PUBLICIDAD

Parolin confirma la ‘traición’ a la Iglesia perseguida china

|

No hay en este momento fenómeno informativo en la Iglesia más grave que el que afecta al episcopado chino, del que hemos sabido en las últimas semanas que está recibiendo de Roma instrucciones de ir retirándose para dejar en su puesto a falsos ‘obispos’ de las cismática Iglesia Patriótica, resultado de las negociaciones entre Pekín y la Santa Sede.

La gravedad de las últimas informaciones, confirmadas por carta por el Cardenal Zen, Arzobispo Emérito de Hong Kong, ha obligado al secretario de Estado de la Santa Sede, Cardenal Parolin, a salir al paso de estas informaciones en el curso de una entrevista concedida a Vatican Insider que recogemos en estas páginas.

Parolin no ha negado que, al menos, a dos obispos fieles se les haya conminado a abdicar en favor de su homólogo ciscmático, al contrario, ha tratado de justificarlo con estas palabras: «Si a alguien se le pide un sacrificio, pequeño o grande, debe quedarle claro a todos que este no es el precio de un intercambio político, sino que forma parte de la perspectiva evangélica de un bien mayor, el bien de la Iglesia de Cristo».

Desgraciadamente, las palabras del secretario de Estado confirman las alarmantes noticias sin aclarar en absoluto el asunto. El propio Cardenal Zen hacía hincapié en su carta en que la abdicación de los obispos buscada por Roma no era en absoluto el problema; ser obispo fiel a Roma en la China gobernada por el Partido Comunista es algo radicalmente distinto a lo que supone en un país como España, Italia o, no digamos, Alemania: es tener más papeletas que nadie para morir mártir y vivir perpetuamente acosado por las autoridades.

El problema está, más bien, en las palabras que añade Parolin: “Lo que se espera es llegar, cuando Dios quiera, a ya no tener que hablar de obispos “legítimos” e “ilegítimos”, “clandestinos” y “oficiales” en la Iglesia china, sino a encontrarse entre hermanos, aprendiendo nuevamente el lenguaje de la colaboración y de la comunicación”.

Intenten ahora verlo desde la perspectiva de la perseguida Iglesia católica china. Llevan en perpetua persecución, con sus momentos peores y mejores, desde la revolución que llevó a Mao al poder. Para dividir a los católicos, el Partido creó una ‘antiiglesia’ a su hechura, la llamada Iglesia Patriótica, única con permiso de las autoridades para oficiar en el país y sometida a sus dictámenes.

Naturalmente, Roma nunca ha reconocido este remedo, similar al ‘clero constitucional’ de los revolucionarios franceses, y los católicos chinos, fieles y jerarquía, se han mantenido en una heróica resistencia clandestina en medio de la persecución más brutal todos estos años.

Uno obispo de la Iglesia Patriótica, entiéndase, es tan legítimo como un tipo disfrazado de obispo en Carnaval, porque obviamente el Partido Comunista tiene tantas facultades para ordenar obispos como el Real Madrid o el Omnium Cultural.

Y ahora los fieles chinos, que tanto han sufrido y a tanto han renunciado por mantenerse fieles a Roma, ven como sus obispos legítimos tienen que abdicar y los cismáticos sucederles «por el bien de la Iglesia de Cristo».

Exactamente, ¿cómo se favorece el bien de la Iglesia de Cristo permitiendo que ‘obispos’ designados por el Partido Comunista y controlados por el sucedan a los buenos pastores que han cuidado de Su rebaño chino contra viento y marea?

¿De qué modo puede hacer bien a la Iglesia universal, y más especialmente a la Iglesia china, este decirle que toda su lealtad ha sido inútil e innecesaria, que se podían haber ahorrado una vida de sobresaltos y humillaciones, y que un prelado designado por un oficina de un gobierno oficialmente ateo vale lo mismo que uno ordenado por Roma?

Y, en la jugada final, perfeccionando Roma con nuevas ordenaciones la invalidez de la ‘ordenación’ original cismática, ¿puede alguien creer que unos obispos nombrados por el Partido Comunista -parlamentario alguno de ellos- van a servir a Cristo antes que a Pekín? ¿Cuál espera Parolin que sea el futuro del catolicismo en China bajo la guía de esos pastores?

PUBLICIDAD

70 comentarios en “Parolin confirma la ‘traición’ a la Iglesia perseguida china
  1. ¡ Claro, hay que sacrificar a los obispos fieles para promocionar a los infieles, en favor del nuevo evangelio recortado a gusto del consumidor, en este caso comunista, y de la nueva iglesia acogedora de todos, menos de los católicos, a los que hay que pedir el sacrificio de apartarse, por molestos ! Gracias Parolín ¡ más claro, agua !

  2. Merece la pena reflexionar en este caso paradigmático de conflicto pastoral y legal. Seguramente el señor Blaine podrá aclarar las inconsistencias que los ignorantes del pueblo cristiano creemos ver. Los excomulgados obispos patrióticos chinos ¿han visto levantada su excomunión latae sententiae, o incluso excommunicatio ad hic? ¿Tal levantamiento se ha hecho público? Si su promoción, sustituyendo a los obispos lícitamente consagrados, fieles a Roma, es válida ¿por qué no dice Parolín que la excomunión ha sido expresamente levantada? Y si no lo hubiera sido, por analogía -creo que existe tal figura legal- con la normativa sobre el aborto, en el que los cooperadores con este crimen quedan tan excomulgados como los protagonistas ¿la actitud del papa y sus delegados, implica también ipso facto su excomunión como cómplices necesarios? Esperemos que quien sabe responda a estas lacerantes dubia. Gracias de antemano.

  3. Creo que no tiene mucho que ver, pero ¿han averiguado ya por qué la Iglesia Católica está sufriendo una sangría tan brutal de fieles en Hispanoamérica que se pasan a las iglesias protestantes?

    Tal vez tiene mucho que ver, si yo fuese el dirigente de alguna secta protestante presente en China ahora mismo estaría dando saltos de alegría.

  4. Piden obediencia a una Iglesia que ya no es católica, dirigida por personas que obran, ya ni en secreto, por su destrucción. No sé si el cardenal Zen es ingenuo o si es una táctica para que quede patente el mal que reside en el Vaticano.

  5. Discrepo de que este asunto sea el más grave en la actualidad de la Iglesia. Se trata de una muy importante cuestión de naturaleza política y disciplinar, como tal compleja y debatible, pero no comparable a la deriva en materia dogmática, litúrgica y moral que se remonta al concilio Vaticano II y se ha agudizado en el actual y calamitoso pontificado.
    No salgo en defensa de la política del Vaticano respecto de China y los dos episcopados (el legítimo y el «patriótico» o gubernamental comunista), pero la pongo en su justo lugar, que no es dogmático sino, insisto, político y disciplinar.

  6. Como para la Iglesia la salvación de las almas es la ley suprema, no faltan precedentes en la Historia en que la Santa Sede se ha acomodado con poderes políticos anticristianos de manera similar, dejando siempre a salvo la fe y la moral. El caso más similar que me viene a la memoria es el del concordato entre Pío VII y Napoleón, con que se quiso remediar los desastres causados por la Revolución. Entonces Pío VII aceptó la reducción de los obispados franceses a los fijados por la Revolución, pidió a muchos obispos fieles (que se habían opuesto a la revolucionaria Constitución civil del clero) que renunciasen a las sedes que se suprimieron y, todavía más semejante al caso chino, consintió en que muchos obispos constitucionales se convirtiesen en pastores legítimos. Ello provocó la oposición a Pío VII y, finalmente, el cisma de varios grupos anticoncordatorios, la llamada «petite Eglise», algunos de los cuales, ya ínfimos, todavía subsisten hoy en algunas comarcas de Francia.

  7. Fueron muchos entonces los buenos católicos, y a la vez monárquicos leales, que consideraron que se había producido una traición de la Santa Sede a la Iglesia perseguida francesa, que tanto había sufrido bajo la Revolución. Y era perfectamente comprensible que lo consideraran así y padecieran por ello. Pero finalmente puede decirse que aquella paz concordataria entre Pío VII y Napoleón estuvo en el origen del espléndido renacimiento católico en la Francia del siglo XIX.
    De nuevo, no salgo en defensa de la política vaticana respecto de China y los dos episcopados. Ni pretendo que Francisco esté a la altura de Pío VII. Simplemente intento plantear la cuestión en sus justos términos.

  8. Advierto que se ha omitido mi comentario intermedio sobre el concordato entre Pío VII y Napoleón, lo cual hace incomprensible el segundo publicado.
    Como para la Iglesia la ley suprema es la salvación de las almas, no faltan los precedentes históricos en que la Santa Sede se ha acomodado a poderes políticos anticristianos, dejando siempre a salvo la fe y la moral. El caso quizá más semejante que viene a la memoria es el del Concordato entre Pío VII y Napoleón, con el que se quiso poner remedio a los desastres de la Revolución. Entonces Pío VII aceptó la reducción de los obispados franceses a los fijados por la Revolución, pidió a muchos obispos fieles que renunciasen a sus sedes y consintió en que muchos obispos constitucionales se convirtieran en pastores legítimos. Ello provocó la oposición de parte del clero y de los fieles franceses y, finalmente, el cisma de algunos grupos, la llamada «petite Eglise», que ya ínfimos subsisten todavía hoy en ciertas comarcas francesas.

  9. Por » el bien de la iglesia de Cristo»
    Pero si fuera asi se supone que no habria dos iglesias catolicas, y si hay dos se supone que es porque el gobierno comunista la ha manipulado, además hay obispos excomulgados que lo confirman. Es decir no parece que es la iglesia de Cristo con lo cual dificilmente el sometimiento a esta iglesia puede ser por su bien. Creo que la única colaboración posible sería el respeto mutuo, que parece no se da por las circustancias de persecución que viven los auténticos catolicos asi pues no parece posible una colaboracion y comunicación con quien te mete en la carcel por practicar aparentemente la misma Fe.
    Pero si al señor Parolin, y a las otras autoridades vaticanas les parece posible yo creo que deberian ir ellos y sustituirles a los obispos y dejar que estos pobres puedan descansar un poco de tanta persecución ahora también por dentro de la iglesia, en el Vaticano. Lo más que puede pasar es que traicionen a Cristo, pero esa será su propia decisión.

  10. «Entonces uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue donde los sumos sacerdotes, y les dijo: «¿Qué queréis darme, y yo os lo entregaré?» Ellos le asignaron treinta monedas de plata. Y desde ese momento andaba buscando una oportunidad para entregarle»(Mt 26,14-16).
    ¡Dios mío, ven en auxilio de Tu Iglesia. Señor, date prisa en socorrerla!
    La obra del Siervo de Dios Fulton J. Sheen, en la que habla del Anticristo, se llama «El Comunismo y la conciencia occidental». Desde que apareció la noticia de lo que sucede en la Iglesia en China COMUNISTA me pregunto: El Anticristo, ¿será el comunismo?
    «Cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará la fe sobre la tierra?» (Lc 18,8).

  11. BOBAINE
    El que no sabe de China, mas alla de comprar en un chino, ni de casi nada eres tu. Eres solidario y contumaz con la bobada, sistemático, con una fidelidad inquebrantable a la chorrada.

  12. Ricardo, dime, ¿qué más hay que saber de la Iglesia de China? Porque yo te puedo contar un montón de cosas, si te queda alguna duda. De la Iglesia en China se sabe ya hace años que el gobierno quiere controlarla para que deje de crecer. Que los obispos fieles pasan años en la cárcel bajo torturas a veces monstruosas. Que llevamos desde que ha llegado al poder el último dictador y desde que se han iniciado las negociaciones con este nuevo Vaticano un empeoramiento de la situación de los católicos, que había mejorado un pelín con Benedicto XVI. Pelín, aunque no la situación de los obispos. Sabemos que el régimen no quiere obispos católicos, sino tíos nombrados por ellos. Sabemos que lo que Parolin quiere mostrar como un problema interno de la Iglesia es una batalla con el gobierno de China por el control de la misma. Sabemos que no les van a dejar ser católicos, si gana el gobierno chino. Sabemos que la Iglesia mártir crece y crece, en medio del caos, es cierto, y que el Vaticano no cont

  13. China ha sido una iglesia mártir precisamente por mantener su fidelidad a la Iglesia de Roma y no plegarse a la «iglesia» ilegítima fundada por el Partido Comunista. Ahora desde Roma dicen que eso no ha valido para nada, que los mártires han muerto o han sido encarcelados en vano, y que lo que hay que hacer es aceptar como obispos a unos funcionarios del Partido Comunista Chino. Esto se llama traicionar a la Iglesia fiel para entregarse a los poderes de este mundo. Cada uno tendrá que responder de sus actos.

  14. Hace días alguien pedía pruebas fehacientes sobre esta noticia, como dando a entender que, de ser así, cambiaría su opinión respecto a Francisco y su pontificado. Y otro alguien le dijo que para qué, si iba a seguir igual. Pues bien, las pruebas están ahí. Y parece ser, efectivamente que seguimos como siempre: sostenella y no enmendalla.

  15. Ricardo,
    Como no sale mi anterior comentario ¿Qué más quieres saber sobre la Iglesia China? Porque realmente observo una preocupante ignorancia respecto a tus hermanos que sufren persecución. Pregunta hijo, pregunta. Sabemos que la Iglesia mártir de China, con sus obispos cruelmente torturados, algunos martirizados, crece y crece bendecida por Dios. Eso sí, en medio del caos, que es lo que le gusta a Dios, por lo que se ve. Pero no le gusta tanto al dictador Chino ni al Vaticano. Que no le gusta al dictador chino es normal. Que no le guste al Vaticano, es rarito ¿Qué está pasando con la Iglesia China? Que no la consiguen controlar ni el dictador ni el Vaticano. Por eso el Vaticano se la va a entregar al dictador, para controlarla, no vaya a ser demasiado fiel, o que haya pasta de por medio. Y así Parolin podrá estar en la pomada NOM, que es lo que le gusta, figurar entre los poderosos de la tierra.

  16. Ricardo,
    ¿Y sabes cuál es el caos de la Iglesia China? Que los obispos católicos se enfrentan a los pseudo obispos del régimen comunista, que no sabemos que serán, pero es obvio que sometidos al régimen como están, católicos no. Se ha creado una falsa problemática entre obispos verdaderos y falsos. El Vaticano siempre apoyó a los verdaderos. Y ahora va, y quiere apoyar a los falsos, a los de la iglesia patriótica ¿Por qué? ¿Para aliviar el sufrimiento de los católicos? NOOO. Para conseguir el plácet del todopoderoso dictador chino, con la excusa de que hay que perdonar a los traidores que han denunciado y maltratado a sus hermanos, con la excusa de que ellos también eran católicos. Con la excusa de que no se puede «excluir» a quién ha puesto el poder temporal y su propio miedo por encima de su fidelidad a Cristo.

  17. Ricardo,
    Me dirás: entre los de la iglesia patriótica hay algunos fieles bueno. Vale, pero no obispos. Saben que están haciendo el mal. Por lo tanto, ninguno de ellos es una buena noticia para la Iglesia China. Pero ahora el Vaticano los apoya. Insisto: ¿Por qué? ¿Qué ha dicho Parolín? Que es en favor de la unidad, no del alivio de los católicos perseguidos, o a cambio de concesiones en la libertad religiosa, o a cambio de reparación de algún tipo por parte del régimen y de los falsos obispos. Es decir, a cambio de nada. Para controlar «el excesivo crecimiento» de una Iglesia, mártir y fiel, que molesta en este Vaticano infiel y pervertido, que no cree ni en la santidad ni en la Gracia de Dios. Esto es lo que hay. Por si te quedaba alguna duda, te lo aclaro.

  18. Urbel,
    No se llegó a un acuerdo con los que hicieron la persecución, sino con Napoleón. Porque en efecto, no se trataba de fidelidad a la Monarquía, sino a Cristo. La Iglesia fue perseguida por su negativa al idolátrico juramento de la diosa Razón, al sometimiento de los sacerdotes al poder revolucionario. Fueron masacrados los sacerdotes y los fieles. Fue un genocidio terrible. Pero terminó, y Napoleón permitió la libertad y la autonomía del poder de la Iglesia Católica. Lo suficiente. NO ES EL CASO DEL RÉGIMEN CHINO ACTUAL. NO ES LO MISMO. NADA DE ENGAÑAR A LA GENTE.

  19. Los monárquicos padecieron, pero no tuvieron que ceder en nada que realmente desfigurara la realidad de la Iglesia. Y en efecto, es un problema político. En eso estoy de acuerdo, pero es muy grave. Porque esta cesión no es del mismo tipo, sino del tipo película Silencio, que explica a los católicos que el martirio y la fidelidad no son necesarios para salvarse. Sí, implica, de forma práctica como la AL, una negación de la Gracia. Estamos en ello desde el principio del pontificado.

  20. Es cierto que China es muy grande y hay sitios que se vive la fe con mucha libertad. Algunos piensan que con estos acuerdos, eso se acabó también.

  21. Aquí parece que los únicos qeu no tiene cabida, los unicos que no son dignos de diálogo son los pripios hijos de casa, es decir, los proios católicos fieles.

  22. Con estas palabras tan desafortunadas, el Cardenal Parolin, con toda probabilidad, deja de ser un candidato para suceder al papa Francisco en la Sede de Pedro. Dudo mucho que los Señores Cardenales que reprsentan las Iglesias en minoría y las Iglesias perseguidas voten a por alguien que los puede traicionar.

  23. Lindor Covas (y tus alter ego) no entiendes nada porque no entiendes el evangelio. Allí habla de persecución precisamente por fidelidad. Y la claudicación no es una opción en el evangelio. No entiendes nada.

  24. Estupefacta: repites lo que es de conocimiento público. Una vez un vocero de Reagan en una compleja negociación dijo en una rueda de prensa:»Los que saben no dicen nada y los que hablan no saben nada». De pronto han surgido varios expertos y estudiosos. Contando con la crítica tradicional de este foro incluso de algún insultador serial que no sabe dividir por dos prefiero esperar para usar la palabra «traición»

  25. La nueva iglesia de la acogida, que no acoge a nadie y espanta a los católicos, es una auténtica traición a Jesucristo y su Santa Iglesia Católica y Apostólica. No sólo se sienten traicionados los católicos chinos, tan fieles y mártires, nos sentimos traicionados, porque así es, todos los católicos de verdad que queremos seguir a Jesucristo de cerca y acabar en el cielo, no en el infierno a que lleva la nueva iglesia traidora, fundada por quien ni siquiera debió haberse ordenado.

  26. Perdón, Lindor, pero nadie en el gobierno chino ni tampoco en el Vaticano ha dicho que con los nombramientos de obispos infieles iba a terminar la persecución. Si hubieran llegado a ese acuerdo, vale ¡Pero es que no es de lo que se habla! Se habla de «auténticos chinos» y de unidad

  27. No se ha negociado nada de libertad religiosa, nada. Y Ricardo, no, te equivocas. Lo que no sabe nadie es que este plan de traición a la Iglesia china la tienen los jesuitas desde hace tiempo.

  28. Si yo perteneciera al movimiento Arco-Iris, rama Femenina, estaria dando saltos de alegria, porque el siguiente paso del tandem Francesco Primo+Parlotin, apoyandose en el precedente de aquel prelado (no recuerdo ahora si hungaro o checo) que ordeno como obispo a una mujer en los momentos mas duros de la era comunista, deberemos habituarnos, «como buenos hermanos y hermanas, nuevamente al lenguaje de la colaboracion y la comunicacion», ya que sin duda ordenar obispas forma tambien parte de «la perspectiva evangelica de un bien mayor, el bien de la Iglesia de Cristo»: eso pensaba aquel atormentado obispo antes de dar el paso, pues su cuasi extinguida diocesis iba a quedar ya sin un solo sacerdote: el bien de la Iglesia de Cristo le empujo a aquella consagracion. Si entonces desde Roma no dieron validez al acto, ahora ya estamos «maduros» y, ademas, la decision confortara mucho a los protestantes. Esta muy en la linea de cuanto hoy preconizan Santa Sede y Secretario de Estado.

  29. Tremendo: «sino que forma parte de la perspectiva evangélica de un bien mayor, el bien de la Iglesia de Cristo» Un bien mayor, un mal menor… Ahora la Iglesia defiende los males menores?

  30. Ricardo,
    Obviamente, estamos hablando de las palabras del Cardenal Zen y de Parolin. Pero además, algunos conocemos la situación de la Iglesia china con cierto detalle, porque nos preocupa la situación de nuestros hermanos perseguidos. A ti a lo mejor no te interesa, no lo sé. Entre otras cosas, sé que los jesuitas de las cúpulas de poder, así como varios nuncios – y eso, tú sabes mejor que yo lo que significa ¿o no?- ya llevan años defendiendo que hay que plegarse al régimen chino. No es otra cosa que reeditar la cruel actuación del Vaticano de Casaroli con los cristianos perseguidos detrás del telón de acero, pero un pelín más a lo bestia.

  31. Estupefacta
    ¿ Ud tira las cartas ….?

    «…..nadie en el gobierno chino ni tampoco en el Vaticano ha dicho que con los nombramientos de obispos infieles iba a terminar la persecución. » Ni el Papa sabe , ni Parolin , ni Burke …nadie sabe ..

    Pero Ud…. SI sabe …..Eso si que es fantástico .

  32. Sabemos que a ti te gusta cualquier cosa que venga de este Vaticano. Por lo mismo, tú me acusarás de lo contrario, de que no me gusta nada de lo que hace este Vaticano. Sinceramente, siempre salgo con los mismos temas: cristianos perseguidos, sometimiento de las finanzas y la doctrina al lobby alemán. Es en lo que discrepo. Ambas cuestiones me parecen fundamentales. Tú defiendes al Vaticano hagan lo que hagan, en todos los ámbitos y todos los temas. Se ve que tu enciclopédico conocimiento de todos los temas en los que el Vaticano acierta te permite opinar de todo. Exactamente igual que los que lo atacan en todo.

  33. Y en efecto, es de conocimiento público el maltrato continuado del Vaticano a las iglesias mártires y a los confesores de la Fe. En eso, tienes toda la razón.

  34. Dice Mons. Parolin: «Para descubrir juntos el plan de Dios para la Iglesia en China se necesitan más humildad y un mayor espíritu de fe, cautela y moderación por parte de todos, para no caer en polémicas estériles que dañen la comunión y que roben las esperanzas de un futuro mejor. (…) Me refiero a que todos estamos llamados a distinguir más adecuadamente la dimensión espiritual y pastoral de la dimensión política. Comencemos, por ejemplo, con las palabras que utilizamos todos los días. Expresiones como “poder”, “traición”, “resistencia”, “rendición”, “enfrentamiento”, “ceder”, “compromiso” deberían dejar sitio a otras, como “servicio”, “diálogo”, “misericordia”, “perdón”, “reconciliación”, “colaboración”, “comunión”. Si no estamos dispuestos a cambiar este enfoque, surge un gran problema: pensar y actuar solamente en clave política»

  35. Lindor,
    ¿Lo ha dicho Parolin en la maravillosa entrevista? No. Si hubiera un compromiso formal, ya le digo yo que con el follón que se ha armado, lo hubiera aclarado en primer lugar. Y no lo ha hecho. Ya es poco de fiar cualquier compromiso con el gobierno chino, pero si ni siquiera existe y para nada se habla del tema, y solo se habla de «ser auténticamente chinos», me explicará usted. Si el cardenal Zen hubiera visto una solución razonable al problema, aunque fuera con cesiones de algún tipo, me fio más de él. Estoy convencida que las hubiera explicado y lo hubiera dado por bueno. Él tampoco parece tener ningún tipo de información, lo cual es cuando menos, poco razonable por parte del Vaticano, ocultarle a él una solución a la persecución que no pase por la estatalización de la Iglesia china.

  36. De hecho, si lees lo que dice la encargada de asuntos europeos de Taiwán, Kao, es muy significativo. Dice que se mantienen las diferencias entre China y Vaticano sobre libertad religiosa, pero que el Vaticano ha cedido en lo de los obispos «para promover las relaciones». O sea, a cambio de nada para los católicos chinos. Y los chinos, como son idiotas, van a ceder algo que no les piden. Es obvio que el listillo de Parolin ha cedido primero, para ver si el régimen hace algo. Y el régimen no va a hacer absolutamente nada. Porque no lo necesita para nada y no le importa nada. Seguirá masacrando a los católicos y además, tendrá los obispos. Como en Venezuela. El Vaticano consiguió muchísimo para los venezolanos, y ahora los que están en la picota son los obispos.

  37. Quiero expresar mi unión con el Papa Francisco. No me parecen bien las críticas. ¿No debemos rezar más por el Papa y criticar menos?

  38. Luis, no seas infantil. Este es un foro de opinión. El Vaticano tiene que someterse a la crítica de su política como todo el mundo. Tú puedes rezar lo que quieras, los demás rezaremos lo que podamos. Yo opino que hay que defender a los católicos chinos, y lo hago. Al Papa ya lo defiende el New York Times, El Mundo, el ABC, El País, Le Monde, el foro de Davos y toda la progresía actual. Él está acompañadísimo. Los católicos chinos, pakistaníes, nigerianos, sudaneses, indios, venezolanos, cubanos etc. están solísimos. Alguien los tiene que defender.

  39. Creo que hay un punto no contemplado por ninguno de los comentaristas, y consiste en que si bien, el tema en este caso se centra sobre China, es decir, sobre el abandono por parte del Vaticano de la verdadera iglesia católica China, nadie ha puntualizado que no solo China ha sido abandonada, sino TODO EL OCCIDENTE CATOLICO HA SIDO ABANDONADO POR QUIENES ACTUALMENTE DIRIGEN EL VATICANO.

  40. Estupefacta:» El Vaticano tiene que someterse a la crítica de su política como todo el mundo». Los criterios de crítica en la Iglesia no son los de un Estado de Derecho, Sencillamente porque la Iglesia es monárquica y no democrática. No existe un cuarto poder dado por la opinión pública. Tu confusión es notable al no distinguir entre un Estado de Derecho democrático y constitucional y la estructura orgánica de la Iglesia. Estas en un grave error conceptual.
    Lo demás que opinas parte te repito la cita del asesor de Reagan.

  41. Estupefacta ..dice .

    » Este es un foro de opinión.» , exacto , no es un foro de calumniar al Papa .

    Le hago una pregunta ….Si tuviera familiares y amigos , Sacerdotes y religiosas clandestinas ( Chinos , Españoles , Franceses , Argentinos…..) en China continental , ¿.. que desearia para ellos …..?

  42. Si tu estas Estupefacta con el papa Francisco y sus desviaciones de la Doctrina Católica, yo estoy estupefacto con tu razonada defensa y fidelidad a las enseñanzas de Jesús Cristo y de su Iglesia.

  43. Esos supuestos obispos chinos cismaticos admiten los abortos forzosos que impone el gobierno chino. En realidad admiten todo lo que haga el Gobierno chino, incluidos los fusilamientos por las razones más nimias. Serán estos monstruos los que gobiernen las diócesis chinas? Este pontificado está llegando a un punto de no retorno. Hoy hasta el Wall Street critica a este papa diciendo que no se entera de nada. La buena noticia es que esto se acaba y toda la caterva traidora va a terminar mal.

    Blaine, es evidente que eres el mismo que Lindor. No seas infantil, por favor

  44. No solo se ha traicionado a la Iglesia China perseguida, sino también a todos los católicos que hemos trabajado y rezado por los católicos chinos perseguidos. Me siento tan traiciodado por el Vaticano como ellos. ¿Cómo aceptar que se venda tan injustamente a una iglesia a la que se le ha pedido fidelidad a Roma y qué tanto sufrimiento ha padecido como consecuencia de esa fidelidad?, ¿qué confianza me ofrecen unos cardenales que me pueden traicionar en cualquier momento en base a intereses que deconozco?.
    Estoy desolado

  45. Que razón tenia Monseñor Lefebre cuando afirmaba: » En Roma donde antes se sentaban santos y fieles cardenales, ahora tenemos a masones disfrazados de cardenales.

  46. Parece que cuando la basura llega hasta el techo hay algunos que corren a decir que en otras épocas hubo basura o que no contamina en materia moral y dogmática que obispos sean designados por un gobierno comunista y no por la Iglesia y otras barbaridades e imbecilidades que demuestran que no solamente la ignominia y la abominación de la desolación (o como traduce el Padre Castellani esta frase: «la peor de las inmundicias») se encuentra presente en las cárceles sino que florece con distintos seudónimos en comentarios en las redes.

  47. Infovaticana ahora en manos de una legión demoniaca, pregona el levantamiento armado en china antes que la designación de obispos por parte del sistema controlado por el gran satan que mueve a infovaticana ; bendito el que viene en el nombre del señor! asi sea el nombre de jesus proveniente de una censura política preferible que aparezca en vez de nada, y no que tenga que aparecer a raíz de una insurreccion armada o terrorista producto de un odio como en el que infovaticana pregonan hiprocitamente.

  48. En todos mis comentarios sobre este asunto de actualidad, al tiempo que he recordado la semejanza (que no identidad) con precedentes históricos, he precisado que no salgo en defensa de la actual política del Vaticano respecto de China.
    Simplemente me parece prudente esperar a mayor concreción y confirmación. Adelantarse a afirmar, sin lugar a dudas, que esa política está ya fuera del dogma, la moral o la eclesiología, me parece algo grueso. Pero puedo estar equivocado.
    En todo caso, creo que está más justificado reservar nuestra indignación de católicos para hechos como los actos escandalosos de Asís o la exaltación de Lutero en actos y palabras de varios papas que no, al menos todavía, para este asunto chino. Se trata de una muy importante cuestión de naturaleza política y disciplinar, como tal compleja y debatible, pero no comparable a la deriva en materia dogmática, litúrgica y moral que se remonta al concilio Vaticano II y se ha agudizado en el actual y calamitoso pontificado.

  49. Por otro lado, está fuera de toda razón calificar de «basura» al Concordato de 1801 entre Pío VII y Napoleón. Como tampoco fue «basura» el Concordato de 1933 entre Pío XI y la Alemania de Hitler, negociado por el entonces cardenal Pacelli, Secretario de Estado, y después Pío XII.

  50. De nuevo, no salgo en defensa de la actual política vaticana respecto de China, ni creo que sea acertado conceder ninguna intervención al gobierno comunista en la designación de los obispos chinos. Pero la historia de la Iglesia está llena de abundantes ejemplos y largos periodos, no «basura», en que, dejando a salvo la consagración episcopal de manos de la Iglesia, la designación de los candidatos al episcopado correspondía, total o parcialmente, con arreglo a diversos procedimientos (ternas, placet etc.), a autoridades temporales. No sólo príncipes cristianos, como por ejemplo los reyes de Francia o España, o todavía en España el general Franco en virtud del acuerdo de 1941 y del concordato de 1953, sino incluso poderes anticristianos como los de la III República francesa, precisamente en virtud del concordato de 1801 entre Pío VII y Napoleón, hasta la ley de separación de 1905 (por cierto, reprobada por San Pío X).

  51. Los que defiende estas medidas se parecen a perros que están alrededor de un hombre vestido de blanco caminando sobre zancos y cada vez que ese sujeto escupe a los perros los honra y cada vez que cae porquería los perros se refriegan contra ella, la comen y mueven la cola en señal de agradecimiento.

  52. Lindor (y compañeros), háganos la merced de acabar con sus argumentos “ad hominem” y abra los ojos a la realidad hombre! Que no la tiene tan lejos…tan sólo en frente de sus narices!
    Pero no se si fastidia más ésto o el sentimentalismo meloso al que recurre para justificar lo que es una traición, de “acá a la China” como decimos aquí.
    Si tuviéramos familiares o amigos en China, querríamos lo mismo que cualquier católico hubiera querido en cualquier tiempo y lugar: que lleguen al Cielo por el camino que Dios disponga.
    Su filantropía dulzona no esconde otra cosa que el culto a la autoridad por la autoridad misma y el temor inconfesable de estar equivocado, porque se le caería el castillo de naipes.
    Hágame caso mi amigo: confié más en Cristo que en sus vicarios, que al final éstos son hombres, no semidioses, y sin la gracia no son nada; convertirse en católico no significa dejar de pensar, sino aprender a cómo hacerlo, decía el gran Chesterton…..

  53. …. y para que vea que no hay mal querencia, lo dejo con otro grande: Newman

    (carta al duque de Norfolk)
    «Tenga V. un poco de fe. Dios cuidará. Hay un poder en la Iglesia más fuerte que todos los papas, concilios y teólogos: es la divina promesa que vela por cada autoridad humana contra su voluntad e intención».

  54. Albert
    Y soy Lindor , y tenemos en común con Blaine , que somos hermanos en N.S.J.C.
    Lo que te hace pensar que somos la misma persona , es que respetamos al Papa Francisco , y sobre todo NO LO INSULTAMOS , como lo hacen Uds . Los que defienden el Papa son pocos , y los que lo atacan y lo insultan a en este blog , son legiones como los demonios del infierno , y utilizan el mismo lenguaje .

  55. Carmelo ,
    La AUTORIDAD ( y la responsabilidad ) pare dirigir la Iglesia en esta tierra , no la tienen el gran Newton , ni el gran Chesterton, ni el gran Carmelo , la tiene el pobre Francisco , que pide todos los días nuestras oraciones . Esa AUTORIDAD , no se la dio Card. Newman , Chesterton , o Carmelo , se la dio el mismo Jesús en el cual tengo FE, y eso parece que lo ignora .

    No entiendo lo que considera para mí que es el » castillo de naipes «.
    El castillo de naipes que conozco ( coloso con pies barro ) era el de los soviets , y cayo gracias a la POLITICA de
    Pablo IV y de Juan Pablo II.

    Y la verdad confío , y creo que la política del Papa Francisco , con su confianza en la Providencia , llegara a la caída del “ telón de bambú “

  56. Lindor, su candidez me enternece:
    La autoridad genera responsabilidades; el que venga de Cristo no nos asegura la fidelidad a esta gracia recibida. Judas fue elegido como apóstol por Cristo mismo, no por la mafia de San Gallo, con todos los atributos y la autoridad apostolica. Y sin embargo traicionó.
    Y le recuerdo que nuestro Señor llama Satanás al mismísimo Pedro, precisamente poco después de confirmarlo como la Roca de su Iglesia y no cuando era Simon.
    No haga de la obediencia una “súper virtud” ni la convierta en la quintaesencia de la Fé católica, porque no lo es; la obediencia irracional que ud. propone, obtusa a toda evidencia de la realidad, no puede ser virtud ya que rechaza la prudencia como medida del obrar. Entiendo que pueda vivir menos perplejo con el principio simplista de “El que obedece no se equivoca” pero Dios, para salvarnos, no nos pide que mutilemos nuestra razón o nos “lobotomicemos” ….

  57. …Y puede que no le guste el gran Chesterton, pero léalo sin miedo que le hará mucho bien, especialmente cuando nos recuerda: “La Iglesia nos pide que al entrar en ella nos quitemos el sombrero, no la cabeza”
    Saludos

  58. Y esa presunción suya de estar en lo cierto en todo, al punto de llamar “demonios del infierno” a otros bautizados a quienes apenas conoce, lo haría digno miembro de los “ultramontanos” del Concilio Vaticano I, a quienes fustigaba con claridad meridiana otro grande al cual ud parece ningunear, el cardenal Newman, de quienes decía: «este violento partido ultra, que quería elevar sus opiniones al rango de dogmas y sobre todo destruir toda escuela de pensamiento diferente del suyo».

  59. Carmelo .
    Carmelo .

    Nunca dije que no me gusta Chesterton .Pero no creo que trato el Papa de su época como trata Ud a Francisco .

    Pero si Ud, no cree en el mandato que recibió Pedro , y no cree que es la Piedra sobre la cual edificó Jesús su iglesia , si ud no cree en el Fundamento de la Iglesia , y no cree que » las puertas del infierno no prevalecerán «, si no cree todo eso el problema lo tiene Ud…. Si su único dogma es que el Papa fue elegido por una pseudo mafia de San Gallo evidentemente que eso multiplica su problema .

    La Iglesia sin Pedro , es la misma que la de Lutero .

  60. ¿Cree infovaticana que hace algo con entretener a los católicos mientras muchos mueren y son traicionados? Entre la hombría del cristero de México y un Pío IX que les suelta la mano Uds. han elegido el lugar del triunfador en este mundo. Informan y convencen a la gente que con estar informados ya han hecho algo mientras evitan toda acción, protegen el cambio evitando que se vayan de la iglesia tradicionalistas y conservadores, evitan el cisma y evitan el martirio a costa de la Verdad y de la fe. Uds. no creen en nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles