PUBLICIDAD

Alcalá reivindica la vigencia irreformable de ‘Humanae vitae’ y la importancia de ‘Veritatis Splendor’

Obispo de alcalá de Henares Juan Antonio Reig Pla con el obispo de Roma Papa Francisco
|

Las Delegaciones de Enseñanza y Pastoral Familiar de la Diócesis complutense de Alcalá de Henares organizaron el Congreso “El triunfo de la vida y la verdad del amor humano” con ocasión de los 50 años de la Encíclica Humanae vitae del Papa Beato Pablo VI y los 25 de la Encíclica Veritatis splendor del Papa San Juan Pablo II.

Con ocasión de los 50 años de la Encíclica Humanae vitae del Papa Beato Pablo VI  y los 25 de la Encíclica Veritatis splendor del Papa San Juan Pablo II, las Delegaciones de Enseñanza y Pastoral Familiar de la Diócesis complutense de Alcalá de Henares, – a instancia de su Obispo Mons. Juan Antonio Reig Pla – organizaron un Congreso para iluminar y resaltar la dignidad de la vida humana, la verdad del amor humano y para profundizar en los fundamentos de la moral cristiana, bajo el título: El triunfo de la vida y la verdad del amor humano. El Congreso tuvo lugar en el Salón de Actos del Palacio Arzobispal los días 26, 27 y 28 de enero del presente año 2018 y contó con una excelente participación de sacerdotes, religiosos y fieles laicos, tanto de la diócesis de Alcalá de Henares como de otras muchas del resto de España e incluso de Alemania y de Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Las conclusiones básicas del Congreso fueron:

  1. El carácter profético de la Encíclica, del Beato Pablo VI, Humanae vitae, su vigencia irreformable y la necesidad de releerla desde la “teología del cuerpo”.
  2. La Encíclica Humanae vitae está en consonancia y continuidad con lo expresado en la Gaudium et spes del Concilio Vaticano II, y realiza su explicitación y concreción. El contenido moral presente en la Encíclica exalta el amor humano con sus características y aclara el concepto de paternidad responsable en consonancia «con criterios objetivos tomados de la naturaleza de la persona y de sus actos» (Gaudium et spes, 51).
  3. Es necesario reconstruir el sujeto humano para alcanzar, desde la primacía de la gracia de Dios, la verdad del amor humano y la grandeza de la indisolubilidad del matrimonio. No hay paradigma moral cristiano que no pase por los criterios de moralidad expuestos por San Juan Pablo II en la Encíclica Veritatis splendor.
  4. Para salvaguardar los bienes de la persona es necesario afirmar la existencia de “actos intrínsecamente malos” custodiados por los preceptos negativos que obligan en todas las circunstancias, más allá de la intención del sujeto. La conciencia moral es discípula, súbdita de la verdad y de matriz eclesial.
  5. Necesitamos una pastoral familiar y una pedagogía que conlleve la necesidad del anuncio del Kerygma y de la iniciación cristiana. Además es necesario recurrir a la educación afectivo-sexual, la formación en los métodos de reconocimiento de la fertilidad natural humana, reafirmar el carácter sagrado de la vida humana y acoger la vida débil. El espacio para la formación y la iniciación cristiana, los itinerarios de preparación al matrimonio requieren la revitalización  de la comunidad cristiana.
  6. Afrontar el colapso demográfico y cultural de España, que pone en peligro el futuro de la civilización cristiana, exige la presencia de matrimonios abiertos generosamente a la vida y reclama urgentemente recuperar a la familia como sujeto social, a la vez que exige políticas familiares adecuadas.

El evento dio comienzo el viernes  a las 18.00 h. con la acogida y reparto de material a los participantes, seguido de la oración inicial y presentación del congreso a cargo de nuestro obispo, Mons. Juan Antonio Reig Pla.

La primera ponencia del congreso, en la tarde del viernes 26 de enero, tuvo por título: “La sobreabundancia del amor: cuerpo y generación desde Pablo VI a Francisco” y estuvo a cargo de D. José Granados García, miembro del instituto religioso de los Discípulos de los Corazones de Jesús y María y Vicepresidente del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para Ciencias del Matrimonio y la Familia de Roma.

Tras cada una de las ponencias se daban a conocer a los asistentes, a través de la proyección de distintos videos,  algunas de las iniciativas pastorales que lleva a cabo la diócesis de Alcalá de Henares.

El sábado 27 comenzó con el rezo de laudes y la celebración de la Eucaristía en la Capilla de La Inmaculada del Palacio Arzobispal, presidida por Mons. Juan Antonio Reig Pla y concelebrada por el  vicario general de la diócesis Mons. Florentino Rueda y Mons. Livio Melina.

Terminada la celebración eucarística el Santísimo quedo expuesto en la capilla velando por los frutos del congreso y esperando la visita de quienes quisieran acompañarle en los momentos en que las ponencias del congreso lo permitieran.

Tras la Eucaristía, y dando inicio a las ponencias del día,  se presentó la conferencia “La Humanae Vitae, 50 años después” a cargo del director del Instituto de ciencias religiosas Santa María de Toledo Rvdo. D. Alfonso Fernández Benito.

Tras un breve descanso en el que se brindó un refrigerio a los asistentes, se retomaron las ponencias con la conferencia titulada: “Reconstruir el sujeto: el desafío pastoral y pedagógico después del Amoris Laetitia”. El encargado de realizarla fue el expresidente del Pontificio Instituto Juan Pablo II, Mons. Livio Melina.

Una vez finalizada la jornada matutina los congresistas se dirigieron al claustro de la Catedral Magistral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares donde se les ofreció una acogedora recepción.

PUBLICIDAD

Durante todo el fin de semana se ofreció servicio de guardería a los hijos de los congresistas.

La tarde del sábado estuvo dedicada a la exposición de distintas comunicaciones. La primera, “Los métodos naturales de observación de fertilidad humana”, corrió a cargo de la Dra. Juncal Martínez Irazusta, médico de familia y monitora de métodos naturales. Seguidamente el matrimonio compuesto por Fernando García e Isabel Saiz compartió con los asistentes su testimonio con la comunicación titulada: “Fidelidad a la Humanae Vitae.

Tras un breve descanso, continuaron las comunicaciones: “La ciencia a favor de la vida” esta vez a cargo del catedrático emérito de genética de la universidad de Alcalá de Henares, Dr. Nicolás Jouve.

Seguidamente la doctora en bioquímica y directora de la Cátedra Jérôme Lejeune del Centro de Estudios Biosanitarios, Mónica López Barahona, deleitó a los asistentes con su comunicación “Acoger la vida humana débil”.

Por último, y para terminar la jornada del sábado, don Javier Ros Codoñer, sociólogo y profesor en el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II y en la Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia, captó la atención de los congresistas con su amena comunicación “Europa: hacia el colapso demográfico y cultural”.

Como la mañana anterior, el rezo de laudes en la capilla del Palacio Arzobispal, dio inicio a la última jornada del congreso.

Posteriormente el presbítero Rvdo. D. Juan José Pérez Soba, Profesor ordinario de teología pastoral del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para Ciencias del Matrimonio y la Familia de la Universidad Lateranense de Roma, dirigió la última ponencia del congreso titulada: “Los fundamentos de la moral. A los 25 años de la Veritatis Splendor”.

Mons. D. Juan Antonio Reig Pla, como Pastor de la Diócesis complutense de Alcalá de Henares concluyó el congreso “El triunfo de la vida y del amor humano” haciendo una síntesis de cuanto se había expuesto a lo largo de las tres jornadas que duró el congreso.

Nuevamente los congresistas se dirigieron a la Catedral Magistral de la diócesis para finalizar el evento con la celebración de la Santa Misa presidida por el obispo de la diócesis de Alcalá de Henares y concelebrada por Mons. Livio Melina y  por el Emmo. y Rvdmo. Cardenal D. Antonio Mª Rouco Varela, arzobispo emérito de la archidiócesis de Madrid, quien, al final, dirigió unas palabras a los asistentes.

La página web de la Diócesis de Alcalá de Henares ofrece ahora un vídeo-resumen del Congreso y los textos de los ponentes. En los próximos días también estarán disponibles los vídeos de las intervenciones.

(Información de la Diócesis de Alcalá de Henares)

5 thoughts on “Alcalá reivindica la vigencia irreformable de ‘Humanae vitae’ y la importancia de ‘Veritatis Splendor’
  1. Fidelidad a la Humanae vitae, teología del cuerpo etc.
    Un combate santo con armas insuficientes (Humanae vitae) o derechamente equivocadas. ¿Para cuándo tomar las armas verdaderamente poderosas, las de la doctrina irreformable de la Iglesia, que no comienza con Humanae vitae? Como enseñaron Pío XI en Casti connubii (1930) (¿habrá llegado esta encíclica a Alcalá de Henares?) y Pío XII en su discurso a las comadronas católicas italianas (1951), la condena de la contracepción “sigue en pleno vigor lo mismo hoy que ayer, y será igual mañana y siempre, porque no es un simple precepto de derecho humano, sino la expresión de una ley natural y divina”.

  2. El problema de la iglesia no son los progres sino los conservadores, porque siguen empeñados en la hermeneutica de la continuidad que es falsa, porque del magisterio que condena la libertad religiosa, la colegialidad, el ecumenismo y la misa sin sacrificio propiciatorio no se continua hermeneuticamente otro magisterio que afirma lo contrario como un derecho. De una cosa no se sigue su contrario, eso es Hegel aplicado a la teologia. De la condena de la nueva teologia q hizo pio xii no se continua q todos los seminarios la enseñen. Hay ruptura magisterial y esa hermeneutica es pura falacia.En definitiva vienen a ser dos tipos de modernismo: los conservadores son los modernistas moralistas que han conservado de la tradicion solamente los preceptos morales. Los progres son los modernistas inmorales. Hay que volver a la sagrada tradicion, y al magisterio verdadero.

  3. ¿No es falso decir que la “Humanae vitae” tiene una vigencia irreformable? ¿Acaso no es hipócrita permitir métodos anticonceptivos “naturales”, que también buscan separar el aspecto unitivo del procreador, mientras se prohiben otros por consideralos artificiales?

    ¿No es falso decir que quienes han pecado, divorciándose y volviéndose a casar, no están casados de nuevo, con todo lo que ello implica? ¿Acaso no es también hipócrita pretender que vuelvan a divorciarse, o se abstengan de tener relaciones sexuales, para poder reconciliarse con Dios?

    ¿No actuaban también así los fariseos?

  4. 1.El magisterio verdadero de la Iglesia establece y enseña que el principal fin del matrimonio es la procreacion y en segundo lugar el amor conyugal.
    2. El Vaticano II enseña que el principal fin del matrimonio es el amor conyugal y en segundo lugar la procreacion.
    3. Segun Ratzinger no hay ruptura en el magisterio, sino que por arte de magia de la hermeneutica de la continuidad el punto 1 es continuado sin ruptura por el punto 2.
    4. Pues por eso mismo, de la humanae vitae y de la veritate splendor se continua magisterialmente y sin ruptura el uso de los anticonceptivos.

  5. Siguiendo la lógica Hegeliana de Ratzinger, de la enseñanza magisterial de no comulgar los adúlteros se continua sin ruptura magisterial q los adulteros pueden comulgar.
    ¿donde está el problema?
    Si coló con el vaticano II aprobando lo que estaba condenado, tambien puede colar ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles