Un colegio católico de Lérida suspende el Belén viviente: ‘No hay nada que celebrar’

|

El centro educativo Mare de Déu de Montserrat ha decidido anular la representación del pesebre viviente. «El 25 aniversario se merece celebrarlo con alegría y felicidad, sin pensar que tenemos gente en prisión, gente que lucha por todo lo que nos representa», aseguran en un comunicado. 

(La Gaceta)- El colegio Mare de Déu de Montserrat de Les Borges Blanques (Lérida) ha decidido anular la representación del pesebre viviente y el concierto de Navidad, que se celebraba cada año por la noche para todas las familias, por la situación política que vive el país y “la escuela catalana”. Consideran que este año “no tenemos nada que celebrar, ya que hay gente en prisión que lucha por todo lo que nos representa”.

“No podemos hacer ver que no pasa nada a nuestro alrededor” y, por tanto, “continuar con las rutinas de un curso normal es engañarnos ante las amenazas y mentiras que se extienden sobre la escuela catalana”, ha expresado el equipo directivo en un comunicado. “Como colegio nos sentimos atacados”, aseguran.

La decisión, tal y como explican, “no ha sido nada fácil”, pero como educadores consideran que “no podemos cerrar los ojos ante lo que pasa en nuestro entorno”.

A continuación, el comunicado que ha emitido el colegio:

Queridas familias,

Este año se conmemora el 25 aniversario de la representación del Pesebre Viviente de nuestro colegio; una efeméride que creemos que se merece una buena celebración.

Desde el colegio ya hace muchos días que damos vueltas a este evento, a la situación del país, en general, y de la escuela catalana, en particular, y pensamos que no podemos hacer como si nada pasara a nuestro alrededor. Continuar con las rutinas de un curso normal es engañarnos ante las amenazas y mentiras que se están extendiendo sobre la escuela catalana.

Como colegio, nos sentimos atacados; nosotros somos escuela catalana y uno de los objetivos prioritarios del Proyecto Educativo del Centro, que puede consultar en la agenda de sus hijos e hijas, es sensibilizarnos por el hecho diferencial catalán y conocer la historia, la cultura y las tradiciones del país, entendiéndolas como parte fundamental de nuestro patrimonio.

Hemos trabajado y trabajamos muy intensamente para el buen funcionamiento de la inmersión lingüística, para enseñar nuestra lengua a todos aquellos que han llegado a nuestro centro procedentes de otros países, porque creemos que es el elemento más potente para fomentar la cohesión social. Pero ahora la amenaza de poder perder todo este esfuerzo parece que se normaliza, que el día a día lo come todo, incluso parece que se normaliza la situación que sufren nuestras instituciones y nuestros representantes.

Por todo ello, y después de haber pensado mucho, hemos decidido anular las actividades de Navidad que abrimos en el exterior. Esta decisión, como se pueden imaginar, no ha sido nada fácil, porque hacía tiempo que pensábamos en esta celebración del 25 aniversario; pero pensamos que, como educadores, no podemos cerrar los ojos ante lo que ocurre en nuestro entorno.

Este año, pues, no tenemos nada que CELEBRAR y, por tanto, no haremos la representación del pesebre viviente, el 25 aniversario se merece celebrarlo con alegría y felicidad; sin pensar que tenemos gente en prisión, gente que lucha por todo lo que nos representa y por más de 40 años de trabajo intenso en las aulas, a fin de integrar todo el alumnado que se incorpora a nuestro sistema educativo.

Los niños y niñas que están cursando P5 y 2º de ESO y que quieran participar en el Belén viviente, lo podrán hacer el próximo curso, en el que celebraremos, Dios mediante, el 25 aniversario. En consecuencia, tampoco haremos el Concierto de Navidad que cada año hacemos por la noche, dirigido a todas las familias de la escuela. El trabajo y la preparación con el alumnado se está haciendo, como siempre, desde las áreas de música y plástica, para que el alumnado debe continuar celebrando la Navidad y las actividades que teníamos previstas, pero lo haremos por la tarde con los alumnos del colegio.

En Educación Infantil y los primeros cursos de Primaria, el Paje Real también pasará por las aulas el día 20 de diciembre por la tarde, para recoger todas las cartas que los niños y niñas hayan escrito a los Reyes de Oriente. 
Esperamos que entendáis y compartir esta decisión que, como ya hemos dicho, no ha sido nada fácil, y deseamos que el próximo curso podamos celebrar el 25 aniversario de nuestro Pesebre Viviente como es debido.

Recibe un cordial saludo,

Equipo directivo

20 de noviembre de 2017

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
3 comentarios en “Un colegio católico de Lérida suspende el Belén viviente: ‘No hay nada que celebrar’
  1. ¡Mare de Déu! ¿Cómo pueden en un colegio católico decir que anulan la representación del nacimiento del Salvador del mundo porque no tienen nada que celebrar, debido a la estancia en prisión de los zelotes que han dado un golpe de estado, poniéndo a Cataluña al borde del desastre económico y social? Con ese comunicado ponen en evidencia hasta donde ha llegado la descristianización y el adoctrinamiento político-secesionista de los escolares en esa comunidad. ¡Que suelten a Barrabás!, parecen estar gritando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles