‘Un niño muerto cada 5 minutos’: la verdad sobre el aborto inunda las calles de Roma

|

En estos días han aparecido en la Ciudad Eterna carteles contra el aborto que denuncian el asesinato de más de 6 millones de bebés no nacidos en los últimos cuarenta años. 

«Un niño muerto cada 5 minutos. Desde 1978, más de 6 millones han muerto a causa del aborto. También recordamos estos muertos». Este es el mensaje contenido en cientos de carteles que aparecieron en estos días en Roma.

Junto a este mensaje que pretende concienciar acerca de la atrocidad del aborto y de los millones de bebés asesinados antes de nacer, la imagen de un bebé en el útero amenazado por una de las herramientas que se utilizan para practicar abortos.

Según recoge el vaticanista Marco Tosatti, se desconoce quién ha impreso estos carteles y quienes son los responsables de que hayan sido pegados en las paredes y espacios del municipio. Una iniciativa que ha recibido rápidamente el aplauso de las organizaciones provida italianas.

«El mensaje es fuerte, pero es la verdad», ha asegurado Toni Brandi, presidente de ProVita Onlus, que ha animado a los autores de la iniciativa a continuar defendiendo el derecho a la vida de los no nacidos y denunciando el aborto.

«Apoyamos esta iniciativa para aumentar la conciencia pública sobre lo que es en realidad el aborto voluntario: asesinatos masivos de niños inocentes en el útero, con muertes horribles», añade este líder provida.

El presidente de ProVita Onlus recuerda que informar a las mujeres sobre la verdadera naturaleza y las consecuencias reales del aborto «no solo honra la verdad, sino que también contribuye a salvar vidas: tanto las de los niños como las de las mujeres involucradas».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
9 comentarios en “‘Un niño muerto cada 5 minutos’: la verdad sobre el aborto inunda las calles de Roma
  1. Esos seis millones comparecerán el día del juicio y acusarán a tantos de pasividad ante tanta muerte ignominiosa. ¡ Y el vaticano sirviendo de altavoz a los abortistas del control de la población puro y duro. ¡ Ayyy Francisco !

  2. FELICITACIONES PARA LOS QUE TUVIERON LA INICIATIVA. POR FIN ALGUIEN O ALGUNOS SE DESPIERTA DE ESTA PESADILLA QUE INVADIO LAS SOCIEDADES OCCIDENTALES SUPUESTAMENTE CIVILIZADAS.

  3. Ritengo utile che nel rito della Santa Messa si includa una preghiera collettiva per i bambini abortiti. Anche loro appartengono alla comunione dei Santi.

  4. El hombre y la mujer que defiendan el aborto basándose en su derecho a defender la libertad de concebir la vida según le guste, es mostrar una actitudd egoista, mezquina, salvaje, asesina, egolatra, cruel,irresponsable … porque hacer tal cosa es vergonzante para la gente de bien que se sabe bien nacida pori ser agradecida a sus progenitores que aportan el cuerpo y a Dios que incorpora el Alma. No se conoce animal en el mundo que interumpa la concepcion de una/as criaturas para preservar su raza y con ello dan una espectacular leccion al ser humano.

  5. Una manifestación como esa, a gran escala, en España no está permitida; sería impensable. Solamente, mientras se reduzca a manifestaciones pancartistas callejeras, aun lo toleran con indiferencia, considerando que los que así se manifiestan solo son una minoría, una opción más sobre un tema tan importantísimo.
    Se trata de la lucha entre dos opciones: La de la libertad de la mujer para elegir si quiere ser madre o quiere serlo, y la vida del feto ( niño hijo suyo, lo quieran o no). Creo que el derecho a la Vida es inalienable y está por encima de todos los demás derechos.
    Un feto, no es un grano ni un tumor que se extirpa y ya está todo solucionado. ¡ Es un ser humano vivo, aunque su vida dependa de la vida de la madre en cuyo seno se está formando ese cuerpecito !. Por tanto, creo que el aborto es un auténtico genocidio del que un día la Humanidad futura se avergonzará.

  6. El aborto es un tributo al mal, mas horrible que puede generarse en el ego y egoismo de la persona que supuestamente le debe proteger y amar. Las personas pueden decidir sobre su cuerpo pero no pueden decidir sobre otra vida, especialmente un ser indefenso el cual la verdadera humanidad debe proteger y garantizar su vida, el derecho a sonreir, a llorar, a soñar, A SER.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles