PUBLICIDAD

Los obispos denuncian el totalitarismo de las leyes que imponen la ideología de género

gil tamayo
|

La Conferencia Episcopal Española advierte de los intentos de imponer la ideología de género y un “pensamiento único” que ponen en riesgo derechos y libertades fundamentales. 

Los obispos españoles han denunciado que la proposición de ley LGTBI impulsada por Unidos Podemos y admitida a trámite en el Congreso es una “propuesta fundamentalista con visos inquisitoriales” con la que se coartarían libertades fundamentales y se instauraría “una verdadera censura”, excluyendo otras visiones acerca del ser humano distintas de la ideología de género.

Así lo ha manifestado el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José Mª Gil Tamayo, en la rueda de prensa final de la 110ª Asamblea Plenaria, en la que se ha abordado la cuestión del desafío planteado por la ideología de género trasladada a iniciativas legislativas y a proyectos educativos.

Durante esta Asamblea Plenaria, Mario Iceta, obispo de Bilbao y presidente de la Subcomisión de Familia y Vida, ha centrado su intervención en el informe sobre ideología de género y su traslación a proyectos legislativos en España.

Entre estos proyectos legislativos se encuentra la proposición de ley promovida por Podemos- “Proposición de Ley contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales”- que fue admitida a trámite en el Congreso el pasado 19 de septiembre.

El texto de la proposición de ley, elaborado por colectivos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB), fue en su momento duramente criticado por amenazar, entre otros, el derecho a la libertad de expresión razón por la que fue tildada de “ley mordaza”-, el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias convicciones o el derecho a la presunción de inocencia.

‘Ataque frontal a derechos y libertades’

En su comparecencia ante los medios, el portavoz de la CEE ha señalado que el texto de la citada proposición de ley LGTB supone un ataque frontal a una serie de derechos y libertades fundamentales presentada bajo el pretexto de la protección de “minorías que merecen todo el respeto”. Gil Tamayo ha subrayado que la protección de unas minorías no puede llevar consigo la anulación de los derechos y las libertades de los demás.

“Aquí nadie se va a poder mover salvo que confiese, con fe religiosa, la ideología de género, como un postulado del que nadie puede discrepar“, ha advertido.

Los obispos advierten, asimismo, que esta propuesta pone en peligro la libertad de expresión, religiosa, de pensamiento o de conciencia, e invitan las fuerzas políticas y sociales a oponerse a ella “en aras de la libertad y la defensa de los principios democráticos y constitucionales”.

Desde la CEE hablan de ley “totalitaria” y “adoctrinadora” que pretende imponer un pensamiento único y una visión antropológica de género y destacan la obligación de salir al paso de una “iniciativa legal que es perjudicial”.

 

10 comentarios en “Los obispos denuncian el totalitarismo de las leyes que imponen la ideología de género
  1. Pues parece que los obispos españoles sí existen. Tres días después informan hoy de lo acordado en su Asamblea terminada el viernes. ¿Por qué no lo hicieron en su momento? ¿Han tenido enormes tensiones? ¿qué ha sucedido?

    Sobre el maldito “prusés” de la discordia no han dicho nada nuevo. Reproducen parte del sinuoso discurso inaugural del cardenal Blázquez. Pero, y es importante, han suprimido en esta recensión las dos barbaridades que dijo Blázquez. La primera que sólo cabe calificar como mamarrachada: “El orden constitucional es un bien común” Que la dijo con la sinuosa intención de no decir que España es un bien común. En las partes que he escuchado de la conferencia del portavoz Gil Tamayo me parece que elude intencionadamente decir que España es un bien común.

  2. También han suprimido la bomba de relojería de poder que soltó Blázquez: “la conveniencia de reformar o añadir aspectos nuevos en la Constitución para que siempre sea actual” Que es la pretensión de los supremacistas y para la que han hecho el “prusés”, para consagrar en una reforma constitucional su supremacía y dominio sobre todos los españoles. Al menos, lo suprimen en la nota final.

    En la rueda de prensa, a Gil Tamayo le han preguntado si han reprobado el uso de las iglesias para el “prusés”. Sin citarlo, Tamayo se ha referido al caso de la iglesia de Tarragona donde simularon contar votos. Dice que su obispo Jaume Pujol “salió al paso”. Ya vimos cómo, dando un abrazo a ese cura, antes secularizado. Le han preguntado si han reprobado a Novell. Dice que no ha habido nada.

  3. Le han preguntado si por iniciativa de Rouco Varela han tenido una reunión privada para tratar el tema del maldito “prusés” de la discordia. Responde que hay reuniones, que son secretas, que en las actas ni siquiera se pone el nombre de los obispos intervinientes.

    Un apunte sobre un asunto poco conocido pero muy importante:
    “La Conferencia Episcopal estudió los nuevos estatutos del Colegio Español de San José en Roma y aprobó remitirlos a la Congregación para el Clero para solicitar su aprobación definitiva.”

    Con unos u otros estatutos, la cuestión real es si ese colegio donde desde hace un siglo se alojan los eclesiásticos españoles que van a Roma a formarse, o de paso, sirve para tenerlos controlados por parte de los poderes supremacistas. Si va a dejar de suceder.

  4. ¿ Sólo se han centrado en el proyecto de ley de podemos ? ¿ Y las leyes peperas ya vigentes, les parecen estupendas ?
    Los obispos le dejaron sólo como la una al colegio Juan Pablo II, perseguido por la Cifu para dársela de modelna y progre.

  5. ¿Propuesta con visos inquisitoriales? ¡¡¡Hombre, hombre… por favor!!! Que sea la Iglesia Católica quien hable de visos “inquisitoriales” tiene su gracia, ¿Verdad?

    Mecachis. Ustedes querían imponer “su” ideología (de ustedes), y no les dejan. Mecachis. No, señores, ya no vivimos en tiempos de la Inquisición. No, no tienen derecho ustedes a decirle a un homosexual o un transexual que es una especie de monstruo maligno. Lo siento. P-U-N-T-O.

    Transexuales, homosexuales, bisexuales, etc… son personas tan dignas como usted o como yo. Tienen derecho a vivir su vida como les parezca. A pecar todo lo que les de la gana y más.

    Y ustedes, como dice el Papa, no son nadie para juzgarles. Quien tiene que juzgarles ya les juzgará en su momento. A ustedes ni les va ni les viene lo que haga el vecino en su cama. Es cosa suya.

  6. Ángel:

    Repito: Que precisamente la Iglesia Católica hable de comportamientos “inquisitoriales” tiene su gracia. Eso imagino que nadie lo negará, ¿Verdad?

    Su “libertad” para hacer o decir lo que le de la gana, tiene límites, señor mío. ¿Es libre el dueño de un bar de poner un “negros no” en la puerta? ¿Es libre el profesor de una clase de decirle a un niño que sus “mamás” son una aberración o que él no tiene familia?

    ¿De qué estamos hablando, señor mío?

    No deje usted de responder a las preguntas a) y b), se lo ruego. Porque de ESO precisamente es de lo que estamos hablando, ¿Sabe usted? Libertad es una palabra muy usada por unos y otros, pero ¿Qué significa? Porque su libertad, señor mío, acaba donde empieza la mía.

    Y puestos a elegir, gana siempre, SIEMPRE, la libertad de quien está en minoría.

  7. a) ¿Es libre el dueño de un bar de poner un “negros no” en la puerta?

    b) ¿Es libre el profesor de una clase de decirle a un niño que sus “mamás” son una aberración o que él no tiene familia?

  8. Desiderio, te respondo:

    a) No, por supuesto. Vamos, puede hacerlo, pero no debe, y supongo que las leyes le sancionan.

    b) Puede hacerlo, pero también me parece muy mal, y supongo que las leyes también le sancionan.

    ¿Alguien dice en alguna parte “Gays y transexuales no deberían tener los mismos derechos que las demás personas (en tanto que personas”)? Yo no lo conozco.
    Para eso no hace falta ninguna ley. Las nuevas leyes se están proponiendo para IMPONER una posición moral determinada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles