PUBLICIDAD

El otro escándalo de Maradiaga: El catolicismo desaparece en Honduras

|

Mientras Maradiaga se defiende vagamente de las acusaciones de haberse llevado medio millón al año de la universidad, el verdadero problema provocado por el purpurado es la enorme pérdida de credibilidad de la Iglesia en uno de los países más pobres del mundo.

En Religión Digital no solo conocen la verdad verdadera del escándalo financiero que salpica al hondureño Cardenal Óscar Maradiaga, sino que incluso saben por qué se han inventado semejantes infundios: ‘Calumnian al cardenal Maradiaga para atacar al Papa y a sus reformas’.

Sinceramente, tenemos que descubrirnos ante la sagacidad y el esfuerzo en periodismo de investigación de nuestro colega José Manuel Vidal, que no solo sabe a ciencia cierta que las acusaciones contra el arzobispo de Tegucigalpa son falsas -o estaría calumniando a quienes llama ‘calumniadores’-, sino que lee en sus mentes y en el secreto de sus corazones y entiende que es todo un montaje -una conspiración- dirigida contra el Papa «y sus reformas».

¿Cómo lo sabe? Pues porque el acusado ha dicho que no es verdad, y sería insólito que alguien denunciado por un caso tan serio de hipocresía y enriquecimiento desmesurado mintiera para librarse de los cargos, ¿verdad?

No deja de ser curioso, sin embargo, que la noticia lanzada indirectamente contra el Papa procediera de un informe encargado expresamente por el propio Papa a un colega argentino, el obispo Pedro Casaretto, o que contuviera los testimonios incriminatorios de cincuenta personas. Lo que se llama un nutrido ejército de conspiradores.

En InfoVaticana nos hemos limitado a dar cuenta del informe, sin entrar en su veracidad. Puede que el dinero se destinara, como dice Vidal, a los pobres, aunque viendo los datos sobre pobreza en Honduras no parece que haya cambiado demasiado el panorama.

Pero Su Santidad se ha apuntado a la tesis de Vidal y, en conversación telefónica con Maradiaga le ha comentado: «Siento todo el mal que se le ha hecho, pero no se preocupe». Bien, esperemos que, al final, todo hayan sido calumnias, todo tenga una fácil explicación y los cincuenta acusadores hagan examen de conciencia y se arrepientan de sus calumnias.

En cualquier caso, la Iglesia no es una ONG, por más que la labor social sea en ella una consecuencia necesaria y obligada del mensaje evangélico. Puestos a juzgar fríamente la labor del presidente de la Conferencia Episcopal Hondureña y coordinador del Colegio de Cardenales por voluntad del Papa Francisco, tendría si acaso más sentido hacerlo por sus resultados apostólicos, ¿no?

Bueno, el Espíritu sopla donde quiere, y en la tierra de Maradiaga parece que no con mucho fruto. Y es que, como recoge El Heraldo de Honduras, el catolicismo ha menguado en cerca de un tercio -un 29%- en los últimos 17 años, según un estudio del Latinobarómetro realizado entre 1995 y 2014 titulado ‘Las religiones en tiempos del Papa Francisco’.

Hablamos de un país muy mayoritariamente católico en 1996 -el 76% de la población- en el que ya en 2013 la fe católica había dejado de ser mayoritaria en términos absolutos, al alcanzar solo un 47% de la población. La palabra que viene a la mente ante estas cifras es ‘cataclismo’.

Honduras es uno de los cuatro países latinoamericanos tradicionalmente católicos en los que la fe romana ha perdido la mayoría, junto a Guatemala, Nicaragua y Uruguay. En el caso que nos ocupa, el testigo lo recogen las sectas evangélicas.

Nos atrevemos a aventurar que la extrema politización de sectores clericales católicos en la última generación -la llamada Teología de la Liberación- ha dejado huérfano de verdadera religiosidad a una base popular a la que, por otra parte, tampoco se le ha liberado de la pobreza. O quizá, en el caso de los hondureños, se trate de que hay demasiados ex fieles que tienen de Maradiaga y sus acólitos la misma deplorable opinión que los calumniadores citados en el informe de Casaretto.

PUBLICIDAD

20 comentarios en “El otro escándalo de Maradiaga: El catolicismo desaparece en Honduras
  1. Lo más triste es que todos estos escándalos no afectan sólo a Maradiaga. Eso se ve claro. No olvidemos el pedido de George Soros para que se consiguiera el apoyo de Maradiaga en el cambio de paradigmas de la Iglesia Católica. Y todo eso se filtro durante el viaje del Papa Francisco a EEUU, en 2015. La cosa es más complicada de lo que parece, aunque por cierto ya se ve, a simple vista, bastante complicada.

  2. Monseñor Madariaga no tiene la culpa de que cada vez menos hondureños sean católicos. Ser católico es una cuestión de fe, en la Iglesia, en Jesús, y no en Monseñor Madariaga; aunque los hondureños le tienen en una gran estima.

  3. En sudamerica mucha gente está cambiando el cstolicismo por el neoevangelismo. La fe católica es mas intelectual, los evangélicos montan shows emotivos y prometen que la gente triunfará y será rica. -cosa que nunca prometió Jesús-, pero es más facil convencer con un poco de lagrimita y prometiendo poder y riqueza, el problema aquí no es ni el cardenal Madariaga ni el catolicismo en sí, el problema es que el hombre no es un animal racional si no más bien un animal emocional, para la gente resulta mas atractivo un show emotivo con final feliz, como una telenovela, que repetir el rosario cincuenta millones de veces,

  4. Pretender recuperar a todos esos fugitivos a base de misericorditis, de comunión para todos, de cielo para todos, de rebajas sinodales, como que suena a rosa gay, a falso, a muy falso. La teología de la liberación les prometió el cielo en la tierra. Sonaba a falso y se marcharon. La iglesia pobre para los pobres tampoco les resulta muy atractiva, pues el reparto de pobreza les va a tocar todavía a menos, máxime cuando algunos se enriquecen con la excusa de los pobres. La misericorditis del Dios te ama y basta dejarse amar es lo más falso que se les puede ofrecer a los hondureños. Quizás si prueban a predicar el evangelio entero, sin los recortes de la misericorditis, quizás hasta aciertan. Probar no cuesta nada y seguro que hasta cuentan con la ayuda del Cielo.

  5. «En InfoVaticana nos hemos limitado a dar cuenta del informe, sin entrar en su veracidad. Puede que el dinero se destinara, como dice Vidal, a los pobres, aunque viendo los datos sobre pobreza en Honduras no parece que haya cambiado demasiado el panorama.» Eso pone el artículo, me gustaría que me dijeran cómo sería posible bajar la pobreza de Honduras con $600,000 al año (menos de 500 mil euros), creo que cantidades así no hacen ni cosquillas al «panorama», son irrisorias ante el índice de pobreza de Honduras, difícil sacar adelante a las personas de su marginación. No manipulemos, dejemos que salga la verdad, se sabe que por éste medio todo lo que se refiera al Papa o sus cercanos serán atacados. Si el Cardenal es culpable que se le juzgue, pero todavía no se le prueba, así que es inocente hasta que se pruebe lo contrario. Dejemos que se dé el debido proceso y no levantemos más chismes de lo que realmente es la verdad.

  6. O sea, que durante el mandato de Maradiaga, un gran porcentaje de católicos dejan de serlo, y el no tiene culpa de nada…simplemente, pasaba por allí…¡Pero, hombre!…no digo que toda la culpa sea suya. Pero de ahí a decir que no tiene ninguna culpa, hay un trecho. Y más, teniendo en cuenta los años que lleva en puestos de responsabilidad en aquella pobre nación.
    Este sujeto purpurado o disfrazado de púrpura y otros como él en Sudamérica están acabando con la fe de muchos católicos. Y sin que nadie se dé por enterado. Según muchos obispos, estamos en plena primavera eclesial después del Concilio. ¿Cómo será el invierno? …Si fuese una empresa, despedirían desde el director hasta el último botones.

  7. La iglesia católica se ha empeñado en construir una gigantesca ONG mundial aséptica y sin ningún tipo de mensaje evangélico. Como no sólo de pan vive el hombre y éste tiene hambre de eternidad y de infinito, los necesitados cogen el pan de la ONG y corren alimentar su espíritu a otros comedores espirituales. También es un gran peligro crear gigantescas ONGs, porque mueven mucho dinero, aparte de los vivales que se meten a cobrar sueldos mensuales, otros araañar algo más que sueldos mensuales, y luego están los que están incapacitados para manejar fondos, no por su maldad si no por estupidez e ignorancia.

  8. El remedio a los males de la iglesia hondureña tampoco va a estar en la misericorditis del fiuturo presente que nos describe Aldo María Valli en su último libro, la mejor radiografía de la misericorditis realizada hasta la fecha.
    L’autore cita tutta una serie di documenti, di encicliche (ovviamente inventate) dai titoli estremamente significativi: la Delenda Doctrina, la Captatio Benevolentiae su come raccogliere approvazione da parte del mondo, la Panem et Circenses sull’Eucaristia per tutti, la Gaudeamus Igitur sul cambio di nome da Chiesa Cattolica a “Chiesa Accogliente”. A tale proposito l’autore propone anche stralci dal Vocabolario della Chiesa Accogliente, un documento che era uscito in allegato a “La Civiltà Cordiale”. Le sugiero otra encíclica : La Abolitionis inferni et Iudici.

  9. Durante el viaje de Bergoglio a USA en 2015 se denuncio que George Soros entrego 650 mil dólares a Maradiaga con el fin de neutrali<zar a obispos que pretendian hablar en contra del aborto y la agenda LGBTIZ.

  10. Y si mejor dejamos que se investigue en tiempo y forma, para luego tener la certeza de poder juzgar si el cardenal Madariaga es inocente o culpable? El Vaticano ya se encuentra investigando el caso, tengamos paciencia! Y por cierto, no coincido con el autor cuando «supone» que la llamada Teología de la Liberación es el único motivo de la grave declinación del número de católicos en Honduras. En toda la centroamérica católica pasa lo mismo, y sin embargo esta teología progresista sólo logró expandirse ampliamente por Nicaragua y en menor medida por Honduras. En países centroamericanos «social y políticamente conservadores» como Guatemala, El Salvador o Panamá también decrecen abismalmente el número de católicos y aumenta sustancialmente el número de protestantes… Y aquí no hay Madariagas ni Teología de Liberación. En Costa Rica también decrece el número de católicos, aunque lo que aumente no sea la proporción de protestantes sino de ateos y agnósticos.-

  11. Y conste, como termina reconociendo el autor de esta entrada, que tanto en Honduras en particular como en otras regiones, la grave declinación del número de católicos es un proceso que se inicia MUCHO ANTES DE 2013. Y para finalizar, y sólo en caso de que en un futuro (esperemos que cercano) la investigación de El Vaticano demostrara en forma fehaciente que el cardenal Madariaga es culpable, recordarles a los lectores del blog que su Eminencia fue creado cardenal por San Juan Pablo II, así que será en vano el intento de «adosarle» este problema al Santo Padre Francisco…

  12. ¿ Que se investigue ? ¿ Por parte de quien ? ¿ De quien ya le ha dicho que le apoya sea cual sea el resultado ? ¿ Te suena la autodenominado mafia de san gallen ? Sus integrantes son de sobra conocidos y en ella están también los números uno y dos de la rica iglesia pobre para los pobres.

  13. La Iglesia en América Latina no tiene un problema de sectas. Sí tiene problema de evangelización y catequesis. He visto en Perú en diócesis donde hay un prograa pastoral que llega a la gente pobre y alejada, las sectas tienen menos entrada. Donde hay malos obispos que se dedican a la política eclesiástica y no promueven la evangelización y la catequesis, además de la obra social, pululan las sectas. ¡Qué liderazgo ha podido dar Madariaga si anda de trotamundos?

  14. JorgeMario ya ha transmitido a la Iglesia la enfermedad del miedo, del informe confidencial y de la puñalada a traición, todo ello con cara amable para los medios públicos y con cara de odio, la real, para dentro de Santa Marta.

    Echenique: lo aliento a seguir denunciando toda esta basura anticristiana,

    un saludo

  15. «MalaDoctrina» (como bien lo llama Ricardo): Ud. también está enfermo de odio, y por si no se ha dado cuenta, ya ha dejado de ser Católico, Apostólico y Romano. Dios lo perdone.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles