PUBLICIDAD

“La actitud de los obispos hacia el papa tiene que ser colegial y fraterna, no servil”

|

Mons. Athanasius Schneider, obispo auxiliar de Astaná, Kazajistán, y uno de los tres firmantes originarios de la Profesión sobre las verdades inmutables, respuesta a Amoris Laetitia y a la aprobación oficial del Papa Francisco que concede la Sagrada Comunión a algunos católicos “divorciados que se han vuelto a casar”, ha sido entrevistado por Rorate Caeli después de la publicación del documento.

RORATE CAELI (RC): Excelencia, usted lleva muchos años en primera línea en el restablecimiento de la liturgia tradicional. Ahora el arzobispo Peta, el arzobispo Lenga y usted se han posicionado pública y contundentemente en defensa del matrimonio tras Amoris Laetitia. ¿Por qué han decidido que ya había llegado el momento de responder?

ARZOBISPO ATHANASIUS SCHNEIDER (AS): Tras la publicación de Amoris Laetitia, diversos obispos y conferencias episcopales empezaron a publicar directrices “pastorales” concernientes a los llamados “divorciados que se han vuelto a casar”. Hay que decir que, para un católico, no hay divorcio porque un vínculo sacramental válido de un matrimonio ratificado y consumado es totalmente indisoluble; incluso el vínculo de un matrimonio natural es, de por sí, también indisoluble. Además, para un católico, hay un solo matrimonio válido cuando el cónyuge legítimo sigue vivo. Por lo tanto, uno no puede hablar de un “segundo matrimonio” en este caso.

La expresión “divorciado y vuelto a casar” es, en consecuencia, falaz y engañosa. Como la expresión ya se ha convertido en algo tan habitual, la utilizamos entre comillas y con la aclaración los “llamados”. Las directrices pastorales mencionadas anteriormente conciernen a los llamados “divorciados que se han vuelto a casar” –normas que esconden una retórica que roza el sofisma– y prevén, en última instancia, la admisión de “los divorciados que se han vuelto a casar” a la Sagrada Comunión, sin la exigencia de la condición indispensable y establecida de manera divina de no violar el sagrado vínculo del matrimonio a través de una relación sexual con una persona que no es el cónyuge legítimo. Este proceso de reconocimiento implícito del divorcio en la vida de la Iglesia ha alcanzado un momento crítico cuando el Papa Francisco ordenó publicar en las Acta Apostolicae Sedis su carta de aprobación de las directrices publicadas por los obispos de la región pastoral de Buenos Aires.

Esta acción fue seguida por una declaración según la cual esta aprobación pontificia pertenecería al Magisterio auténtico de la Iglesia. En vista de que estas directrices pastorales contradicen la Revelación divina con su desaprobación total del divorcio, y contradicen también la enseñanza y la práctica sacramental del Magisterio ordinario y universal infalible de la Iglesia, nos sentimos obligados en conciencia, como sucesores de los Apóstoles, a elevar nuestra voz y reiterar la inmutable doctrina y práctica de la Iglesia respecto a la indisolubilidad del matrimonio sacramental.

RC: La Conferencia episcopal de Kazajistán, ¿ha emitido oficialmente una interpretación de Amoris Laetitia? ¿Piensa hacerlo o esta carta significa que la Conferencia episcopal cree que Amoris Laetitia no puede ser comprendida de manera ortodoxa o que es de alguna manera compatible con el Catecismo, la Escritura y la Tradición?

AS: El texto de la “Profesión de las verdades” no es un documento de la Conferencia episcopal de Kazajistán, sino el documento de los obispos que lo han firmado. Nuestra Conferencia episcopal no considera que sea necesario emitir directrices pastorales como una interpretación de AL. Aunque en nuestra sociedad la plaga del divorcio está muy difundida como consecuencia de 70 años de materialismo comunista y también tenemos en nuestras parroquias casos de los llamados “divorciados que se han vuelto a casar”, los mismos “divorciados que se han vuelto a casar” no se atreverían a pedir ser admitidos a la Sagrada Comunión, dado que la conciencia de pecado está, gracias a Dios, muy arraigada en las almas e, incluso, en la sociedad civil.

En nuestro país la gente comete pecados, como en todas partes, pero sigue siendo consciente que un pecado es un pecado y, por lo tanto, para estos pecadores hay esperanza de conversión y misericordia divina. Para nuestra gente –e incluso para los “divorciados que se han vuelto a casar” entre ellos–, sería como un tipo de blasfemia pedir el acceso a la Sagrada Comunión mientras conviven con una persona que no es el cónyuge legítimo. Por lo tanto, nuestra Conferencia episcopal no vio la necesidad de publicar directrices relevantes.

RC: Hemos visto que se han enviado al Papa los famosos dubia y también una corrección filial, firmada principalmente por laicos. No han recibido respuesta. Sin embargo, muchos sienten que Francisco, de alguna manera, ya ha respondido cuando ha apoyado oficialmente las aparentemente heréticas directrices de los obispos de Buenos Aires a los divorciados que se han vuelto a casar y que siguen conviviendo. ¿Debemos seguir esperando algo más de Francisco sobre esta cuestión?

AS: Las directrices de los obispos de Buenos Aires no expresan directamente una herejía. Sin embargo, permiten en casos individuales de “divorciados que se han vuelto a casar” recibir la Sagrada Comunión a pesar de que no quieren cesar las relaciones sexuales con su pareja no conyugal. En este caso, dichas directrices pastorales niegan, en práctica, y por lo tanto, indirectamente, la verdad revelada divinamente a través de la indisolubilidad del matrimonio. Lo triste es que el Papa aprobó dichas directrices y, al hacerlo dio, en mi opinión, directamente una respuesta al primer punto e, indirectamente, a los otros cuatro de los dubia. Sólo podemos esperar que a través de nuestras peticiones, oraciones y sacrificios, el Papa Francisco pueda responder de la manera más inequívoca posible los cinco puntos de los dubia, según la enseñanza pertinente del Magisterio infalible ordinario y universal.

RC: El peligro para los fieles es evidente no sólo desde la promulgación de Amoris Laetitia, sino desde las discusiones en los sínodos. La confusión que todo esto ha causado no puede ser cuestionada. Sin embargo, del mismo modo que los principios de Humanae Vitae se reafirmaron debido al tiempo que necesitó para ser publicada, ¿es demasiado tarde ahora para detener el daño, sobre todo cuando el Papa ha dado oficialmente permiso para que algunos divorciados que se han vuelto a casar reciban la Sagrada Comunión?

AS: Debemos tener en cuenta que la Iglesia no está en nuestras manos; tampoco en las manos del papa, sino que está en las manos todopoderosas de Cristo y, por lo tanto, no podemos decir que es tarde para detener este daño. Podemos aplicar la siguiente afirmación de San Pablo a nuestra situación dentro de la Iglesia: “Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” (Rm 5, 20). Dios ha permitido esta extraordinaria y actual confusión moral y doctrinal en la Iglesia para que, después de la crisis, la verdad brille aún más y la Iglesia sea espiritualmente más hermosa, sobre todo en los matrimonios, las familias y los papas.

PUBLICIDAD

RC: Hace un año que oímos que una corrección formal de los cardenales es inminente. Sin embargo, no llega. ¿A qué cree usted que se deba esta demora?

AS: Ante el actual eclipse parcial y temporal de la función del Magisterio papal concerniente concretamente a la defensa y la aplicación práctica de la indisolubilidad del matrimonio, los miembros de los colegios episcopal y cardenalicio tienen que asistir al papa en su deber magisterial a través de la profesión pública de las verdades inmutables del Magisterio ordinario y universal, es decir, lo que todos los papas y todos los obispos de todos los tiempos han enseñado en lo que atañe a la doctrina y la práctica sacramental del matrimonio.

RC: Si un cierto número de cardenales presenta una corrección formal y Francisco sigue aprobando oficialmente las conferencias episcopales que permiten el acceso a la Sagrada Comunión de algunos divorciados que se han vuelto a casar, ¿qué pasará?

AS: Desde los primeros siglos, existe el siguiente principio de la doctrina tradicional católica: “Prima sedes a nemine iudicatur”, es decir, la primera cátedra episcopal de la Iglesia (la cátedra del papa) no puede ser juzgada por nadie. Cuando los obispos le recuerdan respetuosamente al papa la verdad y disciplina inmutable de la Iglesia, no están juzgando la primera cátedra de la Iglesia, sino que se están comportando como compañeros y hermanos del papa. La actitud de los obispos hacia el papa tiene que ser colegial y fraterna, no servil, y siempre sobrenaturalmente respetuosa, tal como subraya el Concilio Vaticano II (especialmente en los documentos Lumen Gentium y Christus Dominus). Debemos seguir profesando la fe inmutable y rezar aún más por el papa; sólo Dios puede intervenir y lo hará, indudablemente.

RC: ¿Qué quiere decir Su Excelencia al típico católico, que va a misa pero no sigue la política de la Iglesia como hacen los lectores de Rorate, al católico casual que desde hace años escucha el Pontífice afirmando distintas cosas confusas, cosas que parecen contrarias (esperemos) a lo que se les ha enseñado durante toda su vida? ¿Y qué tienen que responder los católicos serios cuando, una vez tras otra, son acusados por los modernistas de ser “más católicos que el papa”?

AS: Primero, esos fieles deben seguir leyendo y estudiando el inmutable Catecismo y, sobre todo, los grandes documentos doctrinales de la Iglesia. Estos documentos son, por ejemplo, los decretos del Concilio de Trento sobre los sacramentos; las encíclicas Pascendi, de Pío X; Casti Connubii, de Pío XI; Humani Generis, de Pío XII; Humanae Vitae, de Pablo VI; el Credo del Pueblo de Dios, de Pablo VI; la encíclica Veritatis Splendor, de Juan Pablo II y su exhortación apostólica Familiaris Consortio. Estos documentos no reflejan una opinión personal y momentánea de un papa o un sínodo pastoral. Reflejan y reproducen el Magisterio infalible ordinario y universal de la Iglesia.

Segundo, deben tener en cuenta que el papa no es el creador de la verdad, de la fe y de la disciplina sacramental de la Iglesia. El papa y todo el Magisterio “no está sobre la palabra de Dios, sino que la sirve, enseñando solamente lo que le ha sido confiado” (Concilio Vaticano II, Dei Verbum, n. 10). El Concilio Vaticano II enseñó que el carisma del ministerio de los sucesores de Pedro “no implica que enseñen una nueva doctrina, sino que, con la ayuda del Espíritu Santo, custodien religiosamente y expongan fielmente la revelación o depósito de la fe transmitida por los apóstoles” (Pastor Aeternus, capítulo 4).

Tercero, el papa no puede ser el centro de la vida diaria de fe de los fieles católicos. El centro debe ser Cristo. De lo contrario, nos convertimos en víctimas de un “papacentrismo” insano, de una especie de “papalatría”, una actitud que es ajena a la tradición de los Apóstoles, de los Padres de la Iglesia y de la gran tradición de la Iglesia. El llamado “ultramontanismo” de los siglos XIX y XX ha alcanzado la cima en nuestros días y ha creado un “papacentrismo” y una “papalatría” insanos. Pongo sólo un ejemplo: al final del siglo XIX hubo en Roma un famoso monseñor que llevó varios grupos de peregrinos a las audiencias papales. Antes de que entraran y oyeran al papa, les decía: “Escuchad atentamente las palabras infalibles que saldrán de la boca del Vicario de Cristo”. Seguramente, una actitud como ésta es una clara caricatura del ministerio petrino y es, a la vez, contraria a la doctrina de la Iglesia. Sin embargo, incluso ahora, no son pocos los católicos, sacerdotes y obispos que muestran tener, fundamentalmente, la misma actitud caricaturesca hacia el sagrado ministerio del sucesor de Pedro.

La verdadera actitud que hay que tener respecto al papa según la tradición católica es de una sana moderación, inteligente, lógica, con sentido común, con espíritu de fe y, desde luego, con una devoción sincera. Sin embargo, todas estas características tienen que estar en una síntesis equilibrada. Esperamos que tras la actual crisis de la Iglesia lleguemos a tener una actitud más equilibrada y sana hacia la persona del papa y su ministerio, sagrado e indispensable para la Iglesia.

Publicado originalmente en Rorate Caeli. Traducción de Helena Faccia para InfoVaticana

44 comentarios en ““La actitud de los obispos hacia el papa tiene que ser colegial y fraterna, no servil”
  1. Ni colegial ni fraterna. Sencillamente criticona en un tema que ya está zanjado por la Iglesia. Por lo demás el Catecismo no es “inmutable” en sentido estricto. Basta comparar el de San Pio V y el actual. La “papolatría” está en algunos sectores empecinados contra Francisco. Lo que con gran imprudencia realiza este Obispo es fomentar un estado de opinión pública en internet. Ese estado comprenderá al próximo Papa y nada bueno resulta para la comunión eclesial.

  2. Ricardo,
    Dime en algún punto en el que cambie el catecismo de San Pio V y el actual. No cambian en nada, salvo en la forma de expresar y explicar las cosas. Básicamente se sigue diciendo lo mismo, pero con otro lenguaje. En Amoris no es así. Como el Papa no se ha expresado ex-catedra, el debate sigue abierto, y los obispos pueden opinar en conciencia. Es tremendo que la defensa de la verdad se considere imprudencia. Hace mucho tiempo que en la Iglesia no existe la comunión eclesial. Decir otra cosa es ingenuidad o hipocresía. Pensar que una búsqueda de la verdad es una rebelión, cuando a Juan Pablo II y a Benedicto XVI, e incluso a Pablo VI con la Humanae Vitae les dijeron de todo y les desobedecieron abiertamente, me parece simplemente repugnante.

  3. Andreas Laun, obispo de Salzburgo y último adherente, por ahora, dice estar en buena compañía :
    «E’ vero, ho firmato anche io. Nella storia ci sono state altre critiche fatte ai pontefici e non sarà l’ultima. Conoscevo personalmente i cardinali Meisner e Caffarra e la loro competenza in materia. Anche se ora non ci sono più diciamo che sono in buona compagnia».

  4. Corregir al que se equivoca y aclarar y reafirmar las enseñanzas de la Iglesia no es ninguna crítica, es deber de todo cristiano y una obra de misericordia.

  5. Ricardo,
    Ni siquiera realmente. En el Vaticano II se profundizó y se amplió el conocimiento de lo que era la Iglesia, pero en ningún momento cambió. Te equivocas.

  6. Con el paso de los años, la madurez de la Iglesia, las aportaciones teológicas, la sabiduría de los santos y la asistencia del Espíritu Santo, la Iglesia va profundizando en la única y completa verdad revelada en el Evangelio. Pero esa verdad no cambia. Y cambian el lenguaje y los contextos culturales, claro, pero no la verdad, no el contenido de la revelación custodiado durante 2000 años por la Iglesia, a veces con grandes debates doctrinales.

  7. La Consitución Pastor Aeternus no es del Vaticano II sino del Vaticano I. Uno afirma arriba que Catecismo “no es eterno”. Claro, hay varias ediciones y ha habido uno del Concilio de Trento y el actua, pero la doctrina fundamental que contien sí es eterna, pues explica el Credo, Los sacramentos, la Moral y la Oración de acuerdo con la revelación divina expresada en la Sagrada Tradición y la Sagrada Escritura, Creo que eso es lo que quería decir Mons. Schneider. Además, se nota que es una persona con una excelente formación teológica.

  8. Y un tema como este, me temo que nos va a costar mucho aclararlo. No porque esté oscuro, sino porque alguien se ha empeñado en oscurecerlo. El pobre Tomás Moro ya murió por esto. Quizá se necesite un concilio, no lo sé. Pero con una cartita privada colgada en una web, por mucho que sea la del Vaticano, no se zanja algo así. El Papa se va a tener que mojar algo más.

  9. Estupefacta: Estas profundamente equivocada si insistes que la concepción de la Iglesia no varió con el Concilio Vaticano II. Es como sostener que no hubo cambios en la concepción del matrimonio en el Derecho Canónico. Para el Código de Derecho Canónico el matrimonio era “el remedio de la concuspicencia” en cambio para el Código de 1983 otra cosa completamente distinta. No digamos nada en la concepción de los laicos como Pueblo de Dios.
    Por lo demás , eso de la “cartita privada” pone de relieve que no conoces en absoluto las fuentes del Derecho Canónico. Se trata de un acto pontificio que tiene todo el valor y el peso de tal. No se trata de una “cartita” de felicitaciones; si ves la cosas así es natural que estés Estupefacta.

  10. Se acusa a la exhortación AL de ser ambigua, y lo que es más grave, de ser calculadamente ambigua. No es así. Lo que pone sobre el tapete no es cierta laxitud hacia las relaciones extramatrimoniales sino algo que se discutió en las sesiones previas al Sínodo. Fue la CTI la que habló sobre la inconveniencia del uso de la Ley natural como un catálogo de normas previas ante cualquier acto moral. La discusión de fondo respecto a AL es la delimitación o cuestionamiento sobre los límites de la conciencia moral individual. Hasta donde puede llegar el juicio de la razón práctica sin quedarse al margen de la Fe ni caer en el puro racionalismo. Para eso es necesario descubrir cuáles son aquellos hechos que permiten distinguir, razonablemente, en qué punto se encuentra cada uno cuando toma una decisión en conciencia. Una pareja cree, en conciencia, que su matrimonio fue nulo pero por el bien de los hijos se mantiene unida hasta que crezcan ¿pueden seguir manteniendo relaciones conyugales?

  11. Perdona, Ricardo, pero no. El código de derecho canónico no tiene nada que ver con el catecismo. E insisto en que no cambió. Decir que el matrimonio es “remedio de la concupiscencia” ni quita ni pone a la definición de matrimonio, parece mentira que os guste tanto confundir. Los laicos como Pueblo de Dios es algo paulino. Y en efecto, era una cartita privada que se ha colgado en la web. Es un acto pontificio que tiene el valor que tiene: cartita privada. La prueba es que el pontífice no ha querido dar una respuesta oficial a las Dubia, por lo que sea. Pero el hecho es que él es muy consciente de los pasos que da, y no quiere ir más allá de la cartita privada. Sus razones tendrá que yo no conozco, pero las cosas son como son.

  12. Escuchada la opinión del 0,136% de los obispos solo queda pensar que hará muy poco daño por san tan pocos y alejados.
    Mi solidaridad con los fieles kazajos tan mal pastoreados.

  13. Hugo, un 0’136 de gente santa y entregada en una zona insoportable a la que nadie quiere ir. Tampoco son mayoritarios los fieles mártires, pero son los que valen. Los alemanes, esos sí que pastorean bien, que tienen mucha pasta, ¿no?

  14. No creo que estos pocos exijan el impuesto religioso para dar sacramentos, mientras acumulan miles de millones en plan codicioso. Eso es lo que mola, un cura, un obispo con una pensión de 600.000 euros.

  15. No sé como algunos cristianos de dejan llevar todavía por estadísticas mundanas. Como si el testimonio de la verdad estuviera reducido a la opinión de la mayoria. Es de admirar el valor y la gallardía de estos obispos que son sometidos a un excarnio y humillaciones de las más dolorosas, solomente por defender la santidad del matriminio, la Eucaristía y la penitencia. Definitivamente estoy muy de acuerdo con el artículo: “Una Iglesia rica para los ricos”. Yo soy de venezuela, y vivo el carne propia las falacias del comunismo. Como en nombre de los pobres, se hace una “política o pastoral” para los ricos, para élites. Estan propuestas: comunión a divorciados, Emigrantes ect. no son los temas de las periferias (kazajistan) sino de las Iglesias ricas y bruguesas (Alemania).

  16. La misericorditis tiene los días contados. Es más falsa que Judas, un fraude. ¿ A quienes pretende engañar ? ¿ A los lejanos, que ven las rebajas de primavera como patéticas, cuando no hilarantes ? ¿ A los cercanos, que tenemos la suficiente formación como para darnos cuenta del terrible fraude de prometer un cielo para todos sin necesidad de conversión ? ¡ Juan Pablo II tenía que haber hecho caso a Kolvenvach, que lo conocía de sobra !

  17. Filemón,
    Si crees que tu matrimonio es nulo, pides la nulidad. Hoy en día la consigue todo el mundo. Y mientras la pides y te la conceden y regularizas tu situación, por amor y respeto a Dios te abstienes de comulgar, y a vivir que son dos días ¿Cuál es el problema? No es eso lo que se está discutiendo. El problema de Amoris es que es exactamente igual que tu comentario: farragoso y confuso. Y mezcla los temas. Cuando yo leí la famosa nota al pie sobre la conciencia moral, no sabía si iba en serio o era un chiste de los hermanos Marx. El problema es que ya no se sabe cuál es el criterio para decidir si uno está en pecado mortal o no. Y el problema es que se niega la ayuda de la gracia divina, porque parece que una circunstancia compleja puede ser absoluto eximente moral. Como la película Silencio. Niega que se pueda ser heroico en la práctica de la Fe, o eso parece, porque tampoco está claro, y todo es confuso.

  18. Por otra parte, un Sínodo es un Sínodo. Lo definitivo es lo que se dice en el Sínodo, no los cuatro que preparan el Sínodo. Y las conclusiones del Sínodo se falsearon y manipularon para que pareciera que era lo que no fue. Vamos, todo clarísimo, clarísimo ¿Cómo se nos puede ocurrir decir que algo es confuso? ¡Qué dislate!
    El hecho es que si reducimos todo a la conciencia subjetiva, no necesitamos para nada al Papa. Nos ahorramos el óbolo de San Pedro y tan contentos. Yo me hago pastorcilla de mi misma, y me ahorro la prédica petarda de los domingos, pasar por el confesionario y obedecer a nadie. Si se trata de eso, me apunto ya, pero que me lo expliquen clarito: sí o no.

  19. Estufecta: Lo ignoras todo del Derecho Canónico. A todo el que lo solicita no se le concede la nulidad. Si así fuera la Iglesia hubiera establecido el divorcio católico.

  20. Estupefacta, pensaba que estabamos hablando de la AL y la comunión a los divorciados vueltos a casar y no del retiro y la pensión de los obispos.
    En cuanto a eso de que nadie quiere ir, estos 3 arribistas, con tal de vestir la púrpura irían a la antártida si hubiera allí un obispado vacante.
    Y lo mismo acaban allí pastoreando a los pingüinos.
    Rezo por ello.
    Por cierto Estu, en este caso se cumple la rara condición. Pobre cantidad y pobre calidad. Lo tienen todo.

  21. Respecto al comentario de Ricardo Blaine “en un tema que ya está zanjado por la Iglesia”.
    Solo un favor, no des opiniones a nombre de la iglesia, por que la iglesia la formamos todos los bautizados, y hay diferentes opiniones.

  22. Ricardo,
    Solo veo lo que pasa a mi alrededor. Teóricamente no han establecido el divorcio católico, en eso estoy de acuerdo. Pero se ve que todo aquel que pide la nulidad a mi alrededor tenía sólidas razones para declarar nulo su matrimonio, porque se la han dado a todos.
    Hugo, por desgracia, tiene mucho que ver la pensión de según qué obispos y cardenales con la comunión de los divorciados vueltos a casar. Por cierto, no sabía que conocías tan de cerca a los tres obispos y que te gusta vivir a 40 bajo cero con calefacción colectiva y dictador en un país musulmán. Postúlate como obispo de Kazajistán que te hacen un hueco seguro.

  23. Come possiamo vedere questa apostasia oggi è presente in modo forte nella Chiesa. Sia a livello teologico (e quindi la negazione della Verità per dare ampio spazio al relativismo), sia a livello morale (Lgbt che impera nella neochiesa). La neochiesa si vuole sostituire alla Vera Chiesa. Alla Parola di Dio si vuole sostituire l’Amoris Laetitia, che ce la rifilano in ogni modo, e ci manca poco che alla Messa domenicale si sostituisca il Vangelo con un brano di AL. Poi, guai a contraddire l’opera di Bergoglio, Chi lo fa viene letteralmente sbranato. Perché AL è il nuovo vangelo della neochiesa. Per “uomo iniquo” dunque si intendono tutti coloro dalla testa in giù che hanno interesse a divulgare la menzogna.
    Fra Cristóforo en Chiesa e post concilio.

  24. Estupefacta
    Tu dices ….
    ” Pero se ve que todo aquel que pide la nulidad a mi alrededor tenía sólidas razones para declarar nulo su matrimonio, porque se la han dado a todos. “…
    Tengo un montón de conocidos que tienen algunas dificultades para unos temas de ” nulidad ” . Te los voy a mandar , porque parece que para los que viven a tu alrededor es mucho más facil .

  25. La neoiglesia de la misericorditis que recorta el evangelio, mutilándolo de todos los pasajes que nos hablan de conversión e infierno; que recorta los mandamientos, derogando el 6º y el 9º; que utiliza a los pobres para profanar iglesias, convertidas en comedores y evacuatorios; que introduce el divorcio por la puerta de atrás, la de la comunión a los divorciados adúlteros; que no condena el pecado, por lo que deja al pecador en la miseria; que absuelve sin arrepentimiento ni propósito de la enmienda; que sólo habla de puentes, de conversión ecológica, de islam religión de paz, de Lutero testigo de la fe, de Buda tiene mucho que enseñar, de inclusión de quienes no se quieren incluir y de persecución de católicos, por su rigidez, está abocada al más estrepitoso fracaso por una sencilla razón : No es la Iglesia que fundó Jesucristo sino una trágica caricatura.

  26. Ahí se informa Echenique y sus correligionarios …….

    ” Desde diciembre de 2013, cientos de sitios web difundieron un bulo/hoax/noticia falsa que atribuía al Papa Francisco insólitas declaraciones sobre el infierno, el Génesis, las religiones e incluso daban cuenta de la celebración un tercer Concilio Vaticano.

    La confusión comenzó cuando periodistas y medios de comunicación de todo tamaño y prestigio difundieron como válido un artículo publicado en el blog de sátira política DIVERSITY CHRONICLE que inventó las declaraciones que el Pontífice nunca ha pronunciado.

  27. Me llama la atención lo que dice Rafael sobre el Obispo Schneider .
    El Obispo Schneider , estuvo en Argentina hace unos meses , invitado por un grupo de ” católicos “( ????) cuya fama es su hostilidad visceral y vergonzosa hacia su compatriota el Santo Padre Francisco.

  28. No se puede hacer mejor definición de la situación que la que efectúa el amigo Echenique. ¡Qué a gusto se está con los fieles Católicos amantes de la exigencia moral y no de las rebajas en los mandatos de Nuestro Señor, seamos 7 o 77.000.000.000!. Ya pueden Ricardito Cantiduvi Cantimañani, Hacen Putsch y Lindo Pulgoso ir a discernir sobre sus vivencias futuras (y no sé si pasadas y presentes) en la tranquilidad de que siempre encontrarán excusitas de muñequita de Famosa-Francisca para qmeterla a siniestro (porque a diestro no la meten).

  29. Conozco esa cita del infierno de hace ya 4 años, primera y última de este pontificado, pero es un infierno sólo para los mafiosos, incluídos los de san gallen, me imagino. También cita al diablo, incluso con frecuencia, pero es un diablo de juguete, que ya ni se molesta en tentarnos, pues no tiene más remedio que acompañarnos al cielo para todos, menos para los católicos, por su rigidez.

  30. 1.- Satanás el seductor

    “Satanás siempre trata de destruir al hombre: aquel hombre que Daniel veía allí, en la gloria, y que Jesús decía a Natanael que vendría en la gloria. Desde el inicio la Biblia nos habla de esto: de esta seducción para destruir, de Satanás” (Homilía en Santa Marta 29/09/2014)
    2.- Las tentaciones del demonio

    “También nosotros somos objeto del ataque del demonio, porque el espíritu del mal no quiere nuestra santidad, no quiere el testimonio cristiano, no quiere que seamos discípulos de Jesús. ¿Y cómo hace el espíritu del mal para alejarnos del camino de Jesús con su tentación? La tentación del demonio tiene tres características y nosotros debemos conocerlas para no caer en las trampas. ¿Cómo hace el demonio para alejarnos del camino de Jesús? La tentación comienza levemente, pero crece: siempre crece. Segundo, crece y contagia a otro, se transmite a otro, trata de ser comunitaria.

  31. 3.- El demonio siembra envidia y celos

    “Es triste cuando en una familia los hermanos no se hablan por una tontera, porque el diablo, de una tontera hace que se vuelva un mundo. Luego, tantas veces las enemistades duran muchos años. Y se destruye esa familia: los padres sufren porque los hijos no se hablan, o la esposa de un hijo no habla con el otro… Celos, envidias… Esto lo siembra el diablo” (Santa Misa en la parroquia romana de San Miguel Arcángel en Pietralata, 09/02/2015)
    4.- El demonio y el dinero

    “Lo repito yo: ¡el dinero es el estiércol del diablo! Cuando el dinero se vuelve un ídolo, controla las decisiones del hombre y entonces lo arruina y lo condena” (Encuentro con la Confederación de cooperativas italianas, 28 de febrero de 2015)

  32. 5.- El diablo nos lanza flechas encendidas

    “Sin fe no se puede ir adelante, no se puede defender la salvación de Jesús, necesitamos el escudo de la fe, porque el diablo no nos tira flores, sino flechas encendidas, para asesinarnos. Tomen el casco de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. Y a elevar constantemente toda clase de oraciones y súplicas, animadas por el Espíritu” (Homilía en Santa Marta, 30 de Octubre de 2014)
    6.- Aprender a luchar contra el demonio

    “El príncipe de este mundo, el diablo, no quiere nuestra santidad, no quiere que sigamos a Cristo. Algunos de ustedes, quizás, no lo sé, podría decir: «Pero Padre, que antiguo es usted: hablar del diablo en el siglo XXI». Y no debemos ser ingenuos, ¿eh? Debemos aprender del Evangelio como se lucha contra el demonio” (Homilía en Santa Marta, 11 de Abril de 2014

  33. 7.- No confundir la presencia demoníaca

    “En aquel tiempo se podía confundir una epilepsia con la posesión del demonio; ¡pero es también cierto que existía el demonio! Y no tenemos derecho a simplificar tanto las cosas, diciendo: “Todos estos no estaban endemoniados; eran enfermos psíquicos”. ¡No! La presencia del demonio está en la primera página de la Biblia y la Biblia acaba también con la presencia del demonio, con la victoria de Dios sobre el demonio.” (Homilía en la Capilla de Santa Marta, 10 de Octubre de 2013)
    8.- ¡Cuidado con hacer tratos con el demonio!

    “San Pedro lo decía: “Es como un león feroz, que gira a nuestro alrededor”. Es así. “¡Pero, Padre, usted está un poco anticuado! Nos asusta con estas cosas…” No, ¡yo no! ¡Es el Evangelio! Y esto no son mentiras: ¡es la Palabra del Señor! Pidamos al Señor la gracia de tomar en serio estas cosas. Él ha venido a luchar por nuestra salvación. ¡Él ha vencido al demonio! ¡Por favor, no hagamos tratos con el demonio! .

  34. 8.- ¡Cuidado con hacer tratos con el demonio!
    (Homilía en la Capilla de Santa Marta, 10 de Octubre de 2013)
    9. El demonio existe, no es un mito
    ” (Homilía en Santa Marta, 30 de Octubre de 2014)
    10.- El demonio no quiere nuestra santidad
    (Homilía en Santa Marta, 11 de Abril de 2014)
    11.- El demonio es astuto y busca dividir
    (Mensaje a la Asociación Nacional de Exorcistas, 27 de octubre de 2014)
    12.- Saber defender de los ataques del diablo
    (Homilía en Santa Marta, 10 de Octubre de 2014)
    13.- El diablo nos distrae con placeres pasajeros
    (Santa Misa en el Rizal Park de Manila, 18 de enero 2015)
    14. Arrepiéntanse o los perros del infierno beberán su sangre
    ” (Homilía en Santa Marta, 27 de junio de 2014)
    15.- Aún tienen tiempo de cambiar y no terminar en el infierno
    (Vigilia de oración con familiares de víctimas inocentes de las mafias, 22 de marzo de 2014)
    ¿Qué dirán ahora los que siguen promoviendo el falso mensaje del Papa afirmando que él había dicho que no existía el infierno

  35. ¿Qué dirán ahora los que siguen promoviendo el falso mensaje del Papa afirmando que él había dicho que no existía el infierno o el demonio?

    Etcétera………………..

  36. Muy Bueno Lindor es el dios de los fundamentalistas y fanáticos. ¿Te imaginas una Iglesia con esta gente? Un catolicismo a la Echenique??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles