo que considere y si no nos gusta yo no pienso insultarle ni bramar por ello. Personalmente pienso que si no ha contestado a los cardenales es porque tiene sus razones. Yo prefiero que no lo haya hecho ya que no me parece necesario. Creo que el Papa es claro y no se le entiende tan mal como piensa Echenique. Lo que ocurre es que no dice lo que Echenique quiere que diga. Un saludo

  13. Echenique dice:

    Las mentiras en el caso Barros, en la destitución de Livieres, en la destitución de los tres oficiales de la Congregación de la fe, en la no renovación de Müller no son nada comparadas con el pontificado de la gran mentira, del fraude mayúsculo, al prometer la misericorditis lo que no puede dar : un cielo sin necesidad de conversión, pues ha eliminado el juicio y el infierno, aunque mantiene un demonio de juguete, que nos tienta para distraernos, pero que, al final, no tiene más remedio que aplicarnos el acompañamiento y el discernimiento hasta el cielo para todos, previa comunión sacrílega para todos.

  14. Marian dice:

    Echenique, puede repetirlo las veces que quiera pero no deja de ser una triste mentira

  15. María dice:

    Marian, tu te quieres aferrarte a la doctrina de la iglesia que no ha cambiado, pero los que la tienen que llevar a la práctica esa doctgrina si han cambiado. Han cambiado los portavoces de esa doctrina y de ahí todos para abajo. Tú vete donde cualquier párroco a exponerle lo que tu dices ahí arriba, se pone de perfil y te dice que lo que hace falta es el amor, y ser buenas personas y que te apuntes a una ONG. Yo comprendo que no quieras ver la realidad en la que está inmersa la iglesia y te aferrers al catecismo y a su doctrina. Pero te repito ni cardenales, ni obispos ni párrocos, salvo contadas personas, creen ya en ese catecismo y en esa doctrina. Están intentando cambiarla incluso lo que dice la Biblia para acomodarla a este tiempo.

  16. Echenique dice:

    ” Ésto es conversión. Pero, al decir de san Pablo: ¿Cómo se convertirán si nadie les predica? Y, ¿cómo van a reconocer su pecado si se les hurta hasta la misma palabra: PECADO? ”
    Este es el gran fraude de la misericorditis : prometer un cielo para todos, previa comunión sacrílega para todos, sin necesidad de conversión, que presupone la conciencia de pecado. No hay pecado, no hay necesidad de conversión, no hay juicio, no hay infierno, el demonio es de juguete y ha pedido a la misericorditis el subsidio de desempleo. ¿ qué hay entonces ? ¿ un cielo para todos ? La misericorditis es más falsa que Judas, el mayor fraude de la historia. Te lleva al cielo aún sin querer.

  17. Marian dice:

    María, se pueden enseñar los mandamientos a la vez que enseñar lo que es el amor y ser buenas personas ya que de hecho separarlo no tiene sentido. Si enseñas los mandamientos sin amor no llega la semilla. No soy teóloga ni monja como me dicen por aquí, pero con mi formación y mi experiencia de Dios y de la vida me atrevo a decir que la formación si no va de la mano de una experiencia de Dios, encuentro con Jesús y experiencia de su amor, se queda en casi nada, es tener un cochazo sin tener las llaves. Lo uno sin lo otro no funciona. Llamar la atención sobre la misericordia de Dios (Amoris Laetitia) no es desmerecer los mandamientos ni el orden establecido por Dios, es darle gloria por su bondad y no olvidar lo más importante que es que nos ama. Por amor Dios se hizo hombre y por amor se entregó en la cruz. Por amor a nosotros. Amar, perdonar, discernir, vivir con misericordia… no es de progres, es de hijos de Dios. Un saludo

  18. Marian dice:

    Dios, encuentro con Jesús y experiencia de su amor, se queda en casi nada, es tener un cochazo sin tener las llaves. Lo uno sin lo otro no funciona. Llamar la atención sobre la misericordia de Dios (Amoris Laetitia) no es desmerecer los mandamientos ni el orden establecido por Dios, es darle gloria por su bondad y no olvidar lo más importante que es que nos ama. Por amor se hizo hombre y por amor se entregó en la cruz. Por amor a nosotros. Amar, perdonar, discernir

  19. Panto Crator dice:

    Marian, no hay peor ciego que el que no quiere ver, Dios le conceda la gracia para que se le caigan las vendas de sus ojos.

  20. lindor covas dice:

    Muy bien Marian , que afirma , y confirma que la Doctrina no ha cambiado .
    Pobres calumniadores , los que quieren hacer creer que el Papa cambio la doctrina .

  21. Echenique dice:

    La doctrina no ha cambiado ni cambiará nunca porque no la puede cambiar papa alguno, pero la pisotean, la manosean, le quieren hacer decir lo que ni dice ni podrá decir. La Amoris no es doctrina, es puro tartamudeo.

  22. Marian dice:

    Gracias a Dios tampoco puede cambiarla usted Echenique. De la confusión que usted siembra es responsable usted, no el Papa.

  23. Marian dice:

    María, le había respondido pero han borrado el comentario. Volveré a escribirle

  24. Panto Crator dice:

    Lindo Cocas dice que la doctrina no ha cambiado, ok, la Biblia dice que el que se separe de su esposo/a y se casa con otro comete adulterio, el que come indignamente el cuerpo del Señor se come su propia condenación, luego Francisco dice que los divorciados sí pueden comulgar en ciertos casos. Sólo los proge-zombies no se dan cuenta que en los hechos se ha botado al cesto de la basura el Magisterio de la Iglesia, sin necesidad de cambio formal alguno en la doctrina.

  25. Miguel dice:

    Recuerdo haber leido en un diario regional sin ánimo “progre” (por no decir antijerarquía católica y hostil a la doctrina católica como el citado) leer un titular de una romería en la que los fieles íbamos a ADORAR a la Virgen. Además de errar en conocimiento de la doctrina cristiana, yerran en conocimiento del idioma, ya que la adoración se realiza a una deidad, y la Santísima Virgen María no es una deidad.

  26. lindor covas dice:

    Panty…

    “En el rito de la santa misa, muchos elementos ponen de relieve esta exigencia de purificación y conversión: el acto penitencial inicial, las plegarias para obtener el perdón, el signo de la paz, y las oraciones que los sacerdotes y los fieles rezan antes de la comunión. Sólo quien tiene sincera conciencia de no haber cometido un pecado mortal puede recibir el cuerpo de Cristo. Lo dice claramente el concilio de Trento cuando afirma que “nadie debe acercarse a la sagrada Eucaristía con conciencia de pecado mortal, por muy contrito que le parezca estar, sin preceder la confesión sacramental” (Sesión XIII, cap. 7; Denzinger 1646-1647). Y esta sigue siendo la doctrina de la Iglesia también hoy (cf. Catecismo de la Iglesia católica, n. 1385, y Ecclesia de Eucharistia, 36-37).

    ” La SINCERA CONCIENCIA “…no esta al criterio tuyo , ni mío , ni del Papa Francisco . Esta entre el interesado y Dios , con ayuda de su confesor .

  27. Echenique dice:

    La doctrina católica está recopilada en el Catecismo de la Iglesia Católica, jamás citado por la misericorditis recortadura del evangelio, de la doctrina, de los sacramentos, de los mandamientos y desfiguradora del rostro de Jesucristo, hasta dejarlo irreconocible. Un Jesucristo que salva sin necesidad de conversión, hasta el que no quiere ser salvado, es una falacia, un engaño del demonio para que sigamos pecando en santa paz, en triste paz, pues nos lleva al infierno.

  28. Juanxo dice:

    Me parece que el autor de este artículo olvida una práctica milenaria de la Iglesia, reflejada perfectamente en AL del Papa: la doctrina no ha cambiado, pero, como siempre ha hecho la Iglesia, atiende con misericordia al caso particular, debidamente estudiado en profundidad. No es lo mismo el que intenta engañar a Dios llevando una vida disoluta y comulgando, que el que se ha vuelto a casar, es serio, atiende a sus hijos, respeta a su segunda mujer, etc. Pienso que hay diferencias, y ahí está la Iglesia para atender esas diferencias.

  29. Miguel dice:

    el caso Kiesle en la AGENCIA ASSOCIATED PRESS y en EL PAÍS
    1.- AP no habla equívocamente de destitución, como si lo que competía a Ratzinger fuera dejar en su puesto al sacerdote, sino reducción al estado secular. 2.- El obispo de Oakland ya había apartado al sacerdote abusador de toda actividad pastoral, lo que sugería a la Congregación para la Doctrina de la Fe era, además, que dejara de ser sacerdote. El País lo omite, lo que induce a pensar que el sacerdote seguía ejerciendo. 3.- La carta de 1985 de Ratzinger decía que necesitaba más tiempo para decidir si el sacerdote era reducido al estado secular. De hecho, en 1987 la Congregación de la Doctrina de la Fe decidió que dejara de ser sacerdote. Lo dice AP, El País lo omite. 4.- En los dos años que tardó Ratzinger en decidir, el sacerdote no volvió a cometer más abusos. Lo dice AP, El País lo omite. 5.- Abusos sexuales y celibato: Kiesle se casó después de dejar el sacerdocio. En 2002 fue arrestado por abuso de menores. El País omite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles